martes, 25 de abril de 2017

Mensaje Nº 9 en Monument Valley - Kryon

Canalización de Kryon por Lee Carroll
en Monument Valley, Utah, 12 - 18 de abril de 2017
Nº 9
Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
Estamos en un lugar muy especial llamado Hoga. El día moderno se encuentra con el día de los antiguos y sin embargo hay algo, hay un mensaje, algo especial. En este lugar ustedes aprenden cómo vivían los antiguos.
 Los indígenas del Valle dependían del Valle. No les faltaba nada - excepto agua (se ríe). El Valle los alimentaba, los vestía, les daba calor, les daba frescura. Y esto era una suficiencia. En estos días modernos esa suficiencia no se necesita de ese modo. Sin embargo, enseñamos que el planeta sigue suministrando lo que necesitan. El planeta y el Espíritu, juntos, combinados, es lo que enseñamos. Y todos ustedes se irán a casa hacia algo mucho más moderno, y lo que aprenden aquí no es lo que se supone que hagan. ¿O sí?
Pero hablemos de abundancia. Si les preguntaran a los indígenas de hace 300 años si eran abundantes, ellos dirían que sí. Dirían que el Espíritu, el planeta, les provee de todo lo que necesitan, y estarían en lo correcto. Y cuando se vayan de aquí, ¿pueden decir lo mismo?  Hay una historia muy vieja que narramos muchas veces. Miles de años atrás, los israelitas caminaron 40 años en círculo; no cultivaban nada, estaban en constante movimiento y recorrían la misma área año tras año. Y las escrituras dicen que eran alimentados cada día desde el cielo.  Tenían una abundancia, y si les preguntaran si tenían abundancia, ellos dirían "Sí, por un día." ( se ríe).  Y estaban constantemente vigilando el próximo día.  Queridos, esto es lo que ustedes hacen hoy, aun cuando reciben su alimento día a día.  Hay una abundancia  definida verdaderamente como lo que necesitan cada día para existir de un día para otro.
Y en el mundo occidental así funciona. Si están aliados con el planeta y el Espíritu en una consciencia elevada, el Espíritu les dará todo la abundancia que necesitan cada día de su vida. Y está más allá de lo que comen, y sus vestidos; la abundancia viene como salud, como paz en las cosas que los estresan. Hay abundancia, hay suficiente para todos.  Esta es la historia de los antiguos extrapolada a esta época.
Vean si puede haber algo que se llevarían a sus hogares modernos, para levantarse todos los días y saber que hay suficiente para cada día.
Hay ciertos  indígenas que almacenan y tal vez lo hacen en una cueva y lo hacen para aquellos lugares y momentos en que lo necesitan.  Es la tendencia en occidente, pero ustedes no almacenan cuando necesitan; ustedes almacenan porque quieren almacenar y se preocupan si su almacén está vacío.
Queridos, esto es lo que queremos decirles: la abundancia es clara, es para todos y es para siempre. Tomen lo que aprenden aquí y lo que ven en la forma más simple y  llévenlo a casa.
Finalmente digo esto: si ustedes pudieran retroceder 300 o 400 años y pudieran entrevistar a los indígenas que vivían en estos hermosos lugares, que construían sin clavos, verían que ellos estaban felices. Verían que estaban en línea y en armonía con todo lo que los rodeaba. Sí, tenían problemas como cualquier otro ser humano, pero queridos, eran felices porque estaban aliados con el planeta.  Eso es una consciencia elevada, y es lo que están aprendiendo para llevarse a casa hoy.
Y así es.
Kryon
Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro