lunes, 18 de mayo de 2015

La Tríada - Las tres partes de la consciencia humana - Kryon

Canalización de Kryon por Lee Carroll
en Charlottesville, Virginia, el domingo 10 de mayo de 2015

Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro

La Tríada - Las tres partes de la consciencia humana
Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético
 (diez segundos de silencio)
La pausa que siempre sigue al saludo es para que mi socio salga.  Puede que hayan notado que no hace una preparación para canalizar.  En la vieja energía, se hacía.  Y el ser humano tiene que preparar su mente de tal manera que la misma estructura de la psiquis se altera. Ustedes tienen ciertos tipos de ritmos en su cerebro, verían una preparación funcionando, verían los diversos cambios alfa/beta.  Pero no ahora. La razón es que hace un tiempo él dio su permiso para una fusión continua:  un marchar unidos, que lo convertiría en un ser humano más compasivo, y al mismo tiempo no requería preparación para canalizar. Él tiene "un pie adentro y un pie afuera" todo el tiempo. De modo que, cuando llega el momento de un 100%, todo lo que necesita es dar un paso atrás. Pero esto de dar un paso atrás es lo más difícil que tiene que  hacer.
Todo esto tiene que ver con el cerebro humano, lo que éste involucra, que ustedes ya conocen y lo que no saben, y lo que está evolucionando, para que lo sepan.
El mensaje de esta noche, será informativo y tratará sobre cosas que no hemos discutido antes de este modo, adelantando un concepto nuevo, y no será complejo, porque es una introducción a un concepto evolucionado de los humanos avanzando a una nueva energía que va a cambiar la trama misma de su consciencia.
Quiero explicar cosas que nunca expliqué antes; algunas serán objeto de controversia, porque  la forma en que ustedes han aprendido y explicado puede tener que reescribirse. Antes de empezar les digo: no tomen esto y lo adopten porque yo lo dije. Quiero que lo disciernan con su propia mente y midan por sí mismos la viabilidad y la realidad.
¿Podrá ser que las cosas sean distintas de lo que pensabas?  Si piensas fuera de la caja, comenzarás a validar algunas cosas que has visto, estudiado y enseñado, solo que tal vez un poco distinto.
La mente humana es compleja, y si tienes que  compartimentarla, y mirar las diferentes clases de pensamiento, se vería aún más compleja.  Hasta ahora, lo más que has podido ver de la mente humana es una operación sucinta de sinapsis que te da todo. Te da la supervivencia, te da intuición, te da todas las funciones corporales, todo: maneja el barco.
Luego comienzas a armar las piezas y descubres que los lóbulos derecho e izquierdo hacen cosas diferentes, que están conectados de forma distinta en hombres y mujeres, que puedes usarlos, puedes trabajar con ellos, puedes lograr cosas si lo intentas, y todo está centrado en el cerebro.
El concepto que te ofrecemos esta noche es que no hay un cerebro único: hay tres.  Para que puedas ver esto, y lo veas claramente en el corto tiempo que estamos juntos, te daré la mejor ilustración metafórica posible de lo que sucede.
Desde el supuesto de que no sabes lo que no sabes (se ríe), has hecho lo mejor que podías. ¿Qué más podías hacer?  Todo lo que tienes para mirar es el cerebro. Por tanto, el cerebro es todo lo que hay. Acompáñame en esta metáfora, es lo mejor que puedo hacer para explicar esto.
Estás viendo una mesa; es un lugar de trabajo, y sobre ella hay una computadora.  Casi todos los que están escuchando y los que están en el salón la reconocen y muchos han usado una y saben qué hace. Pero una persona antigua no sabría; en este ejemplo, en esta metáfora o alegoría, tenemos a un antiguo de cien años atrás - no tan antiguo - que se acerca a la mesa de trabajo y se asombra ante lo que ve.
Sin explicaciones, sin ayuda, sin que puedas decirle nada, él descubre y ve algo de la magia que la máquina puede hacer, las habilidades computacionales que otros tendrían, necesarias para operarla. Y empieza a apretar botones, ve cosas, hace cosas, y se maravilla ante esa inmensidad. Descubre a Google. ¡El mundo bajo las puntas de sus dedos! Y todo en una caja. No hay nada que no sepa. Todos los idiomas del mundo están en esa caja. Cada fragmento de información que alguna vez buscó está en la caja. ¡Todo!  Asombroso e increíble. ¿Lo es?
Y se va de esta experiencia con una idea. Apenas puede esperar para contarle a los de cien años atrás lo que ha visto en el futuro, contarles sobre la caja que hace todo. Todos los idiomas, todas las enciclopedias posibles, cualquier pregunta que le quieran hacer, todos los individuos conocidos en la historia, ¡todo está allí en la caja!  Y esa es la historia que él se lleva.
Pero tú sabes más, ¿verdad?  Tú sabes que estaba conectada a internet, y él no lo sabía. Si desconectas la computadora de la internet, es solo una computadora, un aparato para computar.  Computa.  Oh, puedes escribir una carta con ella. Hacer una planilla. Pero no puedes preguntarle nada, ¿verdad? porque no está conectada.
Lo que el antiguo no comprendió, ni vio, ni supo, ni siquiera pudo empezar a concebir, fue la red mundial (www).  No vio el pequeño núcleo enchufado  a la base de la computadora que le daba esa capacidad mágica de saber todo sobre todo.
Ahora volvamos al cerebro. Todo lo que tienes para ver, es lo que crees que es el cerebro, pero no conoces la conexión a internet.  Tu cerebro es una computadora sináptica.  Cuando decimos "sináptica", queremos decir - déjenme definirla:  Sinapsis es la activación de caminos, vías nerviosas en el cerebro, de un lugar a otro, con la velocidad del rayo, que te dan la posibilidad de controlar tu supervivencia, tu cuerpo, tus pensamientos, en la 3ªD.  Y has mirado el cerebro y dijiste: "éste es el lado creativo. Este es el lado responsable de la música, del arte, de la pintura." (se ríe).  Nunca viste el cable, ¿no? El cerebro no tiene nada que ver con ellos; ¡solo los facilita!
Llegando desde la pineal y de la parte intuitiva que crece con la evolución, la parte conectada con lo que llamas Yo Superior o como quieras llamarlo, viene la conexión al cerebro; algunos la tienen y otros no. Y la puerta la abre el libre albedrío. Los que están creando, creando y creando, están conectados a la red, que es la pineal; ustedes lo ven como el cerebro y es eso todo lo que estudian.
De modo que lo repetimos: lo invisible que no puedes ver, la sobrecapa que no reconoces dentro del cerebro es esto: el cerebro facilita lo que viene de la pineal; no lo crea.  La intuición no viene del cerebro; el cerebro la facilita, y el cerebro la activa hacia lo que tú llamas pensamiento.  Puedes verlo en los gráficos, en termografía, en todo lo que te dice qué sucede dentro del cerebro. Te dice: esto es creación, esto no; esto es lo que se está pensando, esto no; y nunca ves el cable.  Si desconectas ese cable hacia la red, todo lo que el cerebro hace es conservarte respirando y sobreviviendo;  te brinda el pensamiento de supervivencia: huyes del tigre de Bengala para no ser comido.  Puedes cultivar tu alimento y aprender cómo, ¡pero tu cerebro no compondrá música!  ¡No hará esculturas!  Y no pensará naturalmente en Dios. Pero cuando está conectado sí lo hace.
La confusión proviene de esto. La computadora facilita el acceso a internet para el antiguo, y por eso el antiguo cree que la caja lo hace todo.  Lo mismo aparenta el cerebro, pero no lo hace todo.
Hay tres partes, conoces dos; esta noche te doy la tercera parte.
El segundo cerebro del ser humano, superpuesto a lo que es sináptico y biológico, es la pineal y la intuición.  La intuición empieza a crecer; viene del Innato dentro del cuerpo, pasado a una frecuencia más alta para ti y fortalecido a medida que evolucionas. El puente entre la consciencia humana y el cuerpo inteligente que es el Innato, eso es la fuerza de la intuición.  Esto aumenta en el ser humano hasta el punto en que crees que tu cerebro está funcionando mejor. No es así.  El cerebro sigue siendo el cerebro; está en 3ªD, es un instrumento de supervivencia, un órgano para sobrevivir.  Pero la intuición se va a volver más y más fuerte, facilitada por tu internet que se vuelve más rápida.
En 3ªD solo ves una parte pero hay tres.  El ser humano evolucionado tiene una tendencia a crear luz (se ríe).  Ahora acabo de decirte algo que realmente debieras escuchar. Hay una percepción de que la espiritualidad es luz blanca.  Está en todos lados. Lo has visto por todas partes. Hay una historia de Moisés y la zarza ardiente. Era una llama que no se consumía, pero si la hubieras podido ver realmente, era luz blanca; era una consciencia más elevada que lo que él había visto jamás; una energía angélica llegando a través de su pineal y proyectándose sobre él.
Cuando se tiene una experiencia cercana a la muerte, se va a la luz.  Esto es más que una metáfora. Comienzas a crear algo que llamaríamos divinidad y maestría: luz blanca irradiando de ti, cuanto más alto evolucionas.  Cuanto más aumenta la eficiencia del ADN, más blanca se vuelve la luz - esto es una metáfora.  Pero suele haber verdad detrás de las viejas mitologías; esta es una de ellas. Queridos, ustedes se vuelven más angélicos cuando agregan la tercera parte.
Ya te hemos dicho que hay un misterio que involucra al corazón humano. El corazón humano, queridos, es la tercera parte del cerebro.  La ciencia nunca pudo entender porqué el corazón tiene semejante campo magnético.  Es mucho mayor que en cualquier otro órgano, incluyendo al mismo cerebro con todo su poder sináptico.  El corazón lo supera de muchas maneras. Sin embargo, el examen del corazón en el cuerpo te informa que simplemente empuja y bombea sangre.  No obstante, hay más.
Te dimos información para conectar los puntos en línea: cuando la médula espinal se corta en un accidente, dentro del ser humano, el corazón sigue bombeando. Las señales que supuestamente vienen del cerebro para hacer que el cuerpo sobreviva, quedan desconectadas, los ritmos ya no están. Pero el corazón sigue bombeando. La digestión continúa, el hígado trabaja, el páncreas, la reproducción continúa  ¡sin el cerebro!
Hay un tercer elemento de la consciencia, centrado en el corazón humano. Ustedes lo consideran metafóricamente como el símbolo del amor - ¡tienen razón!
Hay tres partes de la consciencia humana que son más que el cerebro.  Es la trilogía de la supervivencia, son las tres. Si quieren saber sobre los tres caballos que tiraban del carro de la merkaba de Elías, eran la intuición, el cerebro y el corazón.  ¡El reconocimiento de la consciencia de un individuo funcionando perfectamente como Maestro!  ¡Es hora de conectar los tres!
Queridos: lo que diferencia a un ser humano en supervivencia de un Maestro es la compasión.  Queridos, la compasión es generada desde el corazón y no es metáfora; es parte del cerebro. Hay cosas que suceden en esta trilogía que ustedes deben entender, conectar los puntos, empezar a usar la ciencia para descubrir y reconocer que hay cosas no visibles en ningún espectro que todavía no han descubierto; el cerebro es responsable de facilitarlas, sin embargo los otros dos son los que hacen el trabajo.
Conéctate a la perspectiva más amplia: eso es todo lo que te queremos decir ahora. Algo para que pienses, para que digieras, y preguntes ¿Será verdad?  ¿Puede ser que el cerebro humano sea solo un facilitador de algo más grande?  Comienza a explicar algunas mediciones que nunca se pudieron explicar, queridos. Empieza a explicar por qué, cuando un humano toma cierta clase de decisiones, de pronto el cerebro funciona mejor.
¿Cómo es que la salud del cuerpo puede cambiar realmente, sanar, pedir otras clases de alimento, de pronto?  Queridos, si no estuvieran conectados, no pasaría eso.  No fue el cerebro el que se lo dio. El cerebro facilitó la conexión.  Y la conexión a la red es la Fuente Creadora, la luz blanca.
Esta noche se han dado metáforas y cosas para que ustedes examinen, que significan otras cosas.  Es la forma en que empezamos a enseñar cosas profundas en las que trabajaremos, que elaboraremos, y de las que hablaremos interminablemente para que las capten ustedes.  Es hora de que conozcan la perspectiva más amplia de la tríada, de la trilogía, de la creación dentro del ser humano.
Yo soy Kryon, enamorado de la humanidad, por buenas razones.
Y así es.
Kryon   
Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro