viernes, 25 de mayo de 2018

Tour Mágico de los Misterios - Escocia Nº 4 - Kryon


Canalización de Kryon por Lee Carroll
Escocia - 8 a 14 de Mayo de 2018

Nº 4- El Asiento de Arturo
Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
Otra vez se encuentran afuera, y queridos, en este lugar donde se han reunido, en la energía alrededor de este lugar, se parece a muchos otros lugares del planeta en una época de energía más baja, en una época de reyes y guerras y batallas y cosas incalificables. No es este el único lugar donde pasaron esas cosas, es en todo el mundo, por donde vayan encontrarán esto. En algunos lugares encontrarán esclavitud, en otros lugares se llama de otro modo, los que tienen el poder se abusan de los que no lo tienen.
Y en esta nueva energía, en esta consciencia de hoy, las almas antiguas, que en realidad puede que hayan estado allí, hoy están reescribiendo la historia, con una nueva consciencia, un nuevo pensamiento, nuevas ideas. Las que captan lo precioso de la vida, las que están alertas a cómo la tierra les responde y cómo responden a la tierra.
Queridos, en el pasado he dado metáforas con respecto a las construcciones y la vida de ustedes. Quiero tomar un momento ahora mismo, no muy largo, para darles otra metáfora, similar a una que dimos en el pasado. Porque hoy están viendo castillos; en otras tierras ven templos, pero los castillos son un poco diferentes. Demos una metáfora para esto.
Si tuvieran que construir su propio castillo, esotérico, no físico, que represente su vida, déjenme darles algunas pistas con respecto a los cimientos, a las paredes, al techo, al cielorraso.
¿Cuál sería su cimiento? Algo que permanezca; algo que sea de libre elección pero que dure, porque el castillo que construyen, queridos, en su vida, para su vida, es un castillo de libre albedrío. ¿Cuál sería el cimiento? La cosa que no se movería, lo que sostendría todo lo demás en su vida. Y tendrían que decir "Bueno, es lo que yo creo." Y tal vez sería lo precioso de la divinidad real en ustedes. Dios en ustedes sería el cimiento de su existencia, de su castillo, el lugar donde van a vivir, en todas sus horas de vigilia. Metafóricamente.
Y digamos de este cimiento, esta hermosa creencia, quiero decir esto: no importa qué construyan encima, el cimiento debe permanecer. La creencia entonces no es algo que cambia necesariamente, o se convierte en otra cosa, o es lo que se cree ese día; debe estar bien arraigado en tierra porque todo lo que construyan sobre el cimiento dependerá de él. No importa qué sea. Si construyen su castillo sobre un cimiento inestable, se vendrá abajo, quedarán ruinas. Si ustedes cambian de una creencia a otra creencia, deben estar seguros del Dios interior, la divinidad, y deben decir para sí: "Esta es mi creencia permanente, porque está bien para mí." Y si no tienen eso, queridos, todavía no construyan su castillo. El libre albedrío implica que pueden mirar a su alrededor hasta encontrar el material a utilizar para cimiento.
 Pero digamos que lo estableces, es la creencia para tu vida, cuando empiezas a construir las paredes, ellas son accionables, eso significa las acciones que haces y que son de compasión. Qué haces en tu vida, qué crees, cómo tratas a los demás, esas son tus paredes. Porque es lo que la gente ve. No ve el cimiento; eso es privado, eso es tuyo. Eso es estabilidad. Pero lo que sí ve son las paredes. Que las paredes representen cómo vives. Que las paredes representen lo que otros ven  que es precioso en ti, o que es bueno en ti. Que las paredes sean tú mismo, y no  un episodio  de ti; que sean quién tú eres. Y cuando tengas las paredes como las quieres, la parte de quién eres, estás listo para construir la parte de arriba de la estructura, eso que muchos llaman techo. Y este será sostenido por tus acciones, y será tu refugio para el resto de tu vida. Construyamos un techo con compasión y amor, se podría decir que son las energías más elevadas que existen hoy: justo donde corresponde, arriba de todo.
Y ten en cuenta esto: si las paredes no son fuertes, si tu acción compasiva no es fuerte, el edificio se caerá. Ninguna cantidad de compasión y amor sobrevivirá si tus acciones dicen una verdad distinta.
Este es el templo; este es el castillo para el alma antigua, para el trabajador de luz. Y llegará un tiempo, queridos, en la historia, después que se hayan ido, en que se convertirán en ancestros, y otros mirarán su castillo y dirán: "Esto era bueno" y los imitarán. Madre, padre, hermana, hermano, que los hijos miren el castillo que ustedes construyen y lo imiten también por el resto de sus vidas. Este es el legado del trabajador de luz.
Y así es.
Kryon.
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro