sábado, 6 de octubre de 2018

Serie Kryon del Descubrimiento - Taller Nº 6


Canalización de Kryon por Lee Carroll
Überlingen, Alemania, 12-15 de septiembre de 2018

Taller Nº6 - Serie Kryon del Descubrimiento
Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
Y así llegamos al final del Descubrimiento, que es en verdad el comienzo. El comienzo del descubrimiento del propio valor. Todo lo que sucede en este salón en este momento es simbólico, pero es un simbolismo físico. A cada uno de ustedes le lava los pies alguien de su alrededor. El acto físico real de que te laven los pies es algo menor en comparación con el lavado del amor que te rodea. Quiero que mires a quienes están sobre el escenario y quiero que en algún nivel veas el Dios dentro de cada uno de ellos.
Cada uno de ustedes tomará su turno para sentarse y ser honrado. Es hora de suspender lo que es la realidad. Tal vez con eso tengan un atisbo de a quién están mirando. Tal vez hasta puedan percibir vidas pasadas, no con el aspecto que tienen ahora; tal vez les aparezca su linaje. Cada uno de ustedes tiene una oportunidad de que esto le pase, mientras continuamos.
En la historia de Michael Thomas (N.T. Libro 5 de Kryon) él no lo podía creer, cuando el ángel le dijo que le iba a lavar los pies. Y luego recordó que en días espirituales antiguos eso era el mayor honor que se le podía hacer a alguien. El ángel dorado tomó un recipiente dorado - todo simbólico - y le dijo a Michael Thomas que iba a lavarle los pies con las lágrimas del ángel dorado. Lágrimas de alegría porque Michael Thomas había llegado a darse cuenta completamente de quién era. Imaginen su propia alma lavándoles los pies.
¿Y por qué este ángel dorado tenía lágrimas de alegría? Porque cuando sucede esto, cuando tiene lugar el descubrimiento, es cuando el ser humano se une a la familia de Dios. El descubrimiento del ser. El conocimiento, el absoluto conocimiento de que estás más allá de lo que crees. Queridos, para el otro lado del velo, esto es más que significativo. Es casi como darles la bienvenida al Hogar cuando están aquí en la Tierra.
A veces es posible mirar en el akash de una persona en momentos como este. En este salón ustedes son  más de cien  y cada uno es un alma antigua. El alma antigua en cada uno significa que han estado aquí muchas, muchas veces. Y en estas vidas ha habido muchas, muchas cosas que son sorprendentes; uno de los del escenario fue un guerrero, queridos. No vivió mucho tiempo, pero fue conocido por ser estelar en las batallas. Feroz; se elevó al rango de los guerreros de primera clase; una batalla tras otra.  Muchos de ustedes han estado en estas guerras, pero en el escenario hay uno que lo recuerda. ¿Pueden distinguirla? (se ríe).  Nunca se sabe lo que se está mirando, cuando se ve la experiencia del akash.
Todos ustedes han estado en ambos géneros, muchos de los hombres han dado a luz, y las mujeres han ido a la batalla, y eso es lo que crea la sabiduría del alma antigua, haber desempeñado tantos roles. Y ahora las almas antiguas llegan a este Cambio listas para traer esa sabiduría con autoestima y marcar una diferencia para ellas.
¿Cómo describirían la sincronicidad para alguien que les preguntara? Tal vez una definición podría ser que la sincronicidad es suerte sincronizada. La mente humana espera cosas al azar, pero cuando de pronto no hay azar y las cosas se conjuntan de una manera muy hermosa, eso es la sincronicidad.
Quiero decirte, a ti, que eres conocido por Dios: tienes lo que yo llamaría suerte planeada. Cosas al azar que se conjuntan de maneras muy hermosas para ti. Y esta es una de ellas. ¿Cuáles serían las probabilidades de que ustedes se junten aquí, como una familia, de este modo? ¿Acaso planearon por separado encontrarse aquí en las sillas?  Hay algo más grande sucediendo.  Ustedes se están encontrando con su familia espiritual, queridos; ustedes se conocen mutuamente. Ustedes se conocen mutuamente.  Se miran entre sí y en la vida son extraños unos con otros, pero en vidas pasadas han sido compañeros, colegas, amigos. Algunos de ustedes incluso están relacionados con otros - akáshicamente. ¿Empiezan a ver esto? Tal vez reconocen por qué  los juntamos hoy. Empiezan a entender que hay una unidad en todas las cosas. El mayor mensaje que pudiéramos tener para ustedes es la unidad que ustedes son. Toda la humanidad, incluso la física que parece controlar su planeta, es una con ustedes. Y eso es profundo.
Aquí va una pregunta para las almas antiguas en el salón. Dentro de ustedes, ¿es posible que hayan sido atraídas a un escenario, un lugar? Tal vez es un lugar donde nunca estuvieron, no lo piensan, pero siguen soñando con él, o lo perciben, o se sienten atraídos, un lugar donde soplan los vientos alisios, las palmeras se mecen, y frente a ustedes el océano rompe en forma esplendorosa. Y sienten el trópico allí. Se dan cuenta de que en realidad es una isla en el Pacífico. Esto es específico; es el océano Pacífico. ¿Cuántos de ustedes tal vez afirmarían ser lemurianos? Y si lo fueron, eso significa que todos tuvieron algo en común. Una familia que recibió enseñanza, juntos, tal vez durante muchos años. Tal vez fueron a la misma escuela; tuvieron las mismas maestras; les enseñaron aquellas de las estrellas.
¿Qué tal si ese fuiste tú? Eso significa que dentro de ti está la enseñanza central original respecto a lo que es el otro lado del velo. Allí dentro, en ese akash, está ese conocimiento. Y ese conocimiento empieza a presentarse en esta vida. Recuerdas estar sentado en la playa. Algunos de ustedes nunca estuvieron en una isla tropical, y sin embargo está en su mente y   recuerdan que esto realmente fue su hogar original. Está allí, si quieren descubrirlo.
Queridos, llegará un día en que alguien decida hacer una encuesta de almas antiguas. Las de este salón serían un grupo de ensayo perfecto. Las preguntas de la encuesta serían: ¿Con qué sueñas? ¿Qué recuerdas? ¿Dónde desearías estar? ¿De qué tienes miedo? Y aparecería un eje temático, inesperado.
¿Cuántos de ustedes pueden verse navegando en un barco, aún cuando nunca navegaron? Parados con el cabello al viento, sintiendo el sabor salado que salpica, viendo las velas inflarse con el aire, y el entusiasmo de ver un enorme barco atravesando las olas. Allí estás tú, allí de pie en todo eso. ¡Y es atractivo! Puede que nunca hayas estado en el océano, e igual te atrae y puedes sentirlo. Y hay algunos que no quieren tener nada que ver con eso (se ríe). Queridos, las almas antiguas son casi siempre almas marineras; han estado en muchos barcos y botes. Algunos de ustedes tienen esas experiencias, de ahogarse en una tormenta, y morir dolorosamente, y no quieren saber nada del agua. Y si hicieran una encuesta, encontraría una cosa o la otra, dramáticamente en muchas almas antiguas. Incluso en esta vida algunos apenas pueden esperar para abordar un barco y continuar esa fantasía de ser marino en tiempos antiguos. Tal vez he tocado alguna verdad central que no se les había ocurrido, pero eso es lo que hacían los lemurianos, queridos.
De modo que ahora algo más de la mitad de ustedes, queridos, han tenido la oportunidad en las sillas, y en el próximo marco de tiempo, el resto de ustedes irá a ese lugar también. ¿Ya lo han sentido? ¿Ya lo han sentido? Hay algo escondido. Esto es lo que yo llamaría energía catalítica; se construye sobre sí misma y crea algo que les es propio. Hay una dulzura que empieza a ocurrir; una dulzura de amor que dice "Te conozco; más aún, recuerdo a la Fuente Creadora en ti". Algo se está acumulando en el salón, algo que tal vez perdurará por el resto de su vida. Empieza a ser una recordación de estas cosas, que están experimentando. Y es una recordación sutil; empiezan a descubrir lo que yo llamaría akash ascendido. Queridos, cada uno de ustedes tiene un alma multidimensional. Esa alma viene del otro lado del velo. Esa alma representa a su Yo Superior, que hoy lava sus pies. ¿Tiene sentido para ustedes que al empezar a aumentar la frecuencia y la eficiencia de su consciencia, empiecen a recordar cosas del otro lado del velo? No hablo de otros planetas u otras galaxias; hablo de la familia que es la misma Fuente Creadora. En el pasado les he contado qué hay allí; está oculto para ustedes. Pero cuando van al otro lado cantan las canciones que siempre se están cantando en luz.  Allí existe una realidad que ustedes no pueden imaginar, y hay una pureza de amor compasivo que es muy diferente de lo que ustedes pueden siquiera imaginar. Ustedes piensen que tal vez puedan  recordar un poquito de eso. El tiempo que dedican a hacer estos ejercicios hoy es como un catalizador para su alma, les impulsa a recordar, recordar, recordar la paz y la belleza increíbles del otro lado del velo. ¿Pueden recordarlas? Parecen esconderse un poquito, pero ahora empiezan a presentarse más, a medida que ustedes se reconocen y descubren que hay mucho más en ustedes que lo que creen.
Quiero que noten el tiempo que cada lavador de pies dedica a ustedes; no está apurado. Lo primero que hace es mirarte a los ojos; lava tus pies muy lentamente, uno por vez. Esto está diseñado así  y es simbólico de la ceremonia; te ayuda a entender que en este momento hay una suspensión del tiempo, como que se queda inmóvil por un momento para que todos sean igualmente honrados.  Y la razón para esto es que existe otro atributo de las almas antiguas: todos ustedes son impacientes (se ríe). Han visto tantas cosas, han vivido muchas vidas, tienen una sensación de que deben cumplir ciertas cosas; hay una sensación de que pueden ver el progreso en ciertas áreas, y quieren acelerarlo. Quieren que se apresure; quieren que vaya mucho, mucho más rápido - y no lo hará. Pero casi todas las almas antiguas en este salón tienen una sensación de qué podría ser y adónde va esto. Y eso los pone impacientes. De cierta manera, eso es un honor; eso honra lo que ustedes saben. Queridos, ustedes tienen tiempo lineal: observen al lavador de pies; movimientos lentos honrando a cada uno de ustedes. Tienen tiempo abundante.
Queridos, algunas tradiciones se les han transmitido a través de las edades. Empezaron muy tempranamente. Tiene que ver con lo apropiado de mirar al otro a los ojos; ustedes lo llaman contacto visual. En tiempos antiguos, a algunos no se les permitía mirar a otros a los ojos; no se debía  mirar a los ojos a la realeza. Es como si hubiera una jerarquía de quién era importante y quién no. Más tarde esto se aplicó a amos y sirvientes; los sirvientes no debían mirar a los ojos a sus amos. Más tarde esto se aplicó a quienes eran espirituales: no se mira a un ángel a los ojos; en cambio te pones de rodillas. ¿Quién está de rodillas ahora? Metafóricamente, los que les están lavando los pies. ¿Y qué hacen primero? Hacen contacto visual. Quiero que se miren uno a otro a los ojos. Está bien. Ya no hay jerarquía de importancia. Ni aquí ni en el salón; todos ustedes son dignos de mirar el rostro de Dios en cada persona. Tal vez eso sea un descubrimiento mayor.
Y así, hay diez sillas y once consciencias, porque ustedes honran a alguien que no puede estar aquí, pero sí está. Un alma multidimensional puede hacer eso, puede verdaderamente estar en lugares donde se necesita que esté. Miren cómo automáticamente ustedes aceptaron esto y quisieron ayudarse mutuamente. Queridos, algunos dirán que esto es cortesía social. No lo es.  Es la unidad que aprendieron antes, en que cuidan unos de otros, el sentimiento por los demás. Esto es parte del increíble amor que enseñamos, que es la unicidad de Dios. ¿Pueden sentir, dentro de ustedes en este momento, la personalidad de los que están en el escenario? ¿Pueden tener una alianza con ellos, por solo unos pocos momentos? Tal vez sentir lo que ellos sienten, y aliarse en paz. Un compañerismo difícil de crear a menos que tengan algo como lo que hemos creado aquí.
Muchos años atrás, cuando canalicé esta historia a mi socio, yo vi este día. Los potenciales de ustedes reuniéndose y haciendo un ejercicio exactamente como lo había enseñado el ángel dorado. Esta es la atemporalidad del Espíritu; ¿puedes proyectar esto hacia otros? ¿Puedes por un momento ver a otros en el futuro haciendo esto? ¿Puedes sentarte ahora y mirar a aquellos que ni siquiera sabes que harán esto? En algún nivel, sí puedes. Estos son los dones del alma antigua.
Querido trabajador de luz, otra vez quiero hablar de la luz y la oscuridad. La relación entre luz y oscuridad realmente ha cambiado. Incluso lo que se logró con la rejilla magnética años atrás ha afectado esto, porque permite a la consciencia graduarse y evolucionar. Muchas veces les hemos hablado de la relación entre la consciencia y la rejilla magnética. Y aun hoy la ciencia empieza a tener las mismas reacciones: hay una alianza; están relacionadas; hay una correlación. Y en términos simples les contamos que esta correlación afecta la cantidad de luz y oscuridad en el planeta. La luz tiene más poder. Por difícil que pueda parecer creerlo, la luz es más poderosa que nunca antes. Permítanme decirles otra vez la metáfora de la luz y la oscuridad porque la están viendo ahora mismo en el planeta.  Hace años les di esta metáfora y ahora lo hago otra vez. Si tienen una habitación muy oscura, eso crea miedo. No puedes ver quién está cerca, de modo que te refugias como un ermitaño, y tienes miedo. El miedo viene de no saber qué está pasando a tu alrededor, y sigue así mientras haya oscuridad. Con el paso del tiempo, alguien enciende un fósforo y de repente, alrededor de esa persona otros pueden ver vagamente. Lo que viene después es el poder de la luz: puedes empezar a tomar conciencia de cosas que antes no veías. Un fósforo en una habitación muy oscura alcanza para mucho; esa luz, ese fósforo es muy atractivo, de modo que otros van a ver la manera de conseguir un fósforo también. Ahora, en un mar de personas, tal vez hay cinco que tienen fósforos pero toda la habitación parece verse afectada y todas las personas pueden ver mejor.  De modo que quiero discutir esta lección.
¿Qué es lo que realmente está pasando? Solo dos o tres personas tienen fósforos, y sin embargo esto afecta a muchos otros en su percepción conciente. Y puede que haya quienes nunca consigan un fósforo, pero dependen de la luz generada por los que sí tienen. Almas antiguas, ustedes son los fósforos del mundo, incluso en el pasado llamadas faros de luz, protegiendo a los que estaban en las tormentas de la vida. Realmente es hora de honrarse unos a otros por eso.
En la historia del Viaje a Casa (N.T Libro 5 de Kryon) había un ángel blanco. Este fue el ángel que enseñó a Michael Thomas los cuatro atributos del amor.  Queridos, hay más de cuatro. Hoy ustedes pueden incluso expandir eso. El amor tiene compañeros; el amor no puede existir sin compasión; cuando los dos están juntos suele haber algo llamado alegría. ¿Y no es extraño que cuando los humanos tienen mucha compasión y alegría aparecen las lágrimas? Y hoy hay lágrimas. Y no son de tristeza en absoluto; son un atributo del amor que el ángel blanco ni siquiera mencionó: el amor se amplifica a sí mismo. Cuanto más puro se vuelve el amor, más se extiende y otros lo sienten; aun si no te enteras, ellos lo sienten. El amor puede transmitirse bellamente. Incluso podrían decir que, como la luz, ilumina el área. Y es muy poderoso; muy poderoso. ¿Qué les dijimos ayer sobre una de las cosas benévolas ocultas? Que pueden cambiar a un animal cuando lo aman; que puede sentir la consciencia del ser humano que lo ama, y el animal se siente muy atraído al amor. Tan poderoso es que crea la capacidad en el animal de tener un alma que reencarna. Ese es el poder del amor.
¿Qué les parece que puede hacer entre ustedes? El verdadero amor y la compasión y la alegría pueden resolver problemas que ustedes creen insolubles. ¿Creen que alguna vez llegará el día en que puedan usar esas palabras, amor y compasión, cuando dos líderes políticos de diferentes países se encuentran? Ahora es cómico; más adelante será lo esperado.
Y ahora las últimas filas de los presentes toman su lugar de honor. Mírenlos, queridos: son los que han pasado más tiempo mirándolos. ¿Han descubierto que el amor y el honor disuelven otras emociones? ¿Han visto cómo conquistan al miedo? ¿Ven cómo traen soluciones? Disipan los desacuerdos. Incluso años de cosas que no tenían sentido, de pronto con el amor tienen sentido. Cómo puede crear reunión, compañerismo, respeto, unidad.
Y este es el descubrimiento de la semana. Se han mirado unos a otros durante dos horas; se miraron a los ojos y lavaron los pies de otro, y se han vuelto mucho más una familia que nunca. Este es el último mensaje de Kryon que se dará en esta serie. Y algunos de ustedes podrán recordar estos momentos y decir "Eso estuvo bueno; ojalá pudiera crearlo todos los días. Cuando se vayan de este salón y vuelvan a una vida normal, es un poco diferente. Pero queridos, el descubrimiento de este día es que lo que sienten ahora pueden llevarlo consigo por el resto de su vida. Todos los maestros de esta serie han dicho lo mismo: les dijeron que ustedes pueden re-crear las emociones del día en cualquier momento que lo deseen y llevarlas con ustedes de una manera tan real que, cuando lo piensan, cambia todo a su alrededor. Ustedes son seres humanos multidimensionales; eso significa que pueden ir más allá del tiempo lineal. Capturar este momento y estos sentimientos y con su intención, archivarlos en eso que es su actitud, su mente, su corazón. Estarán allí toda su vida. Este momento puede incluso destellar ante sus ojos en el último aliento de su vida. Una idea de cuál es su familia real, y siempre lo será.
Las almas antiguas están unidas en esto; es un sistema más grande y más benévolo que lo que pueden creer, y realmente gira alrededor de ustedes. Ese es el homenaje hecho hoy. Es por eso que el ángel dorado tomó el recipiente con lágrimas y lavó los pies de Michael Thomas. El resto de la historia es así: Michael Thomas se levantó, agradeció al ángel dorado, caminó unos pocos pasos y empujó la puerta hacia su casa, y se encontró directamente de regreso en la Tierra, así como lo harán ustedes cuando se vayan del salón, teniendo que vérselas con el trabajo y las relaciones, la salud... pero ahora él había descubierto quién era él, y ya nunca fue el mismo. Tal vez ocurra lo mismo con ustedes.
Y así es.
Kryon
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro