miércoles, 28 de septiembre de 2022

Jim Self - Diferencia entre Sentimientos y Emociones - Preguntas y Respuestas

 Seminario Online de Jim Self – Mastering Alchemy - 8 de septiembre de 2022

¿Cuál es la Diferencia entre Sentimientos y Emociones?

Preguntas y Respuestas.

Roxane:          Estoy haciéndolo. ¡Hola!

Jim:     ¿Cómo fue eso de sentarse en la silla?

Roxane:          Estuvo muy bueno, realmente bueno. Sabes, hice esto antes en otro seminario. Me sorprende cómo podemos estar haciendo esto durante años y años, y volvemos a las herramientas fundamentales, y todo se mueve, y todo es poderoso. Y es delicioso. Gracias.

Jim:     Sí. Sí. Antes de empezar, déjame decir algo. Voy a hacer un anuncio: estamos cambiando lo que estamos haciendo, yo diría significativamente. Nuevo sitio web. Nuevas maneras de abordar las cosas, nuevas maneras de participar con ustedes, está abarcando todo, y en un corto período de tiempo llegaremos a ver algunas cosas de modo diferente. Eso.

Roxane.          Grandes cambios. Bien, este primero es un comentario: empiezo a sentir el alivio y los buenos sentimientos por soltar el juicio. Juicios que están justo frente a mí y siempre fueron míos. Gracias por ayudarme a recordar la alegría de permitirme  simplemente ser. Ella está en Nivel 1.

Jim:     De nada, bienvenida.

Roxane:          Y aquí hay una pregunta de una oyente nueva, esto realmente me habla; tengo una pregunta tonta: ¿quién seré yo cuando todo este equipaje se vaya? ¿El cambio será tan drástico que yo no encajaré más?

Jim:     Esa es una gran pregunta, y no es tonta. Lo que pasa es que, de un modo u otro, sí, no encajarás más. Pero ¿qué significa eso? “No estoy cómoda con la gente, es muy ruidoso, la gente está enojada,” con eso es que no encajarás más. Empezarás a alejarte de eso.

Y luego empiezas a soltar eso de “no estoy bien, no merezco”, ese equipaje que cargamos, y lo que hacen las herramientas es que realmente empiezas a salir de todo eso hacia una plataforma, un formato de clase diferente, que te saca de ese espacio, y empiezas a tener opciones de una manera que no se presenta usualmente.

Pero al final, vas a ser una persona diferente. Yo le digo a los que están en Nivel 2: a seis semanas ¿eres la misma persona que empezó? Y la respuesta siempre  es NO   Esto es realmente asombroso.  Es una aventura, es un viaje, una expedición, una exploración tuya para encontrar quién eres.

Y es bastante espectacular, si sigues, hay muchos baches en el camino, de pronto empiezas a soltar algo de tu equipaje. Y te aferras a él y empiezas a llevarlo encima otra vez. Hay herramientas que te dan una salida fácil de eso. Pero no es un viaje maravilloso, puro, celestial; hay baches en el camino, pero esto es un viaje, no es una clase de dos semanas y aquí tienes el certificado. Es tu viaje; eres tú, explorando y evolucionando hacia lo que realmente eres.

Roxane:          Jim esta pregunta es de una persona que está en el Banco del Parque, ella dice: realmente los amo, y tengo una pregunta. ¿cuáles son las mejores herramientas que aconsejas para borrar, quitar síntomas físicos o una condición física, que hemos colocado inadvertidamente en nuestros cuerpos al usar incorrectamente nuestras emociones?

Jim:     Si ella pide la herramienta, no hay “la” herramienta; lo que realmente hay es comprender cómo eso realmente llegó allí, y reconocer que ahora lo puedes desarmar. De modo que aquí no hay varita mágica. Sin embargo, hay un montón de varitas mágicas. Una vez que entiendes, “Oh, eso era”

Según todo lo que hemos dicho, cuando combinas ese pensamiento “estoy muy enojado” y “¿cómo pudieron hacer eso?” y luego la emoción se envuelve, si te aferras a eso bastante tiempo, y la mayoría lo pone en sus mochilas, baja hacia el cuerpo físico y causa irritación, inflamación, y las cosas se rompen. Entonces, limpiar los pensamientos y emociones es lo que empieza a permitir al cuerpo relajarse, y así es como el cuerpo puede sanar naturalmente.

Pero no hay “la” herramienta; sí hay algunas herramientas muy efectivas para esa respuesta.

Roxane:          Lo que a mí me gustaría sugerir, a ella y a todos, es que hay herramientas muy básicas que son gratis, están en el sitio web de Mastering Alchemy, si van a la biblioteca de los seminarios gratuitos, hay un seminario abajo que tiene todo sobre la Rosa. Y el uso de la Rosa podría ser muy útil  para empezar, cuando notas que algo está sucediendo en tu cuerpo. Asume que es solo energía; no vayas a “Oh, es cáncer y me muero” desde el principio. Vas a “oh, esto es alguna energía atascada que no me pertenece y lo que tengo que hacer es sacarla.

Yo sugeriría ir a ese seminario y empezar a usar la herramienta y tal vez la conexión a tierra, empezar lentamente, sacando esos obstáculos del camino. Empezar a descargar a tierra y usar la rosa para limpiar lo que sea que esté sucediendo en esa parte de tu cuerpo.

Jim:     Gran respuesta.

Roxane:          Esta pregunta dice:  Jim, tú has sugerido que los que son empáticos disminuyan los primeros tres chakras para sentir más calma. Estuve haciendo eso y me ayuda a calmarme, pero me pregunto si existe una desventaja en hacer esto. ¿Recibo menos guía o energía, al hacer esto?

Jim:     No. Los tres chakras inferiores tienen que ver con el cuerpo físico; el físico, el mental y emocional. Entonces puedes sentarte y disminuirlos y trabajarán muy bien. En el momento en que entras en algo que vas como afuera de tu cuerpo, o le das atención a lo que está allá en lugar de permanecer en tu espacio, esos chakras vuelven a encenderse. No estás perdiendo nada, en términos de disminuirlos, tal vez en meditación, sentada en quietud. De hecho lo que haces es llevar tu fisicalidad, tu mente y emociones, a una alineación más tranquila, para que puedas manjar esa participación más cómodamente.

Entonces esos chakras, particularmente en una meditación, o en un lugar en que te quieres calmar, salir de la energía, tomas un par de respiraciones, te sientas y cierras esos chakras por un momento o dos, y el cuerpo empieza a calmarse.

Roxane:          Jim esta es una pregunta de una persona que está en Nivel 1. ¿Podrías expandir un poco lo del centro de la cabeza y la mente superior? ¿Qué diferencia hay? Y ¿debiéramos estar en una, o en la otra, durante el día?

Jim:     El centro de tu cabeza. Si llevas tus dedos, tus dedos índices, y los pones en las sienes, y extiendes una línea entre los dos dedos, y luego mueves tus dedos 90 grados justo por arriba de la nariz, en la frente, y el otro justo atrás, y extiendes una línea, donde las líneas se cruzan, ahí lo tienes.  Entonces en ese espacio estás detrás de tus ojos, mirando por tus ojos. Y eso suena realmente simple, pero para mucha gente es como la primera vez que lo oyen, primera vez que le prestan atención.

El centro de tu cabeza te permite empezar a estar presente, y te permite estar observando de una manera que no lo hacemos cuando “vamos a” a alguna cosa. Nos dicen “mira allá” y allá vamos. Te permite ver qué hay allá, ver lo que está sucediendo alrededor, y estar presente para manejarlo, en lugar de tener que ir allá y regresar luego.

La mente superior está un poco más arriba, un poco más hacia atrás, en el centro de la cabeza, lo mantenemos simple, y cuando empiezas a ir a esa mente superior, se vuelve más quieto. Empieza a haber una curiosidad, un enfoque, una sensación de percepción conciente un poco diferente de lo que acostumbras. Mantenerlo simple, solo un poco diferente. Y te permite simplemente estar en quietud.

Lo que sucede luego, sin embargo, es la parte que hace que todo funcione. Pasas mucho tiempo pensando con tu mente racional, pero el corazón piensa. Y allí es donde pasamos toda esta sesión: el corazón piensa.

Cuando empiezas a entrar en ese espacio de la mente superior, quieto, conciente, presente, y a disfrutar, empiezas a pensar desde el corazón usando la mente superior, enfocando desde el centro de tu cabeza, hay una alineación que empieza a darte una sensación de permiso para navegar de modo diferente.

Estar en la mente superior, en Nivel 1, es un asunto grande, empiezas a notar. Pero luego todo se integra.

Roxane:          Aquí hay un comentario de una persona que está en Nivel 1, Tengo una observación graciosa: cuando dijiste que no tenía nada que hacer, mi mente inmediatamente fue a todas las cosas que sí tengo que hacer, como que estaba discutiendo con mi corazón, o algo así.

Jim:     ¡Exactamente! Esa es la mente racional diciendo “¡Espera un minuto! ¿Y qué pasa con…?” Y lo hace todo el tiempo, si lo piensas, ella salta “¿Y qué hay de...? Hagamos esto. ¿Cómo puede ser? ¡Cuidado con eso!” La mente racional está en funciones todo el tiempo, y su trabajo es conservarte seguro, y hacer que encajes. Entonces, no es tanto que vayamos aquí y estemos en peligro o inseguros, sino que simplemente  ahora voy a salir de mi mente racional. Estoy sentado en una silla, estoy cómodo, estoy más conciente, y estoy más tranquilo. Y si le dices a la mente racional: “Cállate. Solo estoy sentado aquí”, de pronto consigues ver todas las cosas que imaginaste, pero reconocer a tu mente superior es lo que aprendes a hacer cuando estás presente en tu espacio, en tus términos, y hacer que la mente racional esté aún más quieta. Tiene un gran propósito, pero en este espacio es muy, muy ruidosa y disruptiva.

Roxane:          Jim, esta es de una persona en Nivel 3, ¿Los sentimientos son experiencias 5D y las emociones son 3D?

Jim:     Estaría bien decir eso, pero conservémoslo así: me vuelvo consciente de los sentimientos (no tienen aristas, filos) y es también un espacio de 4D. Para aquellos que no conocen, la 4ª dimensión es un reino de pensamiento; no hay nada físico en la 4ª dimensión. El lugar donde sueñas: nada físico. Es todo pensamiento. Los pensamientos más altos – mariposas y libélulas, cachorritos y dragones juguetones. El reino de pensamiento más bajo, asesinato, violación, incesto etc. En el lugar donde empiezas a tener alegría, los sentimientos, puedes jugar realmente bien en ese reino multidimensional de 4ª y 5ª D. De allí viene.

Roxane:          Aquí hay un comentario: Estoy en Nivel 3, y quiero decir que Mastering Alchemy ¡es asombroso!

Jim      Grandioso. Me alegro por ti.

Roxane:          Sí. De hecho, tengo toda una cantidad de comentarios como ese. Maravilloso cómo se siente.

Esta es de una persona en Nivel 2, Esto refuerza mucho el trabajo que iniciamos en el Nivel 2 Hoy noté que había menos que limpiar de mi espacio que unas pocas semanas atrás, no pareció tan pesado. La palabra con que tengo un desafío es “feliz”. No puedo sentirla del todo. ¿Algún truco?

Jim:     Sí. No eres la única allí, porque mucha gente no sabe qué es ser feliz. Pero digo ¿alguna vez hiciste algo y lo pasaste muy bien? Donde reías, estabas con amigos, tomaste una buena comida, y tuviste conversaciones muy lindas, y realmente disfrutaste con estas personas. Tus mejores amigos, y realmente te gustan.  ¿Cómo se sentía eso? Encuentra ese lugar donde tuviste una buena conversación, donde te sentiste conectada, participando con alguien, y llama a eso “feliz”. Y luego permite que eso sea el marco de referencia que te permita empezar a moverte y expandirte en más y más de lo que es “feliz”

Podemos decirte que un número de personas, cuando les dices que tienen permiso para sentirse felices, rompieron en llanto. Ha sido sorprendente y fascinante. De algún modo llegamos a esconder esa protección, esa emoción, de tal manera que estamos en modo de no-protección muy a menudo; es una tensión en el cuerpo. Reconocer “feliz” es parte de soltar esa tensión, dejarla ir. Espero que esto te ayude.

Roxane:          Jim, esta es de una persona que es oyente nueva: noté un gran cambio en mi humor durante este trabajo. ¿Es de esto que se trata el nivel 1? Este tipo de energía y movimiento emocional.

 Jim:    Bueno, el Nivel 2  trata mucho sobre eso. El Nivel 1 se trata de empezar a armar la estructura. Ser capaz de estar de mi lado de la Rosa, reconocer mi conexión a tierra, reconocer lo que es tiempo presente. Suena gracioso, todos saben qué es tiempo presente. Pero no, no lo sabemos. Y cómo permanecer allí, y cómo volver a encender ese espacio del corazón.

Es mucha percepción conciente. Básicamente la gente dice con el Nivel 1: yo sabía que había más. Yo sabía que había algo más. Muchas veces la gente que juega en el Nivel 1 están convencidos de que son de otro planeta, no encajan, no saben por qué están en este planeta, no consiguen gente a quien decirle hola. Y consiguen un conjunto de voces para navegar de modo diferente.

En Nivel 2 empiezas recibir las herramientas que te permiten mirar cómodamente a algunos de estos espacios de “no estoy bien” de los que normalmente huirías o no mirarías, emocionalmente. Y te das cuenta de que estos no son siquiera de tiempo presente, son cosas que he estado cargando desde que estaba en el colegio. ¿Te gustaría reconocer cómo cambiar eso?

Y una de las piezas del Nivel 2 es que todo el mundo cree que el pasado es el pasado, y está fijo, atascado, y no puedo cambiarlo. Y eso no es correcto. La capacidad para cambiar el pasado es muy, muy viable, cuando entiendes cómo cambiar el pasado.  Ahora bien, ¿el evento de aquel momento se va? No. pero las emociones que están atadas al evento ¿necesitan ser contenidas continuamente en la mochila? Cosas como la culpa, la preocupación, ¿te gustaría limpiar esas vibraciones? Y de pronto el evento, tan dramático como fue, con sus emociones, simplemente se vuelve un evento que no tiene nada que ver conmigo hoy, en este momento.

Comprender el tiempo es algo que empieza a ser factible en el Nivel 2.

Roxane:          Jim, este es un comentario de una persona que está en Nivel 1 y ha estado en el Banco del Parque: yo, y nosotros, absolutamente necesitábamos esta inyección en el brazo. Gracias por el recordatorio.

Jim:     De nada, muy bienvenida.

Roxane:          Jim, aquí… es gracioso, nunca sucedió antes. Esta persona tiene un comentario para otra de las personas que preguntaron.

Quiero decir que estos cambios, todos los que están viniendo, una cosa que estamos construyendo y nunca lo hicimos antes, es que estamos construyendo una comunidad. Es una comunidad para todos los involucrados en Mastering Alchemy, y también alguna comunidad para los que están en Nivel 1, 2, 3, y más. Entonces esta clase de interacción puede realmente suceder en tiempo real cuando lancemos esa plataforma comunitaria.

Este es el mensaje de esta persona para la anterior: No puedo decirte cuán agradecida estoy de estar en este camino, difícil explicar cuánto más liviana me siento al tomar estas clases. Es la mejor manera en que yo haya gastado mi tiempo y mi dinero. Esta persona está en Nivel 3.

Jim:     Bien.

Roxane:          Aquí hay una pregunta de una persona en Nivel 1, ¿es posible que mi deseo de “esconderme” sea porque también soy empático o tengo simpatía?

Jim:     La respuesta es sí. Lo que pasa cuando empiezas a reconocer esto empático, “estoy sintiendo la energía de los demás” ya sea que estés consciente de ello o ha estado allí tanto tiempo que se hizo inconsciente, y se volvió “así es como vivo mi vida”. Entonces puedes contestar la pregunta ¿yo evito, me retiro a mi escondite? ¿Doy un paso atrás y realmente veo una buena visión del territorio aun antes de abrir la boca? la respuesta es probablemente que sí.

Estoy prestando atención a qué van a pensar de mí, o qué van a decir emocionalmente. Ya sabes, alguien se da vuelta y dice “eso fue una cosa estúpida para decir” y eso te golpea, o a mí, o a cualquiera, empáticamente, y es aplastante. Aquí es donde la herramienta de la Rosa al borde de tu aura es muy valiosa, no es básicamente una protección, ni una muralla, no es un bloqueo, sino una simple demarcación. Para quienes no conocen esto, desde mi corazón hasta el borde del aura – extiendan su brazo delante de ustedes, vuelven la palma de la mano hacia ustedes, más o menos una pulgada o dos, allí está el borde su aura. Desde ese punto hasta mi corazón, soy yo, y todo lo que está del otro lado es el teatro de Shakespeare para entretenerme.

 Dicho esto, ahora definiste tu espacio, ahora puedes mirar: cuánta otra gente está viviendo en mi espacio, en mi lado de la Rosa. El papá/mamá/maestra sacerdote, que básicamente dijeron: así es la vida, se hace esto, no se hace aquello, estas son las reglas, siéntate en el rincón, cállate, no digas nada. Esa energía es bastante intensa, y entregamos nuestra autoridad a esa energía, y luego esa energía nos da forma en la personalidad que somos.

Pero cuando empiezas a jugar con todo esto y te das cuenta de “Eso ni siquiera es mi pensamiento”, ese es el gran descubrimiento. Muchos de los pensamientos que piensas y muchas de las creencias que sostienes no son tuyas. ¿Y de quién son?  Del papá/mamá/maestra/sacerdote que te dijeron que así es como funciona el mundo, y tú dijiste, “está bien”,

¿Te gustaría traer todo eso al tiempo presente y ver si todavía tiene alguna realidad para ti? Lo que hicimos recién durante una hora y minutos, identificar cosas y palabras, identificar tus pensamientos, simplemente por entrar en ese espacio del corazón, muchos de esos pensamientos y creencias desaparecen porque nunca fueron tuyos en primer lugar. Para algunos es difícil, pero una vez que empiezas a reconocer ¿por qué estoy cargando con esto, que ni siquiera tiene sentido?

Otra cosa que puedes hacer es notarte a ti misma cuando tienes frases raras, que no recuerdas ninguna ahora (se ríe). Pero la gente dice cosas raras, o graciosas, ¿de dónde vino eso? “Una vaca sagrada” (N.T. Holy Cow! expresión usada para decir ¡Increíble!) ¡Nunca vi una vaca sagrada! ¿De dónde vino eso?  Pero decimos cosas, las soltamos, inconscientemente. ¿De dónde vinieron?  Cuando empiezas a tomar consciencia de eso, a veces da mucha risa, otras veces es “Oh, Dios mío, ¿qué estoy haciendo?”

Roxane:          Jim, varias personas me están preguntando qué es el Banco del Parque. De modo que ¿podrías explicar qué es eso?

Jim:     Sí. En todo el trabajo que hacemos, hay un propósito para todo esto. En el último par de años ha habido una oportunidad múltiple para hacer un número de cosas. Y una de las cosas a las que constantemente apuntamos nuestra atención, es: si pudieras crear una realidad en la que te gustaría vivir, ¿cuál sería? Una pregunta muy simple.

Me gustaría estar en un espacio donde haya respeto, dignidad, donde haya mucha risa, donde haya co-creación y bienestar, y que haya belleza. Y que simplemente pueda comer comidas deliciosas y reír mucho. Esa sería la realidad en que me gustaría vivir.

Entonces, lo que hicimos en el Banco del Parque es empezar a crear esa realidad. Si esto no tiene sentido para ti, solo escucha y luego olvídalo.

La capacidad para crear realidades está muy dentro de tu capacidad, y lo haces todo el tiempo. Empiezas a pensar mucho en “me gustaría que suceda esto”, y luego piensas un poco más, y pones intención, y entras en ella, y realizas una acción, y de pronto recibes un resultado. No difiere de crear una realidad nueva.

Entonces justo ahora, con este cambio de consciencia que está sucediendo, una cosa que era necesaria era crear una realidad. Llamémosla una gran burbuja, la formamos similarmente, con esas palabras. Y se juntaron unas cinco mil personas y básicamente, sin que nadie dijera “Es esto” o “es aquello”, la cuestión era ¿cómo te gustaría que fuera esa realidad?

Y empezamos a crear la arquitectura, y luego el paisaje, y luego el entorno de este reino de consciencia.

Este soy yo que habla, aquí está, es muy tangible, está llegando a una realidad que se está desplegando, cuándo llegará no lo sé, no importa, pero ¿puedes tú en parte empezar a vivir en esa realidad? La respuesta es sí.

Entonces el Banco del Parque fueron veinte sesiones durante veinte meses, y luego hubo otras diez sesiones, que tuvieron cinco mil personas empezando a crear esa arquitectura. Y todos se sentaron allí Y fue bastante magnífico.

Tal vez hagamos eso en otra ocasión.  Ahora mismo, el enfoque real está sobre ti, una persona, cada uno de ustedes, volviéndose maestros, dueños, de sí mismos. Comandando su presencia, capaces de estar en respeto, dignidad, en medio de todo este ruido que está en curso. Y simplemente empezar a irradiar un nivel de luz que empiece a influir sobre el ruido. Ese es el propósito de Mastering Alchemy. Eres tú, evolucionando hacia quién eres.

Roxane:          Casi terminamos. Y una persona dice: El Banco del Parque es y fue muy asombroso. Y la descripción de todo él está en la tienda, todas las grabaciones están allí, porque lo hicimos casi dos años.

Jim, esta será nuestra última pregunta porque ya casi pasamos los noventa minutos, la persona dice: No siento que sea muy seguro expresar mis sentimientos  en ciertas situaciones familiares. Simplemente doy un rodeo para hacer relaciones en otras áreas completamente sanas, mente racional realmente en funciones. ¿Esto cambiará alguna vez? ¿Y cómo puede uno cambiarlo?

Jim:     Bueno, sí cambia, es una realidad completa. Has visto durante el Covid, las familias apartándose porque tenían distintos puntos de vista. ¿Debo vacunarme? ¿No debo vacunarme? Observas toda clase de cosas contradictorias viniendo a la superficie, rojo y azul, todo eso viene a la superficie. Las relaciones son el juego más difícil en el planeta, y la familia es la más difícil en el juego de las relaciones.

Empiezas a resolver cómo sostener tu espacio y permitirles que estén donde están sin discutir con ellos y sin tener que entrar en conversación con ellos sobre el punto de vista. Aprendes visiblemente cómo decir cosas como “¡Ah! Eso es interesante. Déjame pensarlo”. Y una nueva conversación. Y así, empiezas a llegar a un lugar donde tú te vuelves cómodo, seguro, capaz, misericordioso, en tu propio espacio, e inicias todo un nuevo nivel de luz en la familia. Sin discutir, simplemente sostenerse allí. Y suceden algunas cosas interesantes. De pronto, alguno es echado de la familia. No vamos por el lado negativo, pero hay gente que me dijo “Vaya, es la mejor cosa que me haya pasado. Dejé de intentar arreglarlos. Dejé de intentar encajar en su sistema de creencias.” Y la misma persona dijo, unos dos años después, “mi familia quiere saber qué es lo que hago que me hace feliz.”

Y cambia toda la relación. De modo que encontrarás que ocurre un número de cosas. Tú estás cambiando, no puedes quedarte en el mismo lugar. Seré muy claro, lo digo muchas veces: vas a perder algunos de tus amigos, porque para estar con ellos haces cierto tipo de cosas, y de pronto esas cosas ya no son tan interesantes para ti.

Pero vas perdiendo amigos toda tu vida. Tienes buenos amigos, y de pronto dices “Vaya, ¿adónde se fue Sally? No la he visto por seis meses”. Ustedes tuvieron un momento de intersección, pasaron tiempo en eso, y ambas siguieron adelante. Ese es un espacio que empezarás a encontrar que tienes permiso para tu propio crecimiento, en lugar de complacer a todos los demás por estar donde ellos están.

Entonces, la respuesta es sí, sí que cambia, y llegas a un lugar donde puedes participar de una manera en que puedes, sin discutir, sin empujar, sin crear resentimiento, puedes cambiar la alineación para estar cómodo. Y suele pasar que, así es como ellos son, y yo les voy a permitir estar allí.

Entonces: esta no es “la” respuesta, pero es tu respuesta. Espero que esto te ayude.

Bien, vamos a detenernos aquí. Este es un buen trabajo, particularmente para aquellos de ustedes que son nuevos o están en Nivel 1, esto no es una meditación para una vez, esto es algo en que empiezas a estar, y cada vez hay más moviéndose. Si te gusta, te señalo, particularmente ahora que el cambio de consciencia va muy velozmente, vas a ver cambios realmente grandes que llegan a manifestarse, y nunca se pensaron en el mundo. No necesitan ser dramáticos. Serán dramáticos, muchos de ellos, pero no necesitan ser dramáticos para ti.

Si nunca más te conectas, nunca te enseñamos, esas herramientas básicamente te permiten empezar a ser tú en tus términos. Y luego el Nivel 2 te permite liberarte de ese equipaje de la mochila, ese no estoy bien. Así está estructurado en ese punto. Y luego hay más. Pero allí mismo, empiezas a cambiarte  hacia quién eres más cómodamente a medida que seguimos.

Espero que esto haya sido útil, beneficioso; vayan, disfruten, sean felices. Bendiciones.

Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

 

 

martes, 27 de septiembre de 2022

Jim Self - Cuál es la Diferencia entre Sentimientos y Emociones

 

Seminario Online de Jim Self – Mastering Alchemy

8 de septiembre de 2022

¿Cuál es la Diferencia entre Sentimientos y Emociones?

Conferencia

¡Hola! Bienvenidos. Espero que estén disfrutando.  ¿Encuentran realmente fascinantes estos tiempos de cambios? Porque son realmente fascinantes.

Queremos hacer algo hoy, para empezar a llevar la atención a un aspecto de ti que muchas veces pasa inadvertido. De hecho, hay tanto, respecto a quién eres, y hay mucho de quién eres que pasa inadvertido. Porque no notamos muchas de las cosas que suceden, solo permitimos cosas con las que tropezamos, experimentamos, sentimos, que se expresan en el momento y luego seguimos adelante. Muchas de las cosas que nos suceden ni siquiera las notamos: emociones, sentimientos, pensamientos que tenemos, oportunidades que se presentan para satisfacer algo que queremos y que ni siquiera recordamos que lo queremos. Y pasan y se van.

Pasamos mucho tiempo inconscientes de estar inconscientes como seres humanos- la persona promedio que camina por la calle. Y luego están aquellos de ustedes que empiezan a volverse conscientes de estar conscientes, y ha estado sucediendo por cierto tiempo. Eso es bastante significativo en este momento; empezar a  notar algunas cosas, empezar a darse cuenta de algunas cosas. Hay oportunidad para volverse consciente de estar inconsciente. Eso suena gracioso: volverse consciente de estar inconsciente.

Lo que quiero decir con eso es que todos caminan por ahí con un equipaje, una mochila llena: cosas que hicimos y que no nos gustaron respecto a nosotros mismos, cosas de las que nos acusaron, cosas que nos avergonzaron, cosas que dijimos y no debíamos haber dicho. Ocasiones en que estábamos enojados y nunca regresamos para una oportunidad de disculparnos o al menos reconocer para nosotros mismos, “Ah, tal vez eso se desbordó.” Y luego seguimos adelante, y muchas veces en esos altibajos tenemos diferentes emociones, sentimientos, pensamientos, creencias que tenemos, opiniones, juicios. Lo que pasa es que creamos esta respuesta, esta reacción, este juicio, esta opinión, este pensamiento, otra vez. Y luego nos alejamos. Pero ¿alguna vez te preguntaste “adónde fue el pensamiento que recién prensé” cuando terminaste de pensarlo?

Verás: los pensamientos son materia, tienen densidad, no hacen simplemente ¡Puff! y se van. Se acumulan, viven en tu campo de energía. Van a esa mochila, seguro. Y tienen densidad y tienen carga eléctrica, y tienen masa. Y entonces ese momento de enojo, digamos, que tienes, una explosión de ira, “esto me enoja mucho, realmente estoy como loco”, no se fue: todavía está en tu espacio. Y de muchas maneras, se instala en distintos lugares, y es consciente para ti pero tú estás inconsciente de él.

¿Has notado que alguna vez tomas una decisión, y es solo una decisión de un momento? Es como decir algo y de pronto te das cuenta de que has hecho el ridículo, o que alguien se burló de ti, y tomas una decisión: nunca más hablaré con esa persona. No vengo más aquí, no lo haré. Tomaste una decisión, y esa decisión se vuelve una línea en la arena, y tú ya no la cruzas. Pero lo interesante es que la línea en la arena está siempre allí hasta que tú la quites. Está siempre allí, y suele pasar que la olvidamos. No sabemos por qué estamos taciturnos. “No quiero ir allá. No sé por qué. No me gusta esa persona. Ni siquiera la conozco, pero no me gusta.” ¿no es extraño, cómo hacemos eso?  Ahora bien, tal vez yo hago eso, pero ustedes son los iluminados del planeta y probablemente no hacen estas cosas, pero yo sí lo he hecho. Solo una vez, pero no fue una cosa agradable.

Ahora, toma una respiración, si te parece, porque, como siempre en este espacio en que jugamos aquí, el propósito es empezar a hacer consciente algo que es inconsciente, pero hacerlo de tal manera que simplemente se suelte y se vaya.

No necesita ser traído a una emoción vivida, no necesita ser desencadenado a “Estoy muy enojado”, porque cuando empiezas a notarte a ti mismo desde un punto de referencia diferente, una plataforma diferente, empiezas a notar que hay opciones que siempre estuvieron allí pero no hemos tenido una sensación de permiso para hacer algo distinto. “Esto es lo que he aprendido; esto es lo que me dijeron, esto es cómo funciona el mundo, así es como yo encajo; no quiero sacudir el bote.”

Pero si estás aquí, escuchando esto, ya tomaste una decisión de sacudir el bote. Hay algo en las posibilidades que no se han explorado, o hay algo en la energía que llevo conmigo, que no me aprecio a mí mismo, no disfruto cuando estoy taciturno. Me gustaría cambiar eso. ¿Cómo lo hago?

Una cosa que hace Mastering Alchemy es ofrecer conceptos y herramientas para expandir tus talentos y capacidades para elegir conscientemente cómo experimentar tu vida de modo diferente. Eso es. ¿Cómo elijo de manera distinta? Y empiezas a hacer esa pregunta y allí empieza a ser interesante esa primera frase: hay tanto en quiénes somos, y hay mucho que damos por hecho.

Entonces, ¿cómo navegar este espacio que me gustaría cambiar, el espacio en que me gustaría crecer y experimentar? Realmente no es tan difícil. Es básicamente empezar a entender el juego en que estás jugando, por así decirlo. ¿Alguna vez jugaste a un juego y no sabías las reglas? Y podrías tener suerte, las primeras veces, pero en una base sostenida, no saber las reglas generalmente lleva a que te muerda el traste.

Y una cosa de este juego de vivir, que jugamos, es que muy poca gente leyó el libro del reglamento cuando entró. No lo  notó, no prestó atención, no preguntó “¿Qué se espera que yo haga? ¿Cómo funciona esto?” A medida que tienes un poco más de edad, un poco más de sabiduría, algo más curioso, la capacidad para empezar a hacer las preguntas: ¿Cuáles son las reglas? ¿Cuáles son las estructuras? ¿Qué pasa si hago esto, y qué pasa si hago aquello? Y luego prestar atención

Entonces, un lugar realmente útil del que darse cuenta, es saber cuál es la diferencia entre una emoción y un sentimiento. ¿Cuántas veces intercambias esas dos palabras y ni siquiera te das cuenta? Sin embargo lo estás notando. En cierto modo lo notas, porque cuando usas una palabra, emoción versus sentimiento, sentimiento versus emoción, cuando empiezas a tener una idea de cómo funcionan las emociones y los sentimientos, y de cómo funcionan los pensamientos en relación a los sentimientos y emociones, se empieza a presentar toda una nueva percepción conciente. Un tremendo “ajá” que se presenta., de tal manera, que reconoces casi instantáneamente: “Puedo hacer un cambio. No sabía eso.  Si lo hubiera sabido antes, habría hecho algo diferente. Pero ahora que lo sé, tengo que prestar un poco más de atención.”  Entonces otra vez: toma otra respiración.

Sentimientos y emociones; emociones y sentimientos. Una manera de definirlas, especialmente en ese camino espiritual, es: los pensamientos son eléctricos, y las emociones, sentimientos, son magnéticos. ¿Y por qué eso es importante? Es porque cuando combinas un pensamiento con una emoción  o un sentimiento, creas un campo electromagnético.

Ahora bien, si tienes alguna idea de qué es un motor, un motor es realmente bastante sencillo. En cierto modo es como una barra de acero, algo que tiene propiedades magnéticas, y de por sí no es realmente muy fuerte, solo tiene algún nivel de magnetismo en ella. Pero cuando tomas un cable eléctrico y lo envuelves alrededor de ella, solo una vuelta, y lo enchufas, creas un campo electromagnético. Oh, muy débil. Pero ese campo está allí, está muy presente. Y tiene estructura, tiene materia. Empieza a funcionar en la densidad. Pero si envuelves el cable cinco veces, diez veces, cien veces, mil veces, tienes un campo electromagnético enorme. Muy intenso. Los pensamientos son eléctricos; las emociones son magnéticas.

Entonces, tú tienes un pensamiento. Y suele suceder, una cosa con respecto a quiénes somos, cómo vivimos nuestras vidas, y especialmente todos los que están en un camino espiritual, que no sabemos muchas cosas. De hecho, ustedes lo dicen muy a menudo, en sus referencias en este punto, dicen “Mi cuerpo mental es esto, y mi cuerpo emocional es aquello.” Pero los cuerpos mental y emocional nunca realmente fue la intención de que fueran dos; de hecho cuando empiezas a volverte consciente de estar consciente, y empiezas a jugar con esta percepción conciente de que los pensamientos son eléctricos y las emociones son magnéticas, tienes la información para cambiar completamente cómo vives tu vida. En este simple, pequeño enunciado: los pensamientos son eléctricos, las emociones son magnéticas. Veremos si podemos ponerle sentido a eso.

Entonces, dos cuerpos; eso es correcto en un lugar donde jugamos. Porque largo tiempo atrás, sin ir a la historia, el cuerpo mental/emocional, uno en singular, fue dividido. Nos lo hicimos a nosotros mismos. Empezamos a jugar este juego de las opiniones, juicios, competencia, sacar ventaja, uno mejor que otro, dualidad, sí/no, bueno/malo, correcto/equivocado, empezamos a jugar en este espacio. Y empezamos a tomar partido. Qué significa, tomar partido. Empezamos a sostener un conjunto de pensamientos, y otra gente tiene pensamientos, entonces de pronto, yo pertenezco, porque soy como ellos y ellos son como yo. Pero nosotros no somos como aquellos de allá. Esa cosa de “nosotros y ellos” empezó a jugarse cada vez más. Y a medida que se jugaba en el “nosotros y ellos”, tuvimos otro conjunto de pensamientos, y estábamos de acuerdo, y luego otro conjunto de pensamientos, y probablemente había acuerdo. Ellos estaban de acuerdo. Yo no estaba de acuerdo. Pero quiero seguir gustándoles, de modo que voy a seguir jugando junto, aun cuando no se siente muy bueno para mí.

Y luego sucedió otra vez, y otra, y otra, y en todo ese proceso, “Aunque esta es mi tribu, yo no me siento bien con un montón de cosas que están sucediendo en mi tribu.”  Ahora bien, yo podría estar inventando todo esto, pero… ¿Tú tienes una tribu? ¿Estás en una tribu?  Familia, buenos amigos, mi colegio versus el colegio de ellos.

Entonces ese espacio que empezamos a encontrar, allí algunas cosas no se sentían buenas. No me gustaba eso, no se sentía bueno, no se sentía correcto. Pero yo soy parte de la tribu. Y fue justo en ese punto donde largo tiempo atrás hubo que tomar algunas decisiones. ¿Hago lo que me dice este sistema de guía interno en mi corazón?  ¿O pertenezco a la tribu?  Y frecuentemente, era mucho más fácil pertenecer a la tribu, acompañar a la tribu, hacer lo que ellos hacen o dicen que se debe hacer.

Pero el problema es que empezó a volverse doloroso. No me gusta esto. Había que tomar una decisión, y esa decisión fue: voy a apagar este sistema de guía interno. No voy a prestar atención a este sistema de guía interna.

Volveremos a ese sistema de guía interno en un minuto.

Al apagarlo, empecé a estar bien, siendo parte de la tribu. Pero lo que pasó es que ese sistema de guía interno no se apagó realmente; solo lo estoy negando, no le presto atención; pero es doloroso. Entonces, mucho tiempo atrás, empezó a haber una división entre el cuerpo mental y el emocional. Y esa mente racional empezó a dominar: no voy a sentir esas cosas. Voy a hacer lo que sea correcto. Eso me lleva adelante, lo que hace que les guste, hace que yo encaje. Ahora bien, ustedes han visto a la gente hacer esto. Ninguno de ustedes lo ha hecho.

Lo que pasa es que desde aquella división, nunca volvieron a juntarse, por un período de tiempo muy, muy largo. Nunca se volvieron a unir. Volvamos a unirlos, para eso tenemos esta conversación. Cuerpo mental, cuerpo emocional.

Entonces, cómo se desarrolla. ¿Alguna vez notaron cómo tienen un pensamiento, o algo sucede, o el niñito voltea un vaso de agua sobre la mesa, y no lo atajas, pero tienes un pensamiento “Oh, no, ¿por qué hiciste eso?” Pero cuando se está pensando ese pensamiento, hay una emoción que se introduce de un golpe en él. ¿Por qué hiciste eso? Y empieza a haber un campo electromagnético en mí: ¡Esto realmente me enoja! Campo electromagnético. Y lo que pasa es, eso realmente me enoja, y el niñito que volcó el vaso de agua tiene dos años, recién volcó el vaso de agua, creó una tremenda furia o por lo menos un enojo, hubo este pensamiento y luego esta emoción que entró en él.

A veces sucede al revés. A veces es ¡Oh, no! y luego aparece el pensamiento: “Esto no es lo que tendría que suceder” Pensamiento y emoción están separados. Y uno, bastante inconscientemente, suele amplificar al otro. Inconsciente; inconsciente de estar inconsciente. Tomen otra respiración, porque, si acaso hicieron alguna de estas cosas que estamos señalando, aquí mismo donde estamos hay una oportunidad para que muchas de estas cosas sean soltadas, descartadas. No pasándolas por el cuerpo mental ni el cuerpo emocional. Simplemente aquí donde estamos sentados, no es útil aferrarse a “No estoy bien. Lo hice mal. No soy buena persona.” Ese tipo de pensamientos que hemos acumulado en la mochila, que es inconsciente, que no la recordamos, pero ciertamente la sentimos cuando de pronto tenemos esta conversación. “Ah. Una vez hice eso.” Otra respiración.

Pero donde estás empezando a jugar, donde todo el proceso se mueve, este cambio espiritual de consciencia en que estamos jugando, y tú, y yo, específicamente, estamos cambiando, una cosa que sucede es que a medida que nos damos más cuenta, y si uno mira alrededor al mundo de hoy, muchas de esas emociones y pensamientos están viniendo a la superficie, y están siendo desplegadas, en mi tribu y en tu tribu, mi tribu es roja y la tuya es azul, y este país versus ese otro país, todos esos patrones deben ser descartados. Ahora bien, cómo los sueltas intencionalmente, si resuelves cómo soltarlos fácilmente. Van a tener que ser soltados; no puedes llevar equipaje en este viaje.

Y todos están yendo a casa. Algunos se van a casa en el tren rápido, y otros van en el tren más lento. Algunos van a quedarse aquí discutiendo en favor de sus limitaciones, sus dudas, sus tribus; les llevará un poco más de tiempo.

Pero si estás sentado en este llamado, probablemente no es algo que quieras quedarte esperando. Los pensamientos son eléctricos, las emociones son magnéticas. De modo que definamos algo más: ¿cuál es la diferencia entre una emoción y un sentimiento?

Esto no es una verdad pura; esto es un punto de referencia. Es un lugar para sostener en tu percepción conciente, tiene mucha oportunidad. Las emociones tienen aristas (filos) – ira, resentimiento, celos, - aristas. Pon tu atención ahora en uno de esos sentimientos en que has jugado; algo que tenía una arista, no se sentía bueno.   Por otro lado, los sentimientos, aprecio, gratitud, risa, bondad, no hay aristas. Fluyen, se mueven, son cómodos. Salen de ese sistema de guía interna. Piensa en el sistema de guía interna: es quien  tú eres.

Pero cuando nos apartamos del sistema de guía interna para encajar en la tribu, muchos nos olvidamos de quiénes somos. Aunque no olvidamos la incomodidad.: estoy incómodo. Y una cosa de esa incomodidad, ahora viniendo a la superficie, es que si tratas de conservarla enterrada vas a descubrir que te enojas más, te resientes más, te alteras más. La parte interesante es que quiere salir; de hecho ni siquiera es tuya, en su mayor parte; eso es otra historia.

Entonces esta emoción que sostenemos, que tiene aristas, si puedes reconocer que esa emoción está tratando de irse, y reconoces que es una emoción que tiene aristas, se define más claramente. Los sentimientos no tienen aristas.

Lo que también empieza a suceder, a medida que empiezas a jugar en este viaje, muchos de ustedes jugando en nivel 1 y nivel 2 de Mastering Alchemy, si empiezas a usar esas herramientas de que he hablado, herramientas y conceptos, y empiezas a reconocer: Yo puedo manejarme a mí mismo. Y también empiezas a reconocer algo que oíste: estoy en el mundo, pero no soy de este mundo. Hay algo en mi corazón que dice quién soy. Y luego todas esas tribus allí afuera, con las que me he asociado, pero cuando realmente me aquieto y empiezo a permitirme estar conectado a tierra, estar en mi espacio, tomar una respiración, estar en tiempo presente, empiezo a notar que no me gustan todas esas cosas que me producen emociones y no me permiten sentirme bien. Y así empiezas a reconocer más y más: estoy en este mundo, pero no soy de este mundo.

Aquí es donde las herramientas empiezan a ser valiosas. Empezar a entender la simple conexión a tierra, mi lado de la rosa, estar dentro de mi espacio, centro de mi cabeza, tiempo presente, quietud, conciente. Ves, todas estas palabras, vibraciones, también son del corazón; no tienen aristas. Cuando empiezo a estar en un lugar donde me permito reconocer la emoción, y el pensamiento, y lo torpe, lo desequilibrado de eso, y el sentimiento y la alegría, o la comodidad, del pensamiento, hay mucha más suavidad. Estás en el proceso de reconectar ese cuerpo mental/emocional.

A medida que ese cuerpo mental/emocional vuelve a unirse, y más de ese “no estoy bien, no merezco, estoy confundido” las emociones empiezan a irse, la capacidad de hacer una pausa, simplemente tomar una respiración y otra vez estar presente, empiezas a tener la posibilidad de considerar algo que algunos no suelen considerar, que es: me gusto; estoy bien. ¿Cuándo fue la última vez que te dijiste para ti mismo: me gusto, estoy bien? Difícil hacerlo, cuando ese cuerpo mental/emocional se partió, y pasé más tiempo en mis tribus, en mis emociones, en mi actuación, en encajar y asegurarme de gustarles, y tener que hacer lo que esté bien, es mucho trabajo.

No estar bien es trabajo. Estar bien no da ningún trabajo. Intentamos con esfuerzo simplemente encajar, con algo que no está en ese sistema de guía interna. Hemos entregado mucho espacio a ese “puedo permitir eso, estoy bien con eso, no me gusta, pero estoy bien con eso.” Ahora bien, este es buen lugar para otra de esas respiraciones.

Verás, si estás notando “Yo tengo algo de eso”. Todo lo que se requiere es “¡Ah! Esto es interesante. Acabo de recordar una ocasión, tuve un recuerdo, tuve un destello de percepción.” Ves, ese eres tú, trayendo a la superficie algunos de estos aspectos, justo aquí donde estamos, que no necesitan ser analizados, ni defendidos, ni escondidos ya más. Aquí mismo, todos en este llamado – bueno, solo tú y yo, en realidad, y yo no cuento- Yo no tengo ningún compromiso con ese “no estoy bien, no encajo, hice algo que me avergonzó”

¿Te gustaría soltar todo eso? Lo que digo cuando digo que no cuento, es que estoy feliz de crear este espacio para permitir que eso se suelte. Yo no juzgo que tú tengas ese equipaje, o yo tener equipaje. ¿Te gustaría dejar ir algo de eso?

Lo interesante es que cuando decides que yo no cuento, porque solo estamos tú y yo, solo estoy aquí señalando. Y tú tienes todo el permiso para decir “Oh, eso fue vergonzoso, pero ¿puedo soltarlo?”  Sí, puedes soltarlo. “¿No lo vas a juzgar?” No; no voy a juzgar. “¿Alguien más me va a juzgar?” No, no, aquí no, solos tú y yo. ¿Te gustaría soltar ese pensamiento, esa cosa que sucedió en el colegio, ¿Ese momento en que te diste cuenta: oh, no hice eso bien? Toma una respiración. Realmente simple. ¿Te gustaría dejarlo ir? Sin discutir, sin analizar, sin pensar. Toma una respiración y simplemente permite que se vaya. Sin pensar. Se fue.

Lo interesante de todo esto es: así de simple. Pero lo que hacemos es aferrar una cuerda. Bueno, ¿qué tal si se fue? ¿Qué pasa si vuelve en otro momento?  Hay herramientas, hay constructos, conceptos, que están realmente disponibles. Lo han estado desde ese espacio del corazón, pero nos hemos alejado. A medida que regresamos a ese espacio del corazón, que creamos permiso para el sentimiento, me gusto. Empiezas a vibrar en una alineación de energía: bienestar, cortesía, respeto, dignidad, integridad, toda esa clase de palabras.

Si empiezas a sentir esas palabras como sentimientos, porque no son solo palabras: son sentimientos. Algunos son lindos y suaves, aprecio, gratitud. Algunos son muy alineados: certidumbre, concentración, precisión, capaz. Cuando empiezas a sentir esas palabras, te permites alinearte con esas palabras, algo sucede: empiezas a alinearte en ese sistema de guía interno, en ese espacio del corazón, y todo lo que no se le parezca, se desprende. Realmente se desprende sin esfuerzo casi. En su mayor parte, nunca fue tuyo. Y sin embargo nos aferramos a eso, discutimos, lo enterramos porque no queremos verlo.

Esas son las emociones que estuvieron conectadas electromagnéticamente con los pensamientos. Pero lo que hemos hecho es repetirlo una y otra vez. “No estoy bien, no estoy bien. ¿Por qué dijeron eso? Me dio vergüenza. Oh, eso fue vergonzoso, realmente.” Y tú envuelves ese cable eléctrico alrededor de la emoción, y cuanto más lo envuelves, más tenso, ya conoces el tema.

Qué tal si esta capacidad de simplemente reconocer lo que era, lo que ha sido, lo que he hecho, cómo aprendí que tengo que enterrar todo esto porque, primero, no me gusta, y segundo, no quiero que nadie lo sepa. Y tercero, sucedió en mi pasado, de modo que  necesito preocuparme por que no surja en mi futuro, de modo que tengo que prestar atención, pero estoy inconsciente, de modo que me aferro a eso muy fuerte.

De hecho, a veces sueltas estos patrones y descubres que duermes un montón. Te encuentras tomando muchas respiraciones profundas. Te encuentras llorando. No mal, pero llorando como “Oh, esto es asombroso. ¡Puedo soltar esto!”

La otra parte es que, una vez que se fue, y esto es realmente notable, una vez que se fue, ni siquiera recuerdas que estaba allí. No hay un recuerdo que permanece “¿Oh, no recuerdas?” Ves, eso es lo que empieza a irse. Todas esas experiencias, y muchos de esos recuerdos que no tenían nada que ver contigo, solo sucedió que estabas en un lugar donde sucedió algo, parte de tu libreto, y luego lo hiciste personal, y te preguntaste, ¿por qué pasé vergüenza?

 

¿Cuál es la Diferencia entre Sentimientos y Emociones?

Ejercicio de Energía

Ahora: otra respiración. Y quédate en quietud por un momento, sin pensar, solo relájate. Relájate. Siente tus pies sobre el piso y relaja. Las piernas, relájalas. Otra respiración. Y siente el peso de tu cuerpo sobre la silla. Y en quietud, sin pensar realmente, reconoce: “estoy sentado en una silla”

Ahora haz un ligero cambio, cuando reconoces que estás sentado en una silla, y disfruta – hazlo simple – “voy a disfrutar del hecho de estar sentado en una silla”, encuentra esa sensación. “Esto es cómodo, estoy disfrutando sentado en una silla”. Luego otra respiración

Puede que te encuentres bostezando – energía que se va – mueve los dedos de los pies, disfruta de estar sentado en la silla. No está pasando nada, solo estás sentado en una silla.

Luego nota ese sentimiento de disfrutar. Eso tal vez es cómodo, podrías definirlo así. Pero hazlo más disfrutable, sonríe, “estoy sentado en una silla. Nada que hacer, solo sentarme en la silla. Estoy dándome para mí mismo, sentado en la silla. Esto está bueno, solo sentarme en la silla.”

Ahora bien, aquí la mente salta, entonces pídele que se calle, que estás solo sentado en una silla. Y mientras estás sentado en la silla, simplemente gusta de ti mismo. Puede ser un desafío, pero pruébalo: me gusto.  A veces una sonrisa acompaña a ese “me gusto” Otra respiración. Y relájate un poquito más. No hay que ir a ningún lugar, no hay nada roto, nada que reparar. Solo estoy sentado en una silla. Tres respiraciones suaves.

Encuentra esa palabra, “cómodo” y siente en el cuerpo “cómodo” Elige reconocer el sentimiento de “cómodo”. Estamos yendo a algún lado, aquí; cómodo. Y luego nota otra vez ese “me gusto”, porque sí, sin motivo. “Esto es bueno, me gusto, sentado en la silla, cómodo relajado.” Otra respiración. Y date permiso para no tener nada que hacer. Eso es algo grande. “Estoy sentado aquí, no tengo nada que hacer. Ahora mismo: no tengo nada que hacer, me voy a relajar, estar cómodo” Otra respiración. 

Luego encuentra una sonrisa. ¿Cómo se siente sonreír? Estoy disfrutando, estoy relajado, estoy sonriendo. Me gusto. Y luego un pequeño cambio: date permiso para sonreír. Puede sonar raro, pero… permiso. Realmente un asunto grande. El permiso es una de esas cosas que realmente abandonamos y también nos fue quitado cuando niños. Pero ya es tiempo de tener permiso; te pertenece: “yo tengo permiso”.; cuando reconoces “yo tengo permiso” entonces hay lugar para empezar a hacer las cosas de modo diferente. Nada extravagante; pero tengo permiso para simplemente empezar a gustar de mí. No lo hago para nadie más; es solo me gusto.

Ahora, si lo notas, hay palabras que tienen sentimientos. El “me gusto” tiene un sentimiento. El “cómodo” tiene un sentimiento, “relajado” tiene un sentimiento. Nótalo, en comparación con “enojo”, “resentimiento”  Ves, esto es diferente, esto es el corazón, básicamente presentándote a ti contigo. Este es quien yo soy

Encuentra “capaz”. Soy capaz. Capaz sobre nada, capaz para todas las cosas, solo siente ese sentimiento de ser capaz, es un sentimiento. Nota que puede haber una exhalación, nota que el cuerpo está un poco más relajado. Tal vez, mueve los dedos de los pies otra vez. “Estoy cómodo” Sin pensamientos.

La parte realmente asombrosa de esto es que, cuando te das permiso para simplemente  estar cómodo, presente, en quietud, todo lo que no se le parezca en el campo emocional, en lo electromagnético “estoy apurado, estoy enojado, “, verás todo lo demás en el campo emocional empieza a disiparse. Empieza a hacer corto circuito. Empieza a no tener más el magnetismo de una vibración desequilibrada: enojo, juicio, resentimiento.

Verás la falta de equilibrio es la irritabilidad de las emociones que se fijan en el campo magnético. Pero aquí mismo, sin irritación, en “cómodo, me gusto” empieza a haber un flujo muy suave, una sonrisa, empieza a ser un estado de ser.

La parte interesante es que todas esas emociones, y los pensamientos que las mantienen, empiezan a desaparecer. Si pudieras quedarte en estas palabras del corazón, sentimientos, y darte para ti mismo. Lo interesante es que muchos problemas que andamos cargando, de algún modo se solucionan, pero realmente no tuvimos que preocuparnos, trabajar duro, empujar en contra. Otra respiración.

Siente los músculos, en los brazos, los hombros, relájate. Ahora bien, algunos de ustedes se están quedado dormidos (se ríe). Felicitaciones. Es como volverse inconsciente, quedarse dormidos. Esto es quedarse dormido, para algunos de ustedes aquí. Pero lo que eso está diciendo es “Estoy exhausto”. Es como tomar la mano, cerrarla en un puño, y sostenerla así por dos días, tan tensa como puedas. Y luego le das permiso para abrirse, soltar. ¡Y no puede! La tensión es tan fuerte, que no puede volver a “¡Está bien! Todo está bien”. Otra respiración.  Exhausto. Estás exhausto. Jugar este juego de 3ª D y particularmente ahora, empezando a salir de ella, permitiendo que otros la defiendan, pero “estoy en el mundo pero no soy de ese mundo”, empezando a estar consciente de estar consciente, soltando lo inconsciente por estar consciente, ni siquiera es trabajo duro; “estoy feliz, cómodo” Otra respiración

Ahora bien, cuando empiezas a reconocer que hay más opciones, oportunidades adicionales, las herramientas empiezan a aplicarse. Cosas que has hecho, has sostenido patrones “así es como es esto; los odio; nunca voy a…; ellos siempre van a ser…”, Vaya, todo eso es bastante rígido. Siempre y nunca.      ¿Enojo en ese nivel? Verás esa es la sustancia que forma  la enfermedad (dis-ease) en el cuerpo físico. (N.T: dis- ease, incomodidad; disease, enfermedad). Ese nivel de pensamiento, combinado con una emoción, electromagnéticamente  hilado en un campo vibratorio tan rígido, hace que se rompa el cuerpo. Se rompe Esto va hacia la enfermedad.

Aquí mismo; cómodo. Otra vez, encuéntralo. Nota que en esa pequeña conversación, te saliste de la comodidad. El cuerpo se tensó, entonces, otra respiración, y disfruta; cómodo. Vuelve directamente a esa vibración.

Ves, es muy interesante, eso contra lo que empujaste recién, no está allí en el mismo nivel en que estaba. Yo estaba inconsciente de estar inconsciente. Ahora estoy consciente de estar en esa inconsciencia.

Y luego la respiración, la comodidad. Eso ahora se está rompiendo; puede haber estado ahí por muchos años. Es bastante simple. No lo dudes, ve tranquilo, eso sucede. Ni siquiera necesitas saber qué es. Puedes encontrar ese espacio “cómodo, quieto, relajado”

Esto es excitante, mucho está sucediendo aquí. Verás, en parte hay mucho sucediendo porque, debajo de todo esto, tú tienes una intención. “Quiero ser feliz. Quiero estar conectado. Quiero ir al hogar. Sé que hay más, que se puede disfrutar más, cómodo, donde puedo reír, “  Ves, tú tienes esa intención, y aquí mismo, sentado en una silla, quieto, la intención empieza a amplificarse. Puede que no tenga palabras en ella, pero empieza a ser suave, cómoda, tal vez hay una alegría, una sonrisa. Jugando allí hay una palabra que predomina: belleza. Aquí mismo, belleza.

Y a veces nos toma un rato llegar a permitir la belleza. Aquí mismo. Cómodo, me gusto. Nada que hacer, más que gustar de mí. Todo lo que no se le parezca, empieza a desprenderse. Esta también es una de esas herramientas de Nivel 2, Nivel 1, realmente valiosas, mi lado de la Rosa, conectado a tierra, centro de mi cabeza. Piezas fundamentales. Empiezo a reconocer cómo unir sentimientos combinados, feliz, seguro, capaz, misericordioso. Empiezo a confiar en mí mismo en ellos. Empiezo a presentarme al mundo: estoy bien, me gusto. Hoy tengo una sensación de certidumbre, y la sostengo de mi lado de la Rosa. Se pone realmente interesante. En lugar de “Voy a jugar a volverme espiritual en mi tiempo libre mientras vivo mi vida 3D jugando al juego”, empiezas a hacer un gran cambio: “Estoy en mi espacio espiritual, participando, navegando mi mundo 3D”  Es empezar a reconocer “empiezo a entender las reglas del juego”. Eso te permite empezar a jugar el juego mucho más llanamente, sin esfuerzo en muchos casos. Te asombras: ¿cómo pasó eso? Me estuve preocupando durante semanas. ¿Lo resolviste? Oh, sí, no hay problema. Las cosas empiezan a venir a ti, en lugar de que tengas que hacer, ir al mundo. Otra respiración.

Ahora bien, se pone realmente interesante aquí también, porque hay otros temas al entender las reglas del juego, las estructuras. Cosas llamadas simpatía, empatía, compasión; todas con muy diferentes resultados vibratorios, cuando se practican.  Sí que es interesante, cuando la gente entra en simpatía, “siento tu dolor”. Correcto; eso es la simpatía. Estoy tan alineado contigo que yo siento exactamente lo que estás atravesando. Te golpeas un dedo con el martillo, mi dedo sangra. Eso es simpatía, es esa alineación en la emoción, mayormente.

Y luego tienes la empatía. La empatía es realmente interesante, es una tremenda habilidad. Pero muchos no la usaron como habilidad. Se usa como un mecanismo para entender dónde está otra persona, para poder yo evitar esa experiencia. Verás, muchas veces al crecer tenemos este segundo chakra, el que tiene la máquina del sonar, que básicamente siempre está encendido. Envía un pulso que dice ¿qué es ese sentimiento?  Quiere saber. Mi proximidad con el resto del mundo; para eso está. Y bastante a menudo, esa pregunta, qué es ese sentimiento, especialmente cuando fue incómodo, eso es enojo, eso es resentimiento, furia, tristeza, están furiosos conmigo, me están gritando, y esto no me gusta.

Entonces, lo que hacemos es cambiar la pregunta: ¿qué es ese sentimiento con respecto a mí?  Se volvió un mecanismo de protección. Simplemente tendré cuidado con lo que esté allí afuera. Lo que pasa es que tropiezas con alguien en la calle e inmediatamente “Oh, está enojado conmigo. No le gusto. Está alterado conmigo”. Lo que hemos aprendido a hacer en esa circunstancia es retirarnos. Evitar, dar un paso atrás, escondernos. ¿Alguno es un escondedor? Sí; la respuesta es sí.

Yo tengo esta cosa en mi mochila, campo electromagnético; tomé una decisión: no les gusto, necesito cuidarme. Aquí viene esta Rosa, al borde de tu aura. Empiezas a crear un borde que define: este soy yo, y eso es el teatro de Shakespeare, eso es el mundo, y yo no soy de ese mundo. Pero de pronto empiezas a reconocer: “este sentimiento que tengo, esta defensa, este miedo, no es mío. Es asombroso: no es mío”. Y con la definición y el reconocimiento “esto no es mío”, se disipa. Se va, básicamente lo sacas de tu espacio.

Y luego, la compasión. Compasión es una palabra graciosa, porque no es una palabra tridimensional. En el juego que jugamos, ese juego cotidiano que jugamos en la 3ª dimensión, la compasión, el amor incondicional, no son palabras tridimensionales. No están en este espacio donde estoy enojado, resentido. Es realmente difícil ser compasivo cuando estás abrumado con las cosas del mundo.

Pero cuando empiezas a comprender cómo funciona el juego, observas algo, y es realmente ruidoso y disruptivo, pero no es mío. Y puedo ver que aquí hay una oportunidad de ayudar a otros, y disfrutarlo al mismo tiempo. Puedo ser compasivo; eso es un estrato un poco más alto de consciencia. Otra respiración.

Nota tus hombros, tal vez están un poco más relajados. Todo se está yendo. Solo estoy señalando.

Luego se vuelve realmente interesante. Las emociones empiezan a: “ya lo entiendo, estoy limpiándolas, y estoy soltando esos pensamientos  del campo electromagnético. Empiezo a reconocer que estoy en el mundo pero no soy del mundo, eso tiene sentido para mí. Y reconozco que yo tengo una percepción conciente que no había notado antes por estar demasiado preocupado con ese juego tridimensional del mundo.” Y las cosas empiezan a volverse diferentes.

Sentimientos. Hay sentimientos de alegría que son un poco más elevados, feliz, un poco más alto, más expansivo. Luego facilidad; hay una liviandad, como si flotaras, es liviano. No está lleno de esfuerzos.

Y luego empiezas a encontrar las sensaciones. Oh, es una palabra muy mal entendida. Sensaciones; realmente sutil. Empiezas a descubrir que en las sensaciones, la capacidad de dirigirlas, participar en ellas, manejarlas con  las puntas de tus dedos, no son sentimientos como táctiles, aunque juegas con los dedos, es un estado de ser en el que esperarías que jueguen las hadas. Es un estado de ser, de bienestar, es un estado de ser, de alegría sencilla, sin posibilidades de miedo. No vibra en las sensaciones. Verás, eso empieza a volverse disponible. Son tan sutiles. No puedo llevarme mi equipaje en este viaje para encontrar las sensaciones. No puedo aferrarme a esas emociones, ellos y nosotros, bueno/malo, correcto/equivocado, es una energía demasiado cruda. Eso tiene aristas.

Sentimientos. Empiezas a entrar en el corazón. Justo donde estás, ahora; cómodo, quieto, sonríes. Este es quien yo soy. Y ese mundo de sensación, ese mundo de belleza, ese mundo de facilidad, imposible de captar desde “estoy muy enojado”. Imposible.

Pero en una respiración, cómodo en la silla, tiempo presente, estando conciente, permitiendo, teniendo permiso, la imaginación vuelve a encenderse. Es una herramienta; no una fantasía. Simulamos que es una herramienta de creación. Las sensaciones también empiezan a ser herramientas de creación.Como la manzana por  aparecer en mi mano – y lo hace.

Entonces, emociones y sentimientos. Los pensamientos son eléctricos; las emociones son magnéticas. Y se hace más y más grande. Y está disponible aquí mismo, sentado en la silla, cómodo. Simplemente reconociendo y  alineándome con el sentimiento, y luego tal vez otro sentimiento, y dándome permiso. No pensando sobre eso, dudando, resolviendo qué es lo que no va a funcionar, y luego – toma otra respiración  y abre los ojos - y dices “Eso estuvo lindo,” pero no es algo que tienes que dejar en la silla  Me voy a levantar, voy a salir por la puerta, bajaré las escaleras, simplemente iré a la cocina a prepararme algo para comer, pero no dejaré la silla. Me levanto, pero el sentimiento no necesita irse.  Otra respiración.

Y nota esa sonrisa  Noten, un par de ustedes, que se despiertan. Pero se sienten relajados. Muevan los dedos de los pies, la nariz, - eso es importante, es cosa muy espiritual – abran y cierren las manos, no estamos saliendo de este espacio; simplemente deciden, con un par de respiraciones, y luego respiran abriendo los ojos, y estén cómodos en su silla. Tomen un minuto, y luego haremos algunas preguntas y respuestas. Tengo el sentimiento de que nos tomaremos un minuto para eso.

Podrán hacer un par de preguntas. Déjenme detenerme aquí mismo, y ver si Roxane existe, y puede armar esto.

 Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

https://masteringalchemy.com/content/what%E2%80%99s-difference-between-feelings-and-emotions-free-live-webinar


lunes, 26 de septiembre de 2022

Mensajito Malvavisco del 25 de septiembre

 Del Libro 7 de Kryon – Cartas desde el Hogar

 Un Ejercicio

Deseamos darte un ejercicio que es metafórico. Aquí es importante una buena visualización. En tu regazo hay un cajón lleno de regalos – las soluciones para los desafíos que tienes ahora mismo, están allí.

 Hay potenciales de energía para tu futuro, que están allí. Hay un cambio de vida. El Espíritu sabe quién eres, y nosotros estamos en el Ahora, ya sabes.

 Vemos lo que puedes hacer, y para nosotros, los potenciales de usar estas soluciones son tan reales como es para ti tu realidad de tiempo. Hay un cajón en tu regazo con las soluciones para tus problemas, y tú lo creaste.

 Tiene tu nombre justo sobre él. La invitación para quienes reciben este mensaje es que pueden abrirlo muy fácilmente y ver la tapa saltar abriéndose.

 Las soluciones espirituales desde el hogar van a fluir hacia afuera y brillar con su luz diamantina y su Divinidad al adherirse a ti. Son viejas, y han estado esperando la activación por medio de tu intención.

 Ellas representan una energía amigable – una energía que tú has esperado como sanación – que tú has pedido cuando pediste la instrucción sobre qué hacer en adelante.

~ KRYON

A través de Lee Carroll

 Traducción: M. Cristina Cáffaro

domingo, 25 de septiembre de 2022

Carta de Lee Carroll y Monika

POR QUÉ NO HABLAMOS DEL SUFRIMIENTO EN EL CÍRCULO DEL DOCE

 ¡Saludos!
 ¿Puedes creer que ya completamos nuestro episodio 99 del Miércoles de Sanación? Gracias a todos los que han sintonizado alguno de estos asombrosos programas durante este año que pasó.
 En esta semana queríamos resaltar una pregunta de alguien que elige permanecer anónimo. Está preguntando: “Con todos los problemas y sufrimientos del mundo (y, vaya, ciertamente son bastantes, ¿no te parece?) ¿por qué nunca los mencionas en la sección de preguntas y respuestas? ¿O por qué no es tratado en el Círculo del Doce? Parecería el lugar perfecto para trabajar con estas cuestiones.”
 
Gracias por tu pregunta. Quiero que todos entiendan esto verdaderamente desde la experiencia que hemos tenido. Esto tiene propósito.
 
Todos ustedes ahora mismo (cualquiera sea el dispositivo en que estén viendo esto) están a tres clics (o tal vez menos) de todo el sufrimiento, los informes de muertes, huracanes, angustias, miedo, ira y todas las cosas horribles que están sucediendo en nuestro país con la política y con las guerras en el planeta. Con tres clics pueden tener todo eso.
 
Nosotros intencionalmente no vamos a darles nada de ese drama. Sin embargo, no es eso a lo que la pregunta realmente está refiriéndose. Ustedes están preguntándose por qué nosotros realmente no describimos estas cosas o tal vez involucramos a la gente en estos asuntos.
 
Monika y yo estuvimos en un templo hindú, y tuvimos oportunidad de echar una mirada sobre algunos de los atributos del templo. Este templo en particular estaba en construcción. Había algunas cosas interesantes para mirar, como gárgolas (y eran bastante terroríficas) que estaban talladas en la entrada.
 
De hecho, tan terribles que uno no pensaría que se corresponderían con la meditación y la grandeza y las cosas que uno hace en un templo. Y no lo son. Entonces preguntamos al respecto.
El Swami que estaba guiándonos en la visita al templo en construcción dijo: “Estos son los recordatorios de que, al entrar en este templo, dejes tu dualidad afuera”
 
Ahora bien, él no estaba hablando de los temas de miedo, ira, política y todas esas cosas. Hablaba de tu dualidad. Dejar la consciencia de la dualidad afuera, antes de entrar a este templo, de modo que, cuando entras, todo lo que tienes es tu magnificencia como una criatura de Dios y no toda la dualidad que viene con lo humano.
 
Hablando del concepto del Círculo del Doce, Kryon dijo: “Lee, esto es un templo”
Siempre estamos trabajando con quienes están sufriendo. Entiendan que incluso por el tono de todo, en la consciencia que hemos establecido, de esto se trata esta época… sabemos que hay mucho.
 
Cuando entras en un templo, y meditas, no tienes que hacer una lista de cosas. No tienes que tener una lista de quienes están en problemas. No necesitas una lista de oración o una lista para meditación. Cuando oras, cuando entras en un templo, el Espíritu ya lo sabe.
 
Dios lo sabe. El Espíritu entiende y sabe lo que está ocurriendo en este planeta. Todo el amor y la compasión y la oración siempre va a aquellos que más la necesitan.
 
Entonces, en tanto entiendas verdaderamente de qué estamos hablando aquí, y entiendas que esto es un templo al que te pedimos que vayas, entenderás por qué no hacemos lista de esas cosas.
 
No hablamos de ellas especialmente en las Preguntas y Respuestas. Deja afuera tu dualidad cuando sintonizas con este programa. Y comprende que esto es un templo, un templo de tu consciencia, de tu magnificencia, de tu corazón, y de tu compasión. Eso es lo que hacemos aquí.
 
El Swami también dijo: “Deja afuera tus pensamientos locos. Entra aquí. Cuando te vayas, puedes recogerlos y vivir con ellos si lo deseas.”
De modo que esta es nuestra invitación para que dejes atrás tus pensamientos locos. Y no te diremos que recojas todos tus problemas cuando te vas del Círculo del Doce. 😊
 
Bendiciones,
 
Lee y Monika
 
Traducción: M. Cristina Cáffaro
  

martes, 20 de septiembre de 2022

Kryon - Miércoles de Sanación - 24 de agosto

Canalización de Kryon por Lee Carroll

Miércoles de Sanación – 24 de agosto de 2022

Redefinir la Vibración Más Elevada

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Me gustaría una discusión sobre algo con que ustedes han crecido. Oh, tú, metafísico, alguien interesado en vibración más alta, consciencia más elevada. La discusión es esta: quiero hablar sobre aquellos que desean elevar su vibración, y quiero redefinir “vibración”.

Tal vez toda su vida, o tanto tiempo como les interesaron estas cosas esotéricas, han oído la palabra “vibración”. Y la han oído en muchos contextos. Va a haber una vibración más alta de la consciencia en el planeta, dicen. Es una vibración más alta de pensamiento, dicen. El planeta vibrará más alto, dicen. Y hoy, incluso yo, muchas veces usaré esa expresión, porque es la que ustedes realmente toman.

¿Qué tal si les digo que nada de eso es correcto? No realmente. Cómo algo va y viene, y vibra, verdaderamente no tiene nada que ver con cuán elegante y amoroso es. Es solo una expresión.

La otra cosa que ustedes ven es que, si algo es más alto, es mejor. Por ejemplo el sonido. Más alto, ¿mejor? ¿Realmente? Así es como ustedes lo perciben. Si es realmente bueno, no pueden oírlo. Solo los perros lo oyen (se ríe). Les estoy mostrando cómo ustedes ven esta terminología de manera interesante. La luz: si vibra más alto, cambia de forma de onda, se vuelve invisible. O solo ciertas criaturas pueden verla. Un sonido o luz vibrando no necesariamente es tan grande. Y sin embargo, esa es la manera en que ustedes y yo hemos estado usando el término.

Tal vez sea hora de repensar todo eso. ¿Por qué les estoy diciendo esto? ¡Porque es hora de vibrar más alto! (se ríe). Hablemos de lo que eso verdaderamente podría significar. Esta manera en que ustedes expresan estas cosas es siempre una metáfora. Esto es una metáfora.

Entonces, si repiensan lo que podría significar, empiezan a ir más profundo, tal vez, en lo que verdaderamente podría significar. ¿Qué podría significar para ustedes una consciencia vibrando más alto? Si yo digo que significa esto: una consciencia que pensaría en luz, en amor, en compasión, en lugar de una consciencia que fuera directamente al miedo, ¿qué les dice eso? ¿Es eso realmente una consciencia vibrando más alto, o es otra cosa? Y la respuesta es que es otra cosa.

¿Qué tal si reemplazamos toda esa idea de vibrar más alto por sabiduría más profunda? Podrían decir: “Yo quiero una Tierra que tenga una consciencia con una sabiduría más profunda que en el pasado.” Podrían decir: “Quiero un planeta que tenga un cociente mucho más profundo de sabiduría, amor y compasión que anteriormente”. Ya ven: no dije vibración.

Viene con el territorio que ustedes corran a usar la metáfora como siempre lo hicieron. Pero si empiezan a redefinirla como es realmente el caso, le dan un significado mucho más profundo. Es mucho más elegante pensar que un planeta no solo vibre más alto, sino que empiecen a identificar lo que eso significa.

¿Por qué les estoy diciendo esto? ¿Por qué vamos a esto? Otra vez: ¿qué vas a hacer tú, para lograr esto, en esta nueva energía? ¿Qué es esto, para ustedes? Una y otra vez les hemos dicho que cuanto más se acerquen a las verdades centrales que existen, más alto vibran. Entonces, vamos a cambiarlo: cuanto más se acercan a esa bella verdad central que existe, más profunda será su sabiduría. Alguien con sabiduría profunda es alguien con quien quieren estar. Alguien que tiene sabiduría muy profunda es alguien que probablemente entiende mucho más que ustedes sobre el planeta. Ya ven cómo funcionaría eso.

Cada uno de ustedes tiene ahora una opción: ¿deseo acompañar este nuevo Cambio? ¿Deseo aceptar eso que es la maestría? Hemos tratado sobre eso antes. ¿Qué tal si yo quiero sabiduría más profunda? ¿Cómo la lograría?  Y siempre volvemos a las mismas clases de cosas. Podrían decir que existe una caja de herramientas. Es la caja de herramientas del trabajador de luz, del alma antigua, y esa caja de herramientas contiene lo que llamarían herramientas para lograr sabiduría más profunda. No dije vibración más alta. Sabiduría más profunda.

¿Qué hacen para hacer funcionar esas herramientas? Otra vez les voy a dar una respuesta que parecería ultra simple, pero así es como fue diseñada. Los humanos te harían trepar escaleras, yendo a toda clase de maquinaciones, haciendo esto y aquello, con objeto de recibir lo que es divino.

Yo les voy a decir, otra vez más, que todo lo que tienen que hacer es abrir la caja. Pero con objeto de abrir esa caja, tú, alma antigua profundamente sabia, para abrir esa caja, tienes que poner la intención, quererlo, verte a ti misma sabia en el futuro, tienes que darte permiso, incluso puede que tengas que verbalizarlo. Nos has escuchado, empezar a hacerlo, más y más; podrías estar solo, sin nadie alrededor, tal vez con tus manos extendidas hacia quienquiera te escuche desde arriba, y podrías decir: “Querido Espíritu, querido Dios, muéstrame la sabiduría que yo debiera tener. Doy permiso para ir al nivel siguiente.” Y entonces es cuando empieza a cambiar.

¿Qué acabas de hacer, oh, sabio ser humano? ¿Qué es? Piensa en ello. Porque enseñamos esto una vez, y otra, y otra.  Tienes libre elección para ir en cualquier dirección que quieras, de la oscuridad a luz, lo haces. Pero cuando te enfrentas con tu alma, con el Espíritu, y dices “Muéstrame un camino mejor”, cuando te enfrentas contigo mismo, podrías decir, “Déjame abrir la caja donde están las soluciones. Muéstrame el nivel siguiente. Quiero sabiduría más profunda. Muéstrame dónde está, adónde ir. Empújame, tracciona de mí, con mi intuición, para que yo haga las cosas correctas, querido Espíritu”. Allí es cuando la sabiduría empieza a aparecer. Allí es cuando alguien, algún día, te mirará y dirá “¿Sabes? Creo que estás vibrando más alto” (se ríe).

Ya ven lo que estamos haciendo hoy, juego con las palabras y definimos lo que significa. Lo que realmente significa. Mucho, mucho más elegante que algo simplemente vibrando en cierto nivel.

Entonces, ¿qué es lo que el alma antigua sabia trae al planeta? ¡Ohhh! ¿Qué tal paz en la Tierra?  Los seres humanos sabios no repiten lo que no funciona. Los seres humanos disfuncionales sí lo hacen.  Las sociedades sabias no regresan, y regresan, y regresan a las cosas que no hicieron una diferencia y no funcionaron en el pasado. Las sociedades sabias elegantes se mueven hacia adelante.

Les diré: yo he visto esto. Esto es lo que está sucediendo en el planeta, lentamente, y que algunos de ustedes ni siquiera se están dando cuenta de que está sucediendo. Empezar a volverse sabios en cuanto a lo que quieren y cómo lograrlo, en lugar de retroceder y repetir una historia que no lo logró. Eso es sabiduría.

Podrían decir: si suficientes almas antiguas hacen esto, el planeta entero podría ser más sabio. Y luego estarán los que dicen “Bueno, ¡sí!  Está vibrando en un nivel más alto.”

La sabiduría es la clave. La sabiduría les da mejores opciones. La sabiduría es lo que están pidiendo: “Querido Espíritu: dame la sabiduría para saber lo que debiera hacer”. ¿Qué les parece eso?  “Querido Espíritu: dame la sabiduría para saber qué opción tomar, ahora mismo, o qué debiera hacer en esta situación. Y si no lo capto, ¡entonces empújame hacia allí!” (se ríe).  Acabas de dar el permiso, con tu libre albedrío, para que todo un grupo de seres angélicos y guías te rodee y te ayude con tu próximo paso. ¿Ya ves adónde voy? Eso es vibrar más alto.

Alma antigua sabia: estoy enamorado de ti, de todas ustedes. Porque ahora ustedes entienden que hay un valor en esto. Que tal vez esto es la sabiduría hablando. Les dejaré esto a ustedes.

Y así es.

Kryon

Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar 


lunes, 19 de septiembre de 2022

Mensajito Malvavisco del 18 de septiembre

 Del Libro 14 de Kryon – El Nuevo Humano

 El Instinto Va a Funcionar

 El instinto va a funcionar mejor que lo que nunca lo hizo. El instinto no es algo que ustedes están acostumbrados a ver mucho en los humanos. Sobre todo, lo ven en los animales, porque los vástagos de los animales tienen un instinto de supervivencia muy fuerte.

 Es transmitido a ellos tan bien que realmente pueden caminar a las horas de haber nacido. Ustedes no tienen eso. Sin embargo, la misma transmisión mecánica del instinto está empezando a fortalecerse en los humanos, y especialmente en aquello que vendrá del Akash.

 Es químico, tanto como esotérico (genético y akáshico). Así como está en los animales, ustedes debieran tenerlo también, y lo tendrán. Van a ver niños recordando cómo caminar y cómo comer mucho más precozmente, sin entrenamiento.

 Será más veloz que en el viejo paradigma, y más veloz que lo que hayan visto los doctores que saben sobre el desarrollo de los niños. Estará “fuera de escala”.

 Prepárense para eso: es el instinto. Es simple química. Es el ADN funcionando mejor.

 ~ KRYON

 A través de Lee Carroll,

Traducción: M. Cristina Cáffaro