miércoles, 10 de agosto de 2022

Tus Pensamientos no son Tuyos! - Jim Self - Preguntas y Respuestas

Tus Pensamientos no son Tuyos

Preguntas y Respuestas

Roxane:          ¡Hola a todos! Eso estuvo muy bueno, Jim.

Jim:     Inventé todo eso, ya sabes.

Roxane:          Lo sé, lo sé. Me gusta cómo sale. Bien, así es como hacemos esto: ustedes escriben su pregunta en el panel de control del seminario, y yo la puedo presentar a Jim. Hágannos saber si están en Nivel 1, 2 o 3 o más, también si son oyentes nuevos, y eso ayudará a Jim a responder a sus preguntas de acuerdo a qué técnicas y estrategias ustedes ya conocen, en cuanto a Mastering Alchemy. Antes de empezar les digo que estamos probando algo diferente esta vez. Este es el primer seminario en que damos un código de cupón para un descuento de 30U$S en el Nivel 1 o Nivel 2, y un código que pongo en el chat y está disponible solamente durante el tiempo en que estamos aquí; después desaparece, después de 90 minutos, después de terminar el llamado. El código es 7 (como el mes de julio) FW (como Free Webinar) y 22 como el año. Entonces si están interesados en Nivel o 2, lo dicen.

Jim, la primera pregunta es de una persona de Carolina del Norte, ella está en Nivel 1. ¿Cómo eliges (se ríe) cómo eliges los temas de tus seminarios? Y ¿aceptas sugerencias?

Jim:     ¡Oh, seguro, claro que damos la bienvenida a las sugerencias! Por favor, siéntanse en libertad de hacerlas.

Usualmente, cómo sucede, y es realmente una cosa notable, siempre me asombro de que en algún punto, justo al comienzo del mes, Roxane dice: necesito toda la información, para el seminario gratuito y el avanzado y el Facebook que hacemos, y el seminario, y la necesito dentro de diez minutos. ¡Y yo no sé! Entonces algo aparece. Inevitablemente, me asombro porque va justo dentro de la energía del mes siguiente cuando llegan las sesiones. De modo que siempre es muy fascinante, y particularmente estas sesiones, que llamamos seminarios gratuitos, que empezaremos a cambiar, se va a transformar en otra cosa, en su futuro. Pero básicamente se trata de qué es posible para ayudar a vaciar la mochila, ya sean herramientas, o conceptos, o diferentes tipos de percepción conciente, que de eso se trata esta sesión.

Roxane:          Jim, aquí hay un comentario de una persona en Nivel 1: Recién estoy empezando con Nivel 1, pero siento como si Jim estuviera describiendo mi vida. Me encanta todo esto.

Jim:     Si. La cuestión es: se trata de tu vida. Digo, no solo la tuya; es la vida de todos. Crecemos en esta 3D. El papá/mamá/maestra/sacerdote es un producto de su propio papá/mamá/maestra/sacerdote, y todos están tratando de manejarse con este nuevo futuro que está evolucionando y del cual nadie se ha encargado, esto es, nuevas tecnologías o nuevas maneras de hacer las cosas. Y no tienen herramientas fundacionales, y particularmente herramientas que te permitan ser capaz, seguro, dueño dentro de tu cuerpo; una sensación de ser poderoso y ser misericordioso al mismo tiempo. El poder sin fuerza, no corta a nadie con una espada; es simplemente “Este es quien yo soy”. Eso no se enseña a mucha gente.

Entonces, cuando empiezas a liberarte de este equipaje del que hablamos, y empiezas a tener la idea, la capacidad para decir “Estoy bien” y tal vez incluso “me gusto”, de pronto mucha percepción conciente empieza a llegar a tu espacio. Me alegra que lo disfrutes.

Roxane:          ¡Sí! Y esta otra pregunta es sobre la Rosa. ¿La Rosa está conectada con el linaje de la Magdalena? ¿Es una herramienta tan poderosa por esa razón?

Jim:     Solo digamos que sí, que está conectada con esa energía de la Magdalena. No es tanto María Magdalena, como las magdalenas, en plural; se relaciona con la línea de la Rosa y las líneas Ley de la Tierra, lo habrás oído. Pero es mucho más, es una representación de una enorme configuración energética de consciencia. Y está relacionada, cae en el mismo patrón vibratorio, para quienes juegan en Niveles 1 y 2, nivel 2, está relacionada con los Rayos 4º, 5º y 6º, está relacionada con el 8º Rayo, está muy relacionada con el código de color verde esmeralda, de cómo el amor se equilibra en el corazón. Es una energía enorme que simplemente se ha bajado a esta sencilla oportunidad de jugar con ella.

Roxane:          Jim, una pregunta de una persona en Nivel 2: limpiar los patrones emocionales con la Rosa y el 8º Rayo, ¿los quita de las células del cuerpo, o solamente del cuerpo energético?

Jim:     Una pregunta realmente buena. Los quita de las células del cuerpo. Lo que estás pensando en estos términos, es como que tienes estos pequeños guantes de atajar, y tu mochila está siempre en modo defensivo, “me preocupo, estoy a la defensiva, me aseguro de que un ‘no estoy bien’ salte afuera y me muerda,”. Y entonces tienes estos pequeños guantes o banderines rojos. Lo que pasa es que ese 2º chakra, con el sistema de sonar, está todavía trabajando desde el punto de la defensa, de muchas maneras. Digo, has aprendido a trabajar con eso al madurar y crecer, para convertirte en lo que te gusta.  Entonces “tengo un padre que solía pegarme y usaba esa camisa azul. Y camino por la calle y alguien da vuelta a la esquina y usa una camisa azul. Y de pronto, no me gusta esa persona. No la conozco”. Lo que pasa es que en la estructura de tus percepciones, está ese sistema de creencia. Lo que pasa es que el cuerpo se tensiona.

Entonces, usando la Rosa, usando los Rayos 4º, 5º, 6º, usando el 8º Rayo, al empezar a entender las cuerdas de pensamiento – un pensamiento se ata con otro, y ese pensamiento se ata a otro más – digamos, cuántas veces te habrás dicho a ti mismo “no estoy bien”, y todas se juntan, y entonces empiezas a limpiar esos patrones para que salgan de tu espacio, con la Rosa o las herramientas.

Y de pronto, como el guante de captura, la banderita roja, no están allí, la energética que permite que reacciones a eso no está allí, la célula empieza a relajarse, y hay una respuesta más grande a esto, queda para otro día. Pero básicamente, al sacar ese “no estoy bien” de las células, la capacidad de conocerte a ti mismo como ser espiritual empieza a tener percepción conciente en la consciencia, en que empiezas a vibrar. Y la vida cambia.

Roxane:          Jim, esto viene de una persona en Méjico: quiero que sepas que el nivel 1 y 2 han cambiado mi vida. Ahora puedo expresarme y pedir lo que quiero. Y lo consigo.

Jim:     Grandioso. Felicitaciones.

Roxane:          Aquí hay otra pregunta: ¿cómo mantengo una visión positiva en medio de todo el caos y la negatividad?

Jim:     Hablamos de Mastering Alchemy. Las herramientas de Mastering Alchemy, las herramientas fundamentales, aquí está la cuestión: si pudieras identificar, si pudieras crear como una burbuja, que es el uso de otro aspecto de la Rosa, para definir tu espacio. Justo al borde tu aura, puedes crear una Rosa y si traes tu atención a tu lado de la Rosa y tratas al otro lado de la Rosa como el teatro de Shakespeare para entretenerte, algo empieza a ocurrir. Dejas de permitir que mucho de la ira, en ese lugar donde el 2º chakra mira a todos y dice ¿estoy bien?, básicamente empiezas a cambiar esa dinámica para volver a ¿qué es ese sentimiento? No se trata de ti.

Si aprendes cómo estar en el centro de tu cabeza, aprendes cómo conectar el cuerpo a tierra, empiezas a abrir la mente superior, empiezas a pensar desde el corazón, y empiezas a construir esta plataforma de vibraciones – o sea palabras como seguro, capaz, dueño de ti, este es quien yo soy – y empiezas a tener la certidumbre de esa alineación, de pronto te das cuenta de que mucho de que mucho de lo que pasa allí afuera, o la mayor parte de todo eso, no tiene nada que ver contigo en absoluto. Y eso empieza a ser una revelación, en la que también descubres que todo viene a mí cuando estoy en quietud, presente y conciente y tengo la sensación de mi propia identidad. Y la realidad de la 3ª dimensión, el papá/mamá/maestra/sacerdote dijo “necesitas ir allá afuera para que ellos te den permiso para estar bien” (para conseguir un trabajo, vivir la vida como quieres, te dirán si ir a la universidad o no, ya conoces todo el juego). También te das cuenta: “yo sé cómo crear todo esto por mí mismo; realmente no necesito permiso de todos los demás para empezar a diseñar mi mundo según yo quiero conocerme a mí mismo”

Ese es un Cambio masivo que empieza a ocurrir. Quiero decir: mirando por todo este filtro, todo esto que dice “así es como funciona”, ¿hay otra opción? Sí; hay otra opción. Pero en general, el papá/mamá/maestra/sacerdote nunca pudieron ver la otra opción tampoco.

Roxane:          Jim, esta es de una persona en Nivel 1, ¿Puedes ayudarme a entender los síntomas físicos que siento durante la meditación o simplemente estando presente? Suelo sentir una presión intensa en mi cabeza, como si la energía de la vibración pasa por mi cabeza. He estado experimentando estos síntomas durante unos cuatro meses. Gracias por anticipado.

Jim, yo también quiero hablar de los síntomas físicos cuando me des lugar.

Jim:     ¡Claro! Bueno, una cosa que pasa, es que uno crece y, digamos que tienes una madre que se preocupa mucho. Constantemente ansiosa o insegura, y entonces creces a imagen suya.      Simplemente empiezas a ser como tu madre. Esa misma sensación, esa ansiedad, empieza a estar en tu espacio. O un segundo ejemplo: mi madre dice que esto es lo que debo hacer, que lo haga de este modo, es la única manera en que funciona. Y luego aquí estás, a los 35 años o lo que sea, y empiezas a jugar este juego de encontrar tu propio espacio, y empiezas a reconocer que cada vez que quieres ir al centro de tu cabeza y pensar por ti mismo, allí está esa ansiedad. O está esa incertidumbre, o esa nerviosidad que te dice que no lo estás haciendo bien.

Y cuando juegas este juego, te das cuenta: esa es la energía de mi madre que está en el centro de mi cabeza. Y ahora llego al punto de decir: Voy a limpiar a mi madre del centro de mi cabeza, no quiere decir que la matas, sino simplemente dices: te devolveré o que es tuyo, y recuperaré lo que es mío.

Entonces, de pronto esa incomodidad empieza a estar allí porque, ya sea que tu madre esté viva o no, lo que sea, estás cambiando su realidad: “Esta es mi verdad, esto es lo que ha sucedido, así es como enseñé a mis hijos, y de pronto uno de ellos dice que ya no le interesa más.” Energéticamente, pero muy consciente para esa madre, en este caso.

Entonces, al tener este conjunto de herramientas, que estás aprendiendo, y al conectarte a tierra, estar de tu lado de la Rosa, presente, tranquilo, conciente, creas una Rosa, tal como hicimos recién, y te preguntas: ¿cuál es la energía que está en mi cabeza que me está causando esta incomodidad?

Déjame darte también una sugerencia: las imágenes viven dentro de los colores. Esto es una simple pieza de información. Entonces podrías hacer la pregunta, si no estás seguro de cómo es; ¿qué color está en el centro de mi cabeza? Lo pones en la Rosa, la explotas. ¿Cuál es el siguiente color que está en el centro de mi cabeza? Explota la Rosa. ¿Quién está en el centro de mi cabeza? No lo desafíes. Es la mujer que vive cuatro puertas más allá de mi departamento. Podrías decir: “eso es loco”. No, no. La pones en la Rosa, explotas la Rosa. Haces la pregunta otra vez. ¿Quién es la siguiente persona en mi espacio?

Simplemente te sientas y haces eso una y otra vez, y de pronto tu cuerpo empieza a sentirse más cómodo. Empezaste a quitar estos puntos de atención de otra gente que sostienen su atención sobre ti. Y la razón por la que sostienen su atención en ti es porque tienes esta gran persona (no tú) que tiene un gran cuadro que dice “no estás bien”, y un montón de otra gente tiene ese mismo cuadro, o bien muchos quieren aprovecharse de las personas cuando no están bien. Y así, terminas con la energía de otra gente en tu espacio, ya sea el centro de tu cabeza, o el chakra coronario, el centro corazón, el segundo chakra.

Te doy otro ejemplo. ¿Cuántas veces, ustedes las mujeres, sienten el punto de atención de algún hombre sobre ustedes?  La misma cosa: esa persona se ha metido en mi espacio. Poner la Rosa, empezar a limpiar ese punto de atención, sacarlo de mi espacio, empieza a cambiar la realidad. Estoy hablando específicamente, pero hablo de cómo esta energía se mete en el espacio de la gente. Suele ser simplemente la atención de otra persona.

Roxane:          Jim, aquí hay un comentario. Gracias por la apertura. Lloré mucho, y siento que necesitaba esta información en este momento. Estoy en Nivel 1.

Jim:     Grandioso, grandioso. Entonces te va a gustar lo que hay en el Nivel 2.

Roxane:          Esta es de una persona que está en Nivel 2. ¿Hay alguna manera en que pueda aplicar la técnica de explotar la Rosa para prepararme para eventos futuros que se espera que sean difíciles?

Jim:     Bueno, sí. No es exactamente esa rosa. En nivel 2 vas a encontrarte con la respuesta completa a esta pregunta, más que la que voy a darte aquí. Lo que pasa es que si simplemente estás en quietud, espacio de tiempo presente de tu lado de la Rosa, y sacas todas las expectativas de lo que tú piensas que puede pasar, o simplemente puedes mirar a lo que puedes hacer por otras personas, y puedes hacer muy poco por otros; nunca es trabajo tuyo, no puedes “arreglar” a otros si ellos no quieren que los arreglen. Pero lo que sí puedes hacer es conectarlos a tierra. Entonces una cosa que haces para esa reunión es ponerte en un buen espacio, y luego para cada persona que está en la habitación, simplemente creas una imagen de ellas en tu espacio de clarividencia, y creas un cordón de conexión a tierra, una línea desde el primer chakra hacia abajo al centro de la Tierra. Diles hola. También podrías anticipar la habitación en que será la reunión, podrías sentarte, crear una imagen de la habitación y pintarla con calma, la pintas con azul suave, hay muchas cosas que podrías hacer aquí, te doy opciones. La puedes hacer azul, puedes hacerla tranquila, puedes conservarla bien conectada a tierra.

No puedo contarte a cuántas reuniones he ido, que podrían haber ocurrido de una manera, pero como la habitación estaba conectada a tierra, la gente tenía oportunidad de expresarse cómodamente, la reunión transcurrió muy diferente de lo que podría haber sido.

Roxane:          Jim, aquí hay una pregunta. Yo todavía no he leído el libro. ¿Necesito leerlo antes de inscribirme para el Nivel 1?

Jim:     No. El libro no es el curso. El libro te da mucha buena información, aun si nunca haces ningún trabajo en términos de curso o ver Mastering Alchemy o venir a una conferencia, vas a estar muy fuera del juego. Pero lo que el libro hace es hablar sobre herramientas, y progresivamente habla de qué se trata todo este juego de ser un espíritu dentro de un cuerpo, y te introduce a muchas de las energéticas que hacen de Mastering Alchemy lo que es.

Verás toda esta experiencia ha sido armada por los Arcángeles. Oyes esto según se despliega. Fuera de la 3ª D, lo llames cielo, o ir a casa, o como quieras, es infinito. Y hay mucha consciencia que ocurre más allá de la capacidad de percibir concientemente al jugar el juego de la 3D.

Pero este nivel de consciencia que llamamos arcangélico, de Maestros Ascendidos, de Señores de la Luz, es una consciencia. Y habrás oído a personas canalizar. En este caso, esta iniciativa de crear Mastering Alchemy, decidimos que lo haríamos de manera muy específica. Hay una mujer, Joan Walker, que es una canalizadora increíble, pero no es muy conocida, no es la gran cosa para ella, porque hay mucha gente canalizando. Y ella se convirtió en la persona que canalizó a los Arcángeles y por medio de Joan, los Arcángeles y yo teníamos conversaciones sobre cómo diseñar cada una de las sesiones de Mastering Alchemy.

Ellos decían: “Bien, esto es lo que nosotros queremos presentar.” Mi tarea era tomarlo desde el nivel en que ellos lo comunicaban y bajarlo a un nivel en que fuera comprensible más cómodamente en un lenguaje cotidiano. Y eso es lo que sucedió con los Arcángeles. Eso está hablado en todo el libro, y muchas de las sesiones que estuvieron en esa comunicación están tomadas y expresadas en el libro. Pero el libro no es el curso. De modo que no necesitas leer el libro antes de tomar el Nivel 1, en absoluto.

Roxane:          Jim, no sé si te dije esto. Llamo al Libro “las notas desde el acantilado”

Jim:     (se ríe) Muy bueno.

Roxane:          Esta pregunta es de una persona que ha tomado Nivel 1 y Banco del Parque, ¿Cómo puedo ayudar a guiar, apoyar, a mi hija de veinte años a quien solo le importa su aspecto físico? Quiere una rinoplastia. No tiene ningún interés en ver su luz interior, ni irradiación, ni fuerza, ni armonía. ¿Cómo guiarla para verse a sí misma en una perspectiva diferente?

Jim:     No puedes arreglarla; no puedes encerrarla en su cuarto ni cosa parecida, todos sabemos que eso no funciona. No está en un lugar en que vaya a escucharte si le das consejo o comunicación sobre otras opciones. De modo que, en cierto modo, tú puedes convertirte en quién eres. Entonces es una cosa para ti que te vuelvas más tranquila, en quietud; no necesitas arreglarla, te vuelves más calma, sostienes este nivel de luz que llamaremos “feliz”. Simplemente empiezas a estar feliz. Te vuelves experta en quedarte de tu lado de la Rosa, y lo que pasa es que – diré esto porque ella tiene veinte años, es muy manipuladora, así son los de veinte años, con bondad, no con maldad, - ellos han descubierto cómo obtener de ti lo que necesitan, porque tú y ellos han estado jugando el juego durante veinte años. Lo que pasa es que, si dos están jugando al juego, el juego sigue desarrollándose. Pero cuando uno de los dos deja de jugar a ese juego, el juego se altera. Tú no puedes cambiarla a ella, pero puedes cambiarte tú. Entonces empiezas a quedarte de tu lado de la Rosa, conectada a tierra, en el centro de tu cabeza, observando. Empiezas a reconocer algo que he dicho una y otra vez: estoy observando, hago una pausa, ahora elijo una acción. Esto es muy diferente de “disparen, listos, apunten” y luego tener que disculparse y salir del problema. Cosa que básicamente sucede cuando todos juegan al mismo juego por largo tiempo.

Si tú decides que vas a jugar ese juego, ya sabes: si quieres una rinoplastia, ve a trabajar. Si quieres una rinoplastia estás por tu cuenta para conseguirla. Simplemente empiezas a trazar una línea diferente. No con maldad, no un castigo, solo que vas a cambiar el juego: Estoy dispuesta a hacer cosas en comunicación contigo, estoy feliz de sentarme y reír contigo, pero no me hace feliz reforzar patrones que no son mejores, que no son de valor para ti. Y si deseas jugar a eso, adiós, buena suerte, que lo pases muy bien.

De algún modo hay que trazar una línea; no un castigo, sino simplemente: este es mi lado, ese es tu lado, esto es lo que estoy dispuesta a hacer. Y voy a estar cómoda conmigo misma. ¿Te va a culpar, castigar? ¿Te sentirás culpable? Oh, sí, pero si reconoces lo que acabas de hacer, y lo estás haciendo intencionalmente, te permite reconocer que eso es solo parte del juego que ella/ellos están jugando para conseguir lo que quieren.

Roxane:          Jim, este es un comentario: Esto ha sido grandioso, me siento clara y brillante y lista para avanzar y crear una vida brillante.

Jim:     Grandioso.

Roxane:          Y aquí viene una pregunta de una persona en Nivel 2: Cuando la gente importante en nuestras vidas está diciendo y sintiendo cosas que yo capto más allá de lo que realmente están diciendo, ¿ellos están haciendo telepatía conmigo, o dándome imágenes mentales?

Jim:     Estás haciendo una buena pregunta, pero la respuesta es sí a todo eso, y no a todo eso. En cierto modo, lo que realmente estás haciendo es usar la capacidad de los chakras, llamémosla capacidad psíquica, o capacidad espiritual.

Una cosa es que estoy observando y me están contando una historia que no es la correcta, - hay otra historia. Bueno, a eso llamémoslo clarividencia.

O bien, cuando los oyes hablar, piensas “Eso no me suena correcto”. Entonces allí está tu clariaudiencia. Puede haber algo llamado telepatía que esté justo allí. O bien estoy mirando y me están contando una historia, y no se siente correcta. Allí está tu segundo chakra percibiendo lo que dicen, y está fuera de equilibrio.

Entonces son todas estas cosas, de un modo u otro, no es solo una. Hay un punto en Nivel 2 que se vuelve realmente interesante. Está cerca del final del Nivel 2; este nivel dura nueve meses, con una sesión semanal durante todo ese período.

Hay un punto en que empieza a jugar con algo llamado el Ojo de Horus. Y el Ojo de Horus no es un collar que llevas al cuello, o una escuela de misterio en Egipto. Es una alineación que está en la cabeza, sexto chakra, séptimo chakra, centro pineal, glándula pituitaria, hipocampo, partes de los chakras y el cerebro, y empiezan a operar como una unidad. Trae a alineación todas las capacidades de los chakras para percibir lo que está delante de ti, Lo hago simple.

Entonces todas tus capacidades psíquicas y espirituales empiezan a funcionar como un “saber”. Simplemente empiezas a saber. Cuando juegas de tu lado de la Rosa, conectado a tierra, en el centro de tu cabeza, y estás observando para elegir una acción, de pronto empiezas a tener disponible más claridad para entender lo que está delante, entender lo que la gente está diciendo.

Todas esas capacidades empiezan a funcionar de una manera muy fascinante, y empiezas a traer percepción conciente de lo que llamamos campos de percepción conciente. Simplemente empiezas a “saber” cosas cuando las notas. Muy divertido, la percepción conciente que entra en nuestro espacio.

Roxane:          Jim, ya pasamos los 90 minutos, de modo que hagamos de esta la última pregunta. Es de una persona en Reino Unido, que ha tomado el Banco del Parque. ¿Podrías darnos una actualización sobre las oleadas de luz de las que hablas? Me siento raro, y me pregunto si será por esto.

Jim:     Sí, es por esto (se ríe) y por otras cosas. Las oleadas de luz, para aquellos que no han estado oyendo esto que se despliega en los últimos años, al menos tres años, cuando lo miras es como una flor que empieza a abrirse, y luego de esa flor sale otra flor, y luego, de esa sale otra cosa. Todas estas oleadas de energía.

Este Cambio de consciencia, yendo al nivel espiritual, tiene que ver con la realidad de la 3ª dimensión llegando a completarse. Esto no significa una guerra, ni que esto explote, no significa nada negativo en este contexto. Lo que significa simplemente es que es hora de ir al hogar. Todos en este planeta y todos en otros que viven en universos tridimensionales, en muchos lugares, el juego está disminuyendo (acabando la cuerda). La imposición, los celos, la furia, el “mejor que”, la codicia, la dominación, todo eso no puede continuar ocurriendo. Había una razón para eso, tenía un propósito, el propósito se ha satisfecho. Eso es una cuestión más grande.

Pero lo que empieza a suceder aquí es que no puedes llevar tu equipaje contigo. Entonces estas oleadas de luz son disruptivas – disruptivas, no destructivas – disruptivas y optimistas. De la manera más simple, la mochila está cerrada con “no estoy bien, tengo que esconderme, tengo todas estas creencias que me hacen creer que de alguna forma no estoy bien”, todo eso no puede continuar.

En el Nivel 2 hablamos de los Rayos de la Creación, enormes configuraciones energéticas que te permiten crear de modo diferente que la 3D. Entonces, en términos simples, estas oleadas están aflojando la mochila. No tratan de castigar a nadie. Simplemente dicen: “Permítenos ayudarte, lo estamos aflojando” Ahora todo está saliendo, lo que sea que signifique, en diferentes ocasiones.

Mucha gente está reaccionando por limitaciones, reaccionan por miedo, quieren volver a su statu quo, porque no serás el mismo cuando sueltes todo ese “no estoy bien”. Entonces ves una parte del mundo reaccionando fuertemente en toda su 3ª D.

Estas oleadas van a seguir viniendo, y seguirán abriendo la oportunidad para simplemente ir al Hogar. Se está desarrollando en un mundo 3D donde todos hemos crecido, con todo ese miedo muy en juego.

También ha ocurrido algo más: hay una segmentación. No quiero usar la palabra separación. Simplemente digo que es como que el mundo se está dividiendo en dos componentes. Uno es la 3ª dimensión que recién describí, y en esa 3ª dimensión, la gente que juega allí no puede verte a ti como un viajero espiritual de 5ª dimensión. No te pueden ver. Están tan envueltos en eso, todo lo que ven son las guerras de las culturas, miren al Congreso de Estados Unidos, no hay terreno intermedio para las posibilidades de algo diferente.

Pero luego este espacio de 5ª dimensión se está abriendo, todo bienestar, palabras lindas, sentimientos, emociones, energéticas de sentimientos, vibraciones. El desafío es que para aquellos de ustedes que están despertando y moviéndose hacia este espacio de 5ª dimensión, la oportunidad para el bienestar, la alegría, y la simple creación, está muy disponible. Pero al mismo tiempo ustedes ven el mundo 3D. Ellos no los ven a ustedes. A ellos no les importa nada de ustedes. Pero ustedes los ven a ellos.

Entonces, de muchas maneras es incómodo, y es magnífico de otras maneras. Nivel 1 y Nivel 2 son realmente sobre cómo crear esta plataforma de bienestar, de mi lado de la Rosa, desde el centro de mi cabeza, desde mi corazón, y ser capaz de elegir una realidad que quiero experimentar. Y cómo puedo ser capaz de parar y observar la 3D, la 5D, y salirme de las vías de la 3D, a medida que el tren se me viene encima.

Estas oleadas están constantemente abriendo el espacio. El lado de la oportunidad es magnífico. La capacidad de reconocer: yo estoy en este mundo, pero no soy de ese mundo 3D. Y empezar a reconocer que más del 90% de lo que ocurre no tiene absolutamente nada que ver conmigo.

Bueno y qué cosas tienen que ver conmigo. ¿Cómo me gustaría vivir mi vida? Y al empezar a limpiar esa mochila, porque está para limpiarse, empiezas a descubrir que no estás tan conectado con esos puntos de referencia de las noticias de las 5 de la tarde, o de las batallas que se libran entre personalidades. Es como que eso no es divertido.

Entonces estas oleadas están abriendo todo este proceso. Esta oleada que acaba de comenzar, que las identificamos por solsticio y equinoccio solo como puntos de referencia, no es que algo sucede en esas fechas, es solo un flujo continuo de luz que se expande, pero esta transformación como va ahora está muy en desarrollo.

Entonces, una razón para que hagamos esto para muchos de ustedes, es darles una perspectiva. Hay herramientas, hay conceptos, hay oportunidades para simplemente empezar a entrar en observar todo esto sin que todo esto se les caiga encima.

Dicho esto, para quienes les interese, el nivel 1 siempre está disponible, hay nuevas clases de nivel 2 empezando en agosto, si les interesa, hágannos saber, estaremos felices de hablar con ustedes.

Dicho esto, gracias por jugar conmigo, yo disfruté de jugar con ustedes, vayan y tengan un día encantador. Los apreciamos.

Bendiciones.

Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

  

martes, 9 de agosto de 2022

Tus Pensamientos No son Tuyos! - Seminario de Jim Self - Julio 2022

 Tus Pensamientos no son Tuyos

Conferencia

¡Hola! Bienvenidos. Lindo estar aquí. Lindo tenerlos aquí. Un número de ustedes son nuevos, de modo que especialmente bienvenidos-Vamos como a jugar en este espacio, en esta sesión, que está realmente haciendo una pregunta tonta, cuando piensan en la pregunta: ¿es posible que muchos de los pensamientos que piensas – iré más lejos – muchas de las creencias que sostienes, ni siquiera sean tuyas? ¿Es posible? Si haces la pregunta ¿quién soy? O bien ¿cómo llegué aquí? O ¿qué se supone que haga? ¿cuál es mi propósito? ¿Estaré haciendo lo que se supone que haga?

Si haces esas preguntas, interesante, justo donde estas preguntas se hacen, o en donde vamos a enfocarnos aquí, es que esas no son preguntas espirituales. Son preguntas que se relacionan directamente con esta vida, caminando en este cuerpo. Ya sabes, ¿qué estoy haciendo?  ¿Cómo creo lo que quiero? ¿Por qué algunas de estas cosas que intento que funcionen en mi vida, no funcionan? O tal vez puedes encontrar que, al caminar por el mundo, te vuelves alguien que evita al mundo. ¿Te retiras del mundo? “Estoy inseguro del mundo” “¿Por qué pienso los pensamientos que pienso, que dicen que no estoy bien?”

Si alguien tiene esa situación en su vida, o la ha tenido, realmente existe una respuesta muy simple para muchas de esas preguntas. Pero es una respuesta absurda, para una persona común que va por la calle y básicamente vive su vida de un día a otro, vive su vida claramente en una realidad tridimensional, “me levanto, voy a trabajar, tengo estas creencias sobre lo que es el mundo y cómo debiera estar funcionando; sostengo mucha atención en mi pasado; hago lo que se supone que haga; conozco la diferencia entre bien y mal, correcto y equivocado, hago lo que tengo que hacer.” ¿Alguien conoce ese espacio?

Pero la parte absurda de la cuestión es que realmente muchos de los pensamientos que pienso y muchas de las creencias que sostengo, no son míos. Simplemente no son míos.

Y si no son míos ¿de dónde vinieron? Y todos esos pensamientos que tienes en la cabeza, si haces una pausa y lo piensas, y te sientas en quietud, y pones intención en notarlo, lo que pasa es que muchos de esos pensamientos, son pensamientos ruidosos, pensamientos que no significan nada, pensamientos que van y vienen, van y vienen, en tu día, no son tuyos. Son pensamientos reales, pero muchos de ellos solo pasan a través de ti, y son el pensamiento de otras personas.

Ah, eso es bastante absurdo para una persona que anda por la calle. Pero cuando empiezas a hacer una pregunta más seria, ¿quién soy?, ¿qué se supone que haga? ¿Cómo navego mi vida? ¿Qué necesito hacer para empezar a hacer que las cosas funcionen para mi mejor interés? ¿Cómo creo mi realidad de una manera que recibo y experimento mi realidad?

Cuando empiezas a mirar eso, y particularmente aquí, en lo que es Mastering Alchemy, viene la pregunta ¿qué interfiere en mi camino para disfrutar, crear la vida que yo quiero? Y se reduce a un montón de pensamientos y creencias a los que me aferro, que me fueron dados, o que, al observar el mundo desde pensamientos previos que me fueron dados, yo llego a la conclusión de que esta es la verdad, o que esto es lo que es correcto o equivocado, bueno o malo, debiera o no debiera.

Ahora toma una respiración y recuéstate en tu silla, porque donde vamos a empezar a mirar esta cuestión están tus pensamientos, los tuyos. Es algo que no hacemos, que una persona no hace muy a menudo, y de vez en cuando, es como “Vaya, mi vida está en perfecto cambio, realmente voy a evaluarme.” Pero no siendo eso, nosotros realmente no examinamos estos pensamientos.

El propósito de Mastering Alchemy es empezar a reconocer qué es mío y qué no lo es. Qué estoy cargando conmigo, en mi mochila, que he acumulado, que me permite tomar todo un conjunto de decisiones sobre mí mismo y sobre lo que el mundo es, y lo que el mundo debiera ser, etc.

Entonces, ¿de dónde vinieron estos pensamientos que no son míos?

Y si empezamos bien atrás, en un punto temprano de la vida, como en el útero, empiezas a ser el efecto de los pensamientos de la madre. Y una cosa que sucede en el útero es que esa forma de vida que está empezando a formularse hacia un ser humano, empieza a observar lo que es el mundo en que está entrando. No usando su mente racional ni su cerebro, no piensa en palabras; observa vibraciones, observa la energía que corre por el cuerpo, los ritmos de movimiento pasando por el cuerpo de la madre. Y una cosa que hace en ese punto es empezar a evaluar qué está sintiendo, vibraciones, en primera persona. Entonces cuando la madre tiene un mal día, o cuando la madre empieza a enojarse, o alterarse, hacer declaraciones sobre lo que sea, y son vibraciones desequilibrantes, esa forma física que se está formando, y ese espíritu inteligente consciente que empieza a tomar posesión de esa forma, oye todo en primera persona. Entonces, cuando el niño realmente nace, y se corta el cordón, y se libera de la madre, no deja de evaluarse a sí mismo en muchas de esas vibraciones que la madre sostiene.

No es cuestión de malas madres; no estamos viendo malas madres aquí. Es lo que yo conozco y ahora estoy desconectado de la forma física. Y tengo otro rango de vibraciones que empiezo a evaluar, las vibraciones del mundo.

Y a medida que el niño crece, empieza a mirar a un conjunto de bancos de memoria que tiene en su espacio, en la memoria o – llegaremos allí en un minuto – esa estructura de memoria, o estructura de pensamiento, o ¿por qué estoy entrando en esta programación de cuerpo? que es, diciéndolo en positivo, creada por ustedes, empieza a ser notada, y toda esa energía está en esa forma que llamamos aura, todo alrededor del cuerpo. Y a medida que el niño empieza a crecer y volverse más grande, un poco más conciente, empieza a integrar más cosas, empieza acceder a esa percepción conciente de “quién soy yo, qué hago, por qué estoy aquí”, que está en el constructo del aura. Es una mecánica realmente muy, muy fascinante de ver cómo funciona.

Pero algo sucede a lo largo de ese camino. Si miras a los ojos de un pequeño de seis meses, está sonriendo, y se ríe, es como si pudieras mirar dentro del alma del niño. Sus ojos brillan, realmente excitante. Es como “¡Vaya!” Pero si vuelves uno o dos años después, no ves mucho de esa pasión, esa excitación, ese entusiasmo de la experiencia que veías a la edad de seis meses.

Una cosa que empieza a suceder muy tempranamente es, en este caso, la primera relación que el niño tiene con la vida en el cuerpo, en lo físico, fuera del útero. Es con el padre y madre, en su mayor parte la madre. Y una cosa que pasa es que la madre – estoy siendo muy positivo – empieza a decir: “así es como funciona la vida, basada en mi experiencia. Y quiero que sepas como funciona esto, y te amo, pequeño, y quiero que tengas lo mejor.”

Luego el niño sigue creciendo y empieza a tener más relación la madre, el padre, los hermanos, va a la escuela, la maestra dice “te diré qué es bueno o malo, correcto o equivocado, y cómo funciona el mundo, déjame darte la historia – basada en lo que alguien escribió en el pasado – y así funciona el mundo”.

Y en esa estructura familiar, madre, padre, maestra, sacerdote, tenemos que incluir al sacerdote porque usualmente tienen un punto de vista sobre lo que está bien, y esa persona – tú – empieza a crecer y a ser creada a imagen de los otros. Nada de esto es malo, solo es la mecánica. Creado en imagen de otro. Dirán: “Hacemos esto, no hacemos aquello, comemos esta clase de comida, no comemos aquella, nos juntamos con esta gente, no nos juntamos con aquella. Esto es bueno, eso es malo, esto es lo que necesitas saber”. Y como en gran medida somos como una esponja, simplemente decimos “Está bien”. No lo desafiamos, no decimos “Espera un minuto, ¿eso no se llama racismo, sexismo, misoginia?”. No conocemos esa clase de palabras, no tenemos una sensación de discernimiento. Entonces básicamente absorbemos un montón de información, gran cantidad de información, mucho es muy valioso. Pero hay una tajada de la información que a menudo empieza a recibir más atención que otras partes de la información. Y en esas piezas de información suele estar la relación que tengo con esa otra persona. Y muchas veces esa otra persona tiene gran cantidad de malos ratos en un momento particular. O cómo eligen definir al mundo empieza a ser tu manera, cómo tú eliges definir al mundo.

Lo interesante es que viniste con todo un libreto: qué quiero hacer, cómo quiero experimentar, de qué se trata, cómo quiero vivir mi vida. Y de un modo u otro, a medida que empezamos a navegar en el cuerpo, muchas veces, en familias disfuncionales, hay muchas energías de ira, furia, resentimiento, ese tipo de energías. Hay mucho juicio. Hay mucho de “esta es la verdad, tienes que hacerlo así”, ese tipo de mensaje.

Una cosa que empieza a aprenderse tempranamente es el uso del segundo chakra. El segundo chakra tiene que ver con sentir el mundo a mi alrededor. Así, esta pequeña máquina de sonar en el segundo chakra funciona perfectamente; envía un pequeño mensaje, envía un pequeño impulso, y hace una pregunta: ¿Qué es ese sentimiento?  Quiere saber el sentimiento. Entonces envía ese mensaje, que rebota en todo alrededor, pero suele rebotar en alguna persona, y retorna. Particularmente alguna persona que amo, con quien me identifico – el papá/mamá/maestra/sacerdote - y rebota y retorna como enojado, triste, malo, desequilibrado, inseguro, resentido, ¿ven el cuadro? Y al volver a mí, no me gusta ese sentimiento, pero todavía no estoy en un punto de discernir “Esto me gusta. Esto no me gusta.” Es como “eso no se siente bueno”. Pero me doy cuenta, empiezo a darme cuenta de todas estas emociones, estos sentimientos diferentes. Pero a veces, en una familia disfuncional, o una circunstancia disfuncional, suele haber mensajes mezclados. Y en esos mensajes, una persona enojada empieza a dirigirse a ti y enojarse. Esa persona que te ama, esa que amas, empieza a ser mala, a volcar sobre ti su insatisfacción con el mundo.

Toma otra respiración, porque para el momento que terminemos aquí, toda una cantidad de pensamientos van a saltar a tu percepción conciente. Muchos de esos pensamientos son exactamente lo que estoy señalando. Solo nótalos, no te quedes en ellos. Vienen y se van. Se están yendo. En esta conversación mucho de lo que se señala simplemente se está volviendo consciente y se está yendo. Ese es todo el propósito de estas sesiones, de esta conversación.

Una cosa que pasa es que empezamos a sentir cómo es la vibración de ira o de juicio, de opiniones… No se sienten bien; “no me gusta esto”. Pero cuando el mensaje empieza a ser “tú eres mi problema” y a ser “¿qué anda mal contigo?” o “nunca llegarás a nada, nunca tendrás éxito, no eres inteligente. Siéntate, cállate. Después te las verás conmigo. ¿Por qué eres semejante problema?” Toma otra respiración, porque esto es grande.

Y empezamos a estar fuera de equilibrio. Y en ese desequilibrio volvemos a ese segundo chakra y empezamos a encontrar que “necesito estar fuera de esa energía; no me gusta eso.” Entonces pasan varias cosas. Lo primero que pasa es que cambiamos la pregunta en la máquina de sonar; básicamente cambiamos la pregunta desde ¿cuál es ese sentimiento? a ¿cuál es ese sentimiento con respecto a mí?  ¿Enojado, contento, triste, furioso, resentido, celoso? Y de pronto ese mundo que era más a menos neutral, y veíamos las cosas pasar, tiene un propósito muy deliberado: “quiero alejarme de estas emociones que estoy sintiendo”. Y entonces, entramos en súper alerta, y nos empezamos a preocupar por todo lo que pasa. La persona está enojada con otra cosa, pero esa no es la cuestión. ¿Está enojada conmigo? Y de pronto, ves enojo, y es “debe estar enojado conmigo”

Entonces, de pronto el mundo está enojado contigo, infeliz contigo, desequilibrado por tu culpa, y aquel niño pequeño de ojitos brillantes ya no existe de modo visible. Y empezamos a clausurar, a evitar, a alejarnos, empezamos a retirarnos, a escondernos. ¿Alguien conoce a una persona así, conocen a alguien así? Terminamos en un lugar muy incómodo.

Pero simultáneamente, eso no es con todos. Más o menos, todos estamos en ese espacio. Pero una cosa que sucede además, es que “esta es la verdad, así es el mundo, así es como ves al mundo.” Y como viene de mi papá/mamá/maestra/sacerdote, les creo; no tengo razón para no creerles. Ellos me aman. La mayor parte del tiempo me aman.

Entonces empiezo a crear una alineación. No me gusta que estén disgustados conmigo, de modo que voy a hacer lo que me dicen, me voy a ajustar a este entorno, simplemente voy a decir, “Sí, yo también. a mí tampoco me gusta esa gente”. Otra respiración. Y luego crecemos y ni siquiera sabemos realmente de dónde vienen esos pensamientos y emociones y sistemas de creencia, porque muy rara vez los examinamos, si alguna vez lo hacemos.

De modo que todo lo que tienen que hacer es mirar alrededor al mundo de hoy, las culturas, las guerras que estamos viendo, y hay muy poco lugar para la pregunta: ¿de dónde vino ese pensamiento?  ¿Y de quién es este pensamiento, de todos modos? Porque no lo siento muy bueno para mí. Simplemente no lo siento bueno. Pero no tengo suficiente presencia, suficiente quietud, suficiente autoexamen, oportunidad para salir de toda esta energía, salir de la caja, para simplemente mirar. Ese pensamiento, ese sistema de creencia, que no lo siento bueno, ¿es mío? ¿De dónde vino? ¿Y es algo que yo deseo seguir llevando conmigo?

Verán, al vivir en el juego de la 3ª dimensión en que crecimos, uno de los criterios, de la estructura de la caja de lo que llamamos el juego de la 3ª dimensión, hay reglas y estructuras, pero una de las piezas es el tiempo.  Si le preguntas a la gente en la calle, si hay algo además del tiempo lineal, primero te mirarán como que estás loco, y luego tal vez 99 de cada 100 dirían: “No, eso es todo lo que hay, el tiempo lineal. Pasado, presente, futuro, y te mueres.”. Es el juego 3D, así funciona.

Pero cuando empiezas a volverte más consciente de que algo no anda bien en tu vida, “realmente deseo todo este bienestar; realmente me siento bien cuando hago algo bondadoso, cuando río con la gente, cuando me puedo expresar sin temor al ridículo. Me siento bien. Y me gusta eso. Y cuando la gente colabora, cuando se ríen juntos, me gusta eso. Pero no lo hago muy seguido.”  “Me gusta tener amigos que pueda disfrutar, pero tampoco hago eso mucho”

Entonces este espacio de “quién soy yo”, en un gran aspecto de esto, es que yo soy la combinación de pensamientos y creencias que no están en tiempo presente, que fueron creados en el pasado, nunca realmente conseguimos hacer la pregunta, ¿esto tiene algún valor para mí? Esta creencia que tengo ahora. ¿A mí realmente no me gusta aquella gente? Porque en realidad nunca estuve con ninguno de ellos. ¿Esto tiene valor para mí? Este pensamiento, creencia, emoción, que yo llevo conmigo, ¿me hace sentir cómodo? ¿Me permite disfrutar? ¿Alguna vez te hiciste esas preguntas?

Verás, lo que pasa es que cuando empiezas a hacer esas preguntas, hay oportunidad para simplemente armar un punto de vista diferente. Cuando empiezas a salir de esta caja, y te miras desde un lugar diferente, y reconoces que hay cosas que haces, de las que no estás orgulloso, o que no te gustan, hay cosas que no haces porque temes hacerlas, hay cosas en que realmente te gustaría involucrarte pero “no soy lo bastante inteligente para hacer eso”. Pero de hecho, probablemente eres lo bastante inteligente para hacerlo. Entonces, ¿por qué no hago eso? Bueno, no soy lo bastante inteligente, dirías. Y como eso es “la verdad” … ¿Qué quieres decir con que eso es la verdad? “Bueno, eso me dijeron desde que tenía tres años.” “Nunca tendrás éxito; ¿por qué eres tan estúpido?  ¿Cómo es que no haces bien las cosas? ¿Por qué no te gusta esta otra gente?”

Ahora bien, toma una respiración. Fíjate si puedes divertirte un poco con esto, realmente. Porque cuando consigues salir de esto hacia un punto de vista diferente, cuando reconoces o empiezas a reconocer: “¡Esto no es mío! Toda esta creencia que sostengo no me resulta nada cómoda; puedo vivir con ella pero no me gusta” ¿Qué tal si puedes traerla a un momento de tiempo presente y haces una pregunta simple? ¿Esto me sirve? ¿Tiene algún valor?

Cuando empiezas a hacer esa pregunta, empiezas a responder a la pregunta ¿quién soy yo? como un ser espiritual dentro de un cuerpo físico. Empiezas a reconocer: “No, esto no es quien yo soy” Es un gran descubrimiento. Pero en general lo que sigue es: “no sé qué hacer con esto. No sé cómo salir de esto. Todo lo que he estado haciendo durante estos últimos 30 (40, 50, 60) años está basado en esto. Esto es quien yo soy”

Pero si tuvieras otra opción, si pudieras simplemente considerar – esto es escandaloso, son declaraciones escandalosas – que “todo lo que sucedió en mi pasado no es fijo ni permanente y es el fin de la discusión. De hecho, cuando empiezo a estar en tiempo presente, en el ahora mismo, y me pregunto: aquella vergüenza que pasé cuando tenía 14 años, cuando tomé una fuerte decisión de nunca más ofrecer mi opinión, nunca más contaré un chiste, nunca lo haré otra vez, ¿eso me hace feliz? ¿ese ‘nunca’ me sirve bien?” En general, la respuesta será No.

Entonces, la pregunta siguiente es ¿cómo lo saco de mi espacio? ¿Cómo dejo de pensar ese pensamiento? ¿cómo me libro de estas emociones que sostengo y que no me permiten sentirme bien conmigo mismo? En este momento, lo escondo la mayor parte del tiempo, ni siquiera le presto atención, estoy bien generalmente. Pero… todavía está allí, adentro de la mochila. Toma otra respiración.

Ahora bien, otra vez un enunciado escandaloso: ¿Qué tal si el tiempo fuera diferente? ¿Qué tal si esa respuesta, tiempo lineal, es lo que es, lo que piensas, pasado, presente, futuro, y te mueres? ¿Qué tal si esa no es la única forma del tiempo? ¿Qué tal si yo pudiera simplemente reconocer cuando entro en tiempo presente? – como están ustedes aquí, no están pensando en la cena ni en el desayuno ni en el almuerzo, no piensan en el trabajo de mañana ni en lo que hicieron ayer. Están bastante en el presente y en su mayor parte con algún conjunto de pensamientos o creencias que saltan a la superficie y sostienen su atención.

Ahora bien, muy probablemente, saltaron y lo que pasó es “No me gusta esto, solo seguiré escuchando, pero no voy a mirar eso” Pero ¿qué pasaría si en el mismo momento presente pudieras tomar una respiración y empezar a reconocer “Estoy bien y voy a considerar que estos pensamientos y algunas de estas creencias que sostengo, no son mías. Están en mi espacio, pasan por mi cabeza, de algún modo conducen cómo vivo mi vida,” pero ¿qué tal si pudieras salir de eso? ¿Qué tal si de hecho pudieras simplemente preguntar ‘esto es mío’? ¿Tiene algún valor para mí seguir armando mi vida alrededor de esto que hice allá en mi pasado?

Pero entonces la cuestión es, el pasado queda, se pega, se terminó, sucedió, fue veinte años atrás, no puedo hacer nada al respecto. ¿Qué tal si eso no fuera absolutamente correcto? Sí, sucedió un evento; el evento sucedió.  Pero la cosa interesante que nunca se reconoció es que, cuando empiezas a mirar dentro del pasado, eso que sucedió, digamos algo que hiciste, en el minuto que llevas tu atención a eso, una culpa – emoción – surge. Una emoción de culpa, o de resentimiento, o de celos. Desarmemos lo que sucedió. Tuve este evento en mi pasado; cuando pongo mi atención en él en momento presente también siento la emoción de ese evento que tuvo lugar en mi pasado. ¿Qué pasaría si dijéramos, de cierto modo, que en tiempo presente, aquí mismo, no hay pasado? Ahora bien, escuchen. No hay pasado. Lo que sí tienes, es una acumulación de un montón de momentos de tiempo presente – así como este momento es presente ahora mismo – momentos de tiempo presente en el pasado que se han acumulado hasta ahora. Pero cada uno de ellos fue una experiencia de tiempo presente que fue un pensamiento y una emoción y una experiencia.

¿Qué pasaría si simplemente lo miraras de modo diferente? Déjenme conservar esto simple. Mi madre murió hace veinte años, y estoy triste. Oh, yo amaba a mi madre, era maravillosa, realmente la extraño, me emociono y me pone triste. ¿Qué tal si lo miras de modo algo diferente? El pasado es un evento que sucedió en un momento de tiempo presente, y tenía una emoción fijada a él en aquel momento de tiempo presente, hace veinte años.

Pero la información es que una experiencia pasada tiene dos componentes: uno es el evento – mi madre murió. El otro es: cuando sucedió estuve triste y alterado. Pero aquí estoy, veinte años después, y me preguntas por la muerte de mi madre, y lo voy a abordar de modo diferente. Voy a decir: sí, mi madre murió hace veinte años, pero no voy a adherir la emoción de aquel evento pasado. No necesito estar triste y alterado ahora, solo por poner mi atención en la información.  Otra respiración.

Entonces: sí, tu madre murió. Ahora, ¿cómo deseas observar eso? ¿Lo quieres observar desde la emoción “triste y alterado”?  O puedes decir simplemente “Sí, mi madre murió”. Sin emoción.

Y luego la siguiente pregunta es ¿cómo te llevabas con tu madre? Ella era grandiosa, era tan divertida, lo pasábamos muy bien. Ella me dio tanta información, tuve una vida maravillosa. Bueno, eso también es tu experiencia del pasado. Pero cuando llegas a un lugar de estar en tiempo presente, puedes elegir. Y aquí podrías elegir poner esa emoción de incomodidad, o podrías elegir poner una emoción de aprecio, admiración, pensamientos presentes. Ahora bien; quédate en eso un momento.

Porque, verás, tan pronto empiezas a tener este concepto como posibilidad, puedes hacer otro conjunto de preguntas. Sostener esta emoción, en mi cuerpo, que me da mucha tensión, ¿me sirve de algo ahora? Y en el momento que puedes reconocer, “Vaya, he estado sosteniendo esta tensión, esta ansiedad, esta alteración, esta emoción en las células de mi cuerpo durante estos veinte años, sin prestarle atención, aunque ha estado allí todo el tiempo. ¿Quieres decir que puedo cambiar mi pasado eligiendo la emoción que sostengo en el pensamiento?”  Sí, sí, eso estoy diciendo.

Piensa en eso. Porque lo que realmente se está diciendo es que la capacidad de cambiar tu pasado como juega en tu momento presente, es posible. Ahora, si es posible, solo piensa un momento en tu pasado. ¿Dónde estuviste culpable? ¿Dónde te condenaste? ¿Dónde te estás castigando? ¿Dónde te estás culpando, escondiendo, evitando? ¿Dónde tuviste vergüenza? La lista podría seguir y seguir. Reconoce que cada una de estas palabras es una vibración. La parte interesante es que muchas de las vibraciones que están en esa mochila, ni siquiera son tuyas. Una pieza de esto por un momento.

Pero si puedes empezar a crear un constructo, llamémoslo plataforma, para básicamente salir del juego 3D. “Por el momento voy a elegir alinearme de modo diferente. Voy a estar feliz, presente, sentirme capaz. Voy a estar aquí simplemente en mi silla y alinearme en cómo me siento bien conmigo mismo. Y luego miro mi mochila llena de aquellos sentimientos, palabras.

De modo que en un lugar nos quedamos como rehenes de eventos en nuestro pasado, y seguimos llevando esas emociones y pensamientos, muchas veces como “culpa mía”. Es mi culpa.

Pero llevemos esto a otra capa, porque todo sucede en capas. Al mismo tiempo me voy a parar en esa pequeña plataforma y voy a observar cosas que pienso y creencias que sostengo. Y un conjunto de creencias que sostengo es esta acumulación que puede resumirse en “Algo anda mal en mí. No estoy bien, no hice las cosas bien, soy mala persona, no le gusto a nadie, nunca tendré éxito, no soy inteligente” …. Tú eliges. Garantizo que todos tienen una buena lista de “no estoy bien porque…”

Pero hago una sencilla pregunta: ¿cómo llegaste a esa conclusión? Oh, simplemente lo sé, solo tengo que echar una mirada a mi vida.  Sí, sí, ya sé, pero ¿cómo llegaste a esa conclusión? Porque nunca realmente comenzaste en un punto a decir “no estoy bien”. Pero ciertamente está en mi espacio, no estoy bien. No hago las cosas bien, en mi vida no funcionan como pienso que debieran, es culpa mía.” Pero, mira, nunca empezaste a decir “es culpa mía, soy una persona que no está bien.”

Entonces, este “no estar bien”, cualquiera sea la forma que tome, si lo consideras, no es tuyo. Verás, ese papá/mamá/maestra/sacerdote, en tus primeros años, que tenían algún mal día en su vida, y en su resentimiento y el sentimiento en tu segundo chakra “no me gusta esto” ¿De qué se trata esto? No me gusta. Bueno, lo que estás haciendo es sintiendo las emociones de todos los demás. Algunos de ustedes son muy buenos en eso, debido al sistema de protección: no me gusta que yo a ellos no les guste. Oh, tomemos esa frase: no me gusta que yo a ellos no les guste.

Entonces, si tú no te dispones a decir “no estoy bien”, ¿cómo es que tienes tanto “no estoy bien” en la mochila? O aunque sea un poco. ¿Es posible que te hayan entregado un montón de regalitos, o tal vez solo uno? y ese regalito viene de alguien. Del mal rato y la mala vida de alguien en ese justo momento. Simplemente te miraron en ese mal rato o mala vida, y dijeron: “No estás bien, es culpa tuya que pase esto. No eres inteligente. Nunca tendrás éxito. No haces bien las cosas.” Oh, ilumino muchos cuadros.

Pero este es el punto: ¿qué tal si nunca fue idea tuya no estar bien? Sin embargo, le pusiste un marco. Y simplemente, si lo miras, reconocerás que nunca respondiste a la pregunta: ¿Qué hice de malo? ¿En qué me equivoqué? He estado preguntando por varios años y nunca recibí una buena respuesta. Entonces me alejé de eso. Pero, ¿qué tal si lo que hiciste mal fue simplemente el mal día de alguien, arrojado sobre ti, en forma de regalito? “Aquí tienes, un regalito: no estás bien.” Y lo aceptaste, porque fue arrojado energéticamente directamente adentro de tu espacio. Probablemente te volteó. ¿Alguna vez te sentiste como “Oh, Dios, esto no está bueno, me voy a ver en muchos líos”? Bueno, ese es el espacio de “necesito retroceder”, porque aquí viene otra vez, otra vez. Siguen diciéndome que no estoy bien.

Pero si realmente haces una pausa en tiempo presente, y eres capaz de desenredar esa pila de frases, y las tomas de a una por vez desde un lugar cómodo, no tratas de ir a la cuestión “desearía que no hubieras nacido”, sino solo encargarte del “no estoy bien”

Y pasa que, en tiempo presente, cuando reconoces “sí, eso me pasó, ese evento, pero no necesito sentir el sentimiento que acompaña al evento”., empiezas a verlo con ojos diferentes, por así decir, empiezas a reconocer “esto ni siquiera es mío.” Esta energía que te retiene como rehén, ni siquiera es idea tuya. Porque verás, realmente encontrarás que estás bien, estás ok.

Entonces, ¿qué tal si solo miras ese regalo en tiempo presente, cualquiera sea la forma que tome? Y simplemente dices ¿esto me sirve? A los 45 años, a los 60, o lo que sea. A la mañana siguiente: ¿Esto me sirve? ¿Esto brinda algún valor? ¿Me gusto más por medio de este regalo que está frente a mí?  O en la mochila, para no mirarlo y olvidarlo. Verás: está en la mochila porque hago como un trato con el regalo: si no sales de allí para seguir recordándome cuán malo soy o que es mi culpa, prometo que nunca volveré a juntarme con esa gente que me dijo que yo no estaba bien. Oh, me envolveré en bondad y diré “Oh, estoy bien, estoy bien”, y seré mínimo con ellos. ¿Confío en ellos? No, pero igual tengo que ir a la cena del Día de Acción de Gracias con ellos. Tomen otra respiración. Porque hay mucho que se está yendo. Se va, no se atrae a tu percepción conciente para que lo mires fijamente.

¿Qué tal si no tiene nada que ver contigo, excepto que aceptaste este regalo del mal día de otra persona? Y nunca pudiste responder a la pregunta ¿qué hice de malo? Porque verás, nunca hiciste realmente algo mal; nunca arruinaste nada, virtualmente nunca fracasaste. “Bueno, espera un minuto, tú no me conoces”. Y casi nunca cometiste un error, si realmente lo miras. ¿Has hecho cosas que no funcionaron? Oh, sí. Pero ¿lo hiciste porque tu intención fue no hacerlo bien? No, tú nunca haces eso. ¿Lo hiciste porque tenías muchos mensajes de “así es como vives tu vida”? ¿Y no funcionó? Sí, sí, tengo mucho de eso.

¿Qué tal si pudieras dar un paso atrás y desde una plataforma de bienestar, recordar y desde el tiempo presente mirar a muchas cosas de esas que está en la mochila, esos no estoy bien? Y pudieras reconocer: no voy a poner emoción, como siempre lo hago, en un no estoy bien, pegada al pensamiento. Simplemente voy a reconocer que el pensamiento ni siquiera es mi pensamiento.

¿Y qué tal si hay un conjunto de herramientas – mejor llegar allí pronto   – que te permiten simplemente alejarte de eso, des energizarlo, hacerle corto circuito, despejar el lugar, por así decir? Si lo sacas de la mochila, y simplemente reconocer: “Universo: voy a devolver este libro a la biblioteca en el cielo. Muchas gracias, pero ya no necesito andar cargando esto.” ¿Sería útil?

Entonces hay herramientas, y habilidades, y estrategias, y conceptos. Están muy disponibles para reconocer que muchos de los pensamientos que pienso y muchas de las creencias que sostengo, simplemente no son míos. Y porque sigo creyendo o mirando por esos filtros, sigo obteniendo lo que siempre obtuve al usar esos filtros: No estoy bien.

Viene en grandes paquetes con culpa, juicio, viene en paquetes pequeñitos casi demasiado pequeños para verlos. Y sin embargo, evito esto, no voy a vivir mi vida, voy a hacerme a un lado.

La razón por la que queremos llevar tu atención a esto es que los días de hacerse a un lado realmente se están terminando. Y todos los desafíos que hoy observas en el mundo son simplemente los “no estoy bien” que están saliendo en el planeta de todas las mochilas. No puedes llevar este equipaje contigo en tu viaje al Hogar, la vida espiritual. Simplemente no puedes llevar ese “no estoy bien” contigo. Este es el tiempo en que llega este Cambio de consciencia, y realmente tienes la cabeza enterrada en la arena si no te das cuenta de que algo realmente significativo está en proceso de disrumpir el mundo alrededor. No es que esté disrumpiendo al mundo en el sentido de lastimar a alguien. Es disrumpir el mundo porque los celos, la furia, el enojo, el resentimiento, la imposición, el “mejor que”, correcto/equivocado, malo/bueno, esas cosas no suceden en ese lugar, el Hogar, no suceden en el Hogar. Hogar: respeto, dignidad, bondad, consideración, co-creación, cooperación, humildad, risa, aprecio. Allí estamos yendo. Pero no puedes llevar tu “no estoy bien” contigo.

Entonces, ¿qué tal si hay un conjunto de herramientas, una plataforma, con que puedes empezar a desmantelar ese “no estoy bien” sin tener que correrlo por el cuerpo emocional y tener que sentirlo. Es simplemente: “Esto no me sirve. Lo voy a limpiar de mi espacio.”


Tus Pensamientos no son Tuyos
Ejercicio de Energía

Entonces, juguemos aquí por un momento. Una herramienta realmente fabulosa, fundamental, funciona muy, muy bien.

Tome una respiración. Vamos a hacer esto tres veces. Y lo que les voy a pedir es: no estamos realmente buscando respuestas como ¿por qué mi madre no me quiere? No estamos limpiando la mochila allí, es demasiado para este primer paso, pero es muy factible de limpiar.

Vamos a buscar algo realmente simple. ¿Dónde, en tu vida, te encuentras sintiéndote fuera de equilibrio, que tiene que ver con otra persona que tal vez te hace sentir fuera de equilibrio, o que no estás bien?  Ahora bien, hagámoslo realmente simple. Lo haremos tres veces, y buscamos el éxito desde el punto de vista de entender un patrón; entender una herramienta. No estamos buscando hacer goles, es solo “me gustaría librarme de esta pequeña molestia que sostengo, una creencia de no estar bien, fuera de mi mochila”

Aquí, permítanme empezar diciendo que, lo crean o no, ustedes son clarividentes. Viene con el cuerpo; todos la usan todo el día, generalmente es mistificada y no se la usa en términos de “Entiendo lo que es la clarividencia.” Por definición, simplemente significa ver claro. “Veo claramente.”

Juguemos, porque esto se trata de jugar, y lo que quiero que hagan es permitir a su imaginación, su espacio de simular o inventar, que surja a la superficie ahora. Verán, mayormente esa imaginación fue una de las primeras cosas que les han quitado. “Porque si tú puedes imaginar lo que es posible, yo no te puedo controlar. De modo que yo te voy a decir cómo funciona el mundo”. Eso le dicen al pequeño de seis meses.

Entonces, aquí, simulemos; y quiero que recuerdes qué aspecto tiene una rosa roja. Solo recuerda, y al recordar, simplemente ves esa rosa roja. Puede tener hojas, puede tener un tallo, puede que la hayas visto en un negocio, o en el jardín, una rosa roja. Recuérdala.

Ahora tómala de tu espacio de recordar – solo estamos jugando y simulando – e imagina esa rosa roja a unas 12 pulgadas, o sea unos 30 centímetros, allí afuera delante de tu frente. Solo estamos jugando, no puedes hacerlo mal, es imposible, es una rosa roja. Incluso puedes extender la mano y tocarla.

Lo interesante de esta rosa roja es que tiene mucho propósito. Su tarea, la de esta rosa en particular, y la de todas las que sigan, su tarea es vibrar en bienestar e invalidar cualquier cosa que sea inferior al bienestar. Entonces, si tuvieras una sensación de culpa, y pusieras la culpa dentro de la rosa, la rosa simplemente absorbería esa culpa.

Ahora bien, considera esto como una estructura en que jugamos. No es la verdad de otra persona lo que estás oyendo. De hecho voy tan lejos como para decir: no me creas; solo estamos jugando. Crea esa rosa. Y luego, lo siguiente que me gustaría que hagas es hacerla explotar, tal como un fuego artificial. Explota en pequeñas partículas de luz.

Y luego vuelve a crear una rosa. La misma rosa.  Y entonces la haces explotar una vez más. Muy simple. De hecho, un desafío en toda esta posibilidad de limpiar tu mochila, es simple, ridículamente simple, pero no necesariamente fácil. Porque tenemos mucho compromiso en conservar esa mochila quieta.  Entonces, crea esa rosa otra vez, y destrúyela una vez más.

¿Hay un evento que ocurre en tu vida? Alguien simplemente no te oye, tratas de comunicarte con alguien y siempre hay una barrera en medio. Hazlo simple, no alguien profundo en tu realidad, sino que de algún modo siempre hay una confusión cuando hablo a John., Mary, esa es la idea.

Hay una confusión aquí; algo interfiere. Crea otra rosa  y simplemente pon tu atención en la confusión que interfiere en la comunicación.

Y luego haz que la rosa recolecte toda la confusión que interfiere. No pienses: es como tener una esponja y hay una tinta roja en el piso, o leche, o agua, y yo simplemente la junto con la rosa, como si fuera una esponja. Ahora toma otra respiración y siente que se está yendo.  No lleva tiempo, ¡Ahí va! Luego permite que esté completo; no pienses “Oh, no estoy seguro de tenerlo todo”. No, no pienses; solo permite que esté completo, y explota la rosa.

Crea otra rosa. ¿Hay alguien más con quien tienes una confusión, o con quien tu comunicación no es buena, o hay una vacilación, “no tengo permiso para hablar con esa persona”? Más o menos. Solo nota adónde te lleva ese pensamiento. ¿Te gustaría limpiar esa energía que no te permite comunicarte? Lo hacemos muy simple.

Haz que la rosa recolecte toda esa comunicación, o barrera para comunicarte. Toma una respiración. Ahora bien, es interesante que la rosa puede cambiar de color, podría agrandarse o hacerse más pequeña; todo eso está en la imaginación y es parte de lo que está sucediendo, y luego permite que la rosa esté completa, - puede que hasta te sonría en respuesta – y luego explota esa rosa, limpiando el no-permiso para comunicarte. Nota cómo se siente eso. No estás pensando; estás sintiendo.

Y quienquiera fuera esa persona con quien no tenías permiso para comunicarte, la barrera, los bloqueos, simplemente desde estar seguro, di: “Hola. Te veo.” Y te comunicas: “Hola”. Si no te devuelve nada, no buscas. Simplemente asumes el espacio de tu permiso para comunicarte. Realmente simple.

Y luego vamos a crear otra rosa más,  y si hay alguien en tu vida con quien sientes que no te puedes comunicar. Ya sabes, puede ser que “es demasiado importante” o bien “no le gusto”, o “si trato de hablarle me va a gritar”, “me va a maltratar”, hazlo simple, no elijas la peor persona en tu historia; solo alguien.

Y al mirar a esa persona, no hagas nada, solo nota: ¿tiene una buena vida? ¿Está feliz con su manera de vivir?, quiero decir, en esta vida. ¿Está cómoda consigo misma? ¿Tiene muchos juicios sobre todo? ¿Te gustaría vivir “en sus zapatos”?  Si puedes mirar esas cuestiones, ¿notarías que esta persona muy probablemente tiene su mochila muy llena, tiene mucho dolor, miedo? Verás, el miedo y el dolor hablan muy fuerte. El miedo y el dolor crean mucha culpa, mucho culpar a otros, mucha invalidación. Está bien pero tiene dolor. ¿Tú te cambiarías de lugar con esa persona?

Ahora bien; no estamos arreglándola, pero mira otra vez a esa rosa, y donde no tienes permiso para decirle hola a esa persona, no es de tu lado, muy posiblemente. Está en su dolor: “tengo miedo. No me hables. Tengo que simular que soy poderosa porque tengo miedo de que veas mi mochila.” Apuesto a que nunca lo pensaste de ese modo. .Pero lo que está en su mochila no tiene por qué ser lo que está en tu mochila. Entonces, ahora que tienes una mirada a algo que tal vez nunca antes notaste, date permiso para decir hola. Crea esa rosa y toma toda la energía que impide que te sientas bien contigo mismo, en presencia de esa persona. Junta todo eso. A medida que lo recolectas, ten un pensamiento fugaz: “Yo estoy bien. Tal vez estoy bien. Sí, creo que, de hecho, estoy bien” Toma otra respiración. Nota si tus hombros están un poco más livianos, si estás más cómodo, si estás más presente, si puedes tomar una respiración más profunda. Puede que sea todo eso, puede que nada de eso. Estoy bien, y estoy soltando esto fuera de mi mochila. Tal vez no era mío en absoluto. Ahora bien; no pienses; solo explota esa rosa. Date el permiso para simular, aquí, o quizás notar, aquí, “Estoy más liviano. Me siento bien.” No se necesita pensar.

A medida que juegas en esto, hablaremos sobre las otras herramientas, durante las preguntas y respuestas, pero aquí mismo ¿qué tal si no fuera mío? ¿Qué tal si muchos de esos pensamientos y muchas de esas emociones y muchas de esas creencias simplemente pertenecen energéticamente a otros? Y residen en mi espacio porque nunca contesté a la pregunta: ¿Qué está mal en mí? Y aquí, un entendimiento: nunca seré capaz de contestar la pregunta ¿qué está mal en mí? Porque no hay nada mal en ti; son simplemente consideraciones que caen fuera de ti, en términos de ¿quién soy?, ¿cómo funciona el mundo?, ¿qué necesito saber?, y en 3D estás pendiente de todos esos allí afuera para que te digan cómo funciona, y para que te aprueben: “estás bien, estás bien; yo digo que estás bien. pero mejor haz lo que te digo, y seguiré diciendo que estás bien.”

¿Qué tal si estás bien sin su sistema de prueba? Otra respiración. Ahora haz una pausa y di para ti, y fíjate si te vas a permitir una posibilidad: Estoy bien. Me gusto. – Oh, no te apresures con eso; es una herramienta avanzada. Solo tal vez. Y si sucede una sonrisa, ya sabes, es una cosa en que los labios se curvan hacia arriba y casi ríes, si eso sucede, es herramienta avanzada, no nos apresuraremos con ellas. Aquí mismo, “estoy bien” y permítete estar completo por el momento. ¡Buen trabajo!

Mueve los dedos de los pies, abre y cierra las manos, mueve la cabeza a izquierda y derecha. Me gusto – una sensación de eso.

Llegamos a un punto de detenernos, estoy curioso por saber qué han experimentado, porque mucho ha sucedido realmente en esta simpleza de cómo sucede. Cuáles son sus preguntas; cómo puedo ser de más ayuda.

Déjenme entregar esto a Roxane, hay mucha gente nueva en este llamado, de modo que ella explicará cómo hacemos lo que hacemos, y luego, por favor, hagan preguntas. ¿Roxane?

Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar


lunes, 8 de agosto de 2022

Mensajito Malvavisco del 7 de agosto

 Del Libro 10 de Kryon – Una Nueva Dispensación

 ¿Eres una Persona Común?

 ¿Podría ser que no seas tan común como pensabas? Ciertamente, este es el caso.

 Escucha: El ser humano que se enfoca en la oscuridad, ¡se volverá oscuro! ¡Y será poderosa oscuridad! El ser humano que se enfoca en la luz, traerá luz. ¡Y será luz poderosa! Muchas veces te hemos dado la diferencia entre esos atributos, porque la luz es activa y la oscuridad es pasiva.

 Eso es información vieja. Pero esto es lo que significa: Cuando hay oscuridad y tú eliges la luz, un área oscura, expuesta a la luz, se volverá iluminada.

 Lo oscuro parece esfumarse. Literalmente, no es moverse de lo oscuro hacia la luz, sino, en cambio, es una alquimia de “encender la luz”.

 Sucede todo al mismo tiempo. No es lento. Y cuando se enciende la luz, todas aquellas cosas que se escondían en la oscuridad están allí para que las veas.

 ~ KRYON

A través de Lee Carroll

 Traducción: M. Cristina Cáffaro

domingo, 7 de agosto de 2022

Kryon - Círculo del Doce - 3 de agosto 2022

Círculo del Doce – Kryon a través de Lee Carroll

Primer miércoles 3 de agosto de 2022

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon.

Acérquense un poco más. Muchos de ustedes han hecho preguntas muy importantes. Como se señaló hoy, especialmente lo que se dijo en la información, información de amor, información de perdón, que verdaderamente todas las respuestas muy bien pueden estar en ustedes. No se trata de las cosas que desean crear en su vida, es sobre las que desean que sucedan dentro de ustedes, que luego ayudarían a crear las cosas en su vida. Este, queridos, es el mensaje, y siempre ha sido el mensaje de Kryon: que así como ustedes van, así es su vida. Muchas veces hemos estado ante ustedes y les dimos información, que según ustedes actúan y qué esperan, y lo que sale de su boca es como un menú. Un menú del que eligen una cena, pediré esto, o pediré aquello, o esto otro, y luego, eso viene a ustedes. Y muchos de ustedes no se dan cuenta de la energía que sale.

Esto, llamado en general Ley de Atracción, es real, y muchos la han visto como real. Una cosa es darse cuenta de que ustedes crean todo lo que no quieren en su vida, y otra cosa es darse cuenta de que invertir eso muy bien podría crear lo que quieren.

Eso ciertamente es el tema de esta meditación. Dentro de un momento o dos, haremos lo que siempre hacemos. Hay una metáfora que establecimos, para aquellos que no nos han visto antes: cruzamos un puente. Y esta es una metáfora de cruzar desde lo desconocido a lo conocido, o de lo conocido a lo desconocido, según en qué sentido lo cruzas. Vas en ambos sentidos. Porque al principio cruzas hacia lo desconocido, y al final eres bienvenido a regresar.

Algunos de ustedes se han dado cuenta de que cuanto más hacen este ejercicio, más se fusiona. Y eso desconocido es la porción que muchos de ustedes están buscando; es la porción de su alma, la porción del Todo lo que Es. Hubo muchos líderes espirituales que siempre les dijeron que hay un elemento del Creador dentro de ustedes. Algunos han dicho “Dios en su interior”; otros dijeron “el Creador en su interior”; no importa, las palabras no importan.

¿Es posible que dentro de ustedes estén las herramientas de la misma energía que creó todas las cosas? Esto es, por supuesto, la base de la espiritualidad. Hay un “tú” más grande, por decir así. Hay una Fuente más grande que tú, por así decir. Pero enseñamos que está todo junto. La unidad que es buscada por muchos, en todo el planeta, en muchas regiones, es la unidad no de todas las cosas juntas en el planeta, sino la unidad de todas las cosas que existen en todas partes. Es una unidad que dice: Tú eres más grande que lo que piensas. Y cuando empieces a entender esa grandeza, entonces tienes que preguntar, “Entonces, ¿por qué no la siento? ¿Dónde está? ¿Cómo llego a ella? ¿Qué puedo hacer con eso?” Bienvenido al Círculo del Doce. Este es el proceso, el ejercicio, la visualización, o como quieras llamarlo, que te permite ir a ese lugar que anteriormente no pudiste ir muy fácilmente. Esta nueva energía en el planeta está a favor de que tú te descubras a ti. Podrías decir que el suelo está ahora templado con amor. Por donde vas hay cosas para descubrir, que nunca viste antes. Pero hay una parte de ti que tiene que reconocerlas.

Todavía hay algunos, alrededor, que desean luego decir: “Bueno, aquí no hay nada bueno, nada que yo haga marcará una diferencia, y por donde voy hay problemas.” Eso es todo un menú, queridos. ¿Han pensado en eso? ¿Qué verbalizan ustedes? En voz alta, ante sus amigos. A veces pueden descubrirse, cuando algo sucede, diciendo “Sabía que sucedería.” Verbalizaron algo que reconocen que habían esperado, algo deficiente, y eso tuvieron. Y aquí vino el mozo con el plato, lo puso frente a ti. Vaya, tú lo pediste.

Aquí hay una historia más grande. ¿Qué tal si pudieras invertir eso? No solo eliminarlo. ¿Qué tal si lo pudieras invertir? Bueno, primero vas a tener que cambiar tu menú. Quiero decir: ¿qué hay en el menú? ¿Qué hay en tu menú hoy? O cualquier día.

Vamos a hacer eso, cruzando por este puente, hacia el Círculo del Doce. Y por primera vez habrá un nuevo salón. Y por primera vez, algo nuevo va a suceder allí, y esto va a establecer el escenario. Cada semana, durante algunas semanas, vamos a hacer la misma clase de meditación, con resultados diferentes cada vez. ¿Esto es real para ti o no? ¿Estás simplemente observando algo que piensas que es bonito? ¿O comprendes que estar en dos lugares al mismo tiempo está bien dentro de tu capacidad? Criatura multidimensional antigua, que llamas ser humano: ¿Te has enterado de que tu ADN es multidimensional? Los biólogos cuánticos lo saben. Puedes discutirlo con ellos si deseas.

Todo en ti dice que hay multidimensionalidad en ti, pero tú vives solo en 4 dimensiones. Pero tú existes en muchas. Por eso tienes la intuición que tienes; eso viene directamente de tu alma.  Por eso tienes las sanaciones milagrosas que son posibles; vienen directo del otro lado, de tu alma. Tú eres más que lo que piensas.

Entonces quiero que vayas allí conmigo, ahora mismo, a cruzar el puente. El puente puede ser como lo desees, de cualquier tamaño, cualquier visualización, pero no puedes ver lo que hay del otro lado. No es demasiado largo, es solo que hay una neblina ocultando lo que hay más allá de la mitad del puente. Aquí donde estas ahora, entiendes, estás cómodo, eres conocido, todo es conocido. Pero cuando cruzas el puente, nada es conocido. Todo es nuevo.

Hay algunos que han hecho esto y después se dieron cuenta de que lo que estaban haciendo es encontrarse con las partes desconocidas de ustedes y son hermosas, porque al otro lado del puente encuentran la divinidad dentro de sí mismos.

Crucemos juntos el puente, toma mi mano. Oh, un paso por vez, queridos, cruza conmigo, cruza con los demás, cualquiera sea la manera en que lo veas sucediendo. Moviéndonos a través de la neblina, con una sonrisa, porque te van a presentar el amor, la compasión, y la bondad tuya. El núcleo de ti, cómo fuiste creado. No el tú que acarrea el equipaje de las vidas pasadas, ni el tú que lleva las cosas que le han pasado y sus problemas. No el tú que puede tener una enfermedad en su cuerpo, o problemas que trata de resolver. Este es el tú eterno, el tú/alma. Este es hermoso. Es bellísimo. Es donde tienes paz. Este es el tú/hogar. Es donde vas cuando no eres un tú humano. Es el lugar al que vas y del que vienes. Es hermoso. Lo digo otra vez.

Y cuando estás en este lugar, difícil de describir porque solo tú sabes qué hay allí, a menudo te llevamos a un teatro circular. No esta vez. Te llevamos a otros lugares, a otros salones, podrías decir. Te llevamos a encontrarte con otros Maestros, Maestros de las Estrellas, y muchos otros conceptos. Pero este, este es nuevo.

No solo es nuevo, sino que vas a experimentar lo que llamaré ítems practicables. Es algo que te va a suceder a ti, para ti, si tú lo deseas. Y eso de “a ti, para ti” es porque ya es hora. Ya es tiempo. Estas son cosas que veinte años atrás ni siquiera podías imaginar que pudieran suceder. Esta es una nueva era, un tiempo nuevo, una Tierra nueva. Esto es lo que les dijimos que vendría; un tiempo y lugar en que la humanidad puede darse cuenta de qué quiere, y crearlo. Están en la antesala de la paz en la Tierra, y ni siquiera lo reconocen, porque dicen, “Bueno, pero si hay una guerra aquí. ¿Qué viene luego?”  Y ¿qué viene luego?  Una reacción de la humanidad, que dice “Nunca más.  Esto no es lo que queremos.  Nunca.”.

Estás en este bello lugar. Ven, pasa por un portal, una puerta si lo deseas. Es una señal, una señal, una metáfora, de que estás yendo de un lugar a otro donde algo puede suceder. Y pasas por el portal. Y llegas a algo que no puedes realmente reconocer: ¿es un salón, o no es un salón?

Te das cuenta de que hay un espacio que está dedicado para algo, como sería una sala donde vas tal vez a tener un evento, o ver a un doctor, o a un lector, un espacio donde sabes que está puesto para que algo suceda, es un espacio para ti. Pero no puedes ver las paredes. ¿O sí puedes?  Si las miras, ¿están demasiado lejos para verlas? ¿Esas son una o dos estrellas, que ves? No tiene sentido. Estás en un espacio multidimensional de ti. Y es grandioso, y es bello, y tiene tu nombre en todas partes. Y algo que incluso podrías oírlo. Es hermoso.

Y en medio de esa sala, justo frente a ti, hay una silla.  Esta silla es diferente. Cada vez que veamos esta silla, voy a invitarte a que la veas diferente. Todos ustedes han visto una silla. Tal vez pueden ver una silla en su mente. ¿Esta? Cuando te sientas en ella, te ama. Se convierte en ti.  Es la cosa que más satisface que hayas hecho. Cuando te sientas, te abarca, te envuelve, te ama. La silla se está volviendo parte de tu ADN, de tu torrente sanguíneo, de tus células. Está en contacto contigo y lista para ser activada. Esta silla tiene un nombre: la Silla de la Transformación.

Y lo que viene luego es quién, o qué, se necesita para imbuirte a ti, en la silla, con lo que hoy se necesita.  Esta es la primera de muchas sillas de transformaciones y activaciones, y la primera es importante. Va a haber una transformación en ti, y te diré, a medida que este entorno se presenta, ellos van a tocar la silla y algunos de ellos simplemente se quedarán atrás, y sostendrán sus manos levantadas.

Algunos de ustedes, alrededor de ustedes, como estoy mencionando ahora al entorno, algunos de ustedes pueden tocar esta alma, si lo desean. Lo que sea que hagan, va a ir directamente dentro del tema para este día: la transformación de la percepción conciente.

Este es el primer paso. Se ha mencionado, incluso el primer invitado lo mencionó. Ustedes no están completamente concientes todavía, queridos, de lo que es posible, o de lo que existe, o lo que podrían hacer, o de quiénes son.

Y lo que necesitan, el primer paso, la primera semilla a plantar, podrían decir, es la percepción conciente. ¿Aceptan esto, desde este entorno, para que ellos se lo den? Uno de los pasos que vamos a pedir en cada ocasión, es que ustedes den permiso, si lo desean: “Yo doy permiso para que este entorno trabaje hoy conmigo y me dé percepción conciente. Doy permiso” podrían decir “para que este entorno trabaje conmigo hoy y me dé percepción conciente.”. Si ustedes desean decir eso, entonces comienza.

Comienza ahora mismo, el entorno avanza – quiero que sientan esto. La silla es hermosa, y el entorno se adelanta y se fusiona con la silla, y ustedes son uno con este entorno. Lo que ellos desean es imbuir en ustedes, en su ADN multidimensional, un nuevo don: más percepción conciente de sí mismos que la que hayan tenido.

Cuando regresen de este episodio, queridos, de esta sanación, queridos, ustedes vuelven a cruzar ese puente y regresan al lugar donde están sentados, quiero que estén concientes de su percepción conciente. Algo está sucediendo: si ustedes dieron permiso, les diré que lo primero que van a ver es un nuevo menú. Y en ese menú habrá cosas hermosas. Sucederá al día siguiente, y al siguiente. Y la expectativa de sanación, y la expectativa de problemas que se resuelven, una belleza delante de ustedes, en lugar de horror o negatividad, una manera de pensar diferente porque de pronto están concientes del tú más grande.

Permitan que ellos derramen esa percepción conciente dentro de ustedes, ahora mismo. Derramada dentro de ustedes.

¿Esto es real o no?  ¿Estás aquí o no? ¿Cuándo diste permiso, era de verdad, o no? Todas estas cosas son tu consciencia infundiéndose en la silla, junto con quienes te están ayudando ahora mismo.

Este es un nuevo tiempo, queridos. Una luz nueva está llegando, queridos. Los necesitamos, a ustedes y a su percepción conciente, ahora mismo, para que puedan convertirse en ese individuo compasivo y divino para el que estaban hechos. Esa es la plantilla creadora.

Quédate. Quédate y oye la música, quédate y haz que ella se infunda en ti, y espera cosas buenas. Ese es el comienzo. Tendremos una silla de percepción conciente cada semana por algún tiempo desde hoy en adelante. Esta es la primera vez.

Yo soy Kryon, enamorado de todos ustedes. Por lo que han hecho, por lo que están por hacer, con el permiso que dieron.

Y así es.

Kryon

Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar