jueves, 23 de marzo de 2017

El Hombre en la Caja - Kryon

Canalización de Kryon por Lee Carroll
en Vancouver, Canadá, 18  de marzo de 2017

El Hombre en la Caja
Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
Es el comienzo de este día, momento en que doy un mensaje breve para todos los que escuchan. A menudo el mensaje del comienzo los desafía a creer. ¿Qué están oyendo en este momento?  ¿Oyen al humano? ¿O es algo más allá de eso?  Y esa siempre será la percepción, la elección, de todos los que están aquí. La consciencia siempre ha sido la clave para responder a esa pregunta.  La consciencia que tal vez ve cosas lineales y que ve esto como imposible, o piensa por encima de eso, o ha experimentado la energía anteriormente y sabe que lo que se presenta no proviene del hombre en la silla.
Y ustedes dirán "Bueno, y entonces ¿de dónde viene? "  Y eso es difícil, porque "dónde" no corresponde a un campo multidimensional  en que ustedes hablarían fuera de su dimensión: no existe un "dónde". En cambio, tal vez les gustaría decir "Qué". Incluso eso es difícil, porque "qué" indicaría una cosa singular,  que tiene un propósito, un nombre, una forma,  y no necesariamente funciona, tampoco.
¿Por favor, definirían el amor? ¿Dónde está? ¿Qué es?  Y ustedes  se debatirían por un mes. ¿Cuántos libros se han escrito para describir el poder, la belleza, las influencias del amor?  La respuesta es que es todo; podría estar en todas partes, ni siquiera se dice, está en los ojos; es una cosa multidimensional entre humanos, entre niños y humanos, entre un animal y tú, y el retorno; es indescriptible.  No se trata de dónde está - ¡simplemente es! Y eso es lo que están oyendo.
La Fuente Creadora está mucho más allá de la caja que ustedes piensan y desean definir. No es algo inusual, querido ser humano; vives en esa caja porque así son las cosas. Tienes que ser lineal porque así son las cosas.  Pero luego están las variaciones.
Llamaré a este mensaje "El Hombre en la Caja" (se ríe).  Hablamos de un hombre que representará a toda la humanidad,  que vive en una caja, ¡una caja grande! Si quieren, podríamos llamarlo Wo, como hemos hecho tantas veces, porque Wo es un hombre y una mujer, es un Wo-man (N.T. juego de palabras, man, hombre, woman, mujer) (se ríe).
Si le preguntan a Wo, él está muy contento con su caja, allí tiene todo lo que necesita. Como la mayoría de los humanos, Wo creció en el modo de supervivencia,  teniendo que hacer ciertas cosas de cierta manera para cumplir con la vida en general,  obedecer a sus padres, hacer lo que le decían, ir a la escuela, aprender lo que le enseñaban - que era lineal - y no importaba cuál fuera su oficio él salía con esas cosas que eran bien conocidas y lineales, y luego vivía por el resto de su vida de la manera que era lógica, lineal y tenía sentido para él. Y le gustaba.
Muchos ni siquiera llamarían "caja" a eso; dirían que simplemente es la vida, pero queridos, es una caja.  Pone limitaciones en cuanto a qué le causa a Wo: cómo va a pensar, qué va a hacer después, qué hará cuando se le presentan cosas diferentes.
En esta habitación, Wo sabe que hay muchas puertas y esas puertas representan cajas distintas. También sabe, como hombre lineal que es, que si pasa por una puerta, encontrará entonces otra caja; si cierra la puerta se va a quedar en esa caja.  La caja suele llamarse religión, o cultura, o creencia. Y eso cambiaría su paradigma de consciencia y de pensamiento. Él se ha encontrado con otros de otras cajas que le dicen: "Wo, mi caja es tan grande como la tuya solo que es mejor, porque, Wo, aprendí algo: hay un profeta que sabe estas cosas, y puedes seguir a este profeta." Y Wo dice: "No deseo hacer eso. Mi caja está bien."
Una puerta tras otra, encuentra a personas de distintas cajas que le dicen: "Esta es una vida mejor que la que tienes, porque tenemos algo para seguir que tú no tienes."  Y Wo dice: "Estoy feliz conmigo."
Una puerta tras otra; cuanto más vive, parece que hubiera más puertas, y algunas parecían absurdas. Wo estaba feliz donde estaba. Y luego conoció a alguien que le dijo: "Wo, tengo una caja que es un poco diferente."  Wo preguntó: "¿De qué puerta vienes?"  Y el otro dijo: "Wo, esta caja no tiene puerta."   "¿Que no tiene puerta? ¿Y entonces cómo podría ir de mi caja a tu caja y cerrar la puerta?" Y el hombre dijo: "Bueno, ese es el punto: no cierras la puerta. Verás, mi caja está incorporada en tu caja; tu caja se agranda. Te ofrece percepciones extra que ahora no tienes, respecto a quién eres y al amor que podrías tener dentro de ti, y tal vez incluso de dónde has venido."  Y Wo dijo: "A ver si entiendo bien. No hay puerta, no puedo ir allí, va a agrandar mi caja y voy a pensar de modo distinto."  El hombre dijo: "Eso es correcto."  A Wo no le pareció gran cosa, pero lo intrigaba eso de tener una caja más grande. Dio el salto y se dio cuenta de que lo lineal se había ido. No tenía que pasar a través de algo y convertirse en otra cosa. Wo se agrandó en su creencia, en su conocimiento, en su alegría.  Su caja recibió una añadidura. No era algo en que uno se metía y cerraba la puerta y olvidaba cualquier otra cosa que había sido alguna vez.
Cuando Wo se convirtió en esto, dijo: "¡Muéstrame más! Tiene que haber otras cajas que agranden esta aún más. Ahora estoy intrigado. Porque me está yendo mejor en mi vida que nunca antes,  me siento mejor, estoy más alegre, vivo más.  ¿Hay otra caja?"  Y ahora no estaba hablando con otro hombre; estaba hablando con La Voz (se ríe), que le dijo: "Wo, siempre hay una caja más grande. La descubrirás en el amor de Dios, si la buscas. No hay límite para cuán grande puede ser la caja del humano. Y depende del ser humano y su consciencia. No hay puertas."
Como  todas las cosas no lineales, aparecen cuando la fórmula es correcta. Y la fórmula es una consciencia más elevada.  Es la que empieza a entender quién eres, de dónde viniste, para qué estás aquí.  Cuando empiezas a relajarte y la química de tu cuerpo empieza a cambiar. Y la caja se hace tan grande que ni siquiera puedes ver las paredes.
Esta es la historia del hombre en la caja, y es la historia de los humanos en este momento. No se equivoquen. No les estoy dando la historia de seres humanos que se van a meter en la metafísica o en la nueva era. Les estoy dando la historia de los seres humanos que empiezan a desarrollarse a sí mismos, por sí mismos, y descubriendo un propósito más grande, que se vuelven más pacíficos,  viven más tiempo, con más alegría en sus vidas, por sí mismos. Sin algo  en qué engancharse, sin un profeta, sin una doctrina. Porque todo está allí en su interior, y lo van descubriendo, un humano tras otro y otro, cualquiera sea su cultura o su idioma.
Y esa es la historia de este, el nuevo humano, en un nuevo mundo. ¿Dónde estás tú?
Volveré.
Y así es.
Kryon
Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro