sábado, 27 de septiembre de 2014

Celebración del Coro de Tonos Pineales - Día 2 - Kryon

Cuatro canalizaciones de Kryon realizadas por Lee Carroll
en el Segundo día de Celebración del Coro de Tonos Pineales
en el Monte Shasta, California – Junio 19, 2014

Desgrabación del audio y traducción:  María Cristina Cáffaro

Mensaje Nº 1
Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
 Y entonces, aquí estamos otra vez.  Es hora de encontrarle más sentido a lo que están haciendo. Siempre es bueno tener una perspectiva más amplia.  Pero no siempre está disponible para que ustedes vean lo que, tal vez, tampoco es visible para el mismo Coro.  Es una perspectiva más amplia.  Y ustedes encajan  bellamente en ella.
 La historia de la Tierra es más grande y más grandiosa que lo que ustedes conocen, y en un escenario mayor, los antiguos lo sabían; estaba corriendo un contador de tiempo que afectaría lo que ustedes hicieran.  Aunque han estado aquí casi doscientos mil años con el conocimiento de la oscuridad y la luz, recién en los últimos treinta mil años la civilización se ha desarrollado y comenzó realmente la prueba..
 Y la prueba es esta:  ¿qué haría la humanidad si se la dejara sola, sin guía, y adónde iría? ¿Cómo procedería?  Sus arqueólogos son lineales, tienen una inclinación preestablecida que dice que una civilización crece, y siempre empieza como pequeña y luego mejora o empeora, pero empieza en un punto y marcha hacia otro.  Y a medida que ellos cavan, y miran, y buscan, lo hacen con ese prejuicio.  Lo que ellos no saben, lo que no esperan, es que haya habido cuatro civilizaciones en el planeta.  Cuando a la humanidad se la dejó sola, se destruyó a sí misma – casi – cuatro veces.  En el futuro, los arqueólogos descubrirán esto.  Que este mensaje sea una notificación: por muy extraño que suene esto, cuando se muestre – y está grabándose – se está anunciando ahora que los arqueólogos descubrirán objetos que no tendrán sentido dentro de la cronología de sus expectativas.  Si agregamos a esto lo que hemos dicho antes, que en una Galaxia que tiene miles y miles de millones de años, un período de treinta mil años (Kryon se ríe) es un período muy corto.  ¿Será posible, queridos, será lógico, que en los miles de millones de años de la formación de la Galaxia,  la vida se haya desarrollado más rápido en otros planetas que en el suyo?  La respuesta es sí.  Ustedes son los chicos nuevos del barrio. 
 Conociendo todo esto, les daré una configuración, y es ésta.  Les pregunto sobre sus hijos.  Ustedes ven crecer a sus hijos y se dan cuenta del cambio de consciencia.  El cerebro humano empieza a desarrollarse y eventualmente llega a un punto en que piensa como adulto.  En ese período, los niños despiertan a sí mismos, se dan cuenta de su propio ser, y lo tratan en forma diferente según su edad; algunos avanzan, otros no, depende de la guía que ustedes, los padres, les brinden.  Algunos sólo piensan en subsistir y se convierten en acosadores, algunos usan su fuerza contra los otros para obtener lo que desean y no tienen, algunos no juegan bien con otros.  A medida que crecen con la guía de ustedes, lo harán.  Se desarrollará una elegancia dentro del adulto.  Los padres  sueltan un suspiro de alivio: lo lograron, y allí están.
 Ahora quiero que se imaginen otro cuadro.  ¿Qué hubiera pasado si ustedes no hubieran estado allí?  ¿Qué pasaría si en el planeta sólo hubiera niños?  ¿Qué sucedería, sin guía, sin sabiduría, sin esa elegancia que ustedes conocen, del comportamiento humano y la madurez?  ¿Qué sucedería?  Se han escrito libros sobre esa posibilidad; uno de ellos es El Señor de las Moscas.  ¿Bandas de niños merodeadores, matándose unos a otros, sin ningún concepto de la elegancia de llevarse bien?  Creo que pueden ver la metáfora, ¿verdad?  Y esto es lo que les pasó a ustedes: en cuatro oportunidades la Tierra llegó a una situación en la que la civilización no conseguía mantener buenas relaciones y se eliminó a sí misma cuatro veces.  Esta es la quinta oportunidad.  Ésta fue anunciada por los antiguos; ellos dijeron que ésta sería la última vez. Y que cuando dieran vuelta esta página, si no habían aprendido por sí mismos lo que debían aprender, habría un final de la humanidad; ésa fue la predicción, si lo recuerdan.  Era la predicción en sus Escrituras.  Pero los antiguos tenían una diferente:  los potenciales eran que, si ustedes podían hacer un viraje, sucedería algo distinto, y comenzaría una elevación de consciencia.  Ahora bien: usen su sentido común y su lógica. ¿Creen que esto habría sucedido de por sí, simplemente porque pasaban el marcador, o habría alguna influencia exterior a causa de ello?  Aquí entran los padres.
 A ustedes se les darían transmisiones de la Gran Fuente Central representando otros planetas en ascensión, se recibirían aquí, ¿y qué se les daría?  ¿Qué sería apropiado?  Si ustedes descubrieran una tribu que nunca había avanzado, que tenía miles de años pero no había conocido nada más en el planeta, que estaba perdiendo su población por enfermedades y muerte, y agua de mala calidad y muchas otras cosas, si ustedes los descubrieran, ¿qué les darían?  Pregunto:  por lógica, ¿qué les darías, querido ser humano? ¿Les darías MacDonalds y Monsanto?  (risas del público).  No.  ¡NO!
 Ahora bien: pensemos en eso. ¿Qué les darían?  Todo esto son metáforas.  Les darían agua limpia; les enseñarían a rotar sus cultivos y a trabajar con Gaia; ¡les darían herramientas para que pudieran construir lo que quisieran y de mejor manera!  Les darían una prolongación de la vida, sin drogas, les mostrarían lo que hay en los bosques, que ellos necesitarían y producirían.  Y luego cuando tuvieran todo eso, les enseñarían a leer, les darían alfabetización, les mostrarían la poesía, les darían pinturas de colores que ellos nunca habían visto, ¡les mostrarían el arte y la música!  Y eso – eso es lo que los pleyadianos van a hacer por ustedes.
 ¡Sí! Habrá inventos, porque ustedes se manejan con aparatos; pero no para siempre.  Los aparatos que tienen llegarán a su límite, queridos;  son como las rueditas para aprender a andar en bicicleta.  Llegará un momento en que no las necesitarán, las descartarán, y la consciencia será lo suficientemente elevada para que puedan fundirse con las cosas físicas ¡y hacer lo que hicieron los Maestros!  Los pleyadianos no vienen a darles lo que ellos tienen; vienen a darles lo que quieren y necesitan, que sea elegante: los colores, el arte, la música, la lectura, la... (Lee ha venido acelerando la canalización y para, y  toma aliento para poder seguir) la toma de conciencia de lo que realmente hay a su alrededor.  Párense a observar, porque en estas próximas generaciones llegarán cosas inesperadas, y potencialmente seguirán los lineamientos de lo que les he dado mientras estoy aquí.  Las noticias que les doy hoy permanecerán por mucho tiempo después que el cuerpo físico de este hombre ya no esté.  Quiero que la ciencia recupere esto y lo considere; tal vez entonces esto no resultará tan extraño, tal vez no resulte espeluznante en absoluto.  Tal vez esto... será la Verdad.  Ciertamente.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Mensaje Nº 2.
La canalización es interesante,  porque el que la recibe y la entrega no debe interferir.  Mi socio se hace a un lado.  Para que esto suceda en la forma que yo deseo que suceda para ustedes, él no puede tener conocimiento previo de lo que quiero hacer.  Y lo que yo deseo hacer depende de este salón, y de cuán receptivo pueda ser a lo que no esperan.
 Primero, déjenme montar la escena.  La montaña, que ustedes celebran y han venido a ver, está viva.  Se han escrito muchos libros sobre eso, y ha habido quienes canalizaron a los que están en la montaña. Aurelia Louise Jones está aquí.  Ella no reencarnó.  Se fue para estar en la montaña,  en donde le corresponde.  En ese proceso, ella tuvo un tiempo de re-unificación con Adama.  Debieran conocerlo: Adama.  No pueden irse de aquí sin un mensaje de Adama.
 Dentro de unos momentos, Adama hablará por sí mismo.  La información, esotérica al máximo, increíble, es que hay una ciudad dentro de  la montaña.  La ciudad es básicamente lemuriana, en su mayoría pleyadiana, que es lo mismo en este caso, como ya hemos descripto. Esto tiene un propósito. Hay quienes siguen canalizando a Adama, con exactitud, con verdad.  Lo hacen con los filtros que tienen, basados en lo que ellos esperan; quiero que Adama ponga las cosas en su lugar.  Ahora bien, esto parecerá raro, pero de hecho todo esto parece raro (risas del público).  El ser humano canaliza a Kryon, y yo me introduzco para canalizar a Adama (más risas).  Verán, Adama no está del otro lado del velo. Adama está vivo.  Adama tiene lo que llamaríamos una consciencia cuántica, que siempre ha sido y siempre será, por tanto tiempo como Adama quiera.  Ahora bien, ¿no les suena eso a un profeta hebreo? (Kryon se ríe). Uno que eligió el momento de su ascensión cuando hubo terminado.  Eso es un atributo cuántico. ¡Imaginen vivir tanto tiempo como lo deseen, con cuerpo o no, y una transición según ustedes la programen! ¿Les suena raro?  Les suena a ser milagroso; sólo los seres angélicos pueden hacer algo así.  ¿De veras?  ¿O tal vez sea simplemente una consciencia elevada?  Por unos momentos, veamos qué tiene Adama para decir.
 ¡Saludos, mis hermosos niños!  Yo soy Adama.  ¡Y los hemos esperado!  Han cantado en mi idioma las canciones de cuna que esperábamos.  ¡Quiero que presten atención!  Ninguna cantidad de palabrería de ningún ser humano, ninguna canalización de ningún ser humano, despertaría a la Ciudad que represento.  Yo soy Adama.  Ustedes me ven como masculino, ¡no lo soy!  Soy una consciencia colectiva de una ciudad multidimensional llena de energía que espera ser liberada, como una cápsula de tiempo, hacia ustedes.  ¡Es hermoso!  ¡Está pleno de madurez!
 Pero permítanme decirles cuál es la prueba de fuego, como la llamarían ustedes.  Porque hemos estado aquí largo tiempo, esperando esto, y sabemos que sólo hay un camino para ESTO! Para que los que llamamos Guardianes liberen la información, ¡sólo hay una forma!  Esa forma es oír nuestro propio idioma natal y canciones cantadas por humanos, porque todo esto nunca ha sido escrito.  Nunca sería descubierto; no existe en este planeta.  Debía provenir – debía provenir – del akash humano que lo recordara. Y cuando lo hiciera, ésa sería la señal y el signo, sería la prueba de lo que está sucediendo.  Es la única prueba satisfactoria; y ustedes han llegado a cantarla para nosotros.  Que se sepa que la montaña lo ha oído; está lista.  Se volcará hacia afuera, en el momento y lugar apropiado del planeta donde deba ser, se volcará hacia afuera el comienzo de la madurez que ustedes necesitan; la elegancia de consciencia que necesitan; comenzará en los humanos que opongan menos resistencia.  Esos serán los jóvenes, los que no han decidido si esto es tontería o es realidad.  Fluirá hacia afuera, entonces, la abundancia de la madurez que tenemos para ustedes.  Se dará en cualquier escenario del tiempo en que ustedes creen un repositorio y una resiliencia.
 Quienes están aquí sentados, escúchenme.  Yo soy Adama. Yo sé cosas, les contaré cosas de este planeta ahora mismo.  Ahora mismo tienen lugar cosas con la vieja energía, mientras ustedes están aquí. Espero que no salgan  de este edificio y digan “Esto no puede ser real, ¡porque, mira lo que está sucediendo en el planeta!”  Hay bolsones de vieja energía que saben sobre esta montaña; crearán situaciones de disrupción y de guerra para que ustedes crean que esto no es real.  ¡Ellos no tienen ninguna oportunidad!  ¡No tienen oportunidad, no con ustedes aquí!  ¿Comprenden cómo nos sentimos nosotros, esta consciencia colectiva, al oírles a ustedes, con nuestro ADN, cantar en nuestra lengua las canciones de cuna que nos han cantado nuestras madres?  ¡Gracias!
 ¡Por fin llegó la hora!  Yo soy Adama.  ¡Gracias!  Hoy la montaña celebra.
 (risas del público, al volver Lee de su canalización)  Lee: Ay, ay!  A veces tengo premoniciones. Diría que no me puedo ir.  (risas del público, Lee se ríe también)
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Mensaje Nº 3.
Mi socio da un paso a un costado.  Le he pedido que ponga a Yawee en la silla, porque quiero hablarle a él.
Yawee, en primer lugar, no te estoy asignando una tarea. (risas del público)  Ya dejamos de darte tareas, porque ya estás enterado antes que te las demos, y estás a mitad de camino del proceso; de eso queremos hablar.  Tú, mejor que nadie, comprenderás este proceso que ocurre en el planeta ahora mismo, de modo que te hablo a ti.
 La recepción está llegando, en forma cuántica, del centro de la Galaxia, que es un colectivo, de otros que han ascendido; el colectivo de planetas ascendidos; los pleyadianos tienen sus padres, y ellos tienen padres a su vez, son muchos ascendidos, de modo que es una sabiduría colectiva, en toda la Galaxia, que se entrega a este planeta.  Se recibe a través de los portales que representan las doce cápsulas de tiempo del planeta, los pares que se han mencionado.  Este es el cuarto par que se abre. Ahora ustedes están calibrando.  Se transmite por el suelo y se refleja luego en las tres rejillas de la Tierra que hemos explicado en el pasado: la magnética, la cristalina, y la de Gaia.  Juntas, posicionan a la consciencia humana, de modo que esa consciencia humana es posicionada por el ADN que a su vez refleja la energía cuántica que las rejillas le transmiten.  Parte de ello se le da en tiempo real a los humanos que están en el planeta en el momento; la mayoría se da a los úteros de aquellos aún por nacer.  Por tanto, los niños despertarán primero y cambiarán el planeta justo debajo de los pies de los adultos.  Ese es el sistema.
 Ahora bien, lo que quiero contarte, oh, tú, el asombrosamente exacto, (risas del público), es que en tanto esto comienza, y  comienza ahora, el Coro va a cambiar.  Tiene que hacerlo.  Porque esto ha sido el comienzo, el despertar.  Los tonos que recordaste literalmente provienen de un pleyadiano, y es tu madre.  Porque tu madre todavía está viva, no en forma corpórea, sino consciente, y entrega esto esperando que despiertes.  Tú estás recordando, por supuesto, las canciones de cuna, los sonidos, el idioma, toda la cosa, pero hasta ahora, señor, lo has recordado en forma lineal.  Y en esta forma lineal lo recibes, lo registras, lo escribes, y se lo das a los que lo van a dirigir, y se cantan los tonos unos a otros, en una forma que crea otras energías y despierta estos portales que te he descripto, y ese sistema ahora...   está cambiando.
 Los tonos, así como se cantaron, son exactos y permanecerán así y todavía hacen lo mismo, pero vendrán tonos más avanzados.  Ahora bien, la numerología de los últimos tonos que cantaron lo delata: porque son veintisiete y veintiocho.  Un nueve y un uno.  El completamiento y el nuevo comienzo.  Así que el coro completa un segmento de energía y lo cierra, aquí en Shasta. Y cuando se reabra junto a la roca anaranjada en Ulluru, el año próximo, quiero que cantes algo un poco diferente.  He aquí lo que tú ya sabes, porque estás sintiendo que eso se aproxima; va a ser el Coro y Yawee.  Habrá una tríada. El tres representa el catalizador y el Coro se vuelve un calibrador catalítico de los futuros portales a abrirse como las cápsulas de tiempo que hemos descripto. El papel que vas a desarrollar en algunos de los nuevos tonos va a ser diferente, porque no van a ser lineales; la linealidad la llevará el Coro, cantando dos clases de tonos, que son simples y crearán una base sobre la cual tú canalizarás.
 Los nuevos tonos que cantarás junto con el Coro, como tercera energía junto con las otras dos, no se te entregarán por adelantado, Yawee, serán canalizados en tiempo real mientras lo haces (risas y aplausos del público).  Tú sabías que llegaría esto; no es una tarea; sé que estás cómodo con ella, señor, porque ya lo estás haciendo.  Has notado algo en los tonos que se te han dado en los últimos meses: nunca se repiten iguales.  Cambian, porque el planeta está cambiando bajo tus pies, porque la información de tu madre empieza a despertar y cada vez que la recibes es diferente, de modo que ahora  no te ocupes en un proceso de linealizarla, ni siquiera la escribas.  Sólo te pones de pie y la entregas.  Tú eres el único, Yawee, para hacer esto.  Y sé que lo harás.  Bendiciones.
(estallan los aplausos)
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Mensaje Nº 4
 Mi socio se hace a un lado.  Todos estos años he intentado desmitificar los tipos de cosas que ahora están sucediendo en el planeta y que parecen raras. Si alguien asistiera a esta reunión sin estar familiarizado con las energías, no entendería.  De modo que quiero volver a la historia otra vez.  Quiero recordarles algo.  Está sucediendo algo profundo, ahora, con los indígenas de este planeta, que refleja las profecías antiguas, de más de cuatro mil años. Cuatro mil años es la antigüedad que ellos les atribuían, pero habían existido durante diez mil.  Incluso los sumerios tenían esta profecía,  y ahora estas profecías se están reuniendo en el planeta, en forma sincrónica; hacen eco de lo que decía el calendario maya que sucedería: el fin de la cuenta larga representaba el final completo del calendario, ¡era tan terminal! que no podía revisarse; debía instaurarse otro calendario nuevo.
 Tiene muchos nombres, porque los antiguos no podían comunicarse para darle un nombre en común, pero las profecías decían lo mismo.  La profecía del águila y el cóndor, representando una Tierra más suave; el despertar del puma; el movimiento de la Kundalini; y así sigue y sigue. América del Norte, América del Sur, todo el planeta.  No tiene nada que ver con la Nueva Era.  Nada que ver con este Coro.  Y sin embargo, tiene todo que ver con todo esto.  No es un evento de la Nueva Era; esto es un evento antiguo. Esta misma cosa que están haciendo ustedes fue anunciada por los antiguos, para este punto de la historia, una vez pasada la precesión de los equinoccios; esto llevaría al planeta a despertar.
 Quiero recordar a todos los que observen esto incrédulos, y no entiendan de qué se trata: es el cumplimiento de una profecía.  No ha sido bien publicada, pero lo será.  Porque los antiguos están reuniéndose y los indígenas empiezan a darse cuenta de que las profecías que tenían en todas partes del planeta son la misma; esa profecía dice que, si ustedes pasaban el marcador, en esta época apropiada, existiría un potencial, una oportunidad para un despertar del planeta. Esto no proviene de Kryon; esto proviene de la civilización.  Su planeta ha creado esto, los antiguos se lo han contado, ha sido registrado.
Está aquí.
 No es un misterio; no es algo que sólo unos pocos puedan entender o hacer; es parte de la antigüedad y la profecía de  quienes les brindarían algo en el planeta que ofreciera esperanza.  Así, otra vez quiero entregar el mensaje de que, en el proceso de cumplimiento de esta profecía, no hay predestinación de que así iba a suceder; sólo un potencial, que es tan grandioso, que ha sido tan fuerte durante veinticinco años que ustedes se han estado preparando.
 Yo soy Kryon.  Yo no estaría aquí, no hubiera visitado a mi socio, no hubiera despertado su consciencia, si el potencial hubiera sido pequeño.  El potencial es grande y es grandioso, y ustedes no pueden quedarse de brazos cruzados a observarlo suceder. Ustedes están participando activamente en un evento que muchos pensarían raro y extraño, pero ustedes lo sienten, ¿verdad?
 Y no tiene que ver con entidades dentro de la montaña, sino con un propósito más grandioso que llamamos Fuente Divina, y Dios.  ¿Será posible que el Físico Maestro del Universo esté involucrado en la vida de ustedes?  ¿Será posible que el Físico Maestro del Universo esté involucrado con los planetas ascendidos que tratan de hablar con ustedes? y lo harán, eventualmente, ¡si ustedes los dejan! Todo esto está enlazado con un Dios único que es reverenciado en este planeta, considerado hermoso y perfecto.  ¿Podría ser que todas estas cosas se relacionen de una forma que nadie esperaba?  Eso es intuitivo.  ¿Y que haya quienes en todas las regiones se puedan relacionar con esta profecía, desde todas partes, que el Norte se encontraría con el Sur, finalmente uniendo las consciencias, en la política, en los negocios, en las religiones, en los gobiernos, logrando una existencia más suave, donde se puedan ver unos a otros en forma diferente y llevarse bien?  Es por esto que ustedes están aquí.  Esto no es de la Nueva Era.  No es un grupo de fanáticos cantando tonos curiosos, que es lo que les habrán dicho.  Ciertamente es el amor de Dios personificado de una forma cuántica, que tantas personas no pueden ver ni sentir ni disfrutar.  Los seres humanos son rápidos para sentir las emociones del amor y no las comprenden; aceptan fuerzas invisibles, pero a esto le ponen un límite.
 Pero es hora de salir de la burbuja y ver qué es esto de verdad.  Es una manifestación magnífica de todo lo que los antiguos les dijeron que ustedes podrían hacer, y lo que sucedería si ustedes se decidían a hacerlo.  Quiero que salgan de este lugar, disfruten del sol sobre su rostro, incluso cántenle a la montaña si lo desean, porque ellos han visto lo que ustedes hicieron en este día y están listos para celebrarlo con ustedes.  ¡Que termine la calibración!  Que el nodo y la zona nula que fueron creados con este propósito, se junten en este día, en el año uno.
 Está hecho, y lo hicieron ustedes.
  Y así es.

Kryon


Desgrabación del audio y traducción:  María Cristina Cáffaro