martes, 25 de abril de 2017

Mensaje Nº 8 en Monument Valley - Kryon

Canalización de Kryon por Lee Carroll
en Monument Valley, Utah, 12 - 18 de abril de 2017

Nº 8
(En  el primer minuto y medio cantan una canción indígena que dice: "Hay belleza ante mí, belleza detrás de mí, belleza por encima de mí, belleza por debajo de mí, todo a mi alrededor hay belleza," canción de Caminar en la Belleza)
Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
Para quienes escuchan: estamos nuevamente en los hogares que fueron de los antiguos, los más antiguos, los Anasazi. Pueden escuchar los ecos de la caverna ante nosotros, mientras los asistentes se sientan en la roca. Esto es antiguo aquí y es sagrado; es sagrado porque ustedes quieren que lo sea; es una recordación y respeto por aquellos que estuvieron aquí antes que ustedes.
Quiero seguir hablando un poco más sobre la energía. Quiero que recuerden lo que les dije antes: los diversos monolitos en lo que ustedes llaman Valle de los Monumentos no tenían nombres sino más bien energías. Esas energías cambiarán, y quienes viven aquí las sentirán cambiar, así como les contamos que los vórtices y el vórtice iban a cambiar en un lugar no muy lejos de aquí llamado Sedona.  
Pero lo que quiero decirles en forma personal es: ¿qué lugar  mejor para que ustedes reciban una sanación? Y la sanación hoy sería para aquello que es inapropiado para ustedes, lo que es duda, descreimiento para ustedes.  ¿No sería bueno que pudieran cancelar de algún modo todas sus dudas? Si pudieran, por un momento apenas, transmutarse en un pueblo que comprendiera al planeta tanto que no le faltara nada, excepto la lluvia (se ríe). Queridos, este es el lugar para eso en este momento.
Las energías de las que hablamos hace un momento, que empiezan a cambiar, están maduras para el cambio, para ustedes. Les dijimos que la luz está ganando, que hay ahora procesos nuevos, o que no son nuevos pero que ahora están aumentados por encima de lo que jamás fueron. Y esto puede ir en diversas direcciones, según sea la libre voluntad y la libre elección del ser humano. 
Pero ahora quiero hablarles a ustedes, los que están escuchando y los que están en este hueco. Lo que ustedes dicen es lo que escucha su cuerpo, la tierra a su alrededor, literalmente los éteres en el oxígeno.  Nunca hubo realmente un tiempo en que lo que dicen en voz alta, y lo que manifiestan en su acción, haya sido más profundo. Ya me han oído hablar de esto antes, pero esto continúa el mensaje anterior, porque ustedes personalmente pueden crear para sí un escenario ganador de sanación. ¿Qué dicen en voz alta?  Esta es una era nueva, es un tiempo nuevo; y sin embargo es un tiempo en que las verdades antiguas empiezan a revivir más que nunca. ¿Qué piensan de sí mismos? No me refiero a su aspecto, no es sobre su edad. ¿Se sienten dignos de sentarse en este lugar donde estuvieron los antiguos? Y si no es así, dediquemos un momento para repasar la magnificencia que ustedes son. Están vivos y fueron elegidos para participar en esta asociación con el planeta, con Dios, con Todo lo que Es. ¡La vida! Ustedes no están separados de todo lo demás, como les contaron desde su nacimiento. No hicieron nada de malo; llegaron en magnificencia. Y sin embargo llevan consigo esa sensación de cuestionarla.  Es hora ya, ¿qué mejor momento,   en este lugar mágico y misterioso, para arreglar esa deuda que tienen consigo mismos, perdonándose por lo que sea que creen haber hecho? O por los años que pasaron dudando de sí mismos, y saber que todo eso se fue, que son parte de la asociación, y que el planeta los conoce; Dios los conoce.
Algunos llevan consigo duda y miedo a la muerte misma, y no hay aguijón en la muerte: hay renovación constante. ¿Cómo pueden dudar de eso, cuando lo ven en la naturaleza, cuando lo ven en Gaia, renovación, y más y más renovación? Pensar que ustedes no están participando en eso no tiene ningún sentido espiritual. La renovación está garantizada, y el alma es suya para siempre.
Algunos tienen miedo tal vez por su salud, por lo que llevan, o las sensibilidades que podrían afectar su salud. ¿Sabían que diciendo en voz alta lo que ustedes son, su cuerpo lo oirá y colaborará?
Y si dicen en voz alta que tienen miedo, o temerosos, o no son dignos, su cuerpo y todo lo que los rodea oirá eso y cooperará totalmente.  Pero si dicen su magnificencia, si reclaman lo que es suyo, incluyendo la salud que merecen, estarán fascinados, si no asombrados,  por cuán rápidamente las cosas empiezan a sanar.
Hagamos de esta una ceremonia de sanación. ¿Cuáles son sus pensamientos, en este momento, respecto a quiénes ustedes son? No respecto al mañana, no a lo que están haciendo ahora, ¿quiénes son? Y les diré lo que el Espíritu dice que son: "Eres una pieza del Todo, mereces estar aquí, eres conocido para el planeta, para el Espíritu totalmente, por tu nombre. No son accidentales las cosas que te han pasado, no es accidental que estés aquí."  Y eso significa entonces que puedes erguirte y saber que todas las cosas son posibles, pero más que nunca en esta nueva energía, querido, lo que piensas, en eso te conviertes. Nunca hubo otro tiempo en que las afirmaciones fueran tan fuertes como ahora; que la intención pura y el pensamiento fueran más fuertes. ¿Qué hábitos arrastras, que tu padre y tu madre, a quienes tanto amas, te han dado, porque ellos estaban en la vieja energía? Tal vez lo que ellos dijeron y sus tradiciones eran lo apropiado para esa época, pero ahora de pronto empiezas a cambiar, a alinearte con la belleza de un planeta nuevo.
En tu generación y en las siguientes se crearán tradiciones muy diferentes de las tradiciones de tus mayores. Y las tradiciones serán tan grandiosas que se estrecharán las manos con los antiguos; tendrás nuevas maneras de decir cosas antiguas,  porque la verdad siempre es la verdad.
En uno o dos días, se van. ¿Cuántos de ustedes recordarán este momento en que la voz hace eco en la caverna, donde tienen una oportunidad ahora mismo de dejar algo aquí, al ponerse de pie y retirarse? ¿Qué tal si dejan la enfermedad aquí?  ¿Qué tal si dejan la duda y el miedo aquí?  Algunos han llegado con cuestiones de las que no han hablado con nadie. Las rocas las conocen, yo las conozco.  ¿Por qué no dejarlas aquí también?  Las cosas no siempre son lo que parecen, queridos, y en este momento  están maduras para la sanación,  el cambio, la transformación y la magnificencia. Eso son ustedes. Lo que hagan ahora mismo con su intención, es la clave. Nunca hubo un tiempo mejor en su vida, donde están ahora, en este lugar secreto, en este valle misterioso, para descartar todas las cosas que sean inapropiadas para pensar o ser. Por sí solos, en la quietud del ahora. (10 segundos de silencio)
¿Oyeron eso? (se ríe). El poder de la nada es supremo. Es Gaia, la belleza del silencio que hay aquí.
Y así es.
Kryon
Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro