sábado, 17 de octubre de 2015

Kryon en Israel - Conferencia Nº2 en Tel Aviv - El Desafío

Canalización de Kryon por Lee Carroll
en Tel Aviv, Israel, 8 de octubre de 2015

Conferencia Nº 2 en Tel Aviv
El Desafío
Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
Todos los mensajes que les hemos dado en la semana anterior fueron dados profundamente en amor. En amor. Deseamos que reveas los trece, los escuches con oídos internacionales; no con oídos judíos, no con oídos de otra parte de la región; solamente con oídos internacionales.  Sin embargo, estoy en Israel y los mensajes dados son para los judíos.  Tiene sentido; ha habido un mensaje poderoso y quiero que quede claro otra vez.
Nuevamente: el término "los elegidos" se refiere a los judíos, pero cuando consideran para qué fueron elegidos, les hace detenerse un momento.  Seremos muy claros para que lo comprendan:  elegidos para dar a este planeta un Dios monoteísta, un Dios único.  No como los griegos; no como los romanos, sino como judíos.  Que el Dios único se viera en el planeta y eventualmente todo el planeta estaría unificado con un Dios único.  Ustedes fueron elegidos para hacerlo, y lo hicieron.  Pero no han terminado, y la parte que sigue es tan difícil como la primera porque también es planetaria.  Queridos, escuchen: claramente, ustedes fueron elegidos para traer la paz aquí.  Ustedes tienen todas las cartas: tienen la tecnología, y la sabiduría y el akash del propósito. Unieron al planeta con espiritualidad. Ahora terminen el trabajo. Esto es lo que dijimos con todo amor: ustedes son los elegidos para hacerlo. Y cuando esto termine, ustedes dirán, "Oh, va a ser muy difícil; porque  no es solo cuestión nuestra, ya sabes, ¡es de ellos!"
Hace poco hemos dado la parábola del agricultor y, por si no la entendieron realmente, era el campo del agricultor, eran sus semillas, y era el akash del agricultor plantarlas, y murió sin verlas crecer. Eso se debe a que él tenía la consciencia equivocada.  Sus hijos, nacidos en una nueva luz, en un cambio de clima de la energía, las vieron brotar y empezaron a comprender, empezaron a hacerlas crecer.  Eran las semillas de la paz.
La parábola debiera ser clara: que a veces la consciencia interfiere.  Ustedes tienen una historia que muestra esto profundamente, y tal vez ni siquiera lo sepan.  Enseñamos que la consciencia es energía y que es Física; es tan comprensible que tiene reglas.  Algún día habrá invenciones de Física multidimensional que romperán esa barrera del entendimiento.  Es altamente probable que esa Física, esos experimentos y descubrimientos surjan aquí.  Y cuando lo hagan, ustedes verán que la consciencia, lo que los seres humanos piensan colectivamente, puede medirse.  Cambia las cosas, mueve las cosas. La creencia mueve las cosas.
Por un momento quiero llevarlos de regreso a una historia que todos los niños conocen. Es una historia mundialmente conocida sobre esta región, y tal vez ustedes no reconocen lo que realmente sucedió. Es el éxodo de Egipto. Todos la conocen.
Moisés hablaba con Dios; lo hacía regularmente.  Moisés también tenía sus frustraciones, pero él hizo algo poco usual.  Deambuló; sacó a toda una civilización desde Egipto y los trajo a la tierra prometida después de un tiempo.  Si ustedes siguen su camino no les parecerá lógico, porque se acerca a Jerusalén una y otra vez y luego se desvía y retrocede. ¡Él hizo en cuarenta años algo que debiera haber requerido cuatro meses! ¿Por qué?  No solo eso: ¿por qué él no fue?
Aquí hay algo que ustedes deben saber.  Consideremos el poder y la Física de la consciencia. Se lo diré nuevamente si todavía no lo oyeron:  no se puede llevar a una civilización que tiene una consciencia de esclavos y ponerla en la tierra prometida.  Tiene que haber una renovación, como con el agricultor.  Creer. Una o dos generaciones enteras tuvieron que venir e irse antes de lograrlo. ¿Sabían eso? Moisés era inteligente; sabía eso. Obedecía a Dios. Sabía que, incluso si lo lograba,  habría disenso y discusiones entre los que estaban acostumbrados a ser esclavos y los que habían sido esclavos por generaciones. Había que nacer aquí en una nueva energía, que no fuera antigua.  Esa es la razón; la consciencia era importante, ¡y él lo sabía!
Hay más.  La consciencia ha estado cambiando en el planeta, anticipando esta nueva energía. Ha comenzado una nueva dispensación de la compasión, y los que mejor la servirán serán los judíos, y va a ser duro. La  situación es más que difícil; es  insostenible; no pueden ver una solución. Pero la hay.  Y los jóvenes serán los primeros en decírselo. ¿Qué van a hacer ustedes cuando ellos empiecen a reunirse en forma no autorizada?  ¿Quién va a castigar a quién, cuando ellos se tomen de las manos y les canten canciones de paz?  Adulto: ¿qué harás con tus hijos cuando no hagan lo que se les dice respecto a esta situación?  Esto recién empieza, va a llevar tiempo; se está incubando la sabiduría y hay un precedente. ¿Qué tal si les digo que ustedes son los últimos en hacer la paz?  Los últimos; todos están esperándolos.
Setenta años atrás había llegado a su fin la guerra para ganar/terminar con todas las guerras, eso decían, y los antiguos enemigos habían sido conquistados.  Me gustaría mostrarles lo que la consciencia puede hacer con las generaciones; lo que puede suceder.  Se ha establecido un precedente; tal vez ustedes no vieron esto claramente. ¿Qué piensan los americanos acerca de los japoneses?  ¿Qué pasó en esa guerra? ¡Increíble! El número de vidas perdidas, las atrocidades desde ambos lados, y luego la bomba.  La primera vez que un país usaba armas nucleares sobre otra civilización. ¿Cómo se sienten los japoneses con respecto a los americanos?
Les quiero contar: son aliados. Ahora están tan conectados a través del comercio que tienen una economía colectiva, como le va a uno le va al otro, así de cerca están.  Ahora, después de dos generaciones. Como ven, hay un precedente de consciencia.  En algún punto del tiempo, todo lo que sucedió en el pasado fue borrado y ya no fue tan importante como el futuro. Y avanzaron. Tuvieron que pasar generaciones antes de que fueran capaces de ser buenos amigos, y lo son. Lo son.  Muchos han repasado la guerra y la han observado; esos fueron los viejos tiempos con la vieja energía. Hoy se miran uno a otro y se dan la mano diciendo: ¿No estás contento de que haya terminado? ¿No te alegra que haya terminado?  Setenta años.
¿Cómo se sienten ustedes respecto a los países que fueron parte del genocidio? ¿Cómo se sienten? Esto puede ser inapropiado: les estoy haciendo una pregunta espiritual práctica.  La respuesta es que las generaciones de judíos lo han dejado de lado. Ahora mismo hay aquí personas de esos países. El dictador ya no está: él esclavizó a todos ellos, y a ustedes.
Ustedes se levantaron de las cenizas del odio y la pena y el dolor, y el horror indecible, y ahora están de la mano aquí. ¡Eso es lo que ustedes hicieron!  ¡Eso es lo que ha hecho el planeta! Ustedes estuvieron allí.
¡Oh, hay más!  Hay mucho más.  Tal vez nunca lo hayan relacionado.  Los últimos setenta años fueron  una subida a una nueva civilización de energía. Las cosas suceden lentamente; tener un cambio de dispensación no es una experiencia de flash;  puede requerir generaciones llegar allí, cambiar y luego construir.
Quiero llevarlos a una reunión al final de la Segunda Guerra Mundial. Algunos dijeron: Si no hacemos esto ahora, va a pasar algo. Lo que iban a hacer era unificar todos los antiguos enemigos en Europa, darles una organización para el comercio. Si puedes comerciar con tu enemigo, dijeron, es menos probable que le hagas la guerra. ¡Miren quiénes estaban involucrados!  Miren quiénes participaban. Todas las naciones conquistadoras del principio, todas. Las que tenían los ejércitos más grandes, las que incluso habían arrasado aquí. Con las flotas más grandes; había estado unos contra otros durante años; responsables por la Primera Guerra Mundial, y luego lo hicieron otra vez, con las mismas personas, en la Segunda.
Se reunió la Comisión y dijeron: " Si no introducimos ahora el comercio, esto puede suceder otra vez." Fue un momento en la historia, porque los seres humanos tuvieron una idea: "Juntemos las cosas en lugar de separarlas y hacerlas pedazos."  Fue el comienzo de lo que llaman la Unión Europea. Algunos dijeron, "Es polémico. ¡Esto no va a durar!"  Queridos, puede transformarse en otra cosa, a medida que se vuelven más sabios. Pero déjenme decirles qué hicieron: ¡desarmaron la situación!  Comenzaron por comerciar, y empezaron a ver que era posible.
Los que querían romper esto, los que querían apedrearlo, lentamente fueron quedando en minoría al darse cuenta de que ya no les funcionaba más.  Y lentamente, muy lentamente, la iniciativa empezó a funcionar. Luego se eliminaron las fronteras; ya no se necesitaba tener pasaporte, se podía viajar entre los países que solían ser enemigos, con tanques y puestos de guardia de frontera que revisaban sus papeles, eso se descartó, y ellos empezaron a viajar  de unos a otros.  Todos los antiguos enemigos europeos que habían estado en guerra durante eones, contra todas las probabilidades empezaron a integrar la economía y se dieron una moneda común.
Queridos, si hubieran presentado este plan en 1945, se hubieran reído de ustedes, diciendo: "Esto es una tontería, es imposible, tan tonto; verán, ustedes no conocen la situación." Y luego surgió la Organización de las Naciones Unidas con su carta, y volvieron. Les he dado los hechos de que la civilización del planeta está empezando a transformarse y cambiar; hay grandes esperanzas, a su alrededor. Todo a su alrededor.
Un precedente significa que ha sucedido algo que nunca sucedió antes. Pueden considerar esto y ver que no están solos. ¿Será posible cambiar las actitudes?  ¡Y la respuesta es sí!  Se hace con la consciencia. "Kryon, ¡es demasiado sencillo! Tú te sientas allí en la silla mientras un americano te canaliza y no conoces la situación!"  ¿Está bien ser franco, está bien ser práctico y decirles estas cosas ahora?  ¿Han probado con el amor?  La respuesta es "Eres tan ingenuo. Las cosas no van a cambiar solo porque canten canciones y tengan un poco de amor."  ¡Tienen razón!
Lo que sucede es que, cuando empiezan a tener compasión para aquellos a quienes nunca compadecieron antes, a entender su situación y ver qué es lo que los cambiaría a ellos para cambiar ustedes, ¿qué es más importante? ¿Y quién se beneficia?  Yo no les voy a dar una solución sentado en esta silla. Ustedes (se ríe) van a descubrirla.  Y va a ser diferente de lo que creen. Una cosa lleva a la otra - a menos que sean como el agricultor en el campo; que hayan crecido con la situación y en su corazón crean que no hay esperanza, en su corazón crean que nada puede pasar y crean que esto es una tontería.  Si ese eres tú, querido agricultor, no llegarás a verlo.
La consciencia es creencia. Si crees que estas cosas tienen una oportunidad, aunque no sepas cómo, empiezas a plantar las semillas de la esperanza.  Estoy hablando a los judíos. Repito: ustedes son los elegidos para armar esto.  Una gran parte del mundo los está observando ahora - ¿cómo van a hacerlo?
No vendrá una solución desde afuera, ya lo dije antes.  Oh, lo intentarán, pero ellos no comprenden; ellos no nacieron aquí;  ustedes sí.  Ustedes van a trabajar con otros que nacieron aquí y eventualmente se pensará y se probará una solución.  Tal vez incluso la descarten y la vuelvan a probar. Provendrá de la compasión y del amor, en lugar del odio y de desquitarse.  Lo que va a hacer la diferencia es cuando empiecen a ver que sí funciona.  La guerra engendra guerra, ustedes lo saben; nadie gana nunca.  Esto es lo que están haciendo.
Se irán de aquí y se preguntarán qué significa todo esto.  Está llegando un cambio. Existen las que nosotros llamamos cartas inesperadas, que pueden surgir en la forma de ideas y personas desde ambos lados del muro, que quieren lo que ustedes quieren.  Para sus hijos, ellos quieren lo que ustedes quieren. Para sus futuros, ellos quieren lo mismo que ustedes.  Y existirá un camino.
Cuando se vayan de este lugar habrá una tendencia a encender y enterarse de las noticias, y cuando lo hagan, no se dejen aplastar, no permitan que su corazón se hunda otra vez; entiendan que es el comienzo del fin de la situación.  Va a tener que desplegarse de este modo a causa de la consciencia; el cambio de consciencia es lento.  ¿Permitirán que las semillas crezcan?  ¿Las regarán con su esperanza y su amor? A pesar de lo que ven, a pesar de lo que sucede, a pesar de los otros que no quieren hacerlo de este modo. ¿Ellos quieren la guerra?  ¿Quieren desquitarse? ¿Hay frustración?
Compasión: quiero que miren a los Maestros que caminaron por esta tierra y empiecen a imitarlos. La compasión es la clave, y todo vino de aquí (se ríe). Ustedes lo llevan en su sangre; para eso fueron elegidos. La cosa más difícil que verá el planeta alguna vez: paz en la región. ¡El color está llegando!  Ciertamente.
Que Dios los bendiga a ustedes y a esta tierra.
Yo soy Kryon.
Y así es.
Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro