sábado, 4 de noviembre de 2017

Kryon en Argentina - Parte 4 de 5

Canalización de Kryon por Lee Carroll
Buenos Aires, Argentina,  29 de octubre de 2017

Parte 4 de 5
Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
El salón empieza a cambiar, otra vez más. Recién hemos estudiado la realidad y el salón empieza a tener una realidad diferente. Tal vez algunos hayan abierto su caja desde ayer. Es el término que usamos para la linealidad del humano. Ayer Alcazar dijo algo que enseñamos todo el tiempo; el mensaje es siempre el mismo. No necesitan entender las cosas para participar en ellas. Ya lo dijimos antes; no necesitas entender cómo funciona un motor de combustión interna para poder conducir tu coche. Es un concepto muy sencillo, pero en lo que se refiere a la espiritualidad, aquí hay más que lo que piensan. Deseo extender la enseñanza que se dio recién. Hemos dicho antes algunas de estas cosas, pero no en este salón y no para ustedes. Quiero que escuchen esto en vivo.
Todas las historias, todas,  comienzan con una frase: en el comienzo. Queridos, eso no es exacto. Imaginen por un momento que Dios es un círculo gigantesco, un anillo dorado, y ese anillo es amor puro. Hermosísimo. ¿Dónde está el comienzo del anillo? Y la respuesta es que no lo hay. La idea misma de que lo haya es lineal. Todo lo que ustedes creen es como una cuerda; tiene que tener un comienzo y un final. Todo lo que tienen, todo lo que poseen, todos a los que conocen, tienen comienzo y final. Dios no tiene comienzo, y eso es difícil de captar para un humano. Un círculo; sin tiempo, sin comienzo ni fin; simplemente es.
¿Pueden, por un momento, captar que el Creador del Universo nunca tuvo comienzo? Les hemos dicho que ustedes tienen a Dios en su interior. ¿Quién es Dios? Tienen que preguntarse eso, de algún modo. En un momento les daré una respuesta.  Si hay alguna Fuente Creadora dentro de ustedes, aunque sea un poquito, digamos que la llaman su alma, buena palabra para que usen,  es una buena palabra porque pueden captarla de manera lineal. Muy bien, eso es parte de Dios. Eso significa, queridos, que ustedes no tuvieron comienzo y que no tendrán fin. Todo lo que es humano viene y se va, pero el alma no tuvo comienzo ni final.
Entonces, la siguiente pregunta: ¿Cuán bien conoces a tu alma? (se ríe). Eso depende del tamaño de tu caja. Hay algunos que ni siquiera creen tener una; creen que la muerte es definitiva y que de algún modo la belleza de la consciencia humana llega y se va para no volver jamás. Ayer les dije que no es así como funciona. El sistema es elegante en amor, es bello en su compasión, cuando pierden a un ser querido, ese ser permanece y no necesariamente se va a algún lugar lejano al cual no puedes llegar. Tampoco es así como funciona. Una pieza y parte de su consciencia permanece con sus hijos y sus seres queridos hasta que ellos mueran. Tu padre estará contigo hasta el día en que mueras, querido. Tu madre estará contigo hasta el día en que mueras, querido. Y tú tienes la habilidad para sentirlos, olerlos, amarlos, hablarles y saber que están allí. También les conté esto antes. Empiecen tempranamente y cuenten a sus hijos cómo funciona esto. Cuando tengan suficiente edad para entenderlo, mírenlos a los ojos y digan: "Vendrá un día en que yo ya no exista en mi cuerpo, pero sepan esto: nunca los abandonaré." Y será correcto y verdadero. Comiencen tempranamente, háganles saber esto, y cuando desaparezcan, tendrán la paz y el conocimiento de lo que ustedes les enseñaron, que ustedes siempre estarán allí, que el amor está siempre allí. Imaginen el regalo que pueden darle a un niño con esta verdad y esta creencia de que solo cambias la energía. La muerte no tiene aguijón; ¡solo cambias la energía! El cuerpo viene y se va, pero ah, esa alma, se vuelve multidimensional y existe en muchos lugares y uno de ellos es con tu hijo. Toda su vida. Como tú con tu madre y tu padre, si ellos se han ido. Pero si nunca te enseñaron esto, es una realidad que te resulta difícil. ¿Ves la diferencia? Empieza a informar a tus hijos desde ahora (suspira).
Si de algún modo el aire empezara a hablarte (se ríe), eso estaría bastante bien para algunos: "Hola, aire. Gracias por estar aquí. "Y el aire diría "Es un tesoro estar aquí para sostener tu vida." Y algunos irían de aquí para allá hablando con el aire, sin hacer nunca esas preguntas lineales. Pero el intelectual diría: "¿Quién exactamente está hablando? ¿Eres el aire? ¿Quién te ha creado? ¿Cuánto tiempo estarás aquí? ¿Cuándo llegaste? ¿Cómo es posible que me hables? ¿Cuál es tu propósito, exactamente?" Ya ves la diferencia; eso es exactamente lo que muchos hacen con Dios.
Si le preguntas a Dios: ¿Cuál es tu propósito? recibirás la respuesta más amorosa. "El propósito es una palabra que usa el ser humano, lleva consigo un sesgo, la necesidad de entender y analizar." Si tuvieras que mirar el propósito de Dios, es conocer tu nombre y amarte sin medida durante toda tu vida. Ser parte de un sistema que honra a quienes vienen y se van. Verás, el alma es mucho más grande que lo que piensas. Estas son las cosas que quiero que te lleves de este lugar; paz respecto a quién es Dios. ¿La respuesta? ¿Quién es Dios?  Una palabra: familia. Familia. Dentro de ti. Eres la familia de la Fuente Creadora del Universo, y a medida que empiezas a evolucionar en tu consciencia, sabrás que lo que digo es real y verdadero.  Y nunca estarás solo. Nunca estarás solo. Esa es la realidad de Dios.
Y así es.
Kryon
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro