lunes, 18 de mayo de 2015

Introducción a: La Tríada - Las tres partes de la consciencia humana - Kryon

Canalización de Kryon por Lee Carroll
en Charlottesville, Virginia, el domingo 10 de mayo de 2015

Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
Sé dónde estoy. Cada vez que nos presentamos ante un grupo que no nos ha visto de este modo, decimos las mismas cosas. Decimos que es la misma voz, el mismo humano, el mismo rostro. Y lo primero que ocurre en tu mente es el discernimiento. Eso es lo que pedimos.  ¿Puede ser que mi socio se haya fundido conmigo, o se haya hecho a un lado, y que haya entrado una energía benévola y hermosa que él ha permitido ingresar en un espacio que ustedes llamarían su consciencia, que usa su lenguaje y su intelecto para darles mensajes que literalmente provienen del otro lado del velo?
No hay aquí un intelectual que pueda validarlo.  Tiene que hacerse desde el corazón. Más tarde habrá una canalización, esta noche, como dicen ustedes, en la que voy a hablar de algo que nunca he tratado antes, que tiene que ver con la evolución de la humanidad y algo que está en el cuerpo que llamaremos la Tríada.
Pero ahora, antes de comenzar la enseñanza, te pregunto otra vez,  querido, aquí presente: ¿Esto es real o no? No es algo que necesariamente verías con los ojos. Es tan difícil para quienes solo aceptan ver una prueba lineal de lo que está sucediendo.  Puede que quieras diseccionar la conversación y buscar los errores, tal vez.  Y te harán gracia, porque a veces a mi socio se le traba la lengua con la emoción y lo dice al revés, porque siente el amor benévolo y absoluto de Dios en estos momentos en la silla.
Ayer hemos hablado sobre la caja de la incredulidad. No es una caja de incredulidad; ¡es la caja de la normalidad!  Esto no es normal para ti.  Ayer hablamos de una puerta que debía ser abierta - por ti - pues solo hay picaporte de tu lado. El libre albedrío abre la caja de la normalidad. Podrías abrir solo una hendija y dejar ver un poco más - dejarnos entrar.  Te hemos preguntado y presentado un desafío: ¿Cuántos de ustedes están preparados para abrir la caja y mirar a adentro - o no?  Nosotros no vamos a obligar a nadie; no podemos; tienen libre albedrío. Nosotros honramos tu psiquis. Has de hacer esto tú mismo; una vez que la puerta se abra, todavía - todavía - no vas a vernos. En cambio, lo que sucederá es que abres tu corazón a un mecanismo de discernimiento que nunca supiste que tenías.  Sin embargo, ¡algunos llorarán al darse cuenta de lo que estaban perdiéndose!  Habrá algunos que dirán: "¿Por qué será que al escuchar canalizaciones se me asoman las lágrimas?"  Te diré: ¡porque  has estado dentro de una caja toda tu vida y nunca la viste!  Y de repente, ¡ves toda la familia!  Ves el plan y el sistema que te rodea, que es más hermoso. Ves que no se juzga. Ves que todas las viejas reglas se descartan, reemplazadas solo por una familia que es el Creador, porque es lo que tú llevas dentro de ti.
Hablamos sobre la historia de la Creación: no es la creación de la humanidad; es la creación de la divinidad dentro de ti, ¡esa es la historia de la creación! Tú sabes la diferencia entre luz y oscuridad. Y allí el discernimiento es rey; porque ahora mismo estás sentado en el grupo preguntando - algunos -  y  preguntándote: ¿Podrá ser real?    Algunos ya han decidido que no lo es, porque tienen su propia caja, no hay puerta, ¡la cerraron de un portazo hace mucho tiempo y la soldaron!  Yo sé quién está aquí.  Eso es tu libre  albedrío, querido ser humano.
Y algunos dirían:  "¿Por qué haría eso un ser humano?  Te digo: ¡por miedo!  Temen que, si abren la puerta, perderían lo que creen que poseen: su intelecto, su inteligencia, su lógica.  La verdad es que solo aumentarían y mejorarían, y serían más hermosos. Verán, queridos, ¡Dios es el Físico Maestro!
Dios ha creado absolutamente todo lo que la ciencia observa, haciéndose preguntas y queriendo saber.  Si abres la puerta al Creador, ¿qué mejor manera de encontrar la ciencia del descubrimiento? ¿Se te había ocurrido eso?
Hay algunos que dicen: "Me gusta mi mente así como está.  Estoy satisfecho y feliz con las diferencias que tengo, con la lógica que tengo, todo eso soy yo; no necesito abrir la puerta."  Queridos, tienen razón. Pero si lo hacen, todo lo que enumeraron mejorará, ¡no se perderá!  ¿Lo sabían?
Ayer hablamos de los atributos de la naturaleza humana que ustedes aplican al Todopoderoso.  Ustedes toman toda característica humana que tienen y la aplican a cómo Dios piensa, punto por punto.  Lo hemos descartado por una razón: para que sepan que si abren esa puerta no van a encontrar naturaleza humana del otro lado.  ¡Van a encontrar la naturaleza del Creador!  El que sabe que son magníficos y perfectos, y extiende su mano hacia ustedes y dice: "¡Bienvenido al hogar!"
¿Será posible que haya algo tan profundamente oculto que pueda cambiar tu vida en este planeta y tal vez extenderla?  La respuesta es, ¡Oh, sí!  Pero no se nos permite ni siquiera golpear a tu puerta. Porque te honramos a ti, a tu intelecto, a lo que tú quieres.
De modo que me siento aquí, mientras mi socio se hace a un lado, en lo que llamaremos un lugar distinto, pero no un lugar en el que todos ustedes han estado antes, y han visto antes.  Esto es para él una experiencia fuera del cuerpo, pero la llamaremos, por primera vez, una experiencia fuera del cuerpo atada.  No puede escapar - le gustaría, por lo que él puede ver.  Pero siempre es traído de vuelta a su cuerpo cuando llega el momento. Así debe ser.
¿Esto es real?  Tengo un mensaje para ti esta noche, que requiere que abras tu caja. La opción es tuya. En amor.
Y así es.
Kryon
Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro