miércoles, 26 de abril de 2017

Mensaje Nº11 en Monument Valley - Kryon

Canalización de Kryon por Lee Carroll
en Monument Valley, Utah, 12 - 18 de abril de 2017

Nº 11 
Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
Esta es la undécima canalización, y la última de la serie. A muchos de ustedes les parecerá que solo unos momentos atrás se reunieron en este mismo lugar y se dio un mensaje. El tiempo hace eso.
Pero quiero hablar de algo que debiera resultar obvio para muchos y es fascinante. Lo fascinante es la unicidad que ocurre en todo el mundo en las definiciones del Espíritu, en las historias de la creación, en la apreciación, en las definiciones de Dios. Antes les dije que la profecía de las edades ha venido de los antiguos y las tribus de todas partes del mundo, que no se conocían entre sí. Y la razón para esto, queridos, es lo que yo llamaría una intuición espiritual global.
Si es verdad que hay un Dios, y que  ese Dios reside en ustedes y en el planeta, y que los conoce, tendría que haber  una similitud, algo que ustedes descubren. Algo que los antropólogos verían; algo que los espiritualistas estudiarían y buscarían. Está en todas partes.
En la antigua numerología tibetana han identificado los números y sus significados. ¿No les parece interesante que en Tibet, tan lejos, algo que no es conocido para los indígenas de aquí, el número 4 haya sido identificado como lo que pertenece a la Tierra? Y ese número 4 es tan común para estos que hoy ustedes llaman los Navajos. No solo es común; es sagrado. Es parte de su historia de la Creación, parte de sus danzas,  parte de sus letras de canciones, todas estas cosas. ¿Creen ustedes que esto es una casualidad, o tal vez una coincidencia, que los tibetanos lo identificaron y es exactamente lo que enseñamos?
El mensaje nº 11 - qué casualidad. El 11 es el primer número maestro: es la iluminación. Podrían incluso decir que es la belleza de la compleción: el doble 1. Queridos, esta conexión está en todas partes. Entonces ¿por qué no está con ustedes?  Ahora bien: la respuesta es que sí está con ustedes; el despertar que sus experiencias les muestran son lo que han descubierto aquí, y lo que yo les cuento por medio de la canalización. Y el verdadero despertar es que están conectados. No están solo conectados con Gaia; están conectados con la verdad.  ¿Cuál es la verdad de este día y de los que lo han precedido?  ¿Qué pueden decir que sucedió aquí?
Cuando se vayan de este lugar, quiero que recuerden estas verdades, pero quiero especialmente que honren a su intuición, porque es la misma intuición que tuvieron los antiguos en este mismo lugar que los conectaba con el planeta.  Es la misma intuición de la mujer-medicina o el hombre-medicina, que los ayudó a reunir las plantas, las fresas, para que se lograra la sanación. Como antes dije, ellos no tenían un laboratorio para ensayo y error. Eran guiados.  Esa intuición les pertenece a ustedes, y la han llevado al mundo moderno con objeto de hacer lo que necesitan hacer para sobrevivir. ¿Qué les dice su intuición respecto a qué pasará cuando lleguen a casa? ¿Es posible que puedan llevar a casa una compasión de modo que dejen la preocupación donde corresponde - en el suelo, tal vez, ¡dejen que Gaia la lleve! - y que sepan que no han de tener miedo de ciertas cosas porque tienen una intuición que los guía?  Es la intuición la que les contó a los tibetanos lo del número 4 que se celebra aquí mismo. Es la misma intuición que les dio información idéntica sobre la precesión de los equinoccios a todos. Piensen en eso por un momento; si fue bueno para ellos, es bueno para ustedes. Pero ese es el despertar: reconocer el hecho de que ustedes también la tienen, que no están separados de ninguno de ellos. De hecho, si quieren estudiar lo que llaman su registro akáshico, tal vez este viaje en particular ha significado para ustedes algo más que para otros. Algunos de ustedes saben de qué hablo.
Queridos, si es verdad que son almas antiguas,  eso significa que ustedes fueron los antiguos. Entonces la tarea es volver a despertar aquello que ya han experimentado y que saben que es verdadero y llevarlo al mundo moderno a los lugares donde viven, a donde van, y en lo que hacen.
En este lugar han mirado ciertas personalidades y tal vez han visto su alegría y su sabiduría. A veces estos viajes son muy excitantes para algunos, porque encuentran personas que quisieran llevar a casa. ¿Por qué no llevan a casa la personalidad que está en su interior?  El amor, la compasión, la sabiduría que ven. Es de ustedes para hacerlo; su intuición es la misma que la de ellos, y queridos, como antiguos, esa intuición debiera ser la misma.
Esa es la invitación que hacemos al separarnos. Lo hemos dicho una y otra vez: no hay adiós. ¿No les parece interesante que en la mayoría de sus idiomas tengan "adiós", pero en las lenguas antiguas no lo tengan? La mayoría de los indígenas se abstienen de la palabra "adiós" y en cambio tienen un saludo que significa "hola" y "adiós" conjuntamente. Sucede en todo el planeta.  Tal vez sería hora de que ustedes adopten una para ustedes.
Ahora, finalmente: se miran unos a otros y saben la verdad: no habrá un grupo como este otra vez, con las mismas personalidades. Eso significa que es como una plantilla,  un sello, que vive en su akash ya mismo, y que todos ustedes tienen uno idéntico, el mismo. Entonces hago una pregunta: ¿están lo bastante conectados para sentir que esto no termina?  Esto nunca termina. Pueden imaginarse uno a otro durante el resto de sus vidas, ya sea que estén aquí o no, ya sea que hayan fallecido o no, el más joven de ustedes nos sentirá a todos por el resto de su vida. Así es como se supone que tiene que ser, y así es aquí mismo en el Valle. Quienes van muriendo todavía están aquí. Y de alguna manera, y en alguna forma, es el respeto que ellos tienen, no solo para los ancianos, sino para los que los ancianos conocen que han fallecido y todavía siguen en el Valle. Es hermoso y elegante, ¿verdad? Eso es un trabajador de luz.
Felicitaciones para aquellos de ustedes que tomaron decisiones en estos días. Que las tomen y las hagan permanentes. Ese es el plan; ese es el plan.
Y así es.
Kryon
Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro