miércoles, 24 de septiembre de 2014

Revolución en el Sentido Común o Metafísica Cuántica

Revolución en el Sentido Común
o
Metafísica Cuántica


Copyright 1991, Joachim E. Wolf
Todos los derechos reservados. Se permite y alienta
su reproducción si no es con fines
comerciales y se identifica la fuente
(Fuente: www.geocities.com/player2000gi/quantum_metaphysics.htm)

Traducción: María Cristina Cáffaro
Índice

1. Introducción

2. Limitaciones del Sentido Común
Espacio-Tiempo
Energía- Masa
Onda- Partícula
Partículas Gemelas
Mente- Cuerpo
El Umbral

3. Los Conceptos Clave
Dimensiones Múltiples
El Todo y sus Partes: el Holos
Principios del Holos
Ejemplos de Holos

4. El Universo Holístico
Entidades Grupo
El Sistema Total
Pirámide Multidimensional
Holos Múltiples
Principios del Holos Múltiple
La Entidad-Todo
                        La Naturaleza del Tiempo
                        La Psiquis Humana
                        Los Mundos Múltiples
                        Causalidad

5. Impacto Práctico
            Impacto sobre el Individuo
            Impacto sobre la Sociedad


6. Conclusión
            Vocabulario
            Bibliografía
            Citas


1. INTRODUCCION

Nuestro sentido común no es una base confiable para juicios correctos. No hay un sentido común en que todas las personas concuerden. A través del tiempo ocurren cambios en lo que la gente cree verdadero, y esto resulta en cambios revolucionarios en la sociedad. Un cambio de ese tipo está ocurriendo ahora. Los científicos hablan de un inminente “cambio de paradigmas” (1) (2) (3), y los librepensadores anticipan una “Nueva Era”.
Mientras la mayoría de los científicos tiende a desdeñar las ideas de la Nueva Era, puede demostrarse que ambos desarrollos son aspectos del mismo cambio básico en la percepción humana de la realidad.
Este trabajo examina la base de esta revolución, una revolución que va a cambiar nuestras vidas profundamente. Cuando podemos comprender su causa subyacente, podemos reducir los crecientes dolores que acarrea y disfrutar de una vida mejor. Uno no tiene que ser un científico para comprender los temas que abarca. Lo que se requiere es una mente abierta; abandonar los prejuicios profundamente arraigados sobre la naturaleza de la realidad. En este sentido, una persona muy inmersa en el pensamiento científico contemporáneo puede incluso estar en desventaja, puesto que ha pasado su vida trabajando en un entorno cultural en el que ciertos pensamientos no ortodoxos tienden a ser recibidos con burla. No estamos hablando de discutir los hechos científicos verdaderos; es la interpretación de esos hechos lo que está en discusión.  A partir de la repetición habitual, las interpretaciones se aceptan a menudo como si fueran hechos, y es difícil descubrir la diferencia.
La creencia científica, no probada pero tal vez la más aceptada, es que nuestras mentes son el resultado cumbre de la materia física, que lo material vino primero y que la mente evolucionó a partir de ello.  Los dramáticos logros de las ciencias físicas y la tecnología resultante pueden fácilmente conducirnos erróneamente a esta conclusión. Sin embargo, las ciencias físicas están por definición ocupándose del mundo físico, y generalizar sus enfoques más allá de la realidad física no se justifica científicamente.
Este trabajo intenta interpretar los hallazgos de la física cuántica y otras informaciones científicas relevantes.  La conclusión lógica es que la mente es la base de nuestra realidad, y la materia evoluciona a partir de ella, y no al revés. Se postula un sistema lógico holístico que unifica conceptos aparentemente dispares de la física, la psicología, la filosofía y la religión.

2. LIMITACIONES DEL SENTIDO COMUN

ESPACIO-TIEMPO

En nuestro espacio tridimensional (3D), tenemos tres “grados de libertad” para movernos. Vemos objetos que ocupan espacios exclusivos uno de otro. También experimentamos el tiempo como una corriente de eventos secuenciales, de los cuales uno solo es real en el presente.  De acuerdo a la teoría de la relatividad de Albert Einstein, nuestros conceptos del espacio y del tiempo no concuerdan con la realidad. Nuestro espacio tridimensional y nuestro tiempo unidimensional son en realidad dos aspectos de un “súper-espacio” cuatridimensional, a menudo llamado “espacio-tiempo”. Nuestros sentidos no perciben el espacio-tiempo directamente (4), pero su existencia está bien verificada a través de décadas de experimentos. Además de la teoría de la relatividad de Einstein, la física moderna se basa en la teoría cuántica, desarrollada por físicos famosos como Heisenberg, Schroedinger, Bohr y Dirac.
La teoría de la relatividad se ocupa principalmente del macro-mundo del espacio exterior; la teoría cuántica se ocupa del micro-mundo del átomo y sus partículas sub-atómicas. Como la teoría de la relatividad, la física cuántica también asume un espacio cuatridimensional en el que nuestro espacio 3D y el tiempo se mezclan y unen. (5) (6)

David Bohm, el eminente físico teórico de la Universidad de Londres
+ y colaborador de Einstein, piensa que el espacio y el tiempo son proyecciones de una realidad dimensional más alta (7).  En esta realidad de tipo más fundamental, la distinción que hacemos entre nuestro espacio 3D y el tiempo no tiene sentido (8).

El Profesor Stephen W. Hawking, uno de los físicos más eminentes de nuestra época, afirma: “Debemos aceptar que el tiempo no está completamente separado e independiente del espacio, sino combinado con él para formar un objeto llamado espacio-tiempo.”  También: “En realidad, no hay distinción real entre las coordenadas del espacio y del tiempo, así como no hay verdadera diferencia entre dos coordenadas cualesquiera del espacio.” (9). Fritjof Capra describe la dificultad que enfrentamos para formar una idea intuitiva del espacio-tiempo cuatridimensional. Esto también se aplica a los físicos que han trabajado en esto durante décadas y están totalmente familiarizados con su formalidad matemática (10).  Para nuestro sentido común, un súper-espacio tal parece imposible de visualizar. Sin embargo nos tenemos que acostumbrar a la idea de que existe y de vivir en él, aquí y ahora.

El filósofo alemán Immanuel Kant (1724-1804) dedicó buena parte de su vida al estudio de la epistemología. Sacó la conclusión de que nuestra forma de ver el mundo en espacio 3D y tiempo es sólo una característica humana, no una característica de la realidad verdadera. Interpretamos la “cosa-en-sí-misma” verdadera en términos de espacio y tiempo, pero no la percibimos directamente. “El espacio y el tiempo no son realidades o cosas que existen por sí mismas, ni son cualidades o relaciones que pertenezcan a las cosas como tales. Son formas que nuestra sensibilidad tiene de aprehender los objetos...” (11) (12).  Los escritos de Kant son difíciles de entender, pero el mensaje es claro: no piensen que el sentido común del espacio y del tiempo les da una idea verdadera de la realidad.  Gottfried W. Leibniz hizo observaciones similares aún antes (13).

ENERGIA-MASA

Otra de las conclusiones de Albert Einstein es su famosa fórmula E=mc2.  Afirma que la masa ´m´ de un cuerpo físico puede convertirse en energía “E” y viceversa. La masa, para nuestro sentido común, tiene inercia. Es característico de los cuerpos que ocupan espacio, como las bolas de billar. En cambio, la energía es invisible. La percibimos sólo por sus efectos sobre los objetos físicos, como la aceleración, el calor, el sonido. El hecho de que la energía y la masa sean diferentes versiones de la misma cosa es difícil de visualizar para nosotros, aunque a esta altura nos hemos acostumbrado a la idea.

ONDA-PARTICULA

Los físicos han establecido sin lugar a dudas que la luz se manifiesta en dos formas diferentes en nuestro mundo. Dependiendo de las circunstancias, aparece ya sea como ondas electromagnéticas, similares a las ondas de radio, ya como un chorro de partículas físicas, como municiones microscópicas, llamadas “quanta” o “fotones” (14). Los fotones tienen masa, ubicación específica y expansión exclusiva mutua en el espacio 3D. Por el otro lado, las ondas electromagnéticas son una forma de energía que se extiende en el espacio y en el tiempo como campos que pueden penetrarse mutuamente.

Durante décadas, y hasta siglos, los físicos han discutido cómo conciliar estas dos formas aparentemente contradictorias de la luz. Ahora se dan por válidas ambas, y los científicos usan una u otra dependiendo de la situación (15). Las dos formas dispares, aparentemente irreconciliables, de la luz representan la misma cosa. En realidad, esta naturaleza dual no es sólo característica de la radiación electromagnética, sino también de las partículas sub-atómicas, los “bloquecitos de armar” de la materia, como los electrones y los protones (16).  Otra vez nuestro sentido común nos dice que una y la misma cosa no puede tener dos naturalezas tan diametralmente opuestas, sin embargo no caben dudas al respecto.

PARTICULAS GEMELAS

La última y más dramática prueba de la teoría cuántica es el experimento Aspect, así llamado por el físico cuántico francés Alain Aspect.  En 1982, él y su equipo de investigación implementaron exitosamente la prueba que se había tardado tanto en preparar, comenzando por un experimento sugerido por un pensamiento de Einstein (17) (18) (19). En términos simples, Aspect y sus colegas crearon dos fotones a partir del mismo suceso cuántico y los observaron a medida que se aceleraban en direcciones opuestas. Cuando habían viajado hasta cierta distancia a la velocidad de la luz, los investigadores cambiaron la polarización de uno solo de los dos. (Polarización es la orientación de la onda que corresponde a cada fotón).  Como resultado, el otro fotón adoptó instantáneamente la misma polarización, aun a pesar de que los dos estaban muy lejanos uno de otro. La teoría de la relatividad nos dice que nada puede viajar más rápido que la luz.

De modo que nada podría haber alcanzado a los fotones una vez que se habían separado. Sin embargo, ocurre esta misteriosa comunicación instantánea entre los dos. De alguna manera están conectados en un ámbito que está más allá de nuestro sentido común, aunque parezcan estar separados en nuestro mundo.

MENTE-CUERPO

Además de los ejemplos de la física, todos estamos familiarizados con el dúo Mente-Cuerpo.  Se lo conoce como el problema” psicofísico” y ha sido formulado concisamente por el filósofo y matemático francés René Descartes en sus “Meditaciones”, publicado en 1641 (20).  Descartes observó que el mundo consiste básicamente en dos sustancias diferentes: la mente y la materia.  La materia ocupa espacio 3D; la mente no.  No pudo explicar satisfactoriamente cómo estas dos sustancias, mente y materia, interactúan, como no sea por intercesión divina. Hasta nuestros días, los científicos están debatiendo este problema. Sabemos que cada uno de nosotros es un individuo. Sin embargo nuestro sentido común no puede decirnos cómo nuestras dos partes constitutivas, la mente y el cuerpo, funcionan juntas.  Esto se parece a nuestra incapacidad para visualizar el todo de espacio y tiempo en 4D.

La solución de este problema ya la sugirió Benedict Spinoza (1632-1677) (21). El veía a la mente y al cuerpo como dos atributos de la misma sustancia, “procesos de una y la misma cosa expresados en dos formas diferentes” (22). Todavía resulta difícil comprender porqué él pensaba que “estos atributos son absolutamente independientes uno de otro y no pueden influir uno sobre otro: la mente no puede producir cambios en el cuerpo y el cuerpo no puede hacerlo en la mente,” como lo afirma en la Historia de la Filosofía de F. Thilly (23).

EL UMBRAL

Los cinco ejemplos arriba mencionados trazan una línea entre lo que se incluye en nuestro sentido común y lo que no.  Nuestro sentido común puede visualizar cada uno de los cinco pares.  Pero no puede visualizar los “todos” que combinan cada par. George W. F. Hegel (1770-1831) explicó cómo para cada par de tesis y antítesis existe una síntesis, un todo que trasciende a las dos partes opuestas (24). Nuestro problema es que nuestro sentido común no puede ver o visualizar los todos que trascienden nuestro mundo en 3 D.  La razón es que nuestros cinco sentidos son de naturaleza tridimensional y, por tanto, limitados para percibir sólo realidad en 3D. Nuestros científicos han descubierto una realidad que trasciende nuestra existencia física. No es que la realidad esté dividida en dos reinos. Es que la conciencia humana es capaz de abarcar sólo una porción de la realidad total; el resto excede nuestra capacidad de comprender. Como resultado, experimentamos nuestra realidad como una multitud de fenómenos, así que no vemos el bosque a causa de los árboles.  El umbral de nuestro sentido común, realmente de nuestra mente conciente, por lo tanto, no es una limitación inamovible; está sujeto a evolución.  Aceptar esto es un paso evolutivo necesario. La situación presente es similar a la del siglo XVII, cuando la humanidad se dio cuenta de que el sol era sólo un punto en un vasto cosmos de incontable número de galaxias. Otra vez enfrentamos un nuevo y dramático cambio de paradigma. Esta vez, el cosmos físico en 3D completo se deberá desplazar a los suburbios de un universo invisible multidimensional mucho más vasto, con un número incontable de mundos.


3. LOS CONCEPTOS CLAVES

DIMENSIONES MULTIPLES

Podemos traspasar este umbral del sentido común, arriba descrito, con dos conceptos interrelacionados.  Uno es que la realidad verdadera tiene más que tres dimensiones.  El otro es una comprensión plena de la relación entre un todo y sus partes constitutivas.  En esta sección discutiremos el primer punto, el espacio multidimensional, que llamaremos “espacio M-D”. Sólo hemos hablado del espacio 4-D hasta ahora, pero una vez que se acepta la idea de una realidad no limitada a tres dimensiones, no hay razón lógica para asumir que el límite está en cuatro o cualquier otro número.  También los físicos están apuntando a espacios con cada vez más dimensiones, para consolidar las teorías existentes en una “física unificada” (25) (26). Durante décadas los físicos han predicho con precisión sucesos de la física cuántica usando matemáticas con cientos de dimensiones. Se han acostumbrado a la aplicación exitosa de cálculos M-D sin atribuirle ningún otro significado. Esto, incidentalmente, fue exactamente lo que Copérnico dijo a sus superiores eclesiásticos respecto a su descripción matemática del sistema solar que desplazaba a la Tierra del centro del universo.

Aunque no podemos experimentar los entornos M-D directamente, los grandes místicos y líderes religiosos iluminados deben haber podido hacerlo (27). Para el Budismo y el Hinduismo, específicamente la Yoga, la meta más importante es lograr un estado mental cada vez más trascendente y percibir directamente realidades cada vez con más dimensiones.  En cambio, el mundo occidental ha perseguido el desarrollo del pensamiento racional. Nos permite comprender las leyes que gobiernan la realidad, sin percibir la realidad en forma directa. De modo que comprendemos, por ejemplo, que la tierra gira alrededor del sol, aunque no lo vemos directamente. Del mismo modo es posible penetrar la realidad M-D. Podemos aprender a comprenderla, pero no podemos percibirla en forma directa.

Las siguientes secciones de este trabajo ofrecerán una introducción a este conocimiento.

En los comienzos del siglo veinte Edwin Abbott Abbott publicó un pequeño libro titulado “Flatland” (Tierra Plana).  Puede haber sido el primer intento de visualizar transiciones entre espacios con diferente cantidad de dimensiones. Abbott describió con humorístico detalle un mundo de criaturas que vivían en un espacio 2-D.  No tenían tercera dimensión como nosotros. Su mundo estaba confinado a una superficie bidimensional, como una hoja de papel sin espesor. Para nuestra discusión modificaremos la historia  de Abbot. Asumiremos que estas criaturas tienen la forma de discos circulares con cero espesor, y con una “nariz”, de modo que podamos saber en qué dirección se enfrentan (Fig. 1)  Llamémoslos “Dosdés”.  Por ser totalmente planos y percibir sólo objetos en dos dimensiones, nuestros dosdés no creen en la existencia de una tercera dimensión.  Cualquier dosdé excéntrico que expresara semejante idea caería en ridículo, porque por supuesto todo el mundo sabe que el espacio 2-D es la única realidad que existe. Si cualquiera de nosotros, personas en 3-D, tocara la superficie de su mundo con los dedos, los dosdés verían otro disco. Interpretarían que es otro ocupante de su mundo. Lo podrían llamar elefante, o lo que se les ocurra. Si lo ven por primera vez, podrían pensar que han descubierto una nueva especie.  Los dosdés no ven la huella digital, porque para ellos sería equivalente a ver los órganos internos del elefante. Si tocamos el mundo 2-D con los cinco dedos de una mano, los dosdés verían cinco animales, tal vez a la huella del pulgar la llamarían rinoceronte.





            Si penetramos el plano con una bola de billar, moviéndola a través del plano hasta que salga por el otro lado, los dosdés experimentarían el nacimiento, crecimiento, declinación y muerte de algún fenómeno que cambia su tamaño constantemente (Fig. 2). La población dosdé tiene algunos filósofos que creen que este fenómeno no murió realmente, sino que sigue existiendo en algún reino misterioso que ellos llaman “espiritual”, sin tener evidencia visible de esto en su mundo 2-D. Pero la mayoría de los dosdés seguirían el paradigma predominante de materialismo científico e ignorarían nociones tan contrarias a la ciencia.

            Ahora cortemos un clavo en pedacitos. Tomamos los pequeños cilindros y los tiramos sobre el plano 2-D (Fig. 3). Algunos cilindros caen de costado, otros de punta. Este suceso crea gran excitación entre los científicos dosdés. Investigan este material y observan que han aparecido dos clases diferentes de cuerpos en su mundo, algunos son círculos, otros son segmentos. 


            Esto es, por supuesto, porque los cilindros de punta tocan el plano como círculos, en tanto los cilindros acostados parecen líneas. Los científicos dosdé investigan más y llegan al descubrimiento de que es posible convertir los círculos en segmentos y viceversa, chocando unos contra otros. Desde nuestro mundo 3-D vemos que algunos cilindros se caen de costado y viceversa.  Los científicos dosdé se mueren por resolver este misterio durante décadas. Finalmente se ven obligados a asumir que los círculos y las líneas son realmente la misma cosa que existe en alguna forma “inmaterial”, significando esto que sus todos no existen en el espacio 2-D.  Los dosdés postulan que debe haber una realidad 3-D que trasciende su mundo.  ¿Suena familiar?





            David Bohm ha sugerido otra analogía que describe los pares de la física cuántica (28) (29). Supongamos que uno observa una pecera a través de dos cámaras de TV, una cámara observando desde el frente, y la otra desde el costado. Ambos monitores se colocan lado a lado mostrando las dos imágenes. Un pez que  está de frente a la cámara aparece diferente en un monitor con respecto a su imagen en el otro. Un niño demasiado pequeño para entender esto, ni siquiera sospecharía que las dos imágenes corresponden al mismo pez. En esta analogía, como en la anterior, se observan separadamente aspectos 2-D de un objeto 3-D, y es un desafío para el observador formarse una imagen mental del objeto en 3-D.  De la misma forma es un desafío para nosotros imaginar objetos M-D de los cuales vemos aspectos 3-D en nuestro mundo.

            Platón en su famosa alegoría de la caverna (30) comparó las apariencias de nuestro mundo con sombras que se proyectan en el fondo de una caverna desde los objetos reales de afuera.  Como habitantes de la caverna, no podemos ver los objetos reales porque no podemos mirar en esa dirección. Sólo vemos las sombras 2-D de los cuerpos 3-D invisibles, creándose la ilusión de que las sombras son la cosa real.

            En nuestro intento de comprender el espacio M-D, probablemente es engañoso asumir que las dimensiones adicionales tienen que ser geométricamente perpendiculares a nuestro espacio de tres dimensiones. Nuestro espacio 3-D probablemente no tiene sentido en un entorno M-D, y los ángulos rectos geométricos entre dimensiones tienen sólo un significado simbólico.  El término “grados de libertad” describe mejor la situación, posibilitando direcciones de desarrollo que no coinciden con las existentes. Tal vez sea mejor imaginar cómo nuestros pensamientos pueden salir en direcciones que no tienen nada que ver con el espacio y el tiempo.  Estamos hablando de expandir nuestra conciencia, de modo que los pensamientos son un objeto adecuado a considerar.


EL TODO Y SUS PARTES : EL HOLOS

            Para simplificar nuestras discusiones, definimos el término “orden” como un entorno con un número dado de dimensiones.  Un plano tiene un orden de dos. Un orden más alto tiene más dimensiones que un orden más bajo. El término “trascendente” significa “ser de un orden más alto” o “tener integradas más dimensiones” (Ver Glosario).

            Las analogías precedentes demostraron las transiciones entre órdenes más bajos y más altos. Simultáneamente ofrecieron transiciones entre aspectos visibles y sus objetos trascendentes invisibles.  De la misma forma trataremos de inducir el entorno espacio-tiempo integrado de 4-D a partir de sus aspectos: espacio 3-D y tiempo.

            De las observaciones sobre ondas y partículas, queremos trascender a comprender los quanta de los cuales se proyectan, y así seguir.

            La clave para este proceso es una comprensión plena de la relación entre un todo y sus partes constitutivas. Este es un problema antiguo, que ya debatieron vigorosamente Platón y Aristóteles.  Platón postulaba que los fenómenos de nuestro mundo son sólo aspectos, sombras de cosas reales invisibles que él llamaba “eidos” (31). Aristóteles, en cambio, creía que los fenómenos de nuestro mundo son las cosas reales, y los “eidos” de Platón eran abstracciones que no tenían realidad verdadera por sí mismos (32). Este debate se activó y se calmó sucesivamente a través de la historia del mundo occidental, y todavía no está completamente resuelto. Este trabajo intenta hacerlo, basado en nuestra comprensión de los espacios de diferentes dimensiones y las transiciones entre ellos.


            Imaginen un cristal tallado, digamos un diamante, y consideren solamente su forma, ignorando su material (Fig. 4).  La forma representa un todo, en tanto los planos de corte del cristal son las partes constitutivas de la forma total. A partir de esto podemos hacer fácilmente varias observaciones. Nos serán muy útiles para las transiciones entre 3-D y M-D que discutiremos después.  Llamaremos a estas observaciones “principios holísticos” y daremos a cada uno un número alfanumérico, PH1, PH2, etc.  El término “holos” fue sugerido por Arthur Koestler para el conjunto de un todo y sus partes constitutivas (33).  Discutiremos más tarde si los principios holísticos derivados de este ejemplo simple son universalmente válidos.





PRINCIPIOS HOLISTICOS

PH1. *El todo tiene más dimensiones que cualquiera de sus partes constitutivas.*

            En nuestro ejemplo simple, la forma total del cristal tiene tres, las partes sólo dos dimensiones.

PH2. *Cada parte es un aspecto del todo, visto desde un orden más bajo.*

            Cuando nos ponemos mentalmente en el marco del orden 2-D, percibimos cada plano como una parte separada, individual.

PH3. *El todo abarca todas sus partes.*

            La forma del cristal en 3-D abarca todos sus planos laterales en 2-D.

PH4. *El todo es invisible desde los órdenes de sus partes.*

            Para los dosdés,el cristal completo no es visible, porque no perciben el espacio en 3-D. Ni siquiera conocen la existencia de sus congéneres dosdés en los otros planos del cristal.

PH5. *El todo es una entidad indivisa y homogénea, en tanto sus partes aparecen como entidades individuales separadas en su propio orden.*

            El espacio 3-D dentro de la forma total del cristal es continuo y homogéneo. En cambio, las partes existen como entidades 2-D separadas.

PH6. *El todo y sus partes son uno y lo mismo, visto desde órdenes dimensionales diferentes.*

            Desde el punto de vista 3-D vemos el cristal entero y consideramos sus caras como meros aspectos de la misma cosa.  Desde un punto de vista 2-D, tenemos planos individuales separados.  Otra analogía para este principio PH6 es la pecera de David Bohm con las cámaras de TV. El punto importante del pensamiento holístico es distinguir cuidadosamente entre las observaciones hechas desde diferentes órdenes.

PH7. *Tanto el todo como sus partes son reales, pero el todo tiene una realidad más profunda.*

            No debiera haber discusión respecto a que una forma 3-D es más profunda que un plano 2-D.

PH8. *Las partes son todos por derecho propio en su orden más bajo.*

            Cada plano es una entidad por sí misma en el orden 2-D.  A su vez, las líneas o aristas son aspectos 1-D de los planos 2-D, sin embargo son entidades de por sí dentro del orden 1-D. Y lo mismo son los puntos respecto de las líneas, pero también se pueden considerar entidades en su propio orden 0-D.

PH9. *El todo es inmanente a cada una de sus partes.*

            La analogía de nuestra  criatura dosdé es más representativa si nos imaginamos los dosdés como cortes de bolas de billar, como muestra la figura 2.  Todavía tienen “cuerpos” 2-D, pero sus verdaderos yoes son invisibles para ellos en el espacio 3-D, como el nuestro lo es para nosotros en el espacio M-D. Si se les preguntara sobre la ubicación de sus verdaderos yoes, dirían que están dentro de sus cuerpos pero trascendentes a ellos.  El termino usado para significar que está adentro, pero simultáneamente trasciende, es “inmanente”.

PH10. *Un cambio en cualquiera de las partes acompaña simultáneamente un cambio en el todo, y un cambio en el todo acompaña cambios en sus partes.*

            Un cambio en cualquier plano del cristal significa un cambio de la forma total del cristal, incluyendo los otros planos.
           
            Uno debe tener cuidado aquí de no asumir demasiado fácilmente una relación de causa y efecto.

            Desde el entorno del orden más bajo de las partes, podríamos concluir que una parte empuja a sus partes adyacentes, causando cambios.  Pero, visto desde el orden dimensional más alto del todo, ese todo está sufriendo un cambio que se refleja en sus partes-aspecto, tal vez sin que podamos decir dónde se origina el cambio.  Desde el punto de vista del todo, no hay diferencia entre el todo y sus partes (PH6). No tiene sentido diferenciar entre una causa que proviene de una parte o del todo. Por ejemplo, si nos enfrentamos con el problema de colocar un cristal en un engarce no ajustable, no habrá diferencia si uno cambia el largo de las líneas, la forma de los planos, o la forma del cristal. Todo va junto y simultáneo.

            Se abundará sobre el tema de causalidad dentro un holos en la sección 4.

            Es muy importante comprender cómo el cambio se transmite dentro de un holos.  Supongamos que una parte cambia de alguna manera. Esto se asocia con un cambio correspondiente en el todo. Ahora, puesto que el todo es inmanente a todas sus partes, todas están afectadas; su disposición interna ha cambiado, afectando su tendencia futura.

            La comunicación entre las partes por la vía del todo ocurre porque el todo es homogéneo, indiviso.

PH11. * Es imposible percibir simultáneamente más de un aspecto de un todo desde un orden inferior sin distorsionarlo.*

            Si asumimos que tomamos una foto del cristal, con la película paralela a uno de sus planos, sólo este plano aparece con su forma correcta en la foto, todos los otros aspectos aparecerán distorsionados o no aparecerán. La foto 2-D está en un orden más bajo que el cristal 3-D.

PH12. *Los principios holísticos 1 a 11 se aplican a todos los órdenes dimensionales.*

            El lector puede verificar cada principio holístico para el caso de que los planos del cristal sean los todos y las aristas sean sus partes. Luego repetir el procedimiento para las líneas como todos y los puntos como sus partes. (Nótese que los puntos sólo pueden cambiar de posición). Habiendo establecido que los principios son válidos para las tres transiciones desde 0-D a 3-D, lo menos que podemos asumir es que también serán válidos para todas las órdenes dimensionales más altas.  Este PH12 se postula como hipótesis razonable.

PH13. *Los principios holísticos 1 a 12 son aspectos de un principio holístico maestro.*

            El holos se puede experimentar directamente, sin pasar secuencialmente a través de los principios 1 a 12 de a uno por vez. Este autor tuvo esa experiencia espontáneamente cuando joven.  Era imposible describir el holos directamente sin romperlo en principios individuales separados. Aun entonces, algo faltaba: la homogeneidad, la profundidad, la integridad, la vitalidad del holos. Los principios holísticos son un grupo interrelacionado. Un matemático podría formular una única expresión para el holos, a partir de la cual se deriven los principios holísticos.  Aplicaremos estos principios holísticos como una “lógica holística” para investigar la realidad M-D.

EJEMPLOS DE HOLOS

            Los principios holísticos se han enunciado arriba usando sólo un ejemplo simple. En la sección 2 se ofrecen otros ejemplos para discutir las limitaciones del sentido común.  Cada par: espacio-tiempo, energía-masa, etc. forma un holos con su respectivo todo. Hasta donde este autor puede determinar, cada par cumple los principios holísticos citados, sujeto a verificación por físicos y psicólogos, extendiendo así la validez de los PH a cuatro dimensiones.

            Un ejemplo del principio holístico HP11 es el principio de incertidumbre de Heisenberg, un hito importante de la física cuántica (34) (35) (36) (37). Establece (en una de sus versiones) que es imposible medir la posición y el momentum de un electrón simultáneamente. (El momentum es una medida de movimiento).  Si asumimos que el electrón existe en un orden más alto que 3-D, el principio holístico HP11 establece lo mismo.  Parece que el principio de Heisenberg es un caso especial del principio holístico PH11.

            Los principios holísticos ofrecen una explicación razonable para el experimento llamado de doble ranura que ha intrigado a los físicos cuánticos. El experimento está bien descrito en la literatura popular (38) (39). Aquí lo explicaremos en forma muy simplificada.

            Un revólver electrónico dispara electrones contra un blanco a cierta distancia, en forma similar a la práctica de tiro al blanco con rifle.  Luego se coloca una valla entre el revólver y el blanco. La valla tiene dos ranuras próximas una a otra. Disparamos un electrón por vez hacia las ranuras. Si cubrimos una ranura, los impactos en el blanco muestran dónde golpeó cada electrón, como se esperaba.  Lo mismo pasa si cubrimos la otra ranura.  Sin embargo, si dejamos abiertas ambas ranuras, el blanco muestra una pauta de amplia interferencia entre dos ondas de electrones que pasan a través de ambas ranuras.  Sabemos que los electrones pueden manifestarse como ondas.  La sorpresa es que obtenemos dos ondas a partir de un solo electrón. ¿Cómo puede un solo electrón pasar simultáneamente a través de dos ranuras separadas? Es como acertar con una bola de billar a dos hoyos de la mesa simultáneamente.

            La respuesta sugerida por la lógica holística es que el electrón es un holos con sus partes en nuestro espacio 3.D, pero su todo en el espacio 4-D. Si usamos una analogía 2-D/3-D, supongamos que dos personas observan un aeroplano volando bajo a través de dos hoyos bien separados en el techo.  Cuando el avión pasa muy cerca, ambas personas toman fotos de él simultáneamente. Cada película revelada muestra el avión clara e inequívocamente.  Pero, si vemos los dos negativos juntos uno encima del otro, habrá una interferencia entre las dos imágenes.

            En forma similar, el blanco en el experimento muestra claras imágenes de un solo electrón cuando se ven separadamente, pero muestra una pauta de interferencia cuando se ven simultáneamente. Cuando el avión pasa volando en la tercera dimensión  lo observamos desde dos posiciones en el suelo 2-D; del mismo modo el electrón vuela en la cuarta dimensión mientras estamos tratando de entender cómo pasa por las dos ranuras colocadas en el espacio 3-D. Vemos solamente dos aspectos diferentes del electrón, no el electrón mismo.

            De acuerdo al principio PH11, no hay analogía 3-D que pueda describir con precisión todos los aspectos de una situación 4-D.  El ejemplo no trasmite la idea de que la parte y el todo no están separadas (PH3, PH6), como están separados la foto y el avión. También ignora que uno puede cambiar al todo cambiando una de sus partes (PH10).

            Otro ejemplo de holos puede verse en los colores del arco iris, que son partes integrantes de la luz blanca.  Cuando la luz blanca se proyecta a través de un prisma, se abre como un abanico en diferentes rayos de luz con los colores del arco iris, desde el rojo al violeta.  La luz blanca, como un todo, aparece fisiológicamente uniforme y homogénea. En términos físicos, cubre un cierto rango de frecuencias de ondas electromagnéticas. Sus partes individuales, percibidas como colores, tienen frecuencias diferentes y están incluidas en la luz blanca.  Si uno envía los mismos colores de vuelta por el prisma en dirección opuesta, de modo que se junten adecuadamente, obtiene luz blanca pura otra vez.  En términos fisiológicos, el prisma ofrece una transición desde el todo (blanca) a sus partes (colores) y viceversa.  La luz blanca tiene dos grados de libertad: variaciones de color y de intensidad.  A los colores les resta un solo grado de libertad: el rango de intensidades diferentes.  Este ejemplo sugiere también cómo los físicos cuánticos “colapsan” los paquetes de ondas cuánticas desde el espacio M-D en partículas (40) como se discutirá más adelante en la Sección 4, Mundos Múltiples.

            Otras analogías de holos se pueden tomar del campo de la información. Las palabras en esta página representan holos con las letras de las que se componen; también lo hacen las oraciones con las palabras como sus partes, los párrafos con sus oraciones y el trabajo completo forma un holos con todas sus secciones.  Una sinfonía como un todo, trasciende a sus partes, las melodías, y a su vez las melodías son holos con las notas que las integran. En las artes visuales, una pintura de un buen artista expresa dimensiones mucho más allá de sus colores sobre la tela. Uno puede distinguir la calidad de una obra de arte por el grado en que las dimensiones extra se expresan en sus partes constitutivas, sea con colores, mármol, tonos o palabras. Así, algunas “obras de arte” modernas que se producen a través de una mezcla arbitraria de elementos, no se pueden calificar como arte real.  Otro ejemplo de holos en la comunicación son las imágenes de TV. Las señales eléctricas que aparecen en una secuencia de tiempo sobre la pantalla representan las partes separadas de la imagen televisada como un todo.

            El lector puede elegir sus ejemplos de una variedad infinita de holos en nuestro mundo, desde las partículas subatómicas a la miríada de galaxias (41).

            Es mejor no empezar con los holos de factura humana, como las máquinas y las organizaciones; a menudo no representan holos verdaderos. Las siguientes secciones mostrarán cómo los principios holísticos llevan lógica y naturalmente a un modelo de universo que abarca armoniosamente  las visiones del mundo, aparentemente conflictivas, de la ciencia y la religión, del pensamiento occidental y del oriental, de la mente y la materia.
  

4. EL UNIVERSO HOLÍSTICO

ENTIDADES GRUPO

            El todo de la humanidad abarca las características y capacidades de todos los humanos (PH3). La lógica holística nos dice que la entidad de la humanidad forma un holos con todos los humanos. Por tanto asumimos que existe una entidad-humanidad en el espacio M-D, con realidad y capacidad muy superior que la nuestra. No podemos percibirla, pero está inmanente en nosotros.  La entidad-humanidad incluye todas nuestras características, por tanto tiene la característica de un individuo singular que persigue sus propios intereses. Es más inteligente que las personas más inteligentes de la historia, todas combinadas. Desde su entorno M-D, la entidad-humanidad percibe interrelaciones y potenciales que son imposibles de imaginar para nosotros. Está conciente de nuestros pensamientos, porque su conciencia incluye la conciencia de cada humano (PH3). Cuando implementa sus decisiones, nos lleva consigo como nosotros lo hacemos con las células de nuestro cuerpo.

            Esto no significa que no seamos libres como individuos. El movernos con la entidad-humanidad es nuestro deseo innato, porque la entidad-humanidad está inmanente en nosotros. La entidad-humanidad es nuestra esencia misma, nuestra fuente, nuestra causa raíz.  Vivimos para expresarla.  Significa desplegar nuestros potenciales más profundos.  Los deseos de la humanidad están en nuestros corazones. Queremos lo que ella quiere, y somos libres cuando podemos hacer lo que queremos.

            Desde el punto de vista de la entidad-humanidad, ella y nosotros somos uno y lo mismo (PH6). La voluntad de la entidad-humanidad es nuestra tendencia más profunda. Eso es, a menos que confundamos algunas nociones erróneas nuestras con la voluntad de nuestro yo real más interno. (Allí es cuando empezamos a perder nuestra libertad). Se debe distinguir entre la independencia y la libertad. Dependemos de la entidad-humanidad para nuestra propia existencia, sin embargo estamos totalmente libres para expresar nuestra propia y verdadera naturaleza, que es la naturaleza de la humanidad.

            Las decisiones conscientes de la entidad-humanidad moran en nosotros inconscientemente y las experimentamos como instinto, como impulsos.

            Así, aunque hayamos atascado nuestra mente con ideas erróneas, podemos confiar en nuestros instintos y actuar espontáneamente.  Entonces podemos aprovechar el conocimiento y la inteligencia superior de nuestra entidad-humanidad innata. Es lo mismo que pasa con nuestros dedos cumpliendo los mandatos de nuestra voluntad. Siguen los impulsos de nuestro sistema nervioso, iniciados por nuestras decisiones. Podemos decir que actúan instintivamente, por impulso, espontáneamente.  Sus instintos son aspectos de nuestras decisiones conscientes.

            Pueden confiar en nuestros instintos, porque estamos vitalmente interesados en su bienestar. Se puede decir lo mismo de nuestra relación con la entidad-humanidad. Esto no nos absuelve de usar nuestra mente y hacer lo mejor que podamos. La entidad- humanidad depende de nosotros, como nosotros dependemos de nuestros dedos para que cumplan con su tarea.

            Un cambio en cualquier humano, por ejemplo a partir de sus experiencias, se acompaña de un cambio en la entidad-humanidad (PH10) y, en tanto es inmanente en todos nosotros, nos afecta a todos a través de nuestra disposición interna, la mente de la entidad-humanidad.  La transmisión de un individuo a otros ocurre porque la entidad-humanidad es homogénea e indivisa (PH9).  Tales intercambios son más pronunciados entre la gente que está más cercana entre sí, porque forman “todos M-D” en una escala más íntima. En razón de nuestra interdependencia inmanente, llevamos responsabilidad hacia otros tanto como  hacia nosotros mismos, ya sea que estemos conscientes de eso o no.  Un drogadicto nos daña a todos.  Por el otro lado, los esfuerzos positivos de unos pocos pueden elevar a toda la sociedad, aún si sus actos no son conocidos.

            El concepto de entidades grupo no es nuevo. Como se mencionó antes, Platón creía que existen formas trascendentes a partir de las cuales entra en el mundo la multitud de apariencias (42).  El psicólogo suizo Carl G. Jung (1875-1961) concluyó que los humanos comparten un inconciente colectivo que yace a mayor profundidad que el inconciente de cada individuo (43) (44) (45).  Él había observado una similitud sorprendente entre ideas profundamente arraigadas en pueblos muy lejanos y separados. Existen conceptos básicos similares en la psiquis de todos nosotros, revelados en sueños recurrentes e ideas subconscientes expresadas espontáneamente, sin conocimiento previo de que son compartidas por otros.  Jung llamaba a estos conceptos “arquetipos”,  que podrían verse como imágenes inconcientes de nuestros instintos.

            Los arquetipos clásicos son “madre” y “héroe”.  Él declaró: “En mi opinión es un error fatal considerar la psiquis humana como algo puramente personal y explicarla exclusivamente desde el punto de vista personal. Esa forma de explicación sólo es aplicable al individuo en sus ocupaciones y relaciones cotidianas ordinarias.” (46). Sigmund Freud ha expresado una opinión similar: “He tomado como base de toda mi posición la existencia de una mente colectiva, en la que los procesos mentales ocurren tal como lo hacen en la mente del individuo...” (47).

            Carl Jung sostuvo que las experiencias ancestrales se acumulan como arquetipos en el subconsciente colectivo de la humanidad.  Los individuos “heredan” propensiones arquetípicas, como decía Platón que las apariencias en nuestro mundo provenían de un “eidos” trascendente.  En términos holísticos, el subconsciente colectivo de Jung es la conciencia de la entidad-humanidad viviente en el entorno M-D.

            Los biólogos están acostumbrados a ver las sociedades animales como entidades, especialmente las colonias de insectos, como abejas, avispas, hormigas y termitas. El biólogo británico Rupert Sheldrake ha generado mucho interés en este tema. Él postula la existencia de formas ocultas, no físicas, más allá del espacio y el tiempo que, él alega, subyacen a los fenómenos biológicos. Los llama “Campos Morfogenéticos”, o “Campos-M” (48 (49) (50).

            Sheldrake ofrece una multitud de ejemplos convincentes de la existencia de estas entidades trascendentes. Describe por ejemplo cómo las colmenas están organizadas con una inteligencia que excede largamente la capacidad de cualquier abeja individual. Las abejas melíferas mantienen la temperatura interna de sus colmenas entre 34.5 y 35.5 grados desde la primavera hasta el otoño.  Lo hacen sellando cuidadosamente todas las fugas de aire no controladas y calentando los interiores con su calor corporal acurrucándose juntas, más o menos según sea necesario.  En tiempo de calor llevan agua a su nido, la distribuyen y promueven su evaporación refrescante abanicando el agua con sus alas.  Otro ejemplo describe los termiteros hechos por una variedad de termitas de Australia. Estos altos montículos son muy angostos en sentido este-oeste, pero bien anchos en sentido norte-sur.  De de este modo están menos expuestos al sol del mediodía, cuando la radiación es más intensa.

            Sheldrake también informa lo que parece una misteriosa comunicación entre los miembros de una especie.  La comunicación ocurre aunque los individuos estén demasiado apartados para tener contacto directo. Llama a este fenómeno “Resonancia Mórfica”. Por este medio los individuos resuenan su información con los Campos-M colectivos trascendentes, lo que a su vez resuena con los otros miembros, sin que lo impidan el espacio y el tiempo.  Los Campos-M de Sheldrake tienen las características de nuestros principios holísticos. La resonancia mórfica es la misma del principio holístico PH10.

            La evidencia anecdótica más conocida de la comunicación del tipo de resonancia mórfica es la así llamada “efecto del centésimo mono”. El biólogo Lyall Watson la informó en su libro “Lifetide” (Marea de la Vida) de 1970 (51) (52). El suceso ocurrió en una isla japonesa donde los investigadores habían alimentado a los monos con batatas.  Para los monos esto era un alimento nuevo, desconocido. Les gustaron las batatas, pero no les gustó la arena de playa que las cubría.  Un mono empezó a lavar sus batatas en el agua del océano antes de comerlas.  Esto agregaba también un agradable sabor salado.  Después que un cierto número de monos había copiado la técnica, de repente y espontáneamente la practicó toda la comunidad, como si una “masa crítica” de monos lavadores de batatas hubiera desencadenado este comportamiento simultáneo en todos los miembros del grupo. Poco después de eso, los monos de otras islas hacían lo mismo, aunque no había habido comunicación entre las islas.

            Esta comunicación misteriosa también se observó en condiciones de laboratorio. Se pusieron ratas en un laberinto y debían encontrar la salida; las generaciones posteriores lo hacían con rapidez siempre en sucesivo aumento. Cuantas más ratas se familiarizaban con el laberinto, aun sin entrenar, otras ratas no relacionadas genéticamente mostraban velocidades de aprendizaje cada vez mayores (53).

            Los efectos de Campos-M se han observado aun en objetos inanimados.  Los expertos en mineralogía saben que es a menudo muy difícil hacer crecer cristales en una sustancia nueva.  Sin embargo, una vez que se logró, se puede repetir más y más fácilmente, aun en otros continentes, sin razón conocida (54) (55).

            Otros ejemplos de Campos-M incluyen bandadas de pájaros, rebaños de animales migratorios y cardúmenes de peces actuando como entidades individuales. La hipótesis de Sheldrake se ha puesto a prueba con resultados positivos. Un test utilizó versitos infantiles japoneses. Se les dio dos versos a grupos de británicos y norteamericanos que no sabían japonés: uno tradicional conocido casi por todos los japoneses, otro sin sentido compuesto para el test.  Después de cantar cada uno un mismo número de veces, el verso antiguo era recordado significativamente mejor que el artificial (56). Pruebas similares se hicieron con palabras hebreas y persas, con teclados de máquina de escribir ruso y con el código Morse (57).  Los resultados invariablemente mostraban que las personas que nunca habían estado expuestos a las versiones correctas las aprendían mucho más fácilmente que sus equivalentes artificiales.

            David Bohm declaró que “las energías involucradas en los Campos-M pueden ser muy similares a las energías que permiten que las partículas subatómicas se comuniquen no-localmente, sin tener obstáculo de tiempo y espacio,” (58) y “en algún nivel que está más allá de la experiencia subjetiva ordinaria, la raza humana puede ser realmente un organismo” (59).  El biólogo de Harvard Stephen Jay Gould y su colaborador, el paleontólogo Niles Eldredge, se propusieron tratar al todo de la especie como análogo a los individuos, de modo que el todo de la especie homo sapiens se considera una entidad, así como John Doe lo es, de acuerdo a Briggs & Peat (60) (N.T.: John Doe es el nombre de una entidad imaginaria que representa al hombre común).     F. Capra declara: Podemos decir que los grupos de personas, las sociedades y las culturas tienen una mente colectiva y por tanto poseen una conciencia colectiva. Siguiendo a Jung también podemos asumir que la mente colectiva, o psiquis colectiva, también incluye un inconciente colectivo” (61).

            Con estos comentarios que confluyen, asumiremos que las entidades M-D sí existen, más profundamente que las apariencias físicas de sus miembros, pero invisibles para nosotros. En consecuencia, la teoría de la evolución de Darwin, aun en su actual versión “neodarwinista” (62), debiera revisarse. Lo que se considera selección natural a través de la “supervivencia del más apto” es, en el razonamiento holístico, la expresión de la voluntad conciente de la entidad-especie que vive en el espacio M-D. La selección de los mejores genes de un “conjunto de genes” explicada por el neodarwinismo es, en términos holísticos, una proyección de la actividad M-D  en nuestro mundo 3-D (consultar Causalidad, Sección 4).  No es que haya selección genética, sino que está influida por la voluntad de una entidad M-D que así aparece en nuestro mundo 3-D. Para citar una analogía, podemos explicar nuestros movimientos corporales por los comandos enviados por el cerebro a través de nuestro sistema nervioso, causando las contracciones musculares correspondientes. También podemos decir que nuestro cuerpo se mueve porque así lo hemos decidido. La explicación anatómica corresponde a la teoría de la evolución por selección de genes. Nuestra decisión de mover nuestro cuerpo corresponde a la decisión de la entidad-especie de evolucionar en cierta dirección. Es importante distinguir los niveles de orden desde los cuales se hacen las observaciones (PH6). Como dice Davies en su artículo (63): “El neodarwinismo ortodoxo identifica correctamente el mecanismo básico del cambio evolutivo, pero fracasa en captar el elemento organizacional que genera la flecha progresiva del tiempo.”


EL SISTEMA TOTAL

La Pirámide Multidimensional

            Los principios holísticos llevan a asumir que cada especie animal tiene una entidad-grupo que existe en un entorno M-D.

            También debemos asumir entidades-especie para las plantas, y asumimos que la materia física es una proyección de un todo M-D, como sugiere la física moderna. En base a estos supuestos, es lógico que estas entidades-grupo sean de por sí partes de todos de orden aún más alto, formando holos de grandeza y trascendencia inimaginable. Uno llega a una única súper-entidad M-D única para el planeta Tierra, como sugieren algunos científicos (64). Entonces hay una entidad M-D para nuestro sistema solar, para nuestra galaxia, y más.

            Finalmente hay una entidad última que abarca todo lo que existe, visible e invisible. La llamaremos “Entidad-Todo”.

            Esta visión del universo coincide con la de David Bohm, el físico mencionado antes (Sec. 2). El hace los siguientes enunciados: “La física ha mostrado que el orden mecanicista no encaja en la experiencia” (65). También: “el universo es un todo indiviso” (66). Bohm habla de un “orden implícito” y un “orden explícito” del universo.  El orden implícito es la realidad invisible desde la cual nuestra realidad visible, el orden explícito, emerge.  Él cree que la vida y la conciencia son parte del orden implícito y que son inmanentes en lo que llamamos materia inanimada.

Holos Múltiples

            Antes de proseguir nuestro viaje al reino M-D, es necesario comprender la relación entre los holos múltiples que están superpuestos a través de varios órdenes dimensionales, en los que las partes de un holos son todos de otros holos, etc.  Llamaremos “holos simple” al que se describe en la Sección 3.

            Será útil introducir las siguientes definiciones:

a.) Una “entidad-fuente” es un todo de cualquier orden dimensional al cual pertenece una parte, no importa cuántos órdenes estén entre una y otra. Una entidad-fuente es como cualquier ancestro, no importa cuántas generaciones haya en medio.

b.) Una “sub-entidad” es una parte que pertenece a una entidad-fuente, no importa cuántos órdenes medien, como un descendiente de cualquier antepasado, no importa cuántas generaciones medien.

            Con estas definiciones, se pueden formular los siguientes principios holísticos para transiciones de orden múltiple.


PRINCIPIOS HOLISTICOS MULTIPLES

PHM1 *Todos los principios holísticos para el holos simple se aplican también a los holos múltiples.*

            Por ejemplo el PH1: si la entidad “A” tiene más dimensiones que la “B” y la “B” tiene más dimensiones que la “C”, entonces “A” tiene más dimensiones que “C”.  El PHM1 significa que podemos hacer enunciados sobre los todos y las partes sin saber cuántos órdenes están en medio. Por ejemplo, podemos aplicar los principios holísticos a la entidad-humanidad y a los individuos humanos sin saber exactamente cuántas subdivisiones hay en medio, como las diferentes razas o diferentes tipos de carácter psicológico.

PHM2 *Una entidad de orden más alto es invisible para otra entidad de orden más bajo.*

            Esto se estableció ya para el holos simple (PH4). Para hacer esto completo, el PHM2 señala que todas las entidades de un orden más alto son invisibles, no sólo la entidad-fuente, porque todas tienen más dimensiones.  Por ejemplo, no podemos percibir directamente los yoes de otras personas, así como no podemos percibir los nuestros.

PHM3 *La diferenciación y separación entre sub-entidades aumenta con el número de órdenes entre ellas y su fuente.*

            Esto es porque cada dimensión adicional de una entidad-fuente ofrece un grado adicional de libertad con la que las partes pueden diferir una de otra. Por ejemplo, los miembros de una entidad-raza-humana difieren menos uno de otro que todos los humanos entre sí.

PHM4 *Las entidades-fuente de todos los órdenes son inmanentes en una sub-entidad.*

            Este enunciado equivale al PH9, excepto en que éste incluye también todas las entidades-fuente de órdenes más altos más allá del todo inmediato. La prueba lógica de esto es similar a la ofrecida para el PHM1. El PHM4 dice por ejemplo que, inmanentes en una persona, son la entidad-humanidad, la entidad-tierra, la Entidad-Todo y cualesquiera entidades-fuente estén entre medio (ver “Psiquis Humana” en esta sección.)

PHM5 *Una entidad-fuente tiene acceso directo y simultáneo a todas sus entidades de órdenes inferiores, sin necesidad de pasar a través de órdenes intermedias secuencialmente.*

            Esto es a causa de su dimensión adicional. Por ejemplo podemos ver en una forma de cristal todos los puntos, las líneas y los planos simultáneamente porque percibimos en 3-D, la tercera es la dimensión adicional.

PHM6 *Desde el punto de vista de una sub-entidad, sus entidades-fuente, de órdenes en progresivo aumento, aparecen como superpuestas en secuencia sucesiva.*

            Para que una conciencia prosiga de un orden más bajo a órdenes más altos, parece necesario que pase sucesivamente de un orden al siguiente, porque cada orden más alto permanece invisible antes de dar el paso hacia arriba. Esto contrasta con el PHM5, que permite a la entidad-fuente cruzar todos los órdenes más bajos en un solo paso.

PHM7 *Las entidades-fuente de orden más altos son inmanentes en forma más profunda.*

            Este enunciado equivale a una definición de “profundidad de inmanencia”. Cuantos más niveles de orden existan entre una entidad-fuente y una sub-entidad, más profundamente inmanente está en la entidad. Psicológicamente esto corresponde a la observación de que la entidad-humanidad está en un nivel subconsciente más profundo que el del yo personal interno.

PHM8 *Los niveles más profundos de inmanencia corresponden a una menor privacidad.*

            Esto es porque la entidad-fuente más profundamente inmanente abarca más sub-entidades. Este principio parece contradecir la experiencia, porque tendemos a pensar que nuestros pensamientos y sentimientos más privados están más profundamente inmanentes. Pero hay una diferencia entre pensamientos individuales y pensamientos inmanentes. Cuanto más profunda la inmanencia, más se lo comparte con otros.

La Entidad-Todo

            Ahora podemos hacer algunos enunciados definitivos sobre la naturaleza de la realidad M-D, empezando con la Entidad-Todo.  La Entidad-Todo es la entidad-fuente de todas las cosas; todas las otras entidades en el universo son Sus sub-entidades (PH3, PHM1). El universo entero es un holos con la Entidad-Todo como su todo. La Entidad-Todo y Sus partes son una y la misma, vista desde puntos de vista diferentes (PH6).

            La Entidad-Todo tiene un número infinito de grados de libertad (PH1), Incluye en Sí Misma todos los aspectos, capacidades y potenciales de todo lo que existe (PH3).  Por ejemplo tiene todos los aspectos humanos, pero más allá de ellos tiene un infinito número de otros.  La Entidad-Todo no tiene individualidad, si por individualidad queremos decir ser diferente a otros.  No hay otros en ese nivel, de los cuales diferir. Al ser la entidad-fuente de todo lo que vive, la Entidad-Todo es la esencia misma de la vida. Trasciende y resuelve todas las diferencias entre entidades en el universo (PH5). Así, la Entidad-Todo es la armonía última. El Amor es armonía entre los seres vivos, por tanto la Entidad-Todo es el Amor último.

            Cuanto más bajo es el orden desde el que se ve la Entidad-Todo, más parece diferenciarse en individuos separados (PHM3) Todas las sub-entidades, no importa de qué orden, están igualmente cercanas a la Entidad-Todo (PHM5). Las dimensiones de la Entidad-Todo ofrecen una vía de comunicación directa aun a la entidad más baja. Así, en tanto somos aspectos de la humanidad, también somos aspectos directos de la Entidad-Todo. No hay peligro de que nos bloquee algún “intermediario”. Por tanto, un individuo puede influir sobre su especie entera a través de una “chispa divina”.

            Por cuanto la Entidad-Todo abarca todas las cosas, Su conciencia está al tanto de todo, incluyendo todo pensamiento y todo acto. Cada pensamiento y cada acción es parte directa de la Entidad-Todo.  Simplemente no hay divisiones entre la Entidad-Todo y nosotros (PH5). Un todo y sus partes son uno y lo mismo, sólo se los ve desde diferentes puntos de vista (HP6). No nos pueden separar de la Entidad-Todo.
           
            La única separación que podemos sentir se debe a nuestras mentes limitadas, a nuestro sentido común. Si no nos pueden separar de la Entidad-Todo, somos inmortales. Dejamos caer nuestro cuerpo como un árbol deja caer sus hojas. El miedo a la muerte proviene de una identificación excesiva con la realidad física, de una falta de comprensión M-D. Estar inmerso en la Entidad-Todo no nos priva de nuestra individualidad. Cualquier parte mantiene su condición de única aunque esté totalmente sumergida en su todo. Los diferentes niveles de órdenes dimensionales hacen esto posible (PH7 & 8).

            La Entidad-Todo es la fuente raíz dentro de nosotros. Es la razón por la que debemos confiar en nuestra fortaleza interior, la razón porque la que tenemos derecho a la auto-confianza, no importa cuál sea nuestra condición en la vida. Como la Entidad-Todo, la esencia de la vida y la conciencia, es inmanente en todo, no hay materia “muerta”. Hay conciencia en cada átomo. Lo que llamamos materia muerta parece eso para nuestros sentidos porque no podemos percibir la vida dentro de ella. Sabemos que las moléculas, los átomos, las partículas subatómicas son muy activas en su mundo. Esta actividad debe considerarse una forma de vida.  Nuestros amigos, los indígenas americanos, siempre estuvieron más cercanos a este tipo de comprensión. Tenemos buenas razones para apreciar su tradición que conservó vivas estas ideas.

            David Bohm, el físico antes mencionado, dice que la vida está implícita en lo que llamamos materia inanimada (67) (68) (69).

            Los filósofos han hecho declaraciones así en el pasado. G.W. Leibniz alegó que el mismo principio de conciencia que se expresa en la mente humana está activo en la materia inanimada, en la planta y en el animal (79). El valiente esfuerzo de los científicos para determinar el comienzo de la vida en la tierra parece inútil desde el punto de vista holístico, porque todo lo que existe está vivo, punto. También en términos M-D, no hay comienzo, porque no hay tiempo como lo percibimos nosotros, cosa a discutir en la próxima sección.


            Como la realidad M-D  está inmanente en todas las apariencias de nuestro mundo, la gente que cree que nuestro mundo físico es la única realidad tiene buena razón para pensar así. Uno puede señalar objetos y alegar que representan toda la realidad que hay, porque toda la realidad está de veras inmanente en ellos. No hay realidad más alta fuera de nuestro mundo, no hay un “cielo” más allá del espacio exterior.

            Una aproximación a la iluminación Yoga es concentrarse en un objeto, tal vez una llama, hasta que uno perciba su realidad interna, lo que eventualmente resulta ser la realidad interna de todo lo demás. Otro enfoque es concentrarse en el momento presente, porque contiene toda la realidad. Cada flor que surge de su semilla, cada nacimiento de cualquier tipo, demuestra la inmanencia de la vida.

            El contacto más cercano con la realidad última está dentro de nosotros mismos, como han proclamado los grandes místicos de todos los tiempos (71).

            Fritjof Capra, físico nuclear de Viena y editor de varios libros, saca conmovedores paralelismos entre los descubrimientos de la física moderna y las filosofías religiosas de Oriente: el hinduismo, el budismo, el pensamiento chino, el taoísmo y el zen (72). Escribe por ejemplo: “Las física moderna nos conduce a una visión del mundo muy similar a las que sostuvieron los místicos de todos los tiempos y tradiciones” (73).

            Las afirmaciones anteriores se entienden lógica y naturalmente a partir de los principios holísticos. Más allá de los pensamientos abstractos, pueden tener profundo efecto sobre un individuo.  Es posible tener una experiencia de unidad total con el universo entero. Esto ocurre aparentemente a un número cada vez mayor de personas. De acuerdo al Dr. J. Borysenko, las encuestas muestran que hay una tasa sorprendentemente alta y en aumento de incidentes psicológicos extraordinarios (74). Un 35% del público norteamericano ha manifestado haberse sentido muy cercano a una poderosa fuerza espiritual que pareció elevarlos fuera de sí mismos. El 5% experimentó sentirse bañado en una luz misteriosa, como le sucedió al Apóstol Pablo en camino a Damasco. El Dr. Borysenko tiene un doctorado en biología celular de la Escuela de Medicina de Harvard y es presidente de Mind, Body Health Sciences, Inc.

            A través de la historia, se han informado despertares trascendentales espontáneos (75). El médico canadiense Richard Maurice Bucke, publicó en 1901 un libro titulado “Conciencia Cósmica” (76). En él describió estados mentales elevados y ofreció cincuenta ejemplos de personalidades específicas. Bucke asumió que la humanidad está al borde de desarrollar una nueva clase de conciencia, porque observó una tasa de aumento en la incidencia. El mismo pensamiento expresó W. T. Stace (77).

            Esto también lo aboga la tendencia de la “Nueva Era”, impulsada por transformaciones psicológicas o espirituales espontáneas (78). Marilyn Ferguson describe esta tendencia en aumento hacia la transformación iluminadora y da una lista de diecinueve “gatillos intencionales” en su libro “La Conspiración de Acuario” (79). A través de las discusiones en este texto, bien conocido, vienen a la mente conceptos filosóficos de larga data. Uno se siente impulsado a identificar el concepto de Entidad-Todo con el “panteísmo”, la doctrina de que lo divino es omni-penetrante.  Este autor no se siente cómodo con este término, porque cualquier teísmo, pan- o lo que sea, tiende a tener una connotación limitante. El sistema descrito aquí no es teístico ni ateo.
           
            La Entidad-Todo simplemente ES, y abarca todo lo demás que ES. Cualquier descripción de la realidad fracasa en transmitir la verdadera experiencia directa.  Y esto se aplica a este trabajo también.

            Sin embargo, hay un conocimiento intuitivo que lo acompaña y los términos filosóficos existentes tienden a distraer la atención de este conocimiento. Ellos han obtenido una realidad propia en la psiquis humana, y el reconocimiento de un nombre puede confundirse con la comprensión de la realidad subyacente. El todo es básicamente simple, como lo es cualquier todo, siendo solamente uno. Así, este trabajo usará los términos filosóficos muy cautamente, rogando el perdón de los expertos.

La Naturaleza del Tiempo

            Como ya se explicó, nuestro concepto del tiempo no se corresponde con la realidad más alta. El tiempo es un aspecto del espacio-tiempo 4-D (Sección 2).

            Siguiendo nuestra lógica holística: el pasado, el presente y el futuro son partes del espacio-tiempo. Existen en él simultáneamente (PH5). El pasado, el presente y el futuro están presentes en el espacio-tiempo, ahora y en cualquier otro momento de nuestro tiempo (PH9). Experimentamos secuencialmente en nuestro tiempo lo que existe simultáneamente en la realidad trascendente. Es como el punto de luz que se mueve en la pantalla del televisor, atravesando el cuadro de a un punto por vez, porque el sistema de transmisión de TV no puede manejar todos los puntos simultáneamente.  Es como manejar un coche en un paisaje. En cualquier momento experimentamos el entorno inmediato del coche como el evento presente. No vemos el tramo que ya dejamos atrás ni lo que está más adelante. Sin embargo, la ruta existe toda entera simultáneamente, en paralelo, si uno la ve desde arriba. En realidad, el paisaje no sólo existe atrás y adelante de nosotros, sino que se extiende hacia todos los lados. Nuestras decisiones son como curvas que tomamos en las intersecciones, eligiendo un curso de sucesos futuros en particular entre muchos posibles. En vez de un paisaje con árboles, casas, etc., el paisaje del espacio-tiempo está compuesto de eventos probables; los que están más cerca son los más probables. Este concepto de espacio-tiempo es el que surge de la ciencia moderna.

            John Gribbin describe en su libro la hipótesis de que existen muchos mundos en paralelo al nuestro que lo intersecan, dándose opciones para ramificarse (80). Gribbin también describe el trabajo de Feynmann, que mostró matemáticamente que las partículas subatómicas pueden viajar hacia atrás en el tiempo (81).  “Tanto la teoría cuántica como la de la relatividad admiten el viaje en el tiempo, de un tipo o de otro. Y cualquier cosa que sea aceptable para ambas teorías, no importa cuán paradójica pueda parecer, debe tomarse en serio”

            (82). Capra cita al Lama Govinda respecto a la experiencia de meditación budista: “En esta experiencia-espacio la secuencia temporal se convierte en coexistencia simultánea, la existencia de las cosas lado-a-lado... se vuelve un continuo viviente en el cual se integran el espacio y el tiempo” (83). David Bohm cree que el tiempo está envuelto en el todo, que el tiempo es un aspecto del orden implícito (84)  El Profesor Hawking habla de “tiempo imaginario” en su libro “Breve Historia del Tiempo”, con un significado matemático bien definido. Sugiere que “el así llamado tiempo imaginario es realmente el tiempo real, y que lo que llamamos tiempo real es sólo una ficción de nuestra imaginación” (85).

            La aceptación de un paisaje M-D que contenga todos los eventos, incluso los que para nosotros sucedieron en el pasado, explicaría porqué los científicos no pueden encontrar dónde se almacenan los recuerdos en el cerebro. Muy probablemente no estén almacenados en el cerebro, sino que el cerebro tiene la función de leer información que existe en un entorno M-D sin tiempo.  La memoria fotográfica puede entenderse de ese modo, incluso los informes acerca de personas con experiencias cercanas a la muerte que ven sus vidas enteras en un instante.

            Esta comprensión del espacio-tiempo puede explicar el carácter de los sueños que persiguen una historia psicológica con total desprecio por el espacio y el tiempo. El espacio y el tiempo holístico tal vez podrían explicar también la clarividencia, la precognición, y las lecturas de encarnaciones pasadas (86).

            La lógica holística también nos dice que el tiempo no tiene comienzo ni final. Las limitaciones que percibimos desde nuestro orden no existen en órdenes dimensionales más altos. Un comienzo para el tiempo implica una separación con respecto al no-tiempo. No existen separaciones al nivel de un todo (PH5). Los físicos postulan que el espacio-tiempo se reencuentra consigo mismo en el espacio 4-D, como la superficie de nuestro planeta en el espacio 3D (87). Las partes tienden a simbolizar al todo que representan, porque el todo está inmanente en las partes. Los cuerpos celestes probablemente son símbolos 3-D de la realidad M-D de la cual proceden. Si no hay comienzo ni final del tiempo, entonces nuestra noción del “Big Bang” debe representar una visión distorsionada de la realidad verdadera, causada por nuestro “prejuicio” de que los eventos ocurren en secuencia en el tiempo, mientras que, en la realidad M-D verdadera y más fundamental, todo existe simultáneamente en paralelo.  Tenemos gran dificultad en visualizar esto, pero nuestro sentido común no es confiable en estos casos. En opinión de este autor, el verdadero “Big Bang” es la Entidad-Todo, y nuestro mundo físico en 3-D está creándose constantemente a partir del entorno M-D sin tiempo. En realidad, somos nosotros los que lo creamos. Es nuestra visión limitada de la realidad la que construye nuestro aspecto de ella. Somos nosotros los que nos conformamos con una porción del total.

            Sin nosotros, ese estrechamiento de la realidad nuestra no existiría. Por supuesto lo mismo sucede con los gatos, los perros, las pulgas, etc. en sus propios mundos.

La Psiquis Humana


            Podemos sacar algunas conclusiones interesantes sobre nuestra propia psiquis. Como ya hemos visto, incluye todas las entidades-fuente, incluso la entidad-humanidad y la Entidad-Todo, con incontables capas M-D entre medio (PHM4). Todas son inmanentes en nosotros. Debemos asumir que hay entidades intermedias entre nosotros y la entidad-humanidad, dadas las diferentes razas, nacionalidades y tipos caracterológicos que observamos. Podemos dibujar un mapa simplificado de la psiquis humana que corresponde al pensamiento holístico (Fig.5). Pasaremos por alto las definiciones psicológicas, como id,  ego y súper-ego por la misma razón dada para los términos filosóficos (Entidad-Todo, último párrafo). La figura 5 describe la visión desde nuestra posición en nuestra propia sub-entidad, con todas las entidades más altas en serie de acuerdo al PHM6. Desde el punto de vista de la Entidad-Todo, todas estas entidades aparecen en paralelo (PHM5).



            Llamamos “Yo” a la entidad M-D de nuestro cuerpo y nuestra mente.  De acuerdo al razonamiento holístico, nuestro yo es a su vez un aspecto de una entidad más compleja de un orden aún más alto.  Llamaremos a esta próxima entidad más alta nuestra “alma”, no considerando los significados existentes implicados por esta palabra. El alma debe tener otros aspectos, además del yo con el que nos identificamos. Podemos llamar a éstos “múltiples yoes”.  El concepto de yoes múltiples no es extraño a los psicólogos. H. Kohurt, por ejemplo, los ha tratado en su trabajo “En la Búsqueda del Yo”, según lo informa Louis Zinkin (88) (89).

            El Alma está inmanente en cada uno de los yoes múltiples como lo está en el nuestro (PH9).  Así, cada yo se refiere a ella como a “mi alma”, aunque el alma incluye más de un yo (PHM8).  Nuestra alma está dentro de nuestro yo, y nuestro yo está dentro de nuestra mente y cuerpo.  Esto por supuesto significa que nuestra Alma está inmanente en nuestra mente y nuestro cuerpo. El alma a su vez es parte de una entidad de orden aún más alto, no conocida para nosotros.  A su vez ésta es parte o sub-parte de la entidad-humanidad. Esto sigue así a través de entidades de orden más y más alto, atravesando la entidad-Tierra y hasta la Entidad-Todo.

            Todos están inmanentes en ”nosotros”, en nuestros cuerpos,  mentes, en nuestros Yoes, en nuestras Almas. Si pudiéramos seguir en nuestra conciencia pelando las capas exteriores nuestras, una por una, comenzando con nuestro cuerpo, reconoceríamos entidades más y más altas como nuestro “verdadero Yo”, eventualmente experimentando la Entidad-Todo como nuestra verdadera identidad última.  En este sentido, y con el estado mental adecuado, no es blasfemia decir que “Yo soy Dios”.  Este es exactamente el camino de iluminación que enseñan Yoga, el Budismo y otras filosofías místicas. Todas buscan el despertar a nuestra realidad más profunda, que resulta ser la realidad holística del universo entero. Las antiguas escrituras del hinduismo, por ejemplo los Vedas, llaman a esa realidad-persona-más-interna “Atman”, y a la realidad última del universo “Brahman”.  La sabiduría a ser comprendida y experimentada es que Atman y Brahman son uno y lo mismo (90) (91) (92) (93).

            El concepto de psiquis humana descrito brinda también una explicación de porqué los corredores de larga distancia recurren a su “segunda respiración” y “tercera respiración”, etc., hasta que experimentan un “punto alto” psíquico.  Ellos recurren a reservas inmanentes más y más profundas, experimentando así niveles más altos de su psiquis. Por la misma razón, las experiencias aterrorizantes pueden tener un efecto hilarante.

            El alma habita en un entorno donde nuestras nociones limitadas de espacio y de tiempo no existen. Para el alma, sus yoes constitutivos existen todos simultáneamente. Sin embargo, para nuestra mente las diferencias de tiempo sí existen, y los yoes de la misma alma parecen estar en diferentes períodos de tiempo de la historia humana. Esto se ha interpretado como reencarnación, sin embargo no es cuestión de almas saltando de cuerpo en cuerpo. Es la expresión creativa de la vida por el alma en las muchas dimensiones diferentes, de modo que pueda crecer a través de experimentar la vida en una forma multifacética mucho más allá de la perspectiva de un yo único. Lo que percibimos como una encarnación particular de nuestra alma es un aspecto específico de un despliegue natural creativo en sus partes constitutivas.

            El despliegue ocurre a cualquier nivel, sea el abrirse los pétalos de una flor, extenderse las ramas de un árbol,  las razas diferentes, o los distintos yoes de un alma. Es sólo nuestro limitado sentido común, nuestro sentido distorsionado del espacio-tiempo, lo que nos impide ver la verdadera grandeza de nuestras almas a medida que despliegan su existencia en yoes aparentemente separados, como lo hace cualquier holos.

            Nuestras almas no necesitan ser salvadas.  Están seguras, incluidas en los pliegues de la Entidad-Todo, como lo están nuestros yoes. Donde el tiempo no existe, la muerte no puede ser.

            El Dr. Ian Stevenson, Profesor de Psiquiatría de la Escuela de Medicina de la Universidad de Virginia, ha llevado a cabo estudios de miles de casos científicamente documentados de reencarnación aparente. Por lo menos cinco volúmenes de casuística ha publicado la Editorial de la Universidad de Virginia (94). La decisión de la Universidad de publicar este material “polémico” se basó en la impecable credibilidad profesional del Dr. Stevenson y en un contralor independiente muy riguroso de la viabilidad científica de sus estudios. El resumen de los estudios del Dr. Stevenson se reunió en un libro titulado “Reencarnación”, escrito por Sylvia Cranston y Carey Williams (95). El Dr. Stevenson enfocó sus estudios en niños, porque observó que el recuerdo de reencarnaciones tiende a desvanecerse después de cierta edad. También en que los recuerdos espontáneos de los niños son menos sospechosos por estar menos influidos por conocimientos previos. Más aún, las historias de los niños pueden verificarse más fácilmente, porque todavía pueden estar vivos testigos de sus vidas anteriores.

            De acuerdo a Cranston y Williams, para cada caso investigado el Dr. Stevenson y su equipo grababan entrevistas con un promedio de 25 personas. Comprobaron documentos, cartas, registros de historias clínicas, y compararon rasgos de carácter entre el niño y su supuesta personalidad anterior. En unos 200 casos, los niños podían señalar una marca de nacimiento de la que decían que había sido una herida o que los habían asesinado, y la posición de la herida podía verificarse por testigos o registros de tales sucesos. Por ejemplo, un niño dijo que había sido un bandido turco que se suicidó cuando las autoridades lo cercaron. Se había disparado desde abajo, atravesando su mandíbula.  El niño tenía una enorme marca allí, y el cabello faltaba en su cuero cabelludo donde supuestamente había sido el orificio de salida de la bala en su vida previa. Un testigo del suicidio aún vivía y verificó esos detalles.  Otros casos involucraban personas que podían hablar fluidamente lenguajes de otros pueblos aunque nunca los habían aprendido en esta vida.

            En este punto, será adecuado redefinir el término “mente”. Distinguimos aquí entre “mente conciente” y “mente inconciente” y definiremos como “mente inconciente” toda la sustancia mental de nuestra psiquis, hasta la Entidad-Todo.  Realmente no hay divisiones.

            En cualquier holos múltiple no hay divisiones entre sus niveles de orden. Las entidades-fuente y las sub-entidades de todos los niveles son una y lo mismo, sólo vistas desde distintos puntos de vista (PH6 & PHM1). La palabra “psiquis” significa entonces la mente total conciente e inconciente.

            El pensamiento holístico conduce a la creencia de la mente sobre la materia.

            De acuerdo al PH10, un cambio en una parte cualquiera se asocia con cambios en el todo y en las otras partes. Por tanto, los pensamientos conscientes cambian al yo y, a través de él, al cuerpo.  Una pauta de pensamiento intensa y persistente afecta al cuerpo, positiva o negativamente, dependiendo del tipo de pensamientos. Según cuán fuertes y persistentes sean las pautas de pensamiento, afectan capas más profundas o más superficiales de la psiquis, causando efectos más o menos permanentes en el cuerpo.

            Por tanto la práctica médica predominante de reparar el cuerpo como si fuera una máquina compleja resulta inadecuada. La creciente tendencia al enfoque holístico en medicina enfoca a la personalidad toda y es probable que resulte más eficaz y menos costosa a la larga.  Por supuesto, un cambio en el cuerpo también afecta a la mente, como todos lo experimentamos cuando estamos enfermos.

            El efecto en esa dirección habitualmente sucede mucho más rápido. Probablemente sea porque nuestra mente es mucho más flexible que nuestro cuerpo, ya que está menos encerrada en el espacio y en el tiempo que éste.  Al cuerpo le toma más tiempo cambiar como respuesta a un nuevo diseño del yo interno, como se ve en nuestra percepción del tiempo.

            Hasta ahora hemos visto la jerarquía M-D como la organización de una corporación, donde los gerentes tienen una política de puertas abiertas a todos los que trabajan para ellos, hasta la jerarquía más baja.

            Sin embargo, como bien sabe quien haya participado en la vida de una corporación, los diagramas de organización son abstracciones toscas de cómo realmente funciona una organización.  En realidad, hay una multitud de comunicaciones cruzadas y de relaciones laborales informales.

            Así también sucede con la jerarquía M-D. Los distintos niveles no están separados tan rígidamente, aun vistos desde abajo, porque las conciencias habitualmente crecen a través de ellos gradualmente.  Las entidades paralelas se funden, formando uniones holísticas parciales, otras se desintegran.  Más aún, las partes pertenecen a más de un todo, como los individuos pertenecen al mismo tiempo a una familia, a una organización laboral, a una iglesia, a un club, y (Dios no quiera) a varias parejas.  Aunque esto complica los temas, los principios holísticos se aplican en cualquier situación que se considere.

            Se ha de recordar también que la organización jerárquica parece rígida sólo cuando se ve desde abajo para arriba, en tanto desde arriba para abajo es una unión armoniosa, homogénea y evolucionando (PH6)

            Ahora bien, ¿está el lector confundido respecto a quién es, realmente, la persona de la vida cotidiana, el yo, el alma, o toda la cadena hasta la Entidad-Todo?  ¿Y a cómo se relacionan los múltiples yoes con nosotros?  La respuesta puede otra vez obtenerse de nuestro confiable modelo de cristal.

            Señalando uno de sus planos se puede preguntar si esto es un plano o si es todo el cristal.  Depende  de nuestro punto de enfoque (PH6). Cuanto más vivimos desde nuestro corazón, más profundamente sentimos la gozosa unión con el resto del mundo, y más nos identificamos con nuestras entidades-fuente (PHM7).  Cada individuo establece su propio lugar por su actitud hacia la vida, por el enfoque de su mente. Los otros yoes no están separados, no son entidades competidoras, vistas desde el alma (PH6). Cualquier acción, cualquier pensamiento de nuestro yo afecta nuestros otros yoes y viceversa, esté uno conciente de ellos o no (PH10).  Es trabajo de equipo, inconciente, a través del tiempo y el espacio.

            Aprender a abrirse e identificarse con nuestro yo interno y nuestra alma abre el acceso a mayor poder, mayor potencial y armonía.  Esto explica porqué los ejercicios de relajación de musculatura profunda usados por los psicólogos para la desensibilización de la ansiedad son tan efectivos.  Uno pone las corrientes conflictivas de la vida diaria en suspenso y permite al alma hacer su trabajo: implementar la paz y la armonía.

            Los conflictos se ven desde este nivel con un enfoque soberano, desprendido y mucho más conocedor.  Con algo de práctica, uno puede “sentir” respuestas y sugerencias desde allí.  El prerrequisito es, por supuesto, que uno acepte la existencia de la realidad M-D por empezar.  Esto también explica que los comportamientos obsesivo-compulsivos como el alcoholismo se puedan tratar más eficazmente si el tratamiento involucra un enfoque espiritual. Los conflictos internos ya están resueltos en un nivel más profundo dentro de nosotros, habiendo allí un todo armonioso de partes opuestas. Es cuestión de abrirse a él.

            La realidad M-D se llama “espiritual” pero este término tiene, para mucha gente, connotaciones que no reflejan bien la verdadera naturaleza de la realidad M-D.  Muchos creen que el mundo espiritual está más allá de nuestro mundo, que es irreal comparado con el nuestro, está separado del nuestro, sólo puede ser alcanzado después de la muerte. El conocimiento holístico nos dice, en cambio, que la existencia trascendente es más real que la realidad física. La realidad física y la espiritual son una y lo mismo, enfocado desde diferentes puntos de vista.

            Estamos viviendo en el mundo M-D espiritual ahora mismo, siempre, muertos o vivos. Es mejor pensar en términos de las leyes de la naturaleza que penetran toda la realidad. Sólo con este entendimiento usaremos aquí el término espiritual, como sinónimo de realidad M-D.

MUNDOS MULTIPLES   

            Un modelo holístico del universo multidimensional no está completo sin considerar la inmensidad cabal, la complejidad  y vastedad abrumadora y aparentemente desesperante de todo esto. Si pensábamos que no podíamos captar nuestro cosmos físico con su miríada de galaxias y espacio interminable, esperen a oír el resto.  Imaginen que las células de su cuerpo forman una sociedad de individuos vivos, como una sociedad humana microscópica. Usted es una célula individual y trata de comprender la realidad toda. A través de algún tipo de comunicación puede tener una vaga idea del órgano que habita. Sin embargo, comprender al cuerpo entero es imposible. Esto se corresponde rudimentariamente con nuestra comprensión del cosmos físico. Ahora considere que sus científicos ni siquiera han descubierto aún que hay una mente asociada con el cuerpo, su cosmos. Peor aún, hay otros cuerpos-cosmos con mentes además de la suya, billones de ellos. Y estos viven en un planeta relativamente insignificante, con el universo entero todavía más allá, con incontables galaxias.  Esto podría describir adecuadamente nuestra situación. Demuestra también porqué no debemos rechazar las siguientes consideraciones como irrealistas.  Lo que es posible para un holos, la célula, es posible para cualquier holos, inclusive el nuestro. Si esta conclusión es lógica, nuestro sentido común no está calificado para rechazarla, por muy abrumadora que resulte.

            Volvamos a visitar a nuestros dosdés.  Nuestro cristal tiene un número de planos con diferentes orientaciones en el espacio 3-D. Los dosdés de cualquiera de los planos no pueden percibir a los de los otros planos, porque les falta el sentido de la 3ra. dimensión. El cristal de nuestro ejemplo es una estructura más bien simple. Potencialmente puede haber un número ilimitado de aspectos 2-D en un mismo objeto 3-D. Piensen en un árbol. Uno puede tomar virtualmente un número ilimitado de fotos (2-D) diferentes del mismo árbol. Así uno puede crear un número ilimitado de aspectos/parte de un todo 3-D (PH2). En lo que respecta a analogías, no es posible encontrar una que pueda explicar todas las situaciones holísticas simultáneamente. Uno debe combinar mentalmente la relación de los aspectos-parte versus el todo en el cristal (PH1-13) con los aspectos del árbol. En otras palabras, para que la analogía sea precisa, las fotos deberían estar orgánicamente integradas con el árbol (PH6).

            Así que hay potencialmente un número infinito de partes en el holos de cualquier entidad, y hay potencialmente un número infinito de mundos en el holos de cualquier mundo de orden más alto.  Los habitantes de un mundo de orden más bajo no perciben a los otros mundos del mismo orden, como los dosdés en un plano del cristal no ven a los de los otros planos.  De la misma forma, no percibimos los otros mundos 3-D. Están orientados de forma diferente en el espacio-4D.

            Los mundos M-D de orden más alto están mucho más diversificados. El mundo 4-D al que nosotros y otros mundos pertenecemos es sólo uno entre muchos. Hay potencialmente un número ilimitado de mundos 4-D, cada uno con un ilimitado número de mundos 3-D, y así sigue hacia arriba en la jerarquía M-D.  La Entidad-Todo tiene un número infinito de mundos sub-entidad de todos los niveles de orden, abriéndose a más y más diversificación en órdenes más bajos.

            Otra analogía puede ayudar a visualizar esta situación. Como se mencionó en la Sección 3, la luz blanca contiene un rango de colores. Es posible elegir colores diferentes a partir de la luz blanca pura, correspondientes al infinito número de frecuencias de onda electromagnética que comprende la luz blanca. Así, en el mundo de los colores, el todo único, la luz blanca, potencialmente se abre en un número infinito de “mundos de color”. Este concepto se aplica a cada holos en todos los niveles de orden M-D.

            El concepto de mundo múltiple no es sólo un juego irrealista con los pensamientos.  Los físicos cuánticos empiezan a creer que ésta es la interpretación correcta de su matemática cuántica. El tema fue tratado seriamente por primera vez en 1950 por Hugh Everett, que exploró matemáticamente el concepto (96) (97) (98). Parece que los mundos múltiples son tan reales como el nuestro, aunque sean invisibles para nosotros. Como dice John Gribbin: “Suena a ciencia ficción, pero va a mucho mayor profundidad que cualquier ciencia ficción, y está basado en ecuaciones matemáticas impecables...” (99). La única razón por la que algunos físicos tienen dificultad para aceptar esto es que va contra su sentido común.

            Tenemos tanta dificultad para aceptar la inmensidad de los mundos múltiples porque los imaginamos separados. En realidad, son aspectos de un todo. En la realidad M-D no hay separación última entre entidades, hay una sola Entidad-Todo única. Nuestro sentido común puede no ser capaz de vérselas con la vastedad del universo    M-D,  pero es consolador pensar que nuestra psiquis interna sí puede.  Podemos confiar en que pueda manejarse con esto, porque en su inmanencia más profunda es idéntica a la Entidad-Todo. Podemos comparar esto con un individuo dentro de una nación. Como persona individual uno puede sentirse desesperadamente insignificante, dada la población total del país. Sin embargo, con algún espíritu patriótico, hasta podría ser alentador ser parte de una gran nación. Podemos adoptar una actitud similar hacia el universo entero y sentirnos muy bien con la idea.

            La lógica holística ofrece alguna comprensión de la creación de los mundos, el nuestro y los otros. La cámara en nuestra analogía del árbol representa a una conciencia que percibe un aspecto 2-D de un todo 3-D.  Es la acción de tomar la foto, de prestar atención a un aspecto, lo que hace real ese aspecto como entidad 2-D.  En un holos, los aspectos potenciales del todo se vuelven reales en el orden más bajo porque alguna conciencia los percibe.  Si nadie mira a este particular aspecto de un objeto 3-D, ese aspecto no existe como entidad 2-D.  Del mismo modo, si nadie mira a un aspecto 3-D de un objeto 4-D, ese aspecto no existe como entidad en nuestro mundo 3-D. Es la conciencia restringida la que crea entidades en su nivel de orden a partir de aspectos ilimitados del todo trascendente.  Como dice John Gribbin: “nada es real a menos que lo miremos” (100).  Esto es verdadero para la realidad que experimentamos, y debemos asumir también que es verdad para otras realidades que no percibimos.  Las diferentes realidades son “creadas” por sus habitantes porque miran diferentes aspectos del mismo todo trascendente. El término “real” significa aquí lo que es real para nosotros, real en nuestro orden.  El todo trascendente siempre ha sido y es todavía real, más profundamente real en su propio dominio (PH7). La idea de mundo múltiple es realmente análoga a los yoes múltiples. Los holos tienen la misma estructura en todo el universo (PH12).  Podemos asumir que nuestros yoes múltiples viven en diferentes mundos múltiples, no sólo en diferentes períodos de tiempo.

            El enfoque de mundo múltiple del pensamiento holístico significa que constantemente elegimos nuestra propia realidad de un reservorio ilimitado de probabilidades existentes que ya son reales en el entorno multidimensional. Nuestra propia realidad depende de cómo nos aproximamos a la realidad invisible y más grande alrededor y dentro de nosotros, en qué aspectos nos enfocamos, individualmente y como sociedad. Es como si todos usáramos lentes de colores, cada persona con un color diferente. Todos miramos a los mismos objetos del espacio M-D bañados por la luz blanca. Sin embargo, cada uno de nosotros ve el mismo mundo con un color diferente.  Casi no nos damos cuenta, porque estamos tan acostumbrados a nuestro propio color. Algunos ven el mundo en un azul deprimente, otros en un alegre rosado. Algunos ítems ni siquiera son vistos por algunos pero sí por otros, porque nuestros lentes coloreados filtran y dejan invisibles algunos aspectos.  Asumiendo por un momento que hay suficientes colores (lo que es verdadero en términos de diversidad psicológica), hay tantos mundos diferentes como personas, cada una eligiendo su aspecto único del mundo M-D.

            Para cambiar nuestro mundo, debemos cambiar el color de nuestros propios lentes. Preferiblemente, querremos aumentar el rango de colores, hasta que podamos ver la luz blanca. Así queremos aumentar el rango de nuestra conciencia. A medida que descartamos las limitaciones de nuestra estructura mental, automáticamente actuamos más en sintonía con la realidad mayor en la que residimos. Nuestro mundo se hace más deseable para nosotros, así como para otros. “Ustedes crean su propia realidad”, éste es el mensaje incansablemente repetido por Seth en los libros de Jane Roberts.  Él explica con iluminadores detalles cómo podemos cambiar nuestras vidas cambiando nuestras creencias (101). En realidad, toda la filosofía de Seth encaja coherentemente con el sistema holístico aquí descrito. Para este autor, ése es un indicio de la autenticidad de Seth.  Sin el material de Seth, la sección sobre Mundos Múltiples y algunas otras partes de este trabajo no se habrían escrito con tanta confianza. Los libros de Seth ofrecen una riqueza de información al estudiante serio de la realidad M-D.

            Los filósofos han sugerido mundos múltiples en el pasado. Spinoza, por ejemplo, dijo que Dios tiene un número infinito de atributos, de los cuales los humanos solamente percibimos dos: la extensión física y el pensamiento, porque los humanos somos de naturaleza mental y física (102). Gottfried Wilhelm Leibniz (1646-1716) postuló que el nuestro es “el mejor de todos los mundos posibles” (103)

            La jerarquía holística aquí descrita recuerda al sistema de mónadas de Leibniz, que son básicamente entidades espirituales y psíquicas posicionadas en una jerarquía metafísica (104). Cuanto más alto está posicionada una mónada, más representa la realidad del universo, cada una desde su propia perspectiva. Hay una mónada suprema omni-abarcante: Dios. “La fuente de la mecánica yace en la metafísica”, según Leibniz. Él señaló que el sistema total y completo es totalmente homogéneo, sin pasos separados. La interacción entre las mónadas de diferentes niveles, como el alma y el cuerpo, se deben a una armonía preestablecida por Dios, de acuerdo a Leibniz.

CAUSALIDAD

            Hay dos tipos de causalidad. Estamos acostumbrados al tipo confinado al espacio y al tiempo: si ciertas condiciones existen y ciertos sucesos ocurren en determinado momento, entonces éstos causan otro conjunto de condiciones y sucesos en un momento posterior. Este es el tipo científico de razonamiento. Se ocupa de partes que están en un mismo nivel de orden, por ejemplo dentro de nuestro mundo de 3-D. Llamaremos a este tipo de relación causal “causación temporal”, porque el tiempo pasa entre una causa y su efecto. La máxima velocidad con que la causación temporal puede ocurrir es la de la luz, de acuerdo a Einstein.  El otro tipo de causación ocurre entre los todos y sus partes, entre órdenes dimensionales (PH10).  Este tipo fue mejor percibido por los filósofos griegos (105).  Lo llamaremos “causación holística”.  En contraste con la causación temporal, la causación holística puede causar que eventos correlacionados aparezcan en nuestro mundo con perfecta simultaneidad, dándonos la impresión de que se comunicaron a mayor velocidad que la de la luz.  Esto es así porque uno de estos sucesos no es el resultado del otro en tiempo y espacio, sino que ambos eventos son el resultado del mismo “súper-evento” en el espacio M-D.  El súper-evento puede aparecer simultáneamente o no en nuestro mundo físico, dependiendo de qué aspecto del evento M-D observemos, dependiendo de cuál de los mundos múltiples estemos ocupando. Los físicos cuánticos han observado realmente la causación con velocidad mayor que la de la luz. La llaman “causación súper-luminar”.  El experimento Aspect antes mencionado demostró la causación holística. La polarización de un fotón cambió instantáneamente con la de su fotón gemelo.
            La causación holística ocurre entre el alma y sus yoes constitutivos (Sección 4). Todos los yoes influyen en su alma común, y el alma influye sobre todos los yoes simultáneamente, no importa dónde aparezcan en el tiempo y en el espacio. No existe causación temporal entre reencarnaciones, a menos que se encuentren en la vida física. Desde el punto de vista holístico, la comprensión predominante del karma es engañosa.

            Originalmente representaba la fuerza de la creación, a partir de la cual todas las cosas tenían vida.  Luego el significado se distorsionó para implicar destino causado por nuestras propias acciones en encarnaciones previas. El significado original representa causación holística. Aparentemente, con el tiempo la gente perdió esta comprensión, y la definición de karma se deterioró hasta la versión de causación temporal.

            Entre nuestro yo interno y la suma de nuestro cuerpo y mente conciente hay un flujo constante de causación holística. Carl Jung acuñó el término “sincronicidad” para los sucesos psicológicos correlacionados que ocurren en forma de coincidencia, aunque no parezcan estar relacionados causalmente uno con otro. Tales experiencias no son raras. Por ejemplo, uno puede pensar en alguien y encontrárselo por casualidad, o uno recibe noticias de que esa persona falleció. Jung se refirió a una extensa literatura sobre telepatía, percepción extrasensoria, clarividencia y fenómenos similares en apoyo de su principio de sincronicidad (106) (107).  Otro ejemplo de causación holística son las experiencias similares que a menudo les ocurren a los gemelos mono-cigóticos. A menudo sienten el mismo dolor físico simultáneamente, aunque estén separados por grandes distancias. En términos holísticos los gemelos mono-cigóticos forman una entidad M-D.


5. IMPACTO PRÁCTICO

IMPACTO SOBRE EL INDIVIDUO

            Aristóteles dijo que la felicidad es la meta de la naturaleza humana (108). ¿Qué nos dice el razonamiento holístico sobre alcanzar esta meta?  Podemos decir que la felicidad es un estado de armonía dentro de nuestro yo y con el mundo. El estado de armonía existe en el todo de un holos (PH5). Por tanto queremos identificarnos con el todo que está inmanente en nosotros y que nos une con el mundo.

            Entidad-Todo. Esta discusión no es un intento de persuadir al lector de convertirse a una religión. En lugar de eso muestra cómo la lógica holística, racional y directa, lleva naturalmente a los principios clave de la grandes religiones del mundo.

            La más alta forma de identificación entre los seres vivos es el amor. Así uno gana en felicidad amando a la Entidad-Todo. Esto es exactamente lo que Jesucristo nos dijo, es el primer mandamiento (109). Uno no puede amar al todo sin amar sus partes. Así que uno no puede amar a la Entidad-Todo sin amar a sus prójimos humanos. De aquí el segundo mandamiento, amar al prójimo como a sí mismo.  Este mensaje se percibe como una demanda moral.  El razonamiento holístico nos dice que es la cosa más lógica e inteligente a hacer, inteligente desde un punto de vista egoísta así como desde uno altruista. Así la lógica holística trasciende los opuestos. Los diez mandamientos revelados a los judíos están relacionados con los mandatos básicos del amor, en detalle específico, según parecieron más apropiados para su época.
            El hinduismo, como se dijo antes, se basa en las antiguas escrituras de los Vedas. Su meta última es identificarse con el “Atman” interno, que es también “Brahman” cuando se percibe como el todo del universo, nuestro concepto de la Entidad-Todo.  Es el camino místico.  La descripción paso a paso del camino místico hacia la iluminación se da en los “Aforismos Yoga de Patanjali” (110).


            Buda, después de su iluminación mística, enseñó que el mundo de las apariencias nos lleva a errores de juicio, con las correspondientes consecuencias desagradables.  De acuerdo a él, no puede hallarse seguridad permanente excepto en la identificación con el todo trascendente último, el “Nirvana”.  Este Nirvana no puede describirse en palabras, “porque el lenguaje humano es demasiado pobre para expresar la naturaleza real de la Verdad Absoluta o Realidad Última que es Nirvana” (111). El budismo sigue una filosofía mística similar al hinduismo, con la diferencia de que el todo último no tiene connotación teística.

            Sin embargo, esas diferencias vienen de las limitaciones de la percepción humana y no afectan el principio. La unión mística última es buscada en las religiones y filosofías de oriente a través de la meditación, con una tendencia a retirarse del mundo de las apariencias. Este aspecto del pensamiento oriental va a contrapelo del pensamiento occidental. Vemos a nuestra sociedad como una antítesis del retiro introvertido.  Sin embargo, si la meditación se hace correctamente, nos pone en un contacto íntimo con el resto del mundo, como debe ser, porque el mundo entero está inmanente en nosotros.

            Los occidentales tendemos a ser extrovertidos y encontrar satisfacción en expresar nuestros potenciales internos.  Esto es totalmente compatible con el pensamiento holístico y afín a la filosofía oriental de Karma Yoga. Esforzándonos por expresar activamente nuestro núcleo más interno, nos estamos esforzando por la identificación con la Entidad-Todo que está inmanente en nosotros.  El desafío es liberar el canal, nuestra propia psiquis, para favorecer el libre flujo de la energía, la sabiduría y la armonía desde adentro.  En cada tipo de filosofía, oriental y occidental, se alienta al individuo a vencer los bloqueos y conflictos causados por la errónea comprensión de la verdadera realidad. Holísticamente, ambos enfoques debieran ir juntos.

            Las filosofías orientales señalaron, como lo hizo Sócrates, que nuestros problemas son causados por nuestra falta de entendimiento, falta del conocimiento adecuado. No hay nada malo con la realidad física. Sólo hay comprensión inadecuada de las leyes inmanentes y trascendentes de la naturaleza. Un acto malicioso nace de la errónea concepción de que uno puede ganar ventajas dañando a otro.  Si pensamos y actuamos así, enfatizamos la separación entre nosotros y los otros.  Esto reduce nuestra percepción interior del todo armonioso que existe en nosotros y los otros, nuestra entidad-fuente.  Enfocarse en el conflicto entre sub-entidades impide percibir la entidad-fuente (PH4 & 6). Por cuanto nuestra entidad-fuente está inmanente en nosotros (PH9 & 10), el conflicto bloquea nuestro acceso a nuestra mismísima fuente de vida, salud y armonía. De esta forma bastante automática, una persona puede crear un “infierno en vida” para sí mismo, sin que nadie nunca pronuncie sentencia. Por otro lado, el amor que se da inegoístamente surge del propio corazón. Es nuestra estructura mental la que crea nuestro tipo de experiencia, como se describe en la sección Mundos Múltiples. La estructura o actitud mental actúa como una lente de color que impide el acceso al todo M.D.

            Esto no significa que toda mala experiencia se debe a un  intento malévolo. Las experiencias  que nos desafían pueden ser importantes hitos para el crecimiento interno, programadas por el yo interior, sin que estemos concientes de eso en nuestra vida diaria. El crecimiento interno hacia una felicidad duradera requiere que enfrentemos nuestras debilidades, nuestras nociones conflictivas que bloquean nuestro camino. Si una persona toma una decisión firme y conciente de transitar la ruta hacia la iluminación, esto penetra el yo interior y el alma, como cualquier cambio en una parte lo hace (PH10).  El yo y el alma entonces conducen a la persona por la vía de la intuición y los impulsos, percibidos por nosotros como nuestra voluntad.  Según la determinación que muestre el individuo, esto puede llevar a desafíos inesperados. Lo que importa son las lecciones aprendidas, los bloqueos eliminados, la conciencia expandida.

IMPACTO EN LA SOCIEDAD

            La sociedad cambia con el cambio de los individuos (PH10). A medida que más personas adoptan el punto de vista del mundo holístico, así lo hace el todo de la sociedad. Cada individuo que se agrega a los nuevos pensadores hace más fácil para otros unírseles, porque están más motivados inmanentemente por la vía del todo M-D de la sociedad. La validez de este principio holístico se apoya en los estudios de Rupert Sheldrake (Sec. 4).  Así, veremos una tasa siempre en aumento de cambio hacia una visión holística del mundo. Nacerá un nuevo sentido común. Recibimos ayuda en el trayecto. La ayuda viene desde adentro de nosotros mismos, de la armonía holística que ya está inmanente.

            Con la comprensión holística hay menos necesidad de suscribir una marca particular de sistema de creencias religiosas. La gente puede sentirse en libertad de seguir su propio camino de crecimiento espiritual, individualmente o en grupos. Los movimientos sociales como el ambientalismo, los derechos humanos, la medicina holística (112) (113) representan un despertar a la realidad holística. Hablando de medicina holística: la condición del cuerpo está causada holísticamente por la condición de la mente (114). Las curaciones dramáticas espontáneas de un individuo luego de cambios importantes en sus actitudes y creencias han sido bien documentadas (115). La higiene mental es clave para la salud física. Está a cargo de la persona controlar su propia mente. Es esencial rechazar la proliferación de programas violentos y detestables en los medios masivos. Otras iniciativas a seguir: cuidado y compasión por los discapacitados, los sin techo, lo que no recibieron educación. La gente aprenderá a controlar sus vidas a través de disciplinas mentales. La “visualización creativa” se está usando exitosamente, particularmente en deportes y en medicina (116) (117).
La visualización creativa funciona a causa del principio holístico PH10.  Al imaginar vívida y repetidamente una situación deseada se favorece el cambio correspondiente en la propia psiquis, creando así un mundo personal que le corresponde. Para que esto funcione, primero es necesario eliminar creencias residuales que contradigan la situación deseada (118).

            Fritjof Capra expresa su profunda preocupación respecto a la urgencia y la importancia de que la raza humana despierte y enfrente la verdadera realidad: “la gravedad y la extensión global de nuestra crisis actual indica que este cambio probablemente resulte en una transformación de dimensiones sin precedentes, un punto de inflexión para el planeta como un todo” (119), y “necesitamos una nueva visión de la realidad; un cambio fundamental en nuestros pensamientos, percepciones y valores. Los principios de este cambio, del desplazamiento de una concepción mecanicista de la realidad a una holística, ya son visibles en todos los campos y es probable que dominen la presente década.”

            Los científicos estarán más interesados en comprender la realidad M-D, preferiblemente en colaboración con los “expertos en M-D” de oriente. Esa investigación  puede resultar aún más productiva y menos costosa que crear partículas subatómicas de potencia cada vez mayor. Para penetrar la realidad M-D, parece apropiado usar medios M-D.

            Tal vez se puedan sustanciar científicamente máximas morales de larga data, convirtiendo los sistemas de creencias en sistemas de conocimiento.

            La investigación científica puede eventualmente generar una revolución en el campo psicológico similar a la revolución industrial y tecnológica que siguió al desarrollo de las ciencias físicas. Se pueden desarrollar espectaculares capacidades, porque el entorno M-D tiene más grados de libertad y es intrínsecamente más poderoso que nuestro mundo físico.

            Como cualquier individuo, una nación entera no puede seguir prosperando, ni siquiera permanecer fuerte, mientras omite prestar atención a las leyes básicas espirituales.  La grandeza de una nación depende de su fuerza inmanente. Para que el Sueño Americano continúe, debe incluir al pensamiento holístico, espiritual.  El moderno Sueño Americano deberá incluir una equitativa distribución de la riqueza, una aceptación individual de la responsabilidad por lo social, y la búsqueda de la excelencia por todos.


6. CONCLUSION

            La investigación moderna está conduciendo a un nuevo enfoque del mundo que une las ciencias físicas con la psicología, la filosofía y la religión. La clave es el descubrimiento de dimensiones  múltiples más allá de nuestro mundo 3-D, combinado con una comprensión de los principios holísticos.

            No podemos percibir directamente el entorno multidimensional más allá del nuestro porque nuestros sentidos son tridimensionales, pero podemos sacar conclusiones iluminadoras en base a un conjunto de principios holísticos que forman juntos un sistema lógico.  Nos capacita para investigar la estructura del mundo multidimensional y crear un nuevo modelo del universo.  La lógica holística sugiere respuestas a preguntas sin contestar durante mucho tiempo, como el problema del todo versus las partes, la interacción mente-cuerpo, el comienzo del universo y de la vida, y la naturaleza de la evolución. En correspondencia con los hallazgos de la física cuántica, se concluye que muchos otros mundos existen además del nuestro, invisibles para nosotros, pero reales. La visión nueva del mundo da a las personas una dirección para buscar respuestas vitales y también para la sociedad en su conjunto.  De acuerdo al pensamiento holístico, podemos controlar nuestro destino y la humanidad puede desplegar potenciales ilimitados, con la condición de observar las reglas cósmicas.

            Los americanos podrían liderar esta tendencia con un Sueño Americano renovado.


GLOSARIO

Entidad-Todo: El todo integrado de todo lo que existe.

Aspecto: Exposición parcial.

Entidad: Lo mismo que el todo, visto en su propio orden.

Holístico: Énfasis en la integración orgánica de las partes separadas.

Holos: Un todo y sus partes considerados simultáneamente.

Inmanente: Adentro pero trascendente.

M-D: multidimensional.

Orden: Número de dimensiones.

Parte: Una de las diversas unidades que juntas forman un todo.

Yo: El todo trascendente de cuerpo y mente.

Sub-entidad: Una parte de cualquier orden que pertenezca a la entidad-fuente.

Trascendente: Que tiene integradas más dimensiones.  Orden más alto.

Todo: Totalidad integrada de las partes constitutivas, que tiene más dimensiones que cualquiera de ellas.


BIBLIOGRAFIA

Aristóteles, Natural Philosophy, Physics (Filosofía Natural, Física)
Aristóteles, Nichomachean Ethics (Etica Nicomaquea)
Bennet, E.A. "What Jung Really Said", Schocken Books,N.Y.'66. (Lo que Jung realmente dijo)
Briggs,J.P.& Peat,F.D."Looking Glass Universe" Simon&Schuster 84  (El universo del espejo)
Bucke, Richard M., M.D., "Cosmic Consciousness", E.P Dutton, N.Y. 1901. (Conciencia Cósmica)
Capra, Fritjof, 1976, "The Tao of Physics", Bantam. (El Tao de la Física)
Capra, Fritjof, 1982, "The Turning Point", Bantam. (El Punto de Inflexión)
Cranston, S.& Williams, C. "Reincarnation", Julian Press. 1984. (Reencarnación)
Ferguson, Marilyn, "The Aquarian Conspiracy", J.P.Tarcher, Inc. Los Angeles. Distrib. by St.Martin's Press, N.Y. (La Conspiración de Acuario)
Gawain, Shakti, "Creative Visualization", Bantam. 1982. (Visualización Creativa)
Gribbin, John, 1985, "In Search of the Double Helix", Bantam. (En Busca  de  la  Doble Hélice)
Gribbin, John, 1984, "In Search of Schroedinger's Cat", Bantam. (En Busca del Gato de Schroedinger)
Hall,C. & Lindzey,G. "Theories of Personality". 1970. (Teorías de la Personalidad)
Hampshire, Stuart, "Spinoza", London, Faber & Faber. 1956.
Hawking, S.W. "A Brief History of Time", Bantam. 1988. (Breve Historia del tiempo)
Holden,L.& Singer,P. 1961, "Crystals and Crystal Growing". (Cristales y su crecimiento)
Jones, W.T. "Kant to Wittgenstein and Sartre, A History of
Western Philosophy", 2nd ed.
Harcourt, Brace & World,Inc.N.Y. (De Kant a Wittgenstein y Sartre, Historia de la Filosofía Occidental)
Jung, C.G. 1952, "Synchronicity: an acausal connecting principle",
Coll.Works 8.
(Sincronicidad: un principio de conexión no causal)
Jung, Carl G. 1936-55, "The Archetypes and the Collective Consciousness", Coll.Works 9,I. German Ed. 2nd Ed. Princeton Univ.Press '69. (Los arquetipos y la conciencia colectiva)
Jung, Carl G. 1936/37, "The Concept of the Collective Unconscious", Coll.Works 9,I. (ElConcepto de Inconciente Colectivo)
Kreutzer, C.S. "Archetypes, synchronicity, and the Theory of Formative Causation" J.Annal.Psych. 27.3. 1982. (Arquetipos, sincronicidad y la teoría de causación formativa)
Mahlberg, A. "Evidence of Collective Memory: A Test of Sheldrake's
Theory", Journal of Analytical Psychology 1987, 32, pg23-34.
(Una evidencia de la memoria colectiva)
"The Bhagavad Gita", Penguin, transl. by Mascaro, J. (El Bhagavad Gita)
Melton, Clark, Kelly, "New Age Encyclopedia", Gale Resch Inc. NY Pg xiii  (Enciclopedia de la Nueva Era)
Morse, Melvin.L.,M.D. & Paul Perry, "Closer to the Light",
Villard Books, Random House, N.Y. 1990.
(Más cerca de la luz)
New Testament, Matthew 22,37. (Nuevo Testamento, Mateo)
Plato, "Republic" (República)
Rescher, N. "Leibniz, An Introduction to his Philosophy",
Totowa N.J. Rowman & Littlefield. 1979.
(Leibniz, una introducción a su filosofía)
Roberts, Jane, "The Seth Material", Bantam 1970. (El material de Seth)
Roberts, Jane, "Seth Speaks", Bantam 1972. (Seth Habla)
Roberts, Jane, "The Nature of Personal Reality", Bantam 1974. (La naturaleza de la realidad personal)
Roberts, Jane, "The 'Unknown' Reality", 2 Volumes, Prentice Hall 1977/79 (La realidad desconocida)
Roberts, Jane, "The Nature of the Psyche", Prentice Hall 1979.( La  naturaleza de la psiquis)
  Roberts, Jane, "The Individual and the Nature of Mass Events", Pr.Hall 81. (El individuo y la naturaleza de los sucesos masivos)
Roberts, Jane, "Dreams, Evolution, and Value Fulfillment",
2 Volms, Pr.Hall 86.
(Sueños, evolución y cumplimiento de valores)
Sheldrake, Rupert "The Presence of the Past", Morphic Resonance and the Habits of Nature", Times Books. (La presencia del Pasado – Resonancia mórfica y los hábitos  de la Naturaleza)
Siegel, Bernie S. M.D., "Peace, Love & Healing", Harper & Row, N.J. (Paz, Amor y Sanación)
Stace, Walter Terence, "Mysticism and Philosophy", 1st Ed,
Philadelphia, Lippincott (1960)
(Misticismo y Filosofía)
Stevenson, Dr.Ian, "Children Who Remember Previous Lives", 1987. "Cases of the Reincarnation Type", '75,'77.(Niños que recuerdan vidas previas)
"Twenty Cases Suggestive of Reincarnation", 1974.
(Veinte casos sugestivos de reencarnación)
Swami Prabhavananda & C.Isherwood, 1953, "How To Know God, The Yoga Aphorisms of Patanjali" (Cómo conocer a Dios, Aforismos Yoga de Patanjali)
Swami Prabhavananda & F.Manchester, 1948,"The Upanishads, The Wisdom of Hindu Mystics" (Los Upanishads, la sabiduría de los místicos hindúes)
Swami Vivekananda, "Raja - Yoga", N.Y. 1955.
Talbot, Michael, "Beyond the Quantum", Bantam '86,'88. (Más allá del quantum)
Thilly, Frank "A History of Philosophy", 3rd Ed. Revsd. by
L.Wood, Holt, Rinehart & Winston. (Historia de la Filosofía)
Underhill, Evelyn: "Mysticism". N.Y. E.P Dutton & Co. 1961. Misticismo)
Walpola Rahula, "What The Buddha Taught", Wheatland Corp.N.Y. Pg35. (Lo que enseñó Buda)
Watson,L. "Lifetide: The Biology of the Unconscious", Simon & Schuster.N.Y. (La marea de la vida: biología del inconciente).

 
CITAS
1 Fritjof Capra, "The Turning Point", Bantam. 1982.
2 J.P. Briggs & F.D Peat, "Looking Glass Universe", pg 24-34.
3 M.Ferguson, "The Aquarian Conspiracy", pg26ff.
4 S.W. Hawking, "A Brief History of Time", pg 29-30.
5 Fritjof Capra, "The Tao of Physics", pg 166-172.
6 John Gribbin, "In Search of Schroedinger's Cat", pg 183ff.
7 Quoted by Briggs & Peat, "The Looking Glass Universe" pg 125
8 John Gribbin, "In Search of Schroedinger's Cat", pg 188.
9 S.W. Hawking, "A Brief History of Time", Bantam, pg 23-24.
10 Fritjof Capra, "The Turning Point", pg 89
11 Thilly, XVI The Critical Philosophy of I.Kant, pg 421.
12 W.T. Jones, "Kant to Wittgenstein and Sartre"
13 F.Thilly, "A History of Philosophy", 3rd Ed. pg 387.
14 John Gribbin, "In Search of Schroedinger's Cat", pg 9ff,45ff.
15 John Gribbin, "In Search of Schroedinger's Cat", pg 83ff.
16 John Gribbin, "In Search of Schroedinger's Cat", pg 90-91.
17 J.P.Briggs & F.D.Peat, "Looking Glass Universe", pg 88-89.
18 John Gribbin,"In Search of Schroedinger's Cat", pg 3-4,77-78.
19 Michael Talbot, "Beyond the Quantum", pg 1-3, 27-39.
20 Descartes, R."Meditations on First Philosophy", 6th Meditation.
21 Stuart Hampshire, "Spinoza", London, Faber & Faber, 1956.
22 F.Thilly, "A History of Philosophy", 3rd Ed.pg326.
23 F.Thilly, "A History of Philosophy", 3rd Ed. pg323.
24 F.Thilly, "A History of Philosophy", 3rd Ed. pg481.
25 S.W. Hawking,"A Brief History of Time", pg 155ff.
26 J.Gribbin & P.Wesson, "The Fifth Dimension of Mass",
New Scientist, 22 Sept.1988, pg 56ff.
27 Underhill E: "Mysticism". N.Y. EP Dutton & Co. 1961.
28 J.P.Briggs & F.D.Peat, "Looking Glass Universe", pg 123.
29 Michael Talbot, "Beyond the Quantum", pg 43.
30 Plato, "Republic", VII 514-516
31 Plato, "Republic", V-476a4.
32 The debate between Plato and Aristotle was actually more complex, but it essentially lived on throughout history in the simplified form stated in the text. (El debate entre Platón y Aristóteles  fue realmente más  complejo, pero esencialmente sobrevivió a través  de la historia en forma simplificada  según se menciona en el texto)
33 Fritjof Capra, "The Turning Point" pg 43,280.
34 J. Gribbin, "Search of Schroedinger's Cat", pg 119-20, 155ff
35 S.W. Hawking,"A Brief History of Time", pg 54-55.
36 Michael Talbot, "Beyond the Quantum", pg 17.
37 Fritjof Capra, "The Tao of Physics" pg 127,143ff.
38 Michael Talbot, "Beyond the Quantum", pg 24ff.
39 John Gribbin, "In Search of Schroedinger's Cat" pg 164ff.
40 John Gribbin, "In Search of Schroedinger's Cat" pg 173.
41 Mathematicians, physicists, and engineers may find analogies in Laplace transforms, frequency versus time domains, and holograms. (Los matemáticos, físicos  e ingenierons pueden hallar analogías en Laplace, en los  dominios  de frecuencia  versus  tiempo, y en los hologramas)
42 Plato, "Republic", V-IX.
43 Carl G.Jung, "The Concept of the Collective Unconscious", Coll.Works 9,I. 1936/37.
44 Carl G.Jung, "The Archetypes and the Collective Consciousness", Coll.Works 9,I. German Ed.1936-55.
45 C.S.Kreutzer, "Archetypes, synchronicity, and the Theory of Formative Causation" J.Annal.Psych. 27.3. 1982.
46 E.A.Bennet, "What Jung Really Said", Schocken Books,N.Y.'66.Pg65,66.
 
47 Rupert Sheldrake, "The Presence of the Past", pg 247.
48 Rupert Sheldrake, "The Presence of the Past", Morphic Resonance and the Habits of Nature", Times Books.
49 Michael Talbot, "Beyond the Quantum", pg 57
50 J.P.Briggs & F.D.Peat, "Looking Glass Universe", pg 220
51 L.Watson, "Lifetide: The Biology of the Unconscious".
52 Michael Talbot, "Beyond the Quantum", pg72.
53 Rupert Sheldrake, "The Presence of the Past" pg175.
54 Rupert Sheldrake, "The Presence of the Past" pg131.
55 L.Holden & P.Singer: "Crystals and Crystal Growing" 1961
56 Rupert Sheldrake, "The Presence of the Past" pg 189ff.
57 A. Mahlberg, "Evidence of Collective Memory: A Test of
Sheldrake's Theory", Jnl.Anal.Psychology 1987,32, pg23-34.
58 Michael Talbot, "Beyond the Quantum", pg 68
59 Michael Talbot, "Beyond the Quantum", pg 53
60 J.P.Briggs & F.D.Peat, "Looking Glass Universe", pg 192
61 Fritjof Capra, "The Turning Point", Bantam '82, pg 296
62 J.Gribbin, "In Search of the Double Helix", pg 54-55.
63 P. Davies, "The Creative Cosmos", New Scientist, 17/12/87,pg 41
64 Fritjof Capra, "The Turning Point", pg 284-5
65 J.P. Briggs & F.D Peat, "Looking Glass Universe", pg 130.
66 J.P. Briggs & F.D Peat, "Looking Glass Universe", pg 98
67 J.P.Briggs & F.D.Peat, "Looking Glass Universe", pg 126-7.
68 D.Bohm & R.Weber, Nature as Creativity, Revision (5,no.2,Fall82) pg 40. Ref.by Talbot, "Beyond the Quantum", pg55.
69 F.Capra, "The Turning Point", pg 88.
70 F. Thilly, "A History of Philosophy", 3rd Ed. pg388.
71 Underhill, Evelyn: "Mysticism". N.Y. E.P Dutton & Co. 1961.
72 Fritjof Capra, "The Tao of Physics", Bantam '83.
73 Fritjof Capra, "The Tao of Physics", Bantam '83, pg 5.
74 Borysenko,M.D. "Love Can Cure Humans and Earth", 1990
Chautauqua Institution Lecture, Chautauqua, N.Y.
75 Evelyn Underhill, "Mysticism", N.Y. E.P Dutton & Co. 1961.
76 Richard Maurice Bucke, M.D., "Cosmic Consciousness", 1901.
77 Stace, Walter Terence, "Mysticism and Philosophy", pg 205.
78 Melton, Clark, Kelly, "New Age Encyclopedia", Pg.xiii.
79 Ferguson, Marilyn, "The Aquarian Conspiracy", pg 65ff, 85ff.
80 J.Gribbin, "In Search of Schroedinger's Cat",pg173,235-8,241-5.
81 John Gribbin, "In Search of Schroedinger's Cat", pg 188
82 John Gribbin, "In Search of Schroedinger's Cat", pg 194
83 Fritjof Capra, "The Turning Point", pg 172
84 J.P.Briggs & F.D.Peat, "Looking Glass Universe", pg 148
85 S.W. Hawking, "A Brief History of Time" pg134,139.
86 Langley, Noel, " Edgar Cayce on Reincarnation".
87 S.W. Hawking, "A Brief History of Time" pg 173.
88 H.Kohurt (1978).'Remarks on the formation of the self' in
"The Search for the Self". N.Y. Intnl Univ.Press,II, pg 737-770.
89 Louis Zinkin, "Paradoxes of the Self", Jrnl of Analytical
Psychology 1985, 30, I-17, pg6.
90 "The Upanishads, The Wisdom of Hindu Mystics", Swami
Prabhavananda & F. Manchester, pg 13,31,33,115,121-3.
91 "The Bhagavad Gita", Penguin, transl. by J.Mascaro.
92 "How To Know God, The Yoga Aphorisms of Patanjali",
transl. by Swami Prabhavananda & C.Isherwood, pg 33.
93 "Raja - Yoga", Swami Vivekananda, N.Y.
94 Dr. Ian Stevenson, "Children Who Remember Previous Lives", 1987.
"Cases of the Reincarnation Type", 1975, 1977.
"Twenty Cases Suggestive of Reincarnation", 1974.
95 Sylvia Cranston & Carey Williams, "Reincarnation",1984.
96 J.Gribbin, "In Search of Schroedinger's Cat" pg 235ff, 241ff.
97 Michael Talbot. "Beyond the Quantum", pg151,186.
98 Briggs & Peat, "Looking Glass Universe, pg 87-8
99 John Gribbin, "In Search of Schroedinger's Cat" pg 238.
100 John Gribbin, "In Search of Schroedinger's Cat" pg 173.
101 Roberts, Jane, "The Nature of Personal Reality", pg21ff
See Bibliography for J.Roberts' Seth books.
102 Frank Thilly, "A History of Philosophy", 3rd Ed. pg323.
103 N.Rescher, "Leibniz, An Introduction to his Philosophy",
Totowa N.J. Rowman & Littlefield. 1979.
104 F.Thilly, "A History of Philosophy", 3rd Ed. pg 389ff.
105 Aristotle, Physics II,3.
106 C.G.Jung, "Synchronicity: an acausal connecting principle", Coll.Works 8, 1952. Pg 516.
107 C.Hall & G.Lindzey, "Theories of Personality", 1970, Pg98.
108 Aristotle, Nichomachean Ethics, X 6-7
109 "New Testament", Matthew 22,37.
110 "How To Know God, The Yoga Aphorisms of Patanjali", transl. by Swami Prabhavananda & C.Isherwood, pg 33.
111 Walpola Rahula, "What The Buddha Taught", Pg35.
112 Melton, Clark, Kelly, "New Age Encyclopedia", pg 214ff.
113 J.F Hiatt, M.D.: "Spirituality, Medicine, and Healing",
Southern Medical Journal, June 1986, Vol.79, No 6, pg736ff.
114 Jane Roberts, "The Nature of Personal Reality",
pg xxii,34,64-5,91-2,102,135,156,206,337.
115 B.S. Siegel, "Peace, Love & Healing", pg. 4,12,13,20,26.
116 Will Stapp, "The Case for Imagery in Modern Medicine", New Realities, March/April 1989, pg 43ff.
117 Shakti Gawain, "Creative Visualization", Bantam, 1982.
118 Jane Roberts, "The Nature of Personal Reality", pg51-53.
119 Fritjof Capra, "The Turning Point", Bantam '82.