domingo, 27 de mayo de 2018

Tour Mágico de los Misterios - Escocia Nº 6 - Kryon


Canalización de Kryon por Lee Carroll
Escocia - 8 a 14 de Mayo de 2018

Escocia - Nº 6
Seminario de Edimburgo, 1ª parte
Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
Para los que nunca vieron esto antes: notarán que mi socio no se prepara ni adapta para canalizar. Y como ya dijimos antes, esto se debe a que la divinidad de lo que está haciendo es parte de él, como es parte de ustedes. A través de estos años se produjo una fusión, y esta fusión se describe como el ser humano comprendiendo que la Gran Fuente que ustedes llaman Dios es parte de ustedes, otorgada en aquello que fue la historia de la creación.
Podrían decir, "¿Qué es lo que el canalizador me dará hoy? Yo ya he oído a aquellos que en el planeta tienen un sistema de creencia en que estoy arraigado, que creo, con el que estoy comprometido." Quiero mostrarles la diferencia. Lo que les han dicho sobre el amor de Dios es maravilloso, bello.  Ustedes lo sienten en el culto. Pero queridos, es simplemente en toda la Tierra. Hay algo sucediendo que empieza a expandir todo lo que les han dicho, para ser una historia tanto más grande, más grandiosa, que lo que puedan creer.
A lo largo de la historia, en toda la humanidad hasta estos días del Cambio, todo ha estado relacionado con la singularidad de una idea: el planeta Tierra. Ustedes escuchan a quienes les enseñan desde aquí, desde el planeta Tierra; todos los sistemas de creencia que tienen se originan aquí, en el planeta Tierra. Oh, ustedes hablan del Dios único, y ese Dios hizo al planeta Tierra. Incluso la escritura comienza con la creación del planeta Tierra, de modo que lo que ustedes tienen, queridos, es una hermosa historia de lo que sucedió aquí.
Les pregunto, en este día y esta época, cuando miran hacia el cosmos, la vastedad de su propia galaxia, y empiezan a hacer descubrimientos de Física, de Química, similitudes, incluso el potencial de vida en otros cuerpos celestes, lunas, hasta dentro de su propio sistema solar. Ustedes hablan con los que han construido la nave espacial y preguntan, "¿Qué hay en ella, que están buscando, investigando? Y ellos dicen "Vida. Creemos que podría haber vida microbiana en las lunas." Y la hay; van a descubrirla, queridos, en la química de ella, es muy parecida a ustedes, muy parecida a la de la Tierra, queridos. ¿Será posible que la historia de Dios sea mucho más grande que la Tierra, mucho más grande? ¿Será posible que en la vastedad de la galaxia pueda haber otra vida como la de ustedes? Si observan las estadísticas de toda la creación, de cuándo las cosas llegaron a donde están, cuándo se formaron, cuánto tiempo requirió, qué antigüedad tienen ustedes, y miden el polvo de las piedras, descubren algo: ustedes son muy jóvenes.  ¿Puede ser que este planeta recién haya comenzado a evolucionar? Y uno de los más grandes pensamientos evolucionarios es que ustedes no están solos. ¿Qué tal si las estadísticas son correctas y hay vida en todas partes? Y que algo de ella sea antigua, muy antigua, y sabia, que haya atravesado mucho, y sepa quiénes son ustedes. ¿Qué tal si les digo que hay algunos que los protegen a ustedes de los otros?  Y ustedes dirán, "Bueno, eso está muy alejado de lo que creemos."
Me gustaría presentarles un plan más grandioso que dice que hay más que ustedes, que es divino, en esta galaxia. Dios, que creó este planeta, y esta galaxia y este universo, estaba ocupado (se ríe) creando vida en otros lugares mucho antes de que la chispa de la vida pudiera llegar a este planeta.
¿No es interesante que ustedes pongan categóricamente las cosas en cajas pequeñitas? Tienen linealidad en todo su sistema de creencia, relacionado con el globo llamado Tierra. Y en eso ustedes ven ángeles y humanos, y no hay nada en medio, ¿no? O bien son humanos, o son de origen angélico; no hay nada en medio. Y queridos, eso se debe a la linealidad de los humanos en un lugar que ha estado aislado como ustedes, y tiene solo ese concepto. ¿Qué tal si hubiera matices de divinidad? ¿Alguna vez han oído hablar de los de Orión? ¿Han oído mencionar a los de Arcturus, a los de Sirio, a los Hathors? Y así sigue y sigue. ¿Qué son esos, quiénes son?  Y estarán los que digan "Tonterías, eso no existe." Y otros que dirán "Yo los he conocido, y todos ellos tienen, abrumadoramente, un atributo: compasión, ayuda, amor." ¿Podrá ser que representen otras civilizaciones, sociedades, que han pasado por cambios mayores, pruebas enormes? ¿Y que hayan tenido una evolución con Dios adentro, esperada, de modo que todos son maestros? Como el que visitó esta Tierra últimamente. ¿Podría ser que incluso sean capaces de cambiar la Física? Como el que visitó la Tierra últimamente. ¿Sería posible que tengan la compasión del Creador, porque han pasado por todo eso? Piensen en eso. ¡Piénsenlo! ¿Qué tal si Dios es mucho más grande que la Tierra? Y que ustedes no están solos; solamente son los más nuevos, empezando a pasar por un Cambio de percepción conciente. Que Dios es tan grande, que todo esto haya podido existir y que luego se esté centrando en ustedes debido al cambio que ustedes hicieron hacia esto, una nueva energía de desarrollo y evolución, de percepción conciente, de despertar. Escúchenme: esto no cambia nada de lo que han aprendido; solamente lo realza.
¿Qué tal si Dios es tan grande que puede crear la galaxia, el universo, y sin embargo tan pequeño que sabe tu nombre? Lo que llamas Espíritu es tan grandioso que no puedes imaginar la consciencia que existe allí, si es que se puede llamar consciencia. Amor puro, tan grande, y sin embargo tan pequeño, tan personal. ¿Qué tal si te digo que todo ser humano escuchando y todos los presentes en el salón han nacido magníficos a los ojos de Dios? Nacido magníficos. Y que todo lo demás que te han contado viene de lo que los humanos desarrollaron en su búsqueda de Dios, sin entender que Dios no es un humano. Dios no es un padre que te disciplina, Dios no te manda a ordenar tu habitación, (se ríe) y luego te castiga si no lo haces. El amor puro no hace eso. El amor puro te conoce.
Queridos, ustedes no vinieron aquí para sufrir; vinieron aquí para mejorar este planeta, para abrazar a los árboles, para hacerse socios de Gaia como hicieron los antiguos, para comprender su asociación con todas las cosas, ¡la unicidad de todas las cosas juntas! y en eso, ustedes avanzan en su propia consciencia compasiva que cambia su vida.
¿Quieren conocer las cosas prácticas que este mensaje tiene para ustedes? Algo como una salud mejor, algo como sanación, algo como la conciencia de alegría, de modo que al despertar por la mañana no los abruman los problemas y las cuestiones del día.  O de la familia, o los dramas y las cosas en que se revuelcan los humanos, porque creen que eso es lo que un humano ha de hacer. Eso es lo que hacen los humanos solamente porque eligieron hacerlo, queridos.
Eres magnífico. Quiero que sepas por qué estás sentado aquí ahora. No estás solo. Esta cosa que llamas Dios, esta fuente creadora, este Espíritu, tiene una parte tuya del otro lado del velo, llamada Yo Superior. Vives en varios lugares al mismo tiempo, y ni siquiera te das cuenta porque en tu percepción dimensional lo único que ves es lo que te da el espejo. Pero querido, cuando te sientas solo y meditas, o rezas, o rindes culto, ¿no puedes sentirlo? Los escalofríos que te dan, el conocimiento de que eres tan expansivo y que todo está bien y que todo trabaja con todo lo demás. Eres una parte del todo, que es mucho más grandioso. ¡Tu consciencia puede expandirse! Esa es la unicidad.
Es hora de salir de la visión planetaria y entrar en la visión universal, la visión galáctica. Existen aquellos que fueron antes que ustedes, parecidos a ustedes, actuando como ustedes, con consciencia como ustedes, humanoides como ustedes; algún día los conocerán. Y habrá un gran "ajá". "¡Já! Tenía que haber otros. Lo sabía. "
Este es el mensaje para este día, para esta época, y siempre lo será: que Dios es más grande que cualquier cosa que jamás les hayan dicho. Y que espera que ustedes tomen la mano al comprender tal vez una fuerza angélica que está aquí que literalmente se para a su lado, camina a su lado, duerme a su lado, esperando que reconozcan cuán grandes son.
Y en eso, queridos, hay mucha paz. Eso es el despertar. Es un despertar a su conexión con las piezas y partes de Todo lo que Es. Ustedes pertenecen aquí. Los que escuchan esto son almas antiguas, otros no tendrían idea de qué se trata este mensaje. A algunos hasta los atemoriza, es demasiado expansivo, no puede ser así, es demasiado extraño.  Pero al alma antigua empieza a sonarle verdadero.
Alma antigua, la razón para que estés aquí, es que cuando empiezas a expandirte en estas cosas, todo cambia.  Y lo que cambia para ustedes es el factor de compasión dentro de cada una. Empieza a cambiar lo que sienten uno por el otro, por el mundo; empiezan a mirar las cosas que antes les disgustaban y dicen, "Bueno, tal vez hay matices apropiados, y lo que estoy viendo son las dificultades que tienen, en lugar de lo que está mal en ellos." Les permite enviar su compasión a lugares de oscuridad, poner luz en lugares que la necesitan, en lugar de quejarse de ellos. Eso es acción compasiva. Le permite al alma antigua una conexión con todas las cosas,  y en esa conexión, la capacidad de trabajar con ellas, de enviarles luz. Incluso amarlas.
El Maestro que caminó por esta tierra era incondicional. No importaba qué habías hecho,  o quién eras, al estar en su presencia lo sentías, y lo sabías, no eras juzgado; cuando él posaba su mirada en ti, veía tu alma. Él veía tu Yo Superior, veía lo apropiado de todas las cosas dentro de ti. Muchos a su alrededor caían de rodillas, no por reverencia, sino por agradecimiento por no ser juzgados, solo había amor. Y entonces recibían aquello que habían venido a buscar. Sanación, redención, luz; un nuevo comienzo, un nuevo camino, una nueva comprensión de quién es Dios.
Ese es el mensaje de este canalizador, de esta época, y siempre lo será. Despertar a una grandeza más allá de todo lo que te hayan dicho alguna vez.
Eso es todo por ahora. ¿El mensaje es diferente del de ayer? No, no lo es. Será el mensaje de mañana, y del día siguiente y del que le sigue. Y eso es porque el mensaje es sobre ustedes, sobre su vida, sobre todas las cosas que están atravesando.
Y así es.
Kryon
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro