viernes, 9 de octubre de 2015

Kryon en Israel - Mensaje Nº 8 - Letra "I"

Canalización de Kryon por Lee Carroll
en Israel, Octubre de 2015

Mensaje Nº 8 - Letra "I"
Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
Una vez más mi socio se hace a un lado. Si no has oído esto antes, es la descripción de este tipo de canalización.  Él está aquí, pero no participa; esto no es una experiencia "fuera del cuerpo" para él; todavía está aquí, sabe qué se está diciendo con su consciencia, su cultura y su idioma.  Este es el acuerdo que hemos tenido desde el comienzo.  No es una posesión, es una hermosa fusión que él ha logrado entre su Yo Superior y su yo.  Yo entro por el portal de la pineal, a través de la ventana de su alma, y uso su Yo Superior como conducto para canalizar.
Para quienes no están aquí, pero están escuchando, estamos en el Monte Hermón, no muy lejos del las Alturas del Golán, en Israel.  El Monte Hermón es la montaña más alta, permite ver hacia el Líbano y a Siria.  No muy lejos de aquí está lo que yo predije en el planeta: un ejército oscuro, sin fronteras, ni siquiera un idioma en común, justo a tiempo para esta época del planeta, y será derrotado.
Deseamos examinar la letra "I", que completa la palabra del medio entre las tres palabras para este viaje por Israel.  He elegido la letra "I" para representar "Hacia el Futuro" (N.T. original en inglés: Into the Future).  Esto es, entonces, una continuación, una extensión del mensaje anterior; hablamos sobre el futuro del planeta.  El futuro de Israel. El futuro de todos ustedes.   Hablamos de cosas como "Naipes inesperados," es una metáfora de la sincronicidad.  Ya hemos usado esta terminología antes; ustedes no saben lo que no saben.  En otras palabras, si todavía no lo han visto, no pueden concebirlo.  Los futurólogos tratan de hacerlo, especialistas en decidir qué podría suceder más adelante; hacen lo que pueden.  Alguno con visión amplia trata de moverse hacia ese lugar del futuro del que nadie sabe nada. Y, queridos, todos se han equivocado.  La razón es que no pueden conocer lo que nunca han visto ni intelectualizado.
Hemos hablado de la aparición de naipes (o situaciones) inesperadas en el planeta. Un naipe inesperado es una sincronicidad extrema que cambia los lugares, las personas, el planeta, en formas que nadie podía concebir.  Un verdadero naipe inesperado estaría fuera de la visión de quienes les dicen el futuro. En otras palabras: nunca podría esperarse eso.  Y hay varias clases de naipes inesperados; ustedes han experimentado muchos.
Les daré algunos ejemplos.  En la historia del planeta, la electricidad que hoy usan proviene de un hombre. Escuchen esto, porque es el eje central de todo el mensaje.  La invención de la corriente alterna, que es la clase de electricidad que usa el planeta, no provino de un comité de científicos. No vino de una universidad que estudiaba la electricidad. No había comisiones que integraran esto y que fueran más inteligentes que el resto de la humanidad.  Un hombre vino a este planeta con un propósito akáshico, y se colocó un alma aquí para eso, en el momento y lugar correcto, y Nikola Tesla llegó. Eso es un naipe inesperado.
Ustedes pueden distinguir estos naipes inesperados porque no los crea lo que llamaríamos consciencia múltiple; por lo general son individuales.  Un grupo, un hombre, una mujer, a veces un líder extraordinario con ideas sabias. A veces un inventor; a menudo un artista o un poeta. A veces un Maestro Músico.  Y ellos dejan su marca con tanta fuerza y tan completamente que el mundo los recuerda para siempre. Eso es un naipe inesperado.
Los chinos han estado observando los pájaros y haciendo barriletes durante miles de años; sin embargo, apenas cien años atrás dos hermanos que fabricaban bicicletas les han dado el vuelo a motor. Lo que hoy ven en los viajes modernos por aire no fue creado por una universidad ni un grupo de científicos que estudiaran la cuestión del vuelo.  No.  Dos hermanos con un propósito akáshico de bajar al planeta en el momento correcto y abrirles el conocimiento que les daría lo que hoy tienen. ¿Empiezan a ver el cuadro?
En este salón muchos de ustedes llevan un aparato electrónico, lo llaman "inteligente", creado por la consciencia de un hombre, en el momento justo y en el lugar correcto.  Ustedes tenían teléfonos; tenían aparatos portátiles.  ¿Por qué un comité no integró esto?  ¿Por qué no se pusieron las mentes más brillantes que había para lograr este aparato inteligente que ustedes llevan consigo?  Porque no funciona así.  Esto fue un naipe inesperado;  el hombre que se llamaba Jobs hizo su trabajo (se ríe y el público rie ante el juego de palabras: "job" en inglés significa trabajo). Vino con un akash, en el momento justo y al lugar correcto y cambió al planeta para siempre.  Eso es un naipe inesperado.
Ustedes han experimentado uno grande a fines de los ochenta.  Contra todas las probabilidades en la política, cayó la Unión soviética. Se desarmó el potencial de una guerra mundial.  Cualquiera de los dos lados que se desarmara hubiera creado ese potencial. Si va a haber un partido entre dos jugadores excelentes por un campeonato, y uno de los dos muere, se acabó el juego.  Eso es sincronicidad, y si le preguntan a los historiadores si esperaban eso, les dirán que nunca, jamás.  Fue un naipe inesperado.
¿En la historia de Israel ha habido otros naipes inesperados?  ¡Muchos!  Les daré uno en que tal vez no han pensado, se lo doy como ejemplo.  En esta tierra, los individuos que han nacido aquí como judíos han experimentado naipes inesperados en su sociedad.  ¿Qué les impide pensar que pueda haber otros?  Ha habido muchos. Retrocedamos a uno que es profundo.  Todo israelí nacido aquí en algún momento oye la historia del Éxodo, la hermosa historia que lleva de la esclavitud a la tierra prometida. El responsable, el hombre, es Moisés.  ¿Qué piensa ustedes de él?
Veamos eso por un momento.  Examinemos algo que la mayoría de los israelíes nunca oyó contar. ¿Cómo era la vida en Egipto antes de Moisés?  ¿Fue él el único en liderar una rebelión de los esclavos?  Estando toda una sociedad esclavizada,  ¿simplemente se quedaban así y no hacían nada? ¿Lo soportaron hasta que llegó Moisés?  La respuesta es no.  Hubo muchas rebeliones; se intentó repetidamente, pero nada funcionó.  Los egipcios eran poderosos, mataban a muchas personas, a muchos judíos, regularmente, y hacían que todos lo vieran; así suprimían cualquier tipo de rebelión.  Hubo una historia antes de Moisés.
¿Y quién fue Moisés?  ¿Cuáles eran las probabilidades de que el judío que los llevó a la tierra prometida fuera considerado como egipcio?   ¡Eso es sincronicidad!  Lean la historia y vean cómo funcionó. Él tenía un akash.  Ese fue Moisés, el que estaba designado para hacerlo,  el que marcó toda la diferencia en la historia de los judíos.  ¿Por qué dudar de que algo así podría suceder otra vez, que podría surgir un liderazgo, no solo aquí sino en otros lugares del mundo, que pudiera integrarse en lo que llamaríamos una confluencia de sincronicidad, que pudiera cambiar para siempre este planeta?  Ha sucedido muchas veces, israelíes: les ha sucedido a ustedes.
Entonces, al cerrar este mensaje, les repetimos: si no saben lo que no saben, no prejuzguen sobre lo que ha de suceder.
Y así es.
Kryon
Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro