lunes, 28 de mayo de 2018

Tour Mágico de los Misterios - Escocia Nº 8 - Kryon


Canalización de Kryon por Lee Carroll
Escocia - 8 a 14 de Mayo de 2018

Escocia Nº 8 - Cena de Despedida
Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
Para los que recién llegan a este mensaje, es el último de una serie. Estoy frente a un grupo de almas antiguas que han probado la energía de muchos lugares en esta Escocia y en Inglaterra. Y continuarán, muchas, y habrá más por venir. Pero en esto siempre hay un reflejo de ti mismo, querido humano. De modo que quienes no han estado en el viaje, pueden escuchar; los que sí estuvieron, quiero que sientan.  Un mensaje tras otro les hemos dado información sobre quiénes son realmente ustedes. A veces cae en oídos sordos,  porque no están preparados para oírla. O bien niegan que sea lo que es. O son autosuficientes a tal punto que no creen necesitarla. Otórguenle algún tiempo, y encontrarán que sí la necesitan.
La condición humana crea situaciones que a veces son dramáticas con respecto a otros, y a veces con instituciones. A veces son dramáticas dentro de su propio cuerpo. Pero en algún punto del tiempo, sin importar cuán jóvenes o viejos sean, reflexionarán sobre una verdad mayor.
Y esta verdad mayor que yo he venido a darles, es simple, hermosa, y no es nueva. Es un regreso a la creencia de los antiguos en que son parte de la Fuente Creadora de Dios y en que hay una unidad con todas las cosas - no solo   las cosas que están vivas, sino con todas las cosas creadas en este planeta.
Ustedes todavía están por descubrir qué es la verdadera multidimensionalidad. Vacilan en el borde de descubrir cómo es salir del estado super lineal en que están. Pero eventualmente empezarán a relajarse y avanzar y sentir cosas que se les permite sentir.
Hace algunos años estuve en Sudamérica, canalizando para un grupo, y dije algo para uno de ellos que yo sabía que necesitaba oírlo. Lo que dije es: todos los escaladores de montañas creen en Dios. (se ríe). Él necesitaba oírlo; era parte de darse cuenta de que estaba bien escuchar a Kryon, porque él era un escalador de montañas. Y es verdad, porque ellos son los que escalan no solo por escalar, sino para llegar a una cumbre  o un pico para contemplar lo que ven y decir: "Yo soy parte de esto. Esto se siente bueno porque soy yo y es la Tierra" y es una multidimensionalidad que solo es posible para el escalador.
Otros tienen otras maneras de conectarse con el Espíritu. Y luego está el intelectual. Los intelectuales son necesarios, son los que estudian las filosofías y se vuelven maestros. Muchos son hábiles con las palabras. Los poetas, todos. Pero el intelectual sabio conoce los límites de la intelectualidad. En otras palabras, hay cosas que no se debieran analizar, porque no se puede. Y si se intenta, se formará un círculo que no tiene fin. El final será eventualmente una frustración, porque no se encuentra solución cuando se trata de analizar el amor de Dios, o analizar el amor mismo. No se puede. De modo que hay un lugar para el intelectual; el intelectual sabio sabrá cuándo no intelectualizar, y cuándo está bien hacerlo.
La cosa más grande que no pueden resolver, tan simple, que yo les traigo, es esta: la creación del universo fue algo en lo que participaron;  estuvieron allí, porque su alma está conectada con Dios, y Dios siempre fue y siempre será. Y esta cosa llamada humanidad es temporaria. Y en este estado temporario se los invita a sentir la unidad de ser parte del Creador.
El planeta empieza a despertar en un lugar en que nunca estuvo antes y los intelectuales se volverán locos tratando de descubrir por qué ha cambiado como lo ha hecho. Los que trabajan en sistemas tratarán de encontrar por qué los sistemas ya no están funcionando. Los que están comprometidos con la religión organizada, empezarán a preguntarse por qué la población hace lo que hace, cuando antes nunca lo hizo. Habrá preguntas en cuanto a política, en la ciencia, en biología especialmente, que empiezan a formularse otra vez, cuando antes no se formulaban, porque la energía lo va a impulsar, y no será nuevo. Esto, queridos, este Cambio es un regreso al pensamiento original de los pocos que contemplaron los cielos y se preguntaron ¿Estamos solos?  Los que contemplaron el universo y dijeron: Yo soy parte de él. Los que construyeron sus vidas alrededor del interés en Gaia y la entendieron como su socia en la vida. No es nuevo.  Por eso es el alma antigua la que tiene esta sensación de maravilla, al caminar sobre lo que crearon los ancestros.
Les daré un ejemplo de algo; lo llamaré "volverse multidimensional en el amor". La mayoría de los presentes en el salón y los que escuchan esto tuvieron una hermosa infancia. Y cuando digo infancia me refiero a lo anterior a los ocho años; una época en que no tenían ninguna preocupación en absoluto, no para ustedes, no realmente.  No importaba qué pasara en su vida, mamá estaba allí, papá estaba allí, alguien estaba, para levantarlos, sacudirles el polvo y ayudarlos. No les preocupaba en absoluto de dónde venía su comida, o si iba a haber electricidad. Lejos de su mente. Porque lo más grande que tenían era el amor. Saber que no importaba qué pasara; sin importar qué, todo estaría bien, porque mamá o papá, o alguien estaría allí para cuidarlos. En algún nivel, el niño sabe que necesita que lo cuiden; en algún nivel necesita saber eso y trabajar con eso y esperarlo y contar con eso. Y en las pocas ocasiones en que tal vez eso no sucedía, era un impacto que no estuviera.
Ahora bien, quiero que tomen ese sentimiento, queridos, y traerlo desde eso que cada uno tiene en algún nivel, de alguna vida en que estaban total y completamente cuidados por alguien que sabía más que ustedes. Quiero que lo traigan a su vida ahora mismo de tal manera que resulte real; llamémoslo como lo que realmente es: es una energía multidimensional llamada amor de Dios. Y existe para ustedes hoy de la misma manera que existía en el pasado cuando eran niños. Puede que no entiendan cómo funciona, porque no es una cosa física como en el pasado. No tiene un padre que esté allí para ayudar - pero realmente sí lo tienen.
Su Yo Superior y su conexión con el otro lado es real, muy real. Y si ustedes lo suspenden, y se preocupan sobre lo que podrá pasar, igual está allí. Se han desconectado de eso con libre albedrío. Casi como el niño que a los seis años decide desconectarse de su papá o mamá e irse por su cuenta, y se da cuenta rápidamente de que está en problemas. ¿Por qué querrían alguna vez desconectarse de la Fuente, queridos? Y la respuesta es que es cultural, es hábito, es lineal.
Se les enseña que ser adulto, a cualquiera sea la edad, significa que son responsables por todo lo que hacen y todo lo que crean, pero nadie les pide que sean responsables por el amor de Dios. Y esa responsabilidad va así: "Sé que estoy cuidado, aun cuando pueda haber problemas en mi vida, serán resueltos. No sé cuándo. Aunque haya problemas de salud en mi cuerpo, serán sanados, porque tengo algo: soy una parte de la creación del planeta. Y al esperar cambios benévolos en el planeta, me aferro a ese Padre-Madre-Dios, que me cuida, que conoce mi nombre. A veces me arrodillo a decir gracias. Y soy levantado y me dice: no necesitas arrodillarte, eres como yo. A veces puede que llore, hasta que siento los maravillosos brazos amorosos del Espíritu, abrazándome y diciéndome ¿por qué lloras, si me tienes a mí?" Y entonces el ser humano se pone de pie y dice "Me había olvidado. Avanzaré con el conocimiento de ser parte del todo,  y cuando exhale mi último aliento, iré a casa, y luego volveré porque la humanidad necesita mi luz y mi sabiduría. La humanidad necesita verme confiar en ese sentimiento que es real, llamado el Creador."
Este es un mensaje práctico, para realzar las vidas de todos los que escuchen y crean que esto es posible. Sucede en muchas capas, queridos, porque cada uno de ustedes es único, y despertarán a esta grandiosa verdad tan rápido o tan despacio como ustedes lo deseen.
Pero, alma antigua, necesitas despertar a ella. Necesitas abrirte a ella. Así es como la luz se difundirá entonces por el planeta, de un país a otro, de una casa a otra, de un humano a otro. De a un corazón por vez.  Esa es la multidimensionalidad del amor. Real.
Que este grupo empiece a sentirla más que cuando llegaron. Que en algún momento se vayan a casa después de esta aventura y lleven consigo todo lo que dije. Y no simplemente dejarlo aquí porque esto era una vacación. Que su vida sea una vacación en la paz, en el amor, en las soluciones, en la sanación, porque son parte de todas las cosas que son.
Reflexionen sobre esto, ¡oh, sabios!
Y así es.
Kryon
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro