martes, 31 de marzo de 2020

Mensajito Malvavisco del 30 de marzo


De la canalización en vivo de Kryon “Instrucciones para Sanadores”
Febrero de 2019 en Santa Fe, NM 


Sanación Completa del Cuerpo

La sanación multidimensional es casi como la homeopatía de la consciencia, en  que el cuerpo recibe la información para procesar cosas por sí mismo. Las energías multidimensionales también hablan al Akash del alma y también al Innato de un individuo. Una sanación de cuerpo completo no significa solo de todos los órganos y de los procesos mentales; significa abordar las percepciones del pasado. ¡Imaginen algo así!

~ KRYON
A través de Lee Carroll

Traducción: M. Cristina Cáffaro


lunes, 30 de marzo de 2020

Día 11 en Islandia - Final - Corona - Kryon


Canalización de Kryon por Lee Carroll
Reykjavik, Islandia, marzo de 2020

Día 11- Final - Corona
Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
Mensaje Nº 11, desde el lugar de la nación-isla de Islandia. El tour empezó muchos días atrás, la belleza era evidente, la Tierra hablaba, los guardianes de las rocas y los cañones se apartaron permitiendo que ocurriera la canalización.  Es cosa rara para decir, pero esta tierra lo comprenderá, porque les dije antes que esta tierra tiene aspectos multidimensionales que le permiten hablar, y muy a menudo esas expresiones se manifiestan como entidades, como lo hacen en muchas otras tierras; la única cosa que tiene sentido para el humano cuando siente una personalidad y sabe que hay una consciencia, y entonces tiene que, de algún modo, ponerle una forma. A los que se ríen de esto les voy a decir: ustedes han hecho esto siempre. En su espiritualidad, cuando un ángel venía a ustedes, o cuando pensaban que venía un ángel, ustedes no tenían ningún concepto de qué podía ser, era una esencia multidimensional que atravesaba las paredes e incluso los asustaba.  Ya dijimos antes: cada ángel que debía venir, que tenía cosas para decir, lo primero que decía era “No temas, no temas.” ¿Por qué una bellísima consciencia absolutamente estelar podría ser algo a qué temer? Y la respuesta es que tiene un aspecto diferente, y es diferente. Ustedes les ponen piel y alas para hacerlos aptos. Y esto es lo que hacen las sociedades con todos los elementales que no pueden entender, pero que deben tener alguna forma. Y en algunos lugares, en algunos países es tan hermoso que se sostiene un siglo tras otro. Y eso es lo que ha sucedido aquí.  De modo que los que están en este viaje han tenido la oportunidad de verlo y sentirlo y, si lo desean, pueden entenderlo. Siempre está la libre elección de creerlo o no, pero eso es lo que este grupo tuvo: la Tierra les habló, en muchos lugares y de muchas maneras.
Los elementales incluyen toda el agua, incluso la que está entre el hielo, de modo que felicitamos a quienes son guardianes y cuidadores de su tierra. No es por accidente que el islandés está aquí, de ningún modo. Algunos dirán, “Bueno, en una nación que tiene tan poca población, ¿qué pueden hacer para cambiar al planeta?” Y la respuesta es la misma que les he dado tantas veces a muchas sociedades. Pero esta, esta es una isla. Les diría a ustedes que la conserven prístina. Vigilen cuidadosamente a quienes querrían quitársela. Conserven su tradición, aun cuando haya quienes pongan los ojos en blanco y digan “No creemos en esas cosas en estos tiempos modernos”. Les diré que los elementales de la Tierra son muy modernos. Han estado aquí siempre, y estarán aquí hasta que la Tierra se vaya. Así de modernos son; están siempre en el ahora, y siempre tendrán nombres. Y si ustedes escuchan, ellos les hablarán, y ahora mismo están diciendo: “Consérvenla prístina. Consérvenla prístina”.
Esta es la última canalización en esta gran tierra. Y en esta sala he hablado sobre el virus, que continúa moviéndose alrededor del planeta. Pueden retroceder y escuchar al mensaje nº 1, yo no lo voy a repasar mucho.  Pero ahora están los que están diciendo – mientras crece y crece – cosas como “Kryon, ¿por qué sucede esto a un planeta que se supone que está entrando en una región de consciencia más elevada? ¿Cómo puede ser esto?”  Y yo diré: ¿Realmente han estado escuchando las canalizaciones? ¿Realmente han estado leyendo los mensajes? Dos pasos adelante, uno atrás. Actualmente están en el paso atrás, ¿cómo pensaron que iba a ser? ¿Pensaron que iba a ser una simple caminata en el parque, como dicen, cuando todo un planeta cambia la consciencia? La respuesta es que ustedes no trajeron esto como un castigo, y hay muchos que van directamente a ese lugar, y creen que debido a las doctrinas que han estudiado y todas las Escrituras que han leído, hay un Dios que es castigador, y por lo tanto ustedes deben haber hecho algo horrible.
¿Qué tal si esto es una limpieza? ¿Qué tal si es un comodín? ¿Qué tal si, cuando el polvo se asiente, este planeta sea diferente? ¿Qué tal si cambia la estructura geopolítica, cambia lo que la gente piensa, porque cuando esto termine conocerán una verdad mayor que no conocían antes de que empezara?
Esta fue la pista que les di antes, las cosas que observar, y lo diré otra vez: las enfermedades no son políticas, hacen lo que hacen. Observen, examinen, revisen de dónde vino y adónde fue primero, y eso cuenta una historia. Cuenta una historia más grande que no les va a gustar después.
Pero por ahora, muchos están diciendo adiós a sus ancianos, por ahora. Hay gran tristeza. Por ahora hay miedo. Mencionado muchas veces por muchos canalizadores: la pandemia no es una enfermedad; es un miedo. Y se extiende el miedo de que los toque de ciertas maneras, aun cuando la gran mayoría se recuperará completa y totalmente en un corto tiempo, todavía los tomará y los atemorizará. Entonces, la pregunta es así. No por qué está aquí, no qué hacer para librarse de ella, porque va a pasar. Va a pasar. La pregunta realmente es esta: ¿qué se supone que hagas tú, trabajador de luz, justo ahora? ¿Cuál es la tarea de un trabajador de luz?  Podría decir muchas cosas ahora mismo; algunas tendrían sentido para ustedes, y otras no.
“Kryon, no nos dijiste que vendría esto”. Queridos, lo que sucede aquí es su libre elección. Estaba en el Campo, no garantizado, no 100%, y ustedes tenían control sobre si iba a suceder o no, y más tarde verán eso. Y algunos realmente trataron de detenerlo, y más tarde lo verán. Pero está aquí de todos modos. Si yo les hubiera hablado del potencial, ¿qué se hubiera logrado?  La respuesta es: miedo. Las predicciones que les doy son las que veo manifestadas desde una sociedad que madura en transparencia, en compasión, un planeta mejor; dos pasos adelante, uno atrás.
¿Qué se supone que hagas, trabajador de luz? Te lo diré ahora mismo, escucha. Es por esto que estás aquí.  Número 1: permanece seguro. Permanece seguro, porque no serás capaz de lograr mucho si estás enfermo. Permanece a salvo, no es tan difícil; permanece seguro. Y a medida que esto se despliega, toma conciencia de los que te rodean, que se retuercen las manos y acortan sus vidas debido al miedo en que están, sin saber qué hacer, y yendo de un lugar a otro, arriba y abajo, y preguntándose qué les está pasando, y al planeta, y a su país. Allí es cuando ustedes intervienen. Y los calman, y les dan compasión, y cuéntenles historias si es necesario. Consuélenlos, estén con ellos, siéntense con ellos, para que vean que ustedes no tienen miedo, sino que están seguros. Que están usando el sentido común en todo, para seguir seguros, y sabiendo que esto es algo que pasará, y no durará para siempre. Que sea lo que sea que ocurra hoy, se saldrá de eso mañana. Esto es lo que hacen los trabajadores de luz, este es el faro sobre la roca. Y ya lo dije antes: nadie sabe el nombre del faro, y sin embargo salva a tantos navegantes y marineros. Ellos ven la luz y van alrededor y saben que donde está la luz hay seguridad. Ustedes son faros de luz.
Esto es lo que diremos y preguntaremos en los próximos meses, una y otra vez, en preguntas y respuestas; estas son las respuestas y seguirán siendo las respuestas, no importa cuáles sean las preguntas, incluyendo ¿por qué yo? Y la respuesta es: si eres un trabajador de luz, acabo de decirte por qué tú. Para que puedas cambiarlo, para que puedas moderarlo, para que puedas salvar vidas consolándolos, porque hay tanto miedo aquí.
Les diré qué está aprendiendo este planeta en este momento: están aprendiendo mucho sobre los medios, y su parte. Aprenden cómo un medio puede hacerlo peor; aprenden cómo un medio puede tomar vidas asustando a la gente hasta morir. Eso están aprendiendo. Van a venir de esto a un lugar mejor. Periodistas: revisen lo que ha sucedido, y piensen en estas cosas y en su profesión de informar y pregúntense qué han hecho ustedes que sea bueno para el planeta hoy en día.  Y si esto fuera a ocurrir un mes, dos meses, tres meses, un año, en el futuro ¿no lo harían de modo diferente? Y tendrán respuestas.
Empieza a revelarse un planeta más compasivo. Escuchen: algunos están preocupados porque habrá cosas asombrosas, especialmente en ciertos países donde juntan sus armas, y preparan un lugar y sostienen su posición allí, porque el público puede atacar para conseguir comida. ¿Qué tal si les digo lo opuesto? ¿Qué tal si este planeta se está volviendo más bondadoso y compasivo ahora mismo? Donde los vecinos se ayudan entre sí, y la gente se saluda a una distancia de un metro. Diferente de cualquier otra época en la historia del planeta, mirándose uno a otro y diciendo, “Vamos a salir de esta. Te amamos”. “Estaremos bien. Te amamos. Si necesitas ayuda, haznos saber. Haremos lo mejor que podamos en estas circunstancias”. Y hay muy pocos que dicen “Bueno, ¿dónde está mi revólver?” No hoy. No hoy.  Esta es una de las mayores diferencias. Cuando los historiadores escriban lo que pasó en este planeta, habrá libros llenos de lo que no esperaban, así como de lo que realmente podría haber sucedido en el planeta.
Este es un mensaje de compasión. Es un mensaje que dice: “Trabajadores de luz, ustedes están entrenados para esto; ya está aquí. Atraviesen esto y se moverán hacia adelante, con un planeta diferente, con una consciencia diferente. La gente está haciendo introspección ahora, y diciendo: ¿Podrá ser que haya algo más grande que se me pasó por alto? ¿Podrá ser que la consciencia esté empezando a cambiar y tal vez esto era parte de eso?
Queridos, ustedes van a superar esto. Es solo el pico de esto que empieza ahora, van a superarlo, permanezcan seguros. Sean circunspectos, no salgan afuera más de lo necesario, y cuando se les permita salir ayuden a la gente. Si los encuentran en el almacén los ayudan, y si parecen estar en problemas, pueden hablarles. No tienen que tocarlos todavía. Pueden hablarles: ¿Estás bien? Háblame, ¿qué te preocupa?
Piensen en estas cosas, queridos, porque ustedes llevan la luz del consuelo, esa es su herencia, es la razón de estar aquí, es la razón de interesarse en escuchar este mensaje o estar en esta sala. Esta es la verdad de este día.  Tengo más para decirles después. Pero queridos, este empieza a ser un planeta más compasivo, y comienza hoy.
Sepan estas cosas, váyanse de aquí diferentes de como vinieron, con perspectivas que podrían ser muy diferentes de lo que hayan esperado alguna vez. En este planeta ya no habrá más “normal”, como ya les dije muchas veces.
Y así es.
Kryon
(aplausos)
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro

domingo, 29 de marzo de 2020

Nueva Modalidad de Eventos Kryon


Mensaje de Lee Carroll publicado el 28 de marzo de 2020
En su sitio web www.kryon.com

¡Hola, a todos! ¿Cansados de la charla sobre el virus? Nosotros también. Y no me entiendan mal: estamos en tiempos muy serios y muy importantes. Parece que cada uno de los emails que recibo y cada programa que veo solo tiene que ver con el virus. Quiero unas vacaciones de eso, y creo que ustedes también.
Quiero invitarlos a unirse a nosotros un día o dos de mensajes tranquilizantes, edificantes, compasivos, del equipo de presentaciones Kryon, junto con Adironnda (eso es de Marilyn Harper), Kryon (por mí mismo). Tendremos a la Dra. Amber Wolf canalizando para la Hermandad Femenina Lemuriana, ella estará también. Es el equipo que siempre presentamos en los lugares donde vamos.
Como ya saben muchos de ustedes, el equipo de Kryon va a unas 15 ciudades cada año, en EE.UU. y Canadá. También saben que eso significa que ahora no es posible. De modo que iniciamos un programa nuevo para reemplazar las reuniones físicas hasta que todo esto termine – y terminará. Se llama “La Experiencia Kryon quédate en casa”.
Vamos a presentar los mismos temas poderosos y edificantes que normalmente presentamos cada semana. No los vamos a alterar para enfocar sobre el miedo y la disfunción de nuestra época. Estas reuniones no van a ser especiales sobre virus. En cambio, vamos a presentar el mismo gran programa que normalmente haríamos en todas las ciudades a las que vamos. Escuchen, así es como va a funcionar.
Presentamos los fines de semana de la Experiencia Kryon Quédate en Casa para casi todas las ciudades en nuestro cronograma, a transmitirse en vivo en el horario de cada ciudad como si estuviéramos allí. Cualquiera de ustedes puede inscribirse las veces que lo deseen, pero sepan que estos shows se dan en vivo en la hora específica para honrar a la ciudad a la que estamos sirviendo. Las enseñanzas también son las de nuestros nuevos programas de 2020, (N.T. Nuevos Paradigmas de la Tierra) de modo que los shows tendrán más o menos la misma enseñanza cada vez, con canalizaciones diferentes por supuesto, y las entrevistas que tengamos serán ocasionalmente distintas, de modo que será tal como las series a las que vamos.
De modo que, tal como sería cuando vamos a tu región, eso es lo que tratamos de hacer. Entonces tú eliges qué quieres hacer, no hay límite para cuántos quieras asistir. Me haría feliz que los vieras todos, pero recuerda: la enseñanza es más o menos la misma; las canalizaciones son distintas pero, oh, el amor está allí, la compasión está allí, y la charla sobre el virus no está.
Presento este programa desde mi estudio en California, y los miembros de mi equipo estarán presentando desde el lugar en que estén. Será la misma gran energía de siempre, solo que un poco diferente.
Finalmente: les he estado dando audios gratuitamente durante años, cientos de audios. Casi todos ellos provienen de esas reuniones. Todo eso seguirá vigente, y los audios gratuitos siempre estarán allí también, pero no sin su apoyo a este programa. Los detalles están en el sitio web.
¿Quieren charla sobre el virus? Escuchen las noticias. ¿Quieren tomarse unas vacaciones de eso?  Quédense en casa, tomen su pochoclo, preparen la sonrisa, relájense, mediten en su sofá con su rollo de papel higiénico, (se ríe), y recuerden: ustedes son profundamente amados.
Únanse a nosotros. Gracias.
Lee Carroll
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro

Día 10 en Islandia - ¿Qué debiera preguntar? - Kryon


Canalización de Kryon por Lee Carroll
Reykjavik, Islandia, marzo de 2020
Día 10 - ¿Qué debiera preguntar?
Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
Si recién nos sintonizan, esta es la novena canalización de la serie en la nación-isla de Islandia. El grupo se reúne, no por última vez, sino por última vez como este grupo. Le hablo al grupo, y digo esto: en estos días, queridos, se han plantado algunas semillas en cada uno de ustedes. Las semillas son buenas, como cualquier otra semilla en este planeta. Cuando se entierra en el suelo, el campesino tiene la opción de regarla o no. Hacerla crecer, cuidarla, saber que está allí, o no. Esta es la libre opción para cada uno de ustedes. Se han plantado semillas en aquellos que nunca vendrían a una canalización de Kryon; semillas que tal vez les darían curiosidad por saber un poco más sobre las cosas. Se han plantado semillas incluso en los más esotéricos de ustedes, y esas semillas son para un crecimiento más allá de donde están.
Cada uno de ustedes es conocido, se podría decir conocido para Dios, conocido para el Espíritu, conocido para la Fuente Creadora; todos ustedes son conocidos. No por el nombre o la cara que tienen, sino por el alma que es reconocida por toda la tierra, que el humano lleva.  La humanidad ha reconocido intuitivamente al alma como algo que es eterno. Todo sistema de creencia en el planeta habla de adónde va el alma después de la muerte, si es parte de ustedes, si está por arriba de ustedes, aun cuando no lo crean. Les diré que las tradiciones de los marinos siempre hablan de las almas a bordo. Es un hecho dado, es innato, es algo que en algún nivel toda la humanidad lo reconoce. Y esa alma de ustedes, eso es lo que se ve, allí en la silla, ahora mismo.
Y el humano que está conectado con el alma también es bien conocido; por qué estarían aquí; qué piensan; qué necesitan. Libre albedrío es esa frase que usamos y que significa que nada sucede, que ninguna semilla germina, a menos que ustedes lo pidan. A menos que estén dispuestos a mirar más allá de lo que les enseñaron. Tal vez en algún momento en secreto puede que digan para sí “Dudo de que esto sea verdad, pero quiero saber más.” Si ese es su caso, sería como el de mi socio, sentado en la silla.
Me gustaría repetir brevemente una parábola que les di hace muchos años, porque es adecuada para su época. Estamos aquí en un momento en que el planeta se preocupa por el virus; mucho está sucediendo en un intento de detenerlo; muchos se retuercen las manos, preguntándose qué va a pasar, y tienen miedo. La parábola que les doy ahora es de muchos años atrás, pero necesitan que se les repita.
La parábola trata de una madre y el hijo. Imaginen por un momento, en esta alegoría, en este cuento, que una madre tiene un hijo pequeño, un bebé, tres o cuatro años de edad, que es curioso, y está aprendiendo a hablar. Como todas las madres, ella pasa el tiempo mirándolo y diciendo, “Oh, tienes mucho que aprender, desearía poder darte consejos que pudieras saber ahora. Quisiera poder decirte de las cosas que te podrías encontrar y que te darían miedo, pero que están bien. Quisiera poder decirte de los escollos, de qué hacer y qué no hacer, si me escucharas. Quisiera tener un lazo con tu alma, y desearía tener algo que sé que no está disponible y que tienes que crecer. Tienes que llegar a cierta edad en que no escucharás (se ríe), irás por tu propio camino y escucharás más tarde, y tienes que aprender tus propias cosas a tu propio modo. Desearía poder enfrentar eso, desearía poder ayudar” Toda madre hace eso. Toda madre mira a su recién nacido, el niño nuevo, y dice “Qué vida está ante ti, qué cosas hermosas vas a descubrir, me gustaría mostrarte más.”
Imaginen que en este momento aparece un ángel y dice “Queridos, voy a otorgarles su deseo. Por un momento quiero que vayas y mires a tu hijo, porque cuando lo miras y él te mira a ti, tendrá la mente de un adulto por unos pocos momentos, y podrá hacerte tres preguntas. Y podrás hablarle, porque su intelecto será el mismo que el tuyo. Justo lo que pediste. La cuestión es esta: no podrás hacer otra cosa que contestarle. No puedes hablar con él, no puedes predicarle, no puedes decirle qué hacer y qué no hacer. Él tiene que preguntar. Tiene tres preguntas.”
La madre estaba asombrada, y dijo “Esto es; es lo que yo quería, todo el tiempo. Va a suceder, va a suceder”. Ella fue a la habitación, miró a su hijo y él dijo: “saludos, madre, te amo mucho.” Oh, oh, oh.  Pueden imaginar por un momento, el intelecto que entró en él como de un adulto, abarcando treinta años o más. Y ella dijo, “Oh, este es un gran momento. Hijo, por favor, haz tus preguntas.” Él mira alrededor, a la habitación, y mira a su madre, y dice “Madre hay algo que siempre quise saber. ¿Por qué el cielo es azul?” La madre casi está mortificada por esa pregunta. Ella piensa, “No, no, esa no puede ser la pregunta. No, no, ocúpate de algo sustancial. A quién le importa por qué el cielo es azul.” Hace lo mejor que puede para contestar, lo más que pueda saber una madre, y entonces viene la segunda pregunta, relativa a las olas del océano. Y ella piensa “¡No otra vez! Se supone que él tiene un intelecto. Se supone que sea como yo, que sepa qué preguntar. Él es inteligente.” Y ella le habla sobre las mareas y sobre el océano y todas esas cosas. Llega la tercera pregunta y es tan mundana como las otras dos. Pero lo que el niño hizo es mirar alrededor a su propia realidad, lo que él ha visto ya en sus tres años, y hacer las mejores preguntas que tenía. Y luego se terminó.
La historia, queridos, es una metáfora y tiene que ver con ustedes. Se trata de nuestra época justo ahora. Entonces les pregunto: ¿qué tal si les dieran a ustedes, justo ahora, la opción de hacerle tres preguntas a Dios, al Espíritu, a la Fuente Creadora, como seres humanos, con el intelecto que tienen justo ahora? ¿Qué preguntarían? Y la parábola dice que las preguntas más comunes serían ahora: ¿por qué sucedió esto? ¿Cómo salimos? ¿Qué viene después? En otras palabras, las desperdiciarían, porque solo harían preguntas según lo que ven desde su perspectiva como seres humanos. No sabrían qué preguntar, porque no saben lo que no saben.
Y entonces la parábola termina así: ¿Cuál es la mejor pregunta para hacer? ¿Cuál es la única pregunta para hacer? Digamos que solo tienen una. Esto va para todos los que están escuchando y todos los presentes en el salón, porque la respuesta será única para ustedes. Y aquí está la pregunta: “Querido Dios, querido Espíritu, querido Creador: dime qué es lo que necesito saber.” Es profunda, porque abren la puerta a toda la información, como le hubiera gustado a la madre que le hubiera preguntado su niño. Si el niño le hubiera dicho esto, ella todavía estaría hablando ahora. Ustedes entienden esto: la puerta se abre con la intención, para darles lo que necesitan. Y no necesita ser sobre el virus; puede ser sobre su próximo paso en la vida. Sobre cómo cuidarse mejor, tal vez, o conocer a la gente adecuada o encontrar las cosas correctas, algunas tal vez sentadas aquí y todavía no las conocieron, ni las oyeron. Porque los trabajadores de luz portan mucho conocimiento en estos grupos. “Querido Espíritu, dime qué es lo que necesito saber.”
Y si no esperan que una mano escriba sobre una pared, o una voz desde el más allá, lo que hacen es estar en silencio y continuar su vida, y en eso la sincronicidad empezará a brindar las respuestas tal como ustedes las pidieron. Algunos de ustedes las verán llegar, otros no.  Pero esa es la pregunta, en esta época; la más madura que alguien pueda hacer.
Les digo esto porque, cuando se vayan de este lugar, estas van a ser necesarias. Permitan que florezcan las semillas plantadas en este día en cada uno de ustedes. Váyanse distintos de como vinieron.
Y así es.
Kryon
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro

sábado, 28 de marzo de 2020

Día 9 - en Islandia - La Caverna de Hielo - Kryon


Canalización de Kryon por Lee Carroll
Reykjavik, Islandia, marzo de 2020

Día 9 – La Caverna de Hielo
Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
Este es el noveno mensaje desde la bella nación-isla de Islandia. Si recién te unes a nosotros, este grupo se encuentra en un lugar único en el planeta, dentro de un enorme, gigantesco glaciar. Podrían decir ¿Cómo puede ser eso?  El glaciar fue cortado a propósito, llevó más de un año hacerlo, para que los seres humanos pudieran tener la experiencia que hoy tiene este grupo.  Ahora bien, por un momento quiero que este grupo haga algo conmigo: quiero que estén en total y completo silencio, y quiero que escuchen. (15 segundos de silencio)
Queridos, es uno de los pocos lugares en la tierra con cero sonidos. Para algunos esto es un solaz muy bello; no necesitan oír lo que han oído a menudo en lugares donde no quieren oírlo. Pero hay más, y será el tema de la canalización de hoy.
En ese silencio, ¿todavía había algo allí? La respuesta es sí. Ya hemos hablado antes de cosas que no se ven, y hoy deseo hacerlo otra vez porque estamos en un lugar donde puedo explicarles mejor ahora que antes.  Algunos dicen “Yo solo creo en lo que veo. Solo creo en lo que veo.” Estos serían los que no se encuentran escuchando una canalización o una meditación, o a los que hablan de las energías del planeta. Y dirían “Dame una realidad; solo creo en lo que veo”.
Esto inicia la misma discusión que hemos tenido muchas veces sobre lo invisible, pero nos conduce directamente a otro estudio. El estudio es este: hay lugares en el planeta que son únicos en sus energías; lugares enormes; algunos abarcan un país entero, o una porción, o una región. Algunos son conocidos por tener energías inusuales en medio del océano. Hemos hablado de esto muchas veces. Y ahora entramos en el tema de las cosas que no se ven.
La ciencia entiende que hay un gran número de cosas que no se ven, pero la persona que se para y dice “Solo creo en lo que veo” tiene que entender esto: lo que ven, queridos, como seres humanos, con sus ojos, es solo una pequeña parte del espectro de la luz reflejada. Eso es toda su realidad, ¿no es así?, porque solo creen en lo que ven. Sin embargo, hay áreas de la luz y espectros de luz que están siempre allí. ¿Se han ido, entonces? ¿No son reales, entonces, porque no pueden verlos?  Lo mismo pasa con muchos elementos de la Tierra. ¿Qué hay de la rejilla magnética? ¿Pueden verla? Cosa rara, en esta tierra se puede (se ríe). Está en el cielo, intercomunicándose con otra rejilla magnética. Pero normalmente no se puede ver. Pueden medir con una brújula, si está o si no está. Eso es una cosa que no se ve.
Hemos hablado muchas veces de otra rejilla del planeta; además de la magnética existe otra llamada cristalina. Antes de ocuparme de eso, déjenme introducir algo que es en extremo poderoso – y no se ve. La gravedad. ¿Ustedes creen en la gravedad? Y por supuesto, el sentido común dice que sí. ¿Cuántas cosas debo listar que son reales y que ustedes no pueden ver, antes de que empiecen a entender que puede haber más que lo que pueden observar con sus ojos?
La rejilla cristalina es esotérica; no la descubrirán con ninguna ciencia. Sin embargo se puede probar fácilmente que existe. Cuando ustedes recorren un campo de batalla anterior, en cualquier lugar del planeta, incluso si no está señalizado, algunos sienten “Algo sucedió aquí, los que murieron, había miedo” y de algún modo eso les es transmitido a ustedes desde el suelo. ¿Cómo se explica que alguien pueda sentir esto? ¿Qué es lo que está sintiendo? Muchos dirían “Están sintiendo la historia de lo que hubo aquí”. Tienen razón, así es. Eso se llama la rejilla cristalina. Es una rejilla esotérica que recuerda, y recuerda principalmente la emoción y la acción humana. Y la prueba es que las personas sensitivas pueden sentir lo que sucedió en ciertos lugares. ¿Adónde va esto? Les cuento: estas rejillas se superponen entre sí de maneras muy singulares, y en lugares del planeta se podría decir que hay agujeros en esas rejillas debido a la manera en que se superponen. ¿Han oído sobre el Triángulo de las Bermudas? Es un lugar donde los instrumentos magnéticos no funcionan. El razonamiento es así: existen cosas que no se ven y que afectan la realidad. También afectan la consciencia. Ahora llegamos al punto de lo que quiero contarles.
Hubo un grupo al que llevamos a la isla verde: Irlanda. Y les dijimos que, parecido a lugares como el Triángulo de Bermudas, allí había una anomalía; las rejillas se superponen de una manera única, y eso realmente permite algo que ustedes no tienen normalmente, queridos. La visión multidimensional, si quieren llamarla así, con que pueden empezar a sentir la rejilla de Gaia – otra rejilla. Algunos la llaman la consciencia de la madre naturaleza, la que es su socia, queridos. Y debido a eso, cuando llegan a Irlanda, a veces miran hacia abajo y ven que alguien ha puesto una puerta de hadas en un árbol. Esto es un reconocimiento de que esta es la tierra de la gente pequeña. Hay un reconocimiento en todo el territorio de esas cosas que no se pueden ver. No solo las cosas que no pueden ver, sino asistentes, elementales, incluso duendes. Ahora bien, ustedes podrían decir “¡Qué pintoresco es eso!” Ustedes dirían, “No sabían otra cosa. No habría científicos que se ocuparan de eso,” realmente viven en una época muy moderna. Déjenme decirles una verdad: los que viven en Irlanda, no importa quiénes sean, creen en esto. Incluso el gobierno lo entiende. Los campesinos de esta tierra lo entienden. Hay áreas que son especiales, y ellos lo saben. Hay áreas donde no plantan ciertas cosas de ciertas maneras, debido a las hadas. Hay árboles de hadas en esos lugares, que son reconocidos por quienes están en el poder. No tiene nada que ver con cuán moderno creas ser. La verdad es esta: hay cosas que no se ven. Ahora bien, estas cosas invisibles que les dije, parecen manifestarse de manera diferente al ser humano. Casi siempre son cosas que tienen lo que llamarían… Lo que quiero decirles es esto: esa tierra tiene un sentimiento de quienes viven allí, debido a esta anomalía de las rejillas.
Ahora bien, de todos los lugares del planeta en que podrían estar en este momento, están en uno más que se parece. Quiero que comparen a Irlanda con Islandia. No por el verdor del pasto (se ríe), sino que quiero que comparen la consciencia. En Irlanda tienen a las hadas, la gente pequeña; en Islandia son la gente escondida. En Irlanda tienen a los duendes; en Islandia tienen a los elfos. Ahora bien, en Islandia hay algo más, porque esta es la tierra de los volcanes. Y los volcanes, como bien sabe todo islandés, tienen nombres y personalidades. Y esos nombres y personalidades a veces serán un eco de lo que ellos creen que es la actitud del volcán. A veces es bueno y benévolo, otras veces enojado – como cualquier volcán. Y eso les da otro elemental, llamado troll. Queridos, estas cosas no son simple mitología; hay cosas que ustedes no pueden ver; hay energías que sienten. Para ustedes son tan profundas que les dan nombres, les dan personalidades, y viven con ellas y hablan con ellas en esta tierra como que existen y son reales, e incluso el gobierno sabe esto y participa.
De modo que a los que dicen, “Yo solo creo en lo que veo; solo creo en lo que veo”, les diré que hay todo un mundo más allá de lo que pueden ver. Y eso nos trae directamente al salón, porque lo que no pueden ver y es la más profunda de todas, todas las energías, es el amor; la compasión, el sentimiento de la belleza. Estas cosas son muy poderosas. ¿Cómo puede un ser humano decir que solo cree en lo que puede ver, y experimentar el amor? ¿Qué aspecto tiene el amor, queridos? Les diré: el aspecto es poderoso. Si lo miraran con algún tipo de instrumento o de alguna manera que les permitiera ver el amor, ¿qué verían? Les diré: verían el universo. Verían al Creador. Verían a este planeta que colabora con ustedes. Verían la abundancia de lo que es esotéricamente hermoso: verían en la Tierra a una socia; hasta podrían empezar a hablar con los elementales: son reales. Este lugar está lleno de ellos. Y esta es la oportunidad por la cual ustedes vinieron: aún en lo profundo de este glaciar ellos existen. Existen; saben que ustedes están aquí aun cuando no puedan verlos.
En los últimos años la ciencia ha probado que la consciencia es energía. Ahora yo quiero decirles algo más: no se equivoquen. La consciencia no pertenece solo a los humanos. Los elementales tienen consciencia; eso es energía. Algún día la ciencia lo verá y lo estudiará y se preguntarán cómo se les pasó por alto todos estos años que la Tierra tiene una personalidad, que la Tierra tiene algo para decir. Eso que tiene para decir está justo ahora en el silencio que van a oír, justo ahora (10 segundos de silencio). ¿No les dan escalofríos? No por el frío. ¿Les dan escalofríos? De oír a Gaia hablar a ustedes, en esta profundidad de este glaciar.
Esos son los elementales.
Y así es.
Kryon
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro

viernes, 27 de marzo de 2020

Día 8 en Islandia - Letra D - Kryon


Canalización de Kryon por Lee Carroll
Reykjavik, Islandia, marzo de 2020
Día 8 – Letra D
Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
No hace frío (risitas) y eso es una invitación para una canalización un poquito más larga (risas). Si recién sintonizan esta canalización, como muchos lo harán, este es el octavo mensaje en la bella, majestuosa nación-isla de Islandia. Estamos recorriendo con dos ómnibus de turistas, y la razón para que no haga frío es que, sincrónicamente, se encuentran en una iglesia. No se había planeado así, queridos, y quiero contarles algo de la sincronicidad que participó para que estemos aquí.
Pero antes de hacer eso, deseamos honrar al edificio, a sus constructores, a la fe que está aquí. Deseamos honrar la causa por la que se construyó esta estructura. Están en una estructura completamente levantada para un propósito, que es ayudar a quienes buscan la fe. Se sientan en una estructura que indudablemente ha salvado vidas, sanado a personas, donde se halla paz y solaz a su modo. Queridos, quiero que piensen un momento fuera de la caja de cualquier sistema de creencia que puedan tener. En cambio piensen un momento en la compasión que está aquí, de aquellos que habían pasado por las escuelas y dedicaron sus vidas a poder estar aquí con otros, tal vez toda su vida. Este es un lugar divino. Agradecemos a quienes les han permitido entrar a evitar el frío.
La iglesia fue cerrada y clausurada. Se cerró debido al virus que está actualmente aquí en el planeta. Quiero pensar un momento en quien acudió a la puerta, cuando le dijeron “Tenemos dos ómnibus cargados con turistas de 16 países (risas) ¿Podemos entrar?” Y la respuesta fue sí.  Eso es lo que hacen aquí.
Construida para aquellos que se sientan en las mismas sillas que ustedes a honrar la fe del Maestro de Amor. No se consigue algo mucho mejor que eso. Y es un ejemplo de lo que les enseñamos diariamente a los trabajadores de luz de los que hablamos.
Para explicar a los que estén escuchando cómo llegaron ustedes aquí, y la sincronicidad de este lugar en este momento, me gustaría explicar una pequeña historia, la llamaremos la Saga de Basuán (risas prolongadas). En este día octavo del viaje, el ómnibus salió, como es normal, después de un lindo desayuno en el hotel. Dicho sea de paso, un desayuno que tuvo que servirse al menos con tres metros de separación (risas). Es una época inusual, cargar los ómnibus fue normal, y salieron. El plan era que ustedes le ganaran al clima, que empezaba a cerrarse. Ahora bien, en este lugar invernal, el clima puede ser sorprendentemente brutal. Va y viene rápidamente. Los ómnibus arrancaron a su hora; cuando llegaron casi a la altura del paso donde estaría mucha de la nevada, uno de los ómnibus se descompuso. Sucede, queridos. Y se quedó. Ambos vehículos tuvieron que quedarse quietos, esperando que entonces llegaran mecánicos desde la ciudad más cercana. En ese proceso, el clima empeoró. En ese proceso podían ver la nieve acumulándose, el viento aumentando, y en aproximadamente una hora a una hora y media llegó la reparación. Se arregló el ómnibus y se puso en camino, solo que ¿en camino a dónde?  Y la respuesta fue que, por un bloqueo en los caminos debido al clima, y por la acumulación de nieve, nadie se podía ir.  
La pregunta siguiente fue ¿Cómo se da vuelta un ómnibus grande en un camino angosto? La respuesta es que realmente no se hace. Hay que encontrar alguna manera de hacerlo. En ese momento de discusión sobre cómo darlo vuelta, sincrónicamente, apareció una barredora de nieve. (risas). Qué coincidencia. Y se le preguntó al barredor de nieve cuán malo estaba el camino más adelante. La respuesta fue: “Impasable. No pueden ir. Sin embargo, si doy vuelta la barredora de nieve, puedo abrir camino para ustedes.” Qué coincidencia. Y entonces así lo hizo. De modo que ustedes ahora llegan muy tarde para el almuerzo propuesto, cosa que puede o no suceder hoy (risas).
Y luego, al superar el paso, tiempo despejado, todo está bien, y el ómnibus se descompone otra vez. Cosas que pasan. Y a corta distancia del ómnibus, mientras esperaban decisiones sobre qué hacer, avistaron la iglesia a la distancia. La iglesia estaba cerrada por el virus. Ustedes ya saben el resto de la historia. Y aquí están sentados.
Queridos, esto es sincronicidad en su mejor versión. No solo consiguieron superar el paso, aun cuando el ómnibus se rompió, sino que se encuentran en un lugar sagrado que fue construido para lo que ustedes hacen. ¡Qué coincidencia! Esta es la definición absoluta de controlar su propia realidad.
Hay dos maneras de pensar en estas cosas, en este grupo de excursión, o para los que están escuchando. Una diría: “¿Por qué se rompió y arruinó el día? ¿Por qué tenemos que hacer cosas distintas de lo que planeamos? ¡Yo tengo mi traje de baño listo para usar!  (risas) Íbamos a tener un día en un spa, y en cambio estamos en una iglesia. ¿Cuán horrible puede ser?” (risas). Y la otra diría: “Estoy aquí por la experiencia, y hasta este punto no ha sido tan malo.” Nos encontramos calientes, apreciando este lugar, agradeciendo a los que lo construyeron, y tal vez incluso sintiendo la energía de los que se sentaron en esas sillas antes que ustedes, y de las sanaciones que pueden haber ocurrido. Aquellos que encontraron solaz en los mensajes presentados aquí. Los que se encuentran queriendo estar aquí una semana tras otra por la paz que se enseña en esta sala. Por eso vale la pena sentarse, ¿no es así? Y reflexionar sobre la condición humana, en que el miedo puede ser eliminado por el amor.
Hemos estudiado las diversas letras de la palabra Iceland. Y hoy llegamos a la “D”. Ahora bien, para este grupo, ustedes ya saben qué significa. Significa: “no conduzcas el ómnibus hoy”. (grandes risas). Ustedes podrían decir: “Tiene que representar ‘divinidad’, absolutamente, porque ese es el mensaje de Kryon” para quienes están en esta sala.  Pero vamos a sorprenderlos, porque la letra representa a la lección del día, ni más ni menos.
Están de una manera que, si fueran a definirse mañana, su significado cambiaría. De modo que siempre son “para el momento”, igual que esta canalización. Hoy haremos que la “D” represente una palabra, una palabra que realmente tiene muchos significados, muchos, y la palabra es “diamante” Quiero que empiecen a examinar todos los atributos del significado y las metáforas de “diamante”.
En primer lugar, los diamantes están entre las sustancias geológicas más duras que existen en el suelo. Se endurecieron durante miles de años o más, a veces millones, convertidos bajo presión en esta piedra que es el diamante. Se usa en la industria por ser la sustancia más dura, que puede cortar incluso aquellas otras sustancias que parecerían muy duras. De modo que el primer atributo del diamante es la fuerza. Fuerza absoluta, una de las fuerzas más duras, más profundas, del planeta. ¿No es interesante, también, que cuando se pule esa fuerza y se presenta como una piedra con su belleza, sea una de las gemas más bellas del planeta? Los talladores de gemas conocen el facetado, muy cuidadosamente lo hacen brillar al máximo. Eso en que se convierte, es entonces una metáfora de belleza. Más allá de eso, en todo el mundo se vuelve una metáfora del amor, porque el diamante es lo que se dan las parejas para mostrar el amor que se tienen uno a otro, y esto es tradicional. Es interesante, ¿no es así? Que vaya de algo que estuvo bajo presión por tantos miles, millones de años, más duro que cualquier otra cosa, y se convierta en algo que ustedes usen como joya para mostrar su amor por otro ser humano.
Todos ustedes, en este grupo, fueron hace pocos días a un lugar muy especial llamado Diamond Beach (Playa Diamante). Ahora bien, en esa playa no hay diamantes. ¿Por qué la llamaron Playa Diamante? La metáfora es esta: durante el invierno pequeños icebergs, algunos del tamaño de un ser humano, algunos un poco más grandes, se rompen y se depositan en esa playa, a veces por millares. Son claros como cristal, y al caminar entre ellos con el sol brillando sobre ellos, todos centellean como diamantes. No hay nada semejante a eso en el planeta, queridos. Ahora bien, aquí hay una cosa interesante en que debieran reflexionar: cuando los ven y el sol brilla, como sucedió para ustedes, ven un reflejo, un destello. Y al mirar a la playa, está en todas partes, casi como diminutas luces angélicas, en todas partes, en las facetas del hielo. Si las fotografían, al mirar sus fotos, dirán “¿Dónde están todos esos destellos?” Esos destellos son casi demasiado brillantes para ser fotografiados. En fotografías y videos, es plano. Pero para el ojo humano cobra vida. Hay ciertas cosas que todavía no pueden ser captadas en película, ni digitalmente, ni algún otro medio que sea así. Y ese es uno de ellos. Podrían decir que estuvieron en un lugar mágico.
Ahora bien, estudiemos por un momento qué es eso y qué significa. La playa tiene el nombre de la piedra, pero es solo agua. Entonces ahora estudiemos la metáfora del agua en combinación con el diamante. En este planeta el agua es muy especial, y tiene un atributo que es muy especial. Se convierte fácilmente a tres estados: uno es líquido, el otro es sólido, y el otro gaseoso. Podrían decir, en honor de esta sala, que es parecido al tres en uno (se ríe).  Algunos de ustedes entenderán eso, otros no.  Tres en uno. Puede ser muchos estados. Piensen en eso. Un sólido, como ustedes; líquido para fluir adonde quiera ir; y el gaseoso que es, bueno, casi invisible, como el vapor. Eso es.
¿Por qué estoy diciendo estas cosas? Porque la palabra “diamante” representa todo eso; todo eso. ¿Cuál es la metáfora aquí? Les diré, desde mi punto de vista como Kryon mirándolos a ustedes, cuál es la metáfora. Su alma destella como el diamante. Ha sido formada durante eones bajo presión; ha estado en tantos lugares de los que ustedes no tienen idea, para traerla a este lugar llamado Tierra en estos tiempos, es tan fuerte que puede atravesar cualquier cosa. Su alma está hecha para esta clase de cosas, lo está. Destella como el sol. Es como una pieza de joyería en el planeta; es muy bella. Y en su centro representa el amor. Esa es la Fuente Creadora, en esta sala. Pueden incluso usar las palabras “hecho a su imagen”, todos ustedes.  Déjenme explicar lo que eso significa. Ustedes no están hechos a imagen de Dios, porque entonces todos ustedes serían invisibles (se ríe). En esa Escritura, “la imagen” se refiere al amor. Ustedes fueron creados a imagen de Dios que es amor. Todos ustedes, cada alma aquí, tiene ese potencial, esa belleza, ese amor. Además, pueden cambiar para ser compasivos, pueden cambiar para ser laboriosos, pueden estar en medio de cualquier situación y ser fluidos, pueden ayudar a las personas no importa qué esté pasando, pueden ser su solaz, pueden ser su maestro, pueden simplemente escucharlas. ¡Pueden ser su diamante en la playa! Algo que no pueden ver con una cámara, pero pueden sentir en sus corazones. Eso es un diamante. Así es como los ve el Espíritu. Eso es quienes son ustedes.
Cuanto más madure la raza humana, más se vuelve como el diamante. Pronto van a ver el atributo del aprecio y el amor que empiezan a darse unos a otros, como se dan anillos. Pero en cambio es una emoción: “Aquí te doy, ten mi diamante para ti, porque estoy enamorado de la humanidad.” Podrían entrar en un grupo que se retuerce las manos por su miedo y preguntando qué van a hacer, y qué es lo que va a pasar – y una persona puede hacer la diferencia.
Mi socio recibió hoy un email desde otro país; el email decía así: “Lee, ¿qué se supone que hagamos con lo que está sucediendo hoy? Es una mentira tan enorme.” Detengámonos allí mismo. Aquí había un ser humano consumido en un potencial político. Lo que oyó, lo que cree; no importa. Consumido en la ira, por creer que algo está pasando más allá del virus, que es horrible. La respuesta es, ¿qué hacemos, contamos esta verdad a la gente? Y mi socio le contestó; estas fueron mis palabras para él: Trabajadores de luz, yo no soy político. Nosotros no lo somos; ustedes no lo son.  No nos corresponde a nosotros revelar aquello que sea una mentira, ni salir a marchar por las calles, ni corregir lo que está mal.  El viaje del alma, en este punto de madurez, dice que estás aquí para ser compasivo con los que tienen miedo de cualquier mentira, o cualquier enfermedad, o cualquier cosa política que los asuste. Para estar allí como consuelo y compasión y ayudarlos con su miedo, como un faro de luz sobre una roca. Ese es el deber.  Es diferente de lo que podrían pensar. No es evangelizar; no presiona sobre otras personas para que aprendan algo que tal vez no querían aprender. En cambio, se sientan allí, como los Maestros sobre los que han leído, silenciosos, amorosos, pacíficos, y las personas empiezan a relajarse y a darse cuenta de que ustedes son sanadores. Sanadores de las emociones, sanadores del miedo, y los necesitamos en esta época. Justo ahora, en estos meses próximos.
¡Oh, ese es el diamante que yo veo! El que ustedes son.
Y así es.
Kryon
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro

jueves, 26 de marzo de 2020

Día 7 en Islandia - Letra "N" - Kryon


Canalización de Kryon por Lee Carroll
Reykjavik, Islandia, marzo de 2020
Día 7 – Letra “N”
Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
Este es el séptimo mensaje en la nación-isla de Islandia, y ustedes están aquí, queridos, conmigo, en tiempo de invierno, pero es un tiempo glorioso. Ustedes mirarán hacia atrás y recordarán el momento en que estaban de pie sobre la nieve, con temperatura de 10 bajo cero Celsius y algunos tiritaban; recordarán esto (risas). Y quiero que recuerden el sol, quiero que recuerden lo que ven sus ojos, lo que están viendo aquí: lo prístino, la majestad, la belleza, la energía que se derrama de este lugar que dice “Bienvenido. Bienvenido”. En estos momentos permitan que el sol los caliente, solo por los pocos instantes que deseo hablar.
Mi socio quiere que ahora mismo se escriba sobre la nieve una regla no dicha, y esa regla no dicha sería: cuanto más frío haga, más corta la canalización. (se ríe; carcajadas de los presentes). Pero no le permitiré hacer eso. (más risas). Son todas cortas, queridos, estos son mensajes breves que tienen algunas cosas profundas que quiero decirles.
Esta es la revelación de la sexta letra en el título de la palabra “Iceland”, y la letra de hoy es la “N”. Casi todos los presentes están de acuerdo que esta sería para “naturaleza”, porque aquí hay una belleza asombrosa que no está presente en muchos lugares del planeta.  Quiero decirles que, en cambio, la palabra será un derivado de “naturaleza”; será “natural”. Casi todos los presentes o los que escuchan mi voz, tienen algo prístino que decir acerca de la palabra “natural”; ¡ustedes buscan cosas naturales!  Cada vez más seres humanos están preguntando: todo lo que comen ¿es natural?  Porque están llegando a un acuerdo de que no quieren cosas que han sido alteradas, o que tienen cosas agregadas; quieren que sean naturales. Entonces quiero darles solo un poco de historia para que lo piensen, en estos próximos momentos, con respecto a lo natural.
Aun cuando caminaron esta mañana, y tuvieron esa vista asombrosa, al sol, tan lejos como podían ver, era nieve virgen. Nada la había tocado; ¡era tan hermosa! Y ustedes dirían “Esto es natural. Esto es la naturaleza en su mejor estado, esto es lo que amo.”  ¿Pueden imaginar por un momento, el espacio, cuando se estaba formando la Tierra, qué hermoso sería eso? Intocado, natural, de modo que la Tierra se formara, incluyendo esta isla, de la manera que lo hiciera; incluso las placas tectónicas chocándose unas con otras y los volcanes encendiéndose y apagándose, ¡para brindar lo que ustedes están viendo ahora mismo! Hay algo hermoso en el hecho de que es natural. Sucedió por sí solo; ¡las fuerzas eran inmensas!, pero era natural.
Quiero llevarlos en un corto viaje, a lo que los humanos pensaron e hicieron en las primeras – absolutamente primeras – sociedades después de eso que ustedes llaman el Jardín del Edén. Después de esa época, cuando los humanos tuvieron lo que llaman alma, tuvieron una opción para decidir quién era el Creador y qué estaba pasando en el planeta. El resultado lo pueden ver hoy, porque hay mitología en todas partes, las montañas hablan, están los elfos, la gente escondida, los trolls, en esta tierra; son todas metáforas de la vida natural que ocurre en el planeta: natural.
¿Qué eligieron los indígenas del planeta, los más primitivos, para la historia del Creador? La respuesta es que todas las cosas eran naturales. Nada se les agregaba. Y los indígenas de este planeta decidieron que había energía en los cerros, en las aguas, en las cascadas, y esto era el Creador, porque estaba aliado con el alma; era natural.
Algunos de ustedes dirán, “Bueno, ¿y qué hay de la espiritualidad de hoy? ¿Qué hay de eso?” Ya voy a llegar allí. Una de las cosas más naturales que ocurrieron con los indígenas fue que, cuando perdían a los que amaban, los sabios, una y otra vez a medida que pasaban las generaciones, los recordaban. Tenían palabras para ellos. Los oían en el viento.  Los ancestros de los seres humanos eran la cosa más natural que tenían para invocar. ¡Invocaban a la sabiduría de ellos mismos! ¡Con la naturaleza!
He dicho esto antes, lo diré otra vez: en algunas tierras hay una cosmología que dice, cuando tomas el polvo de la tierra y lo pones en tus labios, tocas a cada ancestro que hayas tenido, porque ellos están allí todavía. La sabiduría de la Tierra es la sabiduría de los ancestros; ¡cuán natural podría ser!
Y luego vamos a los sistemas. Y la gente dirá “Bueno eso fue el fin de lo natural, porque los sistemas son hechos por el hombre.” Discutamos el primero, el más temprano sistema de espiritualidad que se haya registrado, que fue el de los hindúes. Escuchen su sistema: no hay profeta (se ríe); no hay un libro central; son uno con todas las cosas. ¡Qué sistema! Ellos creen que regresan al planeta y regresan. ¡Qué sistema!  Ese fue el primer sistema espiritual intuitivo que existió. Es la cosa más natural. Todo lo que está más allá, ha sido agregado. Como el alimento, tal vez, con agregados. O como el alimento que se congeló y luego se descongeló, y luego se congeló y se descongeló hasta el punto que ya nada es natural.  Y a veces, cuando miran los sistemas del planeta, se preguntan quién estuvo a cargo de eso, y qué estaba pensando.
Les digo esto ahora para que regresen a la cosa natural que está frente a ustedes, la cosa más prístina que todavía tienen, que todavía los ama.  Los montes conocen los nombres de ustedes, ¡eso es natural! Gaia conoce sus nombres, ambos, ustedes y Gaia tuvieron la misma Fuente Creadora; juntos son familia; eso es natural.
Reflexionen sobre estas cosas. La canalización ha terminado (se ríe).
Y así es.
Kryon
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro

miércoles, 25 de marzo de 2020

Día 6 en Islandia, Letra "A" - Kryon


Canalización de Kryon por Lee Carroll
Reykjavik, Islandia, marzo de 2020
Día 6 - Letra "A"
Pascale Skúladóttir:
¡Ok! Entonces cuando yo era niño, estaba solo en casa a la noche, y mi madre y mi tía habían ido al almacén, y mi abuela estaba trabajando. Ella iba a venir unos minutos más tarde, de modo que yo no estaría solo mucho tiempo, pero cuando estaba allí, solo en la casa – que no iba a ser largo rato – y en el piso alto, me di cuenta de que había alguna conmoción en la cocina y decidí correr abajo a ver si alguien había vuelto. Bajé a la cocina, y todas las alacenas estaban abiertas, todos los cajones abiertos, y me asusté, de modo que corrí arriba a mi cuarto, y esperé bajo las mantas.
Y luego mi abuela llegó a casa, y me llamó pero yo no bajé porque estaba bajo las mantas, y ella subió y yo le conté lo que había sucedido. Ella me dijo “Enaisundek” (¿?) Siempre di esto cuando tienes miedo y sientes esta presencia y no sabes cómo explicarla. (Dice una frase en su idioma) que básicamente significa: los que han de venir pueden venir, los que han de irse, se pueden ir, sin dañarme a mí y a los míos.  Ella dijo: “recita eso, recita eso cuando tienes miedo y sentirás que esa presencia se irá, y se volverá buena”.
Elan Cohen:
Aquí estamos otra vez reunidos, en el sexto día del tour, en una bella formación rocosa hecha por Gaia aquí, casi sagradamente creada por Gaia para entrar en este espacio. Tomen otra respiración profunda para conectarse con lo que la tierra tiene para ofrecer aquí, en este momento. Respiren lentamente, profundamente, conscientemente, amorosamente, en su corazón, en su espacio sagrado, en su espacio divino, en su Ser. En su sacralidad, en su alma, en su magnificencia, en su infinitud, donde no tienen un comienzo ni un final. Son una noción, una noción de consciencia amorosa más allá del tiempo y del espacio.
Respiren profundamente, sientan la quietud de este lugar, se llama – traducido al inglés – el Bosque Oscuro. Pero ¿qué es la oscuridad? Es simplemente el vasto vacío, el vasto vacío donde existen todas las cosas del Todo lo que Es.
Respiren; perciban más profundamente esta quietud; ábranse a Gaia, a la Madre Tierra, de la que provenimos físicamente, de la que cada parte de nuestro cuerpo, cada célula, proviene, que se funde con nuestra divinidad y nuestra alma cuando venimos a este planeta.
Encuéntrate más profundamente en esa quietud. Tal vez haya una pregunta que quieras hacerle a tu alma. Hazla ahora mismo, sin buscar una respuesta ni una fecha, ni cómo será respondida; solo haz la pregunta. Y permite que la respuesta se presente cuando sea.
Y ahora estamos en perfecta quietud, invitando otra vez al otro lado del velo, a la quietud del infinito, y al amor que Kryon tiene para ustedes.
Lee Carroll:
Saludos, queridos, Yo Soy Kryon, del Servicio Magnético.
Esta es la sexta canalización desde la gloriosa nación-isla de Islandia. Cada día, los del grupo reciben aún más que lo que vinieron a buscar, que es una lección en percepción conciente (N.T. Awareness). Percepción conciente de Gaia y de las cosas que se derraman desde estas tierras y que ustedes no esperaban, tal vez cuando las rocas les hablan. Acabo de decir una palabra con “A”, pero no es esa la palabra con “A” para hoy.
Ahora bien, a medida que procedimos en este viaje, les he estado dando visiones y enseñanzas – no extensos – para cada letra del título de esta nación: Islandia (Iceland). Ahora hemos llegado al lugar de la letra “A”.
Es interesante que cuando iniciamos este viaje mi socio habló de cuánto frío sentía, y cuán breve sería entonces la canalización. Desde que empezamos no tiene tanto frío; algo está sucediendo – o él es un buen actor. Hay un poco de aclimatación, pero hay más.  A medida que la tierra empieza a tener la energía de lo que esto se trata, hay menos miedo. Y uso la palabra “miedo” de tener frío. Porque él viene de un clima cálido, siempre ha estado allí, nunca ha estado en temperaturas constantes bajo cero, y ahora que lo ha experimentado una y otra vez, se podría decir que se ha elevado en su percepción de lo que esto es y de lo que no es. Entonces el nivel de miedo se ha reducido, o se podría decir que su percepción ha ascendido por encima de lo que era.
 La letra “A” es de “Ascensión”. Ahora bien; la enseñanza del día no es tan espiritual. Verán: la ascensión casi siempre es una palabra usada en espiritualidad. Y eso no es exacto y verdadero, porque muchos idiomas tienen la palabra “ascender” que simplemente significa subir. Tienen un ascensor, o un elevador, y en algunos idiomas buscan esa palabra “ascensión” o “ascender” y significa algo que los lleva hacia arriba. Por lo tanto, en la mayoría de los idiomas que usan esa palabra, significa ir de abajo hacia arriba. Consideremos esto, tal vez de maneras diferentes de lo que lo hemos hecho antes.
¿Sabían que en algunos idiomas las botas que se usan para alpinismo llevan ese nombre? Botas de ascensión. Serían botas para subir a las montañas. Quiero hablar de eso por un momento. Un alpinista asciende. Y la palabra se usa constantemente para quien asciende a un lugar más alto, para estar en la cima. Y cuando están allí, en la montaña, miran el panorama, y han ascendido al punto que es su meta. Y pueden ver cosas que nunca hubieran podido ver si no hubieran ascendido a ese lugar. Hace muchos años, en un hemisferio diferente, hice una declaración: Pregunten a un alpinista: descubrirán que todos ellos creen en Dios. Es su propia percepción de Dios; tal vez Dios es el Dios de eso que es la belleza de la Tierra. Pero no son ateos, porque los andinistas que ascienden y miran a este gran, gran planeta del modo en que lo hacen, saben que existe otra fuerza; entienden absolutamente; no pueden evitarlo, porque han ascendido más allá de donde estaban abajo hacia un lugar desde donde pueden mirar de arriba a donde antes estaban.
Es interesante, en el arte, muchas veces las formas, las esculturas, y todo lo que se junta en una confluencia que el artista entiende va a crear pensamiento ascendido. Si esto es lo que el artista quiere, esa obra de arte llevará al observador a un estado ascendido. A veces esa ascensión será en percepción o en sentimiento. Tal vez hayan estado en una galería de arte donde hay personas sentadas observando una pintura. Ese es un término interesante, ¿no es así? Normalmente ustedes miran una pintura, pero a veces el artista crea tanto allí, que ustedes lo observan. Y si se le pregunta a los que se han sentado a observarlo: ¿Qué estás observando?, dirán “Este cuadro me está llevando a un nivel nuevo”. Y no estarían allí, contemplándolo y disfrutándolo, si el cuadro los estuviera llevando hacia abajo. Los lleva a un lugar ascendido de pensamiento, en que algunos están sintiendo exactamente lo que el pintor o el escultor tenían en su mente.
Queridos, ¿tal vez tienen alguna composición favorita de música? Eso es composición ascendida. Hay una manera en la sonoridad de las melodías, en las estructuras de acordes, que pueden elevar a una persona. Algunos de los clásicos hacen eso, algunos de los actuales lo hacen; cada uno es diferente. Muchas veces, su tipo de música es de las que los lleva hacia arriba hacia un nivel en que no habían estado nunca antes. Y la escuchan una y otra vez; la escuchan cuando están ansiosos o atemorizados, o simplemente porque quieren calmarse y tener el solaz que lleva a un nivel de ascensión.
Ya ven, hay muchos significados de la palabra, queridos, pero casi todos ellos hablan de un lugar al que van y donde no habían estado antes. ¿Qué pasa con algunos usos que tal vez no se les habían ocurrido? ¿Qué tal una ascensión de compasión? ¿Una ascensión de madurez?  Piensen por un momento en un planeta que está en una ascensión de compasión; ¿cómo se vería eso? Déjenme darles un ejemplo para hoy. Aquí viene un grupo de seres humanos ascendidos, corriendo hacia el supermercado donde están los productos de almacén.  Y en lugar de entrar para obtener su provisión de 8 meses de papel higiénico (risas) en cambio van con carteles. No se tocan entre sí; van con carteles que dicen “Superaremos esto; nos amamos; esto es un aprendizaje para nosotros. Permanezcan juntos; sean uno”. Y luego se van. ¿Qué les parece? ¿Cómo llamarían a eso? Yo diría que esto es una madurez ascendida compasiva; ellos han entendido que no hay miedo ni pánico y que quienes comparten con otros los productos de almacén, la comida, ¡el papel higiénico! tienen lo que otros no tienen: sentido común. Esto es entonces, una manera de pensar ascendida.
¿Y qué hay de las actitudes políticas ascendidas? ¿Qué hay de una idea ascendida incluso de cómo los candidatos podrían debatir? ¿Qué pasa con dos candidatos que compiten entre sí y solo tienen un cierto tiempo para hablar? ¿Qué piensan ustedes cuando un candidato usa ese tiempo para alabar al otro? Y dice: “¡Este es un patriota! Este hombre (o mujer) será un buen líder. Este hombre (o mujer) es alguien a quien deben valorar porque es importante para nuestro país tenerlo, gente como esta. Yo tengo ideas que pienso que son mejores, pero esta otra persona también es única, preciosa, y buena”. ¿Creen que alguna vez verán algo así?  Lo verán. Lo verán. Y la razón es que el público se está volviendo más conciente e inteligente para reconocer a los que tienen energía oscura y empujan las cosas hacia abajo llevándolas a lugares oscuros. Hoy, no tanto; esto será obvio y evidente; esto es una idea ascendida de qué corresponde entre un ser humano y otro.
Muchas cosas empiezan a ascender, queridos. La última: ¿qué hay del amor ascendido? ¿Es posible amar a alguien, o a algo, hoy más que lo que amaban antes? ¿Hay algún límite para cuánto amor pueden tener en su corazón? La respuesta es no; no tiene limitación. Totalmente abierto. Y ahora tienen una idea de cuánto los ama el Creador: es ilimitado.
Están en un lugar donde Gaia puede rodearlos, figurativamente, con las bellas manos del Espíritu, de la tierra, del planeta, y no importará cuánto frío haga, porque se sentirán seguros en ese amor; esta Tierra conoce sus nombres. Antes de irse de esta isla, de esta nación, eso es lo que aprenderán. Se irán de aquí y la gente les preguntará “¿Cómo fue eso?” y ustedes tendrán la tendencia a decir “Bello, espectacular”. Eso no es todo lo que van a decir. Dirán: “Hay una personalidad. Aprendí algo allí: allí hay amor, y se muestra.  Eso es la “A” de Islandia.
Y así es.
Kryon
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro


martes, 24 de marzo de 2020

Día 5 en Islandia - Letra "L" - Kryon


Canalización de Kryon por Lee Carroll
Reykjavik, Islandia, marzo de 2020
Día 5 – Letra L
Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
¡Qué día magnífico! Si recién te unes a nosotros, como muchos lo hacen, y te encuentras aquí, con un grupo que está estudiando la energía de Islandia, este es el quinto mensaje en una serie de muchos, y el grupo se encuentra escuchando a las olas que rompen desde la laguna, con las aguas del Atlántico Norte.  Y la escena más pintoresca posible está en las montañas llamadas Montañas Pirámides. Son más que majestuosas, porque los elementales aquí saben quiénes son ustedes. Este grupo es privilegiado por estar aquí, donde la energía se derrama sobre ellos y les dice: este planeta los ama. Y los elementales, los de hoy, y la civilización, la de hoy, son amistosos y serviciales.
Hemos estudiado diversas letras de la palabra Iceland, y estas letras son buenas para hoy. Si hiciéramos eso otra vez, el significado de las letras podría ser diferente. Es para hoy que asignamos conceptos a cada letra. Y nos paramos sobre la letra “L”.
Ahora bien, la mayoría de ustedes sabe cuál es el impulso, la base del trabajo de Kryon, y lo que dicen nuestros mensajes; esa “L” en Islandia hoy tiene que ser “luz”. Y tienen razón. Sin embargo, vamos a compartir esa “L”. Y la razón para compartirla con otra palabra es para la lección del día. Yo podría sentarme y discutir qué es el amor (Love) y sus muchas clases, y sus muchas maneras. ¿Es el tipo de amor evidente cuando los seres humanos se miran uno a otro de cierto modo, o cuando tienen un animal que los mira a ustedes, confía completamente en ustedes y lo aman? ¿Es el amor de un niño? ¿Es la clase de amor que sigue para siempre entre ustedes y la tierra? ¿O es más? ¿Es posible que exista un amor acelerado y ascendido que podría ser ese entre el Creador de todas las cosas y ustedes? Ese amor que incluso entraría en la parte que ustedes llaman el alma.
En este planeta hay algunos idiomas que lo separan muy bien, que tienen muchas palabras para “amor”. Pero hoy queremos contarles sobre un proceso de amor. La otra palabra con “L” es Lee. Voy a contarles algo que es su lección para hoy, que está en la vida de él. La razón para que este ingeniero práctico se siente ante ustedes se debe a un cierto tipo de amor.
Las doctrinas de todo el planeta hablan del amor de Dios. Hablan de un amor genérico. Millones de personas se sientan en estructuras, escuchando las Escrituras, oyendo sobre este amor. Pero nunca se vuelve muy personal.  Es algo que existe, y que se supone que ustedes entiendan.
Pero cuando mi socio tuvo la opción de examinar lo esotérico, siendo un ingeniero, él realmente no quería recibir la respuesta que recibió. Él desafió la idea completa de que lo esotérico existiera. Pero tenía un enigma, y la única manera de resolverlo era lanzar un desafío. Dijo: “Kryon, si eres real, muéstramelo.” La idea es que él se iba a sentar en la silla y si sentía algo, o si oía palabras, o recibía un milagro, entonces Kryon era real (se ríe).  Después de varios años llegó a un punto de confusión porque las cosas que empezaba a ver y sentir no eran lineales, no eran muy de ingeniería. Y él necesitaba saber. En su mente, él asumió que todo era un engaño, que nada iba a suceder, y que él tenía libertad para lanzar ese desafío y decir “Si eres real, muéstramelo”, y era libre de sentarse en la silla sabiendo en su corazón y en su mente que nada iba a suceder. Entonces eso lo iba a dispensar de algo más grande en lo que no tenía interés, porque lo esotérico no tenía sentido y no era lógico.
Mi socio se sentó en la silla. Lo que sucedió después, queridos, es el proceso del amor para Lee. Lo que sucedió después está envuelto en un círculo gigantesco de eventos, todo culminando en un hombre en la silla. El Espíritu sabía quién era él, el Espíritu sabía cómo pensaba él, cómo piensa de una hora para otra hora, de qué tenía miedo, y qué amaba.
Lo que sucedió después estaba hecho a medida para él; no era un amor genérico de un Creador desde otra galaxia. Fue tan personal para su alma, para su tiempo, para su nombre, para su edad, justo entonces y justo allí.  Y cuando se sentó, fue como si el tiempo se juntara para él, y lo que sintió no pudo nunca describirlo, incluso hasta hoy.
En esa silla él no oyó palabras, no vio cosas, no hubo milagros estelares a su alrededor, ni ángeles cantando a coro, pero lloró. Lloró. Porque lo que sucedía en cada célula de su cuerpo era como si estuviera naciendo por segunda vez. Todo su cuerpo respondió “Para esto es que estás aquí”. ¡Y a él no le gustó! No lo entendió, y saltó de la silla, y se enojó con la silla. No entendió.
Pero queridos, él es un ingeniero, y cuando uno junta una causa y un efecto, uno tiene que probar otra vez. Porque si se tienen muchas causas y efectos, obteniendo la misma reacción, eso significa que allí hay algo de sustancia. De modo que se sentó en la silla otra vez. Y sucedió lo mismo.
El resto es la historia de Kryon, pero la lección es esta: el Espíritu conoce a todas las personalidades aquí, y cualquier desafío que le presenten a ese Creador, están dando permiso para que se cumpla, si es que se da con intención pura. “Querido Espíritu, no entiendo lo que está pasando, pero permíteme estar cómodo con ello. No entiendo lo que me rodea en este momento, ni los sentimientos que estoy teniendo, haz que pueda estar cómodo con eso. Te desafío a que me des paz.” Y allí es cuando la reciben, ¿lo ven? Porque el Espíritu conoce su personalidad, a qué le temen, qué los consuela, qué quieren, que resuelva los problemas en su vida.
 Y cada ser humano es totalmente único, y queridos, eso es amor incondicional perfecto. ¡De eso se trata! No es amor genérico. Es amor individual – aquí va tu nombre. El Creador te conoce. Los elementales te conocen.
Es tanto lo que está sucediendo en este planeta, ahora mismo, circulando alrededor de la luz que está por venir, y las cosas que sucederán, donde todos estos problemas que están teniendo con el virus se vayan. Eventualmente la lección se aprenderá, y muchas otras cosas se sabrán. Pero por ahora, podrían decir que es una prueba de su paz. ¿Cuán pacífico puedes estar cuando otros a tu alrededor se arrancan los pelos y se preocupan?  Los que están escuchando esto, en las próximas semanas sabrán qué quiero decir. ¿Pueden sostenerse en pie cuando a todos a su alrededor no les está yendo tan bien? Y si pueden, ellos los mirarán y acudirán a ustedes por solaz, por paz. Incluso hablarles de manera pacífica servirá de mucho.
Los que son padres, entre ustedes, saben; cuando los niños venían llorando porque no entendían el mundo de ese momento, tal vez a los tres o cuatro años. Y ustedes podían tomarlos de la mano y hablarles suavemente y sonreírles, y todo su mundo ya estaba bien. Todo lo que tenían que hacer ustedes era estar allí. Queridos: quiero que estén allí para quienes los rodean, en estas semanas y meses próximos, porque de eso se trata verdaderamente el amor. Es individual, hecho a medida, y es para ustedes.
Váyanse de este lugar, de esta área tan bella, de esta excursión con nosotros ahora, queridos, váyanse de este lugar un poco diferentes de como vinieron. ¿Sienten el sol? Es una bendición. ¿Sienten a los elementales? Es una bendición.  ¿Sienten la verdad? Es una bendición.
Y así es.
Kryon
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro