miércoles, 8 de agosto de 2018

Boletín de la Familia Kryon de Agosto 2018


¡Saludos!
.
Quiero hablar brevemente de cómo la muerte de los amigos nos afecta a todos.  En los últimos dos meses he perdido tres amigos con quienes realmente disfrutaba estar, y que simplemente pensaba que "durarían para siempre". Kryon habla de un sistema espiritual muy compasivo que acompaña a la transición, pero en el punto real de la pérdida, y por un tiempo después, es un momento emocional muy difícil. A veces los corazones quedan muy vacíos. No importa cuál sea la metafísica de ello, existe para los que quedan un tiempo de duelo y de intentar recuperar algo de normalidad. A ellos se les ha de enviar energía.

 Una parte de mí siempre quiere consolar a la esposa o a los hijos, pero me doy cuenta de que solo quisiera sentarme y llorar con ellos... no es una gran ayuda. Kryon habla de la "partición de las almas." Nos dice que realmente no entendemos el alma no lineal. ¡No la entendemos!  Habla sobre el asombroso sistema compasivo según el cual los que perdemos en la vida dividen sus preciosas almas, y esas "partes de almas" viven con nosotros hasta nuestro último aliento. Hacemos lo mismo por nuestros hijos y seres queridos. Es un mensaje muy amoroso y es un paradigma sumamente difícil de entender. También trae aparejada  toda clase de preguntas lineales sobre cosas no lineales.

Kryon nos dice:

"¿Cuán grande crees que es Dios? Tus preguntas muestran las limitaciones de tu consciencia. Los conceptos de amor y compasión mutua están más allá del alcance del entendimiento humano. Tu alma es parte de un sistema universal de amor. Dime, cuando amas a alguien, ¿tienes que explicarlo? ¿Podrías? No. Entonces cuando te digo que este amor continúa de ambos lados incluso después de la muerte, no trataré de explicarlo. El amor es una energía viviente única en su clase, y no necesita que la entiendas para amplificarse, seguirte a todas partes y darte paz donde sea necesario. Nunca estás solo."

Entiendo que hay mucho más para saber y experimentar. Entretanto, le digo a Tupe, y a Fred, y a Jack: Los extraño, y siempre recordaré al "Dios dentro de ustedes".  Que todos los que lean esto también sientan la celebración que todos tenemos cada uno por el otro, ahora y más allá.

Bendiciones,

Lee Carroll

Traducción: M. Cristina Cáffaro