jueves, 3 de marzo de 2016

Introducción a : Nuevos Sistemas - Kryon

Canalización de Kryon por Lee Carroll
en Kelowna, Canadá, el 27 de febrero de 2016

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
En este momento mi socio se hace a un lado; tiene que hacerlo. Le ha llevado años entender que debe salirse del camino de Dios, no quedarse allí, no aferrarse, no examinar, no juzgar.
La canalización se parece mucho a su vida; ya he dicho muchas veces que el aumento en la consciencia humana, en la eficiencia del ADN, algún día producirá una sociedad que ya nunca necesitará de la canalización; que las cosas que ahora escuchan y a las que prestan atención,  serán intuitivas y llegarán a través de ustedes, debido a un axioma de verdad:  Dios está en el interior.
Lo que han estudiado, como trabajadores de luz, como pensadores metafísicos avanzados en este planeta, todo eso, las ideas que ustedes tienen, se basan en ese axioma.  Que el Creador del universo está literalmente comprometido con su alma, que ustedes son parte del plan, del sistema, y que están despertando a él, como también despertaron los antiguos.  Se ha completado el círculo y ahora están en el lugar del inicio del planeta, cuando eso se asumía, se comprendía, se enseñaba, y ahora ya están listos para usarlo.
Como trabajadores de luz, como pensadores metafísicos avanzados, quieren descubrir qué pueden hacer con esta pieza de Dios: quedarse más tiempo, ser más pacíficos, sanar sus cuerpos, conectar con lo que está adentro - no afuera.  Ya dijimos antes que esta idea contradice a la enseñanza, buena enseñanza de aquellos que aman a Dios y dicen que deben confiar en Dios en lugar de en sí mismos, y soltar.  Y lo que nosotros les decimos es que "soltar" es muy diferente de lo que ustedes creen. Soltar es salirse del camino de lo que ya está en ustedes.  Siempre estuvo allí, queridos. Como prueba de que está allí, hoy han estudiado la sincronicidad con mi socio.  La sincronicidad es soltar.  Es permitir que la intuición entre en tu vida de forma más poderosa, para guiarlos en ella.  Todos ustedes tienen la capacidad de tocar al Dios interior;  siempre ha estado allí y muchos la han negado.
Salirse del camino es permitir las cosas, especialmente lo que es su intuición, para aumentar su eficiencia y su poder.  Ahora bien, estoy hablando de esto debido a quienes están aquí hoy,.  Muchos escuchan esta canalización, muchos.  Pero las canalizaciones suelen estar diseñadas para los oídos de los que están en las sillas.  ¿Quién está en las sillas?  Ustedes representan una selección de trabajadores de luz que no solo están buscando más al Dios interior sino que tienen cuestiones, cosas específicas.  No vienen necesariamente para solo disfrutar de la energía; oh, hay muchos que lo hacen, y estos sostienen al resto de ustedes que han venido con cosas que quieren saber. 
Es abrumador el número de quienes dicen: "Estoy estancado; en este momento no sucede nada, ¡estoy en un círculo!  Solo repito lo que sé. Estoy manejando energías con las que nunca me encontré antes; tengo cuestiones que parecen ser nuevas, y no sé por qué."
Una y otra vez hemos hablado de esto, de la energía que cambia y se transforma, y los primeros que lo sienten - ¡los primeros! - son ustedes.  Están tan sintonizados con el Dios interior, con la atmósfera espiritual a su alrededor, que cuando algo cambia, primero los cambia a ustedes.  Hay mucho que debe moverse y ubicarse en su lugar antes que encuentren ese nicho donde digan "Aquí es donde pertenezco." Y a veces ese nicho es simplemente su factor de alegría.
Diré esto otra vez:  El propósito principal del alma antigua y del trabajador de luz en este planeta - ¡el propósito principal! - es mezclarse con el resto de la humanidad y mostrarles su maestría.  Mostrarles cómo es manejar los problemas que ellos no pueden manejar.  Porque ustedes tienen una actitud de bondad, de paz y de integridad, y no reaccionan como les pasa a otros.  No se retuercen las manos preocupados por la política, las finanzas, las industrias farmacéuticas que ven; en cambio, saben que hay un plan mayor y están esperando una mayor integridad que barra toda la región o incluso el planeta, que ustedes saben que está viniendo, porque ya lo han visto en ustedes. Las personas acudirán a ustedes y se sentarán a hablar de sus problemas; por alguna razón saben que ustedes los van a escuchar.  Ustedes no los taparán hablando de los problemas propios; los atenderán y los escucharán, y darán sugerencias o tal vez no, tal vez solo los escuchen, porque es todo lo que necesitan. Es un ser humano al que le importa el otro. No para tomar su carga, sino para simplemente escuchar cuál es su carga. Ustedes son buenos en eso; eso es maestría.  Una persona a quien lo importa lo suficiente, entonces cuando ellos se levantan de la silla y se van, sienten que han estado en presencia de alguien que los ama, al que ellos pueden regresar porque estarán seguros.  Eso es lo que hace un trabajador de luz.
Y algunos dirán: "Sí, pero me dijeron que yo tendría que escribir un libro, que tendría que ser sanador" o lo que sea.  Tal vez con el tiempo; ¡tal vez la próxima vez! Pero por ahora, el propósito principal de tu presencia aquí es encontrar tu factor de alegría, porque cuando lo encuentras y te estableces en la paz, cambias la energía a tu alrededor y todos lo saben. Tu familia lo sabe. Si eres una persona joven, tus hijos lo saben. Si eres mayor, tus nietos lo saben.  Es una actitud diferente, de paz, y es sincera, no estás simulando.
Muchos aquí no tienen su factor de alegría; yo sé quién está aquí.  Y es por eso que están aquí.  Quiero decirles que está allí adentro, escondiéndose y esperando.  No puede llegar demasiado pronto, y está llegando, pero ustedes tienen que salirse del camino. Dejar que las cosas sucedan, y moverse, y trabajar con los movimientos.  No pre-asignen su futuro:  ¡al pre-asignar su futuro limitan a Dios! Cuando dicen: "Creo que sucederá esto.  Esto va a ocurrir."  Hacen afirmaciones, y les hemos dicho que lo que debieran pedir, que sería la mejor cosa posible, es:  "Querido Espíritu: dime qué es lo que necesito saber. Querido Espíritu: ¡estoy alegre!  Esto o algo mejor.  Querido Espíritu, aquí estoy sin saber nada, y estoy muy en paz con ello, porque tengo a Dios adentro."  ¡Qué enseñanza!  ¿Puede un ser humano común llegar a ese lugar?  Están sentados frente a mí.  El trabajador de luz está equipado para hacer eso.  De eso se trata todo esto, alma antigua.  Has venido y te fuiste, y viniste y te fuiste otra vez y otra. Algunos dicen, "¿Qué tiene de bueno ser un alma antigua si soy infeliz?"  La respuesta es:  el designio no es ese; ¿lo entiendes?  No viniste a sufrir, no importa lo que te digan al respecto.  Sufrir no es honrar a Dios ¡es disfuncional!  Quítate del camino.  Sufrir no es algo diseñado para ti.  Todas las cosas a tu alrededor provocan sufrimiento y tú las aceptas y sufres.  Te digo la verdad de cómo son las cosas, querido ser humano: ¡eso es de creación humana!  Quítate del camino y descubre que dentro de ti hay una pieza que va más allá de cualquier comprensión, a pesar de la situación.
Oirás afirmaciones: están diseñadas para provocar que te quites del camino.  ¡A veces dices una afirmación y es directamente lo opuesto a como te sientes!  Allí sentado, con tu mala salud, y dices una afirmación: "¡Celebro mi perfecta salud!"  (se ríe). Y una parte del cuerpo (la parte lógica) dice: "¡Eres un tonto!" (se ríe).  Pero la parte sagrada dirá: "Te oigo; y hacia allí vamos, porque te oigo."  La consciencia cambia la física.  La consciencia que tienes, que se eleva más allá de la estructura celular que tienes, está instruyendo a esa estructura celular respecto a dónde debe ir.  Y ves que lentamente cambia, solo porque le diste las instrucciones.  El Dios interior está a cargo de tu enfermedad. El Dios interior está a cargo de tu incomodidad y tu sufrimiento, si te quitas del camino.
El mensaje es simple; lograrlo es difícil.  Los prejuicios obstruyen el camino; la educación obstruye; otros obstruyen.  Cada uno de ustedes puede manejar esto a su manera. Pero quiero decirles: no están solos dentro de un armario.  Con ustedes va un entorno, sale por esa puerta con ustedes, listo para tomar su mano y facilitar todas estas cosas en el momento que sea perfecto hacerlo.
Hace años y años, cambié de página aquí;  digo esto y luego termino.  Hace más de diez años di el ejemplo de comprar un boleto de tren.  Solo que el boleto no tiene escrita una fecha y hora;  dice: "El tren está viniendo."  Tienes el boleto en la mano y es real; el tren ha venido y se ha ido con otros; incluso ha venido para ti y se ha ido.  Sabes que vendrá otra vez.
Esta vez el tren tiene un color diferente, y un propósito distinto.  Una razón distinta. Amas a Dios, Dios te ama, el apretón de manos es completo; compraste el boleto para el tren y aquí estás sentado en la estación, día tras día.  Sabes que viene, pero aún no está aquí.  Puedes elegir: puedes pasearte retorciéndote las manos, preocuparte y sufrir. "¿Y si el tren no viene? Este tren está retrasado; debe significar algo. Hace rato que no pasa el tren; me pregunto si ha sido destruido."  Una vez, y otra, y otra.
Y entonces un día llega el tren; es hermoso; lo abordas y te das cuenta de que desperdiciaste años preocupándote por este hermoso tren que siempre estuvo viniendo.  ¿Por qué no te quitas del camino? Ve a la estación y canta una canción de alegría. Sabes que el tren viene; es hermoso, es para ti, tiene tu nombre en él. Y mientras esperas, estarás tan en paz que los demás querrán sentarse contigo en el banco y esperar también.  Les contarás hermosas historias y ellos escucharán, y se sentirán amados, y también estarán en paz.
Una pequeña e interesante metáfora que es la historia de la vida.  Regresaré.
Y así es.
Kryon
Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro