lunes, 8 de mayo de 2017

Mensaje Nº3 en Ámsterdam - Kryon - Toda enfermedad es la niebla de la consciencia

Canalización de Kryon por Lee Carroll
en Ámsterdam, Holanda,  3 de mayo de 2017

Nº 3 - Toda enfermedad es la niebla de la consciencia
Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
Algunas personas han preguntado respecto al canalizar. Dijeron: "¿Dónde está el hombre, cuando la canalización está en curso?"  Nosotros decimos que él se aparta, y esa es la verdad. El Espíritu no se adueña de su cuerpo. A través de años de práctica, ha aprendido a entregarse y hacerse a un lado. Y lo que luego llega a través de él, es lo que ustedes oyen ahora. Pero al principio no era así en absoluto; no había confluencia de sintaxis, era un inglés muy malo. El Espíritu le mostraba cosas, y luego él las recordaba y las repetía en la canalización. No era como ahora.
Ahora él tiene los mensajes desde el otro lado del velo, tan puros como pueden ser a través de un humano. El humano controla esto completamente, y nunca, jamás, es lo bastante bueno para él. Es siempre más. Y queridos seres humanos, así es como es: ustedes quieren más, sea lo que sea que experimenten con el Espíritu está esa sensación de que hay más, y literalmente viene de ustedes, es un estrechar las manos. Cuanto más se alinea su consciencia con lo esotérico, eso que llaman Dios, más les gusta.
Están en un edificio originalmente construido para ser una iglesia, y los dibujos, las ilustraciones, algunas estatuas tienen el brillo alrededor de la cabeza, lo que ustedes llaman halo.  Eso es un símbolo de un ser humano que está en contacto, un ser humano que quiere más, que tal vez ha experimentado la euforia del Dios interior. Los antiguos lo tenían, hoy en día lo tienen, es intrínseco de los humanos y Dios.
Quiero hablar de sanación, y esta vez es difícil. Lo que lo hace difícil es la percepción. Ahora les cuento lo que nosotros vemos; no lo que ustedes ven. Les doy una verdad que a veces es difícil dar; a veces contradice la lógica de su mundo; pero tenemos que decírselo, porque habla de una magnificencia de la que se tienen que enterar.
El cuerpo humano está funcionando aproximadamente en un 30 a 35%  de como fue diseñado. Lo oyeron bien.  El libre albedrío de la consciencia, a través de eones de tiempo de la humanidad, realmente lo ha disminuido, porque la consciencia gobierna la salud. La consciencia baja permite la entrada de la enfermedad. La consciencia baja altera aquello que se requiere que haga el ADN. Eso empieza a cambiar.
Ya lo hemos dicho muchas veces: lo que este Cambio realmente trae es que los humanos se empiecen a graduar y evolucionar, y esa evolución es la evolución de la consciencia y del ADN y de la estructura celular para volverse más eficientes. Todos ustedes son perfectos. Difícil de imaginar. Ya lo dijimos antes: ustedes no lo saben, no lo creen, es como si cada uno de ustedes fuera un avión jet de clase A y todo lo que pudieran hacer fuera recorrer de un lado a otro la pista de despegue, y eso es todo.  Y todo el resto siempre estuvo allí. La evolución de la humanidad será entonces la madurez en sabiduría, integridad, compasión, en todas las cosas que vendrán a ustedes y eventualmente crearán un planeta sin guerras. Lo he dicho antes: un planeta que, al mirar atrás, todo lo anterior a 2012 será llamado la Era de la Barbarie. Cuando miren hacia atrás y se vean a sí mismos pensarán: " ¿Quiénes éramos? ¿Cómo pudo ser así? "
 La estructura celular humana, la de ustedes, está diseñada para 900 años. Novecientos. Si miran sus Escrituras, estas señalarán  a aquellos maestros que vivieron hasta esa edad - ya sé que ustedes piensan que posiblemente fue una errata en las Escrituras, pero fue verdad.  Ese es el tiempo que puede durar un cuerpo porque se rejuvenece a sí mismo, se auto-repara, sigue en marcha. El de ustedes lo hace defectuosamente, pero no para siempre. Eso está cambiando. Van a ver que aumenta la expectativa de vida, y no será debido a la ciencia; será debido a la consciencia; empezar a conocer lo que debieran haber sabido antes, pero estaba bloqueado.  Sanación. Por esta razón, queridos, hay tantos que necesitan tanto.
¿Qué ve el Espíritu en el ser humano enfermo? El Espíritu suele ver a un humano desesperado, de rodillas, orando: "Dios, sáname, Dios, sáname, Dios, sáname, Dios, sáname". ¿Quieren saber qué ve el Espíritu?  Ve un humano absolutamente saludable 100% con una consciencia rodeada de niebla. Consciencia de falta de autoestima, inseguridad akáshica,  problemas y estrés causados por cosas que nada tienen que ver con su biología - eso ve el Espíritu.  Y ve a un humano que no lo ha entendido, que se arrodilla y reza, y reza, "Dios, sáname, Dios, sáname."
Les daré una pista; sanadores en este salón: los sanadores no sanan; equilibran. Y si se pudiera re-escribir esto, los seres humanos no estarían de rodillas suplicando a Dios para sanar. Estarían tratando de entender la alineación con el Cosmos. Entenderían que toda enfermedad es la niebla de la consciencia, está dentro del ser humano. No es así como fue producido, no nacieron así, y no se lo contagiaron; lo construyeron.
Habrá algunos que digan, "Es imposible, porque la máquina biológica crea esto y aquello." Y queridos, ustedes no funcionan bien. ¡Y pueden hacerlo! El Espíritu los ve como perfectos y quiere entregarles un mensaje; no lo pueden oír cuando tienen miedo. Queridos, ¿qué tienen que les gustaría sanar hoy? ¡No pueden oír nada del Espíritu si tienen miedo! Podemos darles lo básico, de cómo pueden literalmente levantarse y vivir otros 25 años sin esta enfermedad, ¡y ustedes tienen miedo! Ven, no están entendiendo.
Entonces, ¿qué acabo de decir? Que la vieja energía rodea a la mayoría de ustedes, aún hoy, una energía de duda. Van a la reunión y oyen estas palabras, y van a su casa y le dicen a alguien que los escucha: "Vaya, me gustaría entender más de eso. Sabes, creo que realmente no es para mí.  Porque, ya sabes, tengo esto y aquello. Y sabes que mi mamá lo tenía y mi papá también, o sea que viene incorporado, ¿no? Mi familia lo porta." Y cada una de esas palabras es oída por tu propia biología y está de acuerdo; es tu camino a la muerte. Y esa es la verdad.
Y eso trae la segunda parte. ¿Cómo nos sería posible darles mensajes de profunda sanación, cuando no lo creen, la primera vez, cuando afirman que están enfermos? ¿Han pensado en eso alguna vez? Lo que ustedes dicen tiene mucha energía; es ustedes; se definen a sí mismos con cada palabra.
 Si dijéramos ¿Quién eres? Si tu vecino preguntara "¿Quién eres? Cuéntame de tu vida", ¿qué dirías? "Yo soy -aquí va tu nombre- y estoy enfermo" (se ríe). Lo acabas de definir, el cuerpo lo hará, y la niebla de la vieja energía te rodeará hasta tu último aliento. ¿No crees que es hora de cambiar eso? ¡Y puedes hacerlo!  ¿Sabías que puedes cambiarlo  aquí sentado? Si reconoces lo que estoy diciendo, el Espíritu te ve perfecto,  y la única cosa que te hace menos perfecto está sucediendo en tu estructura celular, ahora mismo; es lo que tú has creado a través de una miríada de experiencias. Lo de las experiencias akáshicas del pasado, traídas a esta vida, y planchadas y colgadas en el armario así siempre las tendrás allí para ver. Eso es lo que haces.
¿Qué tal si hago una invitación, ahora mismo? Cierra ese armario. Podrías decir algo ahora a tu propia biología: "Es hora de reclamar mi magnificencia."  Te digo: algunos, justo ahora, se irán de esta reunión y se sentirán distintos de lo que se han sentido antes. Van a preguntarse "¿Qué pasó? ¿Quién estaba ahí?"  Habrá sanaciones hoy aquí; lo sé porque yo sé quién está aquí; sé lo que trajeron consigo, sé lo que es posible, les digo: ¿Por qué no lo dejan aquí, sencillamente?
Esta niebla de la enfermedad auto-creada, de incertidumbre y desequilibrio, se puede limpiar totalmente por medio de la luz. ¿Cuántos de ustedes están dispuestos a generar luz ahora mismo? Y a ver, visualmente, ver todas estas cosas eliminadas. Como se retira la niebla, sale el sol, y pueden ver todo; ¡es un día nuevo!  Y ustedes se pueden ir y saber que han sanado.
Suena demasiado bueno para ser verdad; les digo: ¿qué creen que sucede a un ser humano que entra en una liberación tal, de una vez, que lo reciben instantáneamente? Esto ha sucedido una y otra vez; es casi como si toda la niebla se hubiera despejado, levantado y se hubiera ido, ¡uhh! Y ustedes lo llaman remisión espontánea. Es un milagro, ¿no?
Hay historias del Maestro que caminó por este planeta hace años tocando a los humanos, dando vista a los ciegos, sanando a los enfermos. Y yo quiero darles otra percepción.  Ese Maestro, cuyo ADN funcionaba cerca de 80%, tenía un mensaje claro para este planeta; en este salón lo declaro: "Yo soy el hijo de Dios y tú también lo eres" ¡Y tú también lo eres! Lo que Él hacía era tocar a aquellos y disipar su niebla, y por un momento o dos, ellos eran iguales a Él, y veían lo que Él veía, e instantáneamente, todas esas cosas se iban, ¡instantáneamente!  ¿Era un milagro del Maestro o era su mensaje que era un milagro para el humano que se curaba a sí mismo?
Que hoy nos toque el Maestro. ¿No fue ese el significado de este edificio? Un buen lugar, ¡buen lugar para esto! Realmente un buen lugar. Yo sé quién está aquí, sé por qué vino, cuál es su problema.  ¿Por qué no eres tocado ahora mismo, a tal grado que tu niebla se vaya, se limpie? Y lo que tendrás, es la forma en que Dios te ve: perfecto. Viviendo una vida larga, ayudando a quienes te rodean. Alma antigua, necesitamos que te quedes. ¡Necesitamos que te quedes! ¿Escuchaste eso? Para eso estás vivo; para estar equilibrado, para ayudar a que quienes te rodean sepan cómo es tener la luz y no tener miedo a la vida. No ser alguien condenado porque su historia lo dijo así.
Hay alguien que está siendo tocado ahora mismo; ¡ahora! Oh, queridos, ¡es tan hermoso! ¿Pueden sentir esto?  ¿Pueden sentir lo que está pasando?  ¿Se les había ocurrido que hoy venían a una reunión de sanación? Tal vez, debido a la sincronicidad, vinieron a caer en medio de una de esas reuniones. Y aquí están.
Algunos de ustedes llevan tristeza, aflicción. Es una enfermedad. La tristeza es una enfermedad. Los mantiene deprimidos, los golpea, la alegría se ausenta, es una de las peores enfermedades, los mata tempranamente. Limpiemos eso. Sabemos qué pasó para  darles esa tristeza que llevan, queridos, ¡Dios los ama tanto!  Permitan que salga el sol en su vida ahora mismo. Algunos necesitan perdonarse a sí mismos; eso es lo que necesitan hacer por sí mismos. Permitan que eso caiga y se vaya. Puede irse, debe irse, lo hará. Y tienen ayuda; con la intención en esto llegarán los resultados. ¿Recuerdan el primer mensaje? Con la intención en esto llegarán los resultados. No están solos. Echen a rodar la bola y den un paso atrás, y dejen de auto-definirse como menos que magníficos y sanos y puros. Y luz.  Así es como Dios los ve; esa es nuestra perspectiva, la perspectiva desde el otro lado del velo.  Seres humanos perfectos, esforzándose a través de sus propios procesos (se ríe).
Es un bello mensaje, es liviano, algo que pueden hacer ya mismo,  no hay que trepar escaleras, no se requiere sufrimiento; solo reconocer quiénes son ustedes.
Regresaré.
Y así es.
Kryon
Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro