martes, 6 de octubre de 2015

Kryon en Israel - Mensaje Nº 3 - Letra "A"

Canalización de Kryon por Lee Carroll
en Israel; 30 de Septiembre a 6 de Octubre 2015

Nº 3 - Letra "A"
Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
Yo sé dónde estoy. Y para quienes escuchan, estamos en Masada. Si no conocen lo que sucedió aquí, en la historia, deberían averiguarlo, porque Masada es profunda dentro de la historia de esta tierra. Les revelaré aquí algunas cosas; algunos dirán que son polémicas, algunos realmente discutirán, puede que los historiadores no estén de acuerdo.
Hoy examinaremos la letra "A".  Ahora bien, la "A" puede representar muchas cosas en esta tierra de Maestros Ascendidos. En este lugar, en la belleza de este lugar, y por lo que sucedió aquí, la vamos a designar como "asimilación". Antes de seguir, yo tengo un historial de revelarles la historia humana. Todo lo que ustedes pueden hacer es leer al respecto; nadie estaba allí.  Yo sí estuve. Yo sí.
Veíamos a la humanidad como la vemos ahora, desde la Fuente Creadora, en una energía inferior de supervivencia, y observábamos a los Judíos.  He hecho revelaciones de la historia en el pasado, y han sido objeto de controversia.  Lo hice en Bolivia, no mucho tiempo atrás.  No podían entender por qué, en lugares históricos de miles de años de antigüedad,  encontraban  artefactos que no correspondían allí.  Hicieron supuestos, y estaban total y completamente equivocados, y en mi canalización les recordé que, no importa cuál sea la sociedad ni cuán antigua, tiene sus propios museos.  El hallazgo arqueológico había dado con un museo de ese lugar histórico (se ríe). Ellos habían descubierto cosas en otros lugares.  Es típico de cualquier museo en cualquier lugar.  Incluso los antiguos honraban a sus ancestros y su pasado. Que la arqueología lo tome en cuenta: no todo es como parece en un estrato del suelo.  No todo es como parece, como aquí les han contado.  Las historias antiguas son exactas y lo más básico es bien conocido.
Este sí que es un lugar histórico. Aquí hubo héroes. Coraje y asimilación.  Les diré lo que sucedió, dentro de una historia dentro de la Historia. La visión de lo que deben saber, que otorga a todo en esta historia un propósito, una gloria, un esplendor que ustedes no ven, es esta:  ellos eran judíos, y en la cima de esta montaña ellos sabían algo: ellos habían asimilado la verdad del linaje de Abraham. Ellos sabían del Dios único, sabían sobre su propia Historia y sus historias.  Sabían sobre el Dios único al que se le podía hablar, y del Dios único ellos podían recibir mandamientos. Conocían la realidad de lo que sucede después de la vida. ¡Lo sabían!
Los Romanos no conocían nada.  Esto era anterior a un planeta monoteísta.  Los romanos tenían a su dios, que era un humano disfuncional. No sabían.  Quiero que ustedes piensen por un instante cómo esto los afectaría en cuanto a las opciones hechas sobre esta montaña. Quiero que sepan algo: esos diez que quedaron, una vez que mataron a sus familias, no estaban en duelo. Oh, sí estaban pensativos sobre lo que había pasado, ¡pero ellos sabían lo que venía!  Ellos eran judíos del linaje de Abraham. Ellos habían asimilado la verdad, y resonaba en cada célula de su cuerpo. Quiero decirles que eso es honorable, aunque pueda ser polémico.
Se tomó aquí la decisión de perecer todos.  Fue tomada por guerreros; no por mujeres ni por niños; en reuniones de hombres solamente.  Las mujeres y los niños no tenían idea de lo que vendría ni cuáles eran los planes.  Como siempre,  habían recurrido a sus líderes para que encontraran cuál habría de ser la estrategia. Los hombres, que eran guerreros, salieron de esa reunión decisiva final, y decidieron la hora de la muerte de sus familias, de modo que fuera rápido y sin angustia.  Todos juntos, antes del ocaso; cada hombre mató primero a su mujer - por sorpresa - ella no vería llegar el puñal, de modo que la mujer tampoco tendría idea de que los niños serían los siguientes.
Hay honor en este sistema; solo un segundo o dos, y ellos estarían con el Dios único. Estarían con el Dios único. Ellos lo sabían.  ¡No fue un sacrificio doloroso!  Y sabían que antes de mucho, todos ellos estarían con sus familias.
Esta fue su asimilación del Dios único y de la vida del más allá.  Piénsenlo: aunque haya sido doloroso en ese momento, estaba la alegría de que no habría esclavitud ni sufrimiento.  Los niños siguieron; rápidamente.  Como guerreros que eran, sabían cómo hacerlo rápido; sin embargo estaba el dolor del corazón. Pero no se oyeron lamentos en las casas, como tal vez las películas muestran.  Se hizo con honor y en silencio, serenamente, conociendo el amor de Dios y el linaje de Abraham. Y los romanos no tenían ni idea.
Cuando los Romanos llegaron, el aroma de la victoria se les había escamoteado.  Ellos no tenían idea. Fue un shock ver tantas personas que habían decidido estar con su único Dios.  Eso pasó aquí.
Y ustedes pueden oírlo y llorar y condolerse por el aspecto tridimensional de esto, pero quiero que se relajen ahora en los brazos del Espíritu y vean la belleza de ese plan, el honor con que fue llevado a cabo, y el amor de Dios que todos experimentaron en su muerte.
Quiero que vean a este lugar de modo distinto de como les contaron.  Eso es suficiente por ahora.
Asimilación.  ¿Puedes tú asimilar tu creencia al grado en que ellos lo hicieron?  Oh, monoteístas de este planeta, les repito: empezó aquí.
Y así es.
Kryon
Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro