jueves, 3 de septiembre de 2015

Hermandad Femenina Lemuriana (12) - Kryon

Canalización de Kryon por Lee Carroll
ante la Hermandad Femenina Lemuriana
en Chicago, el25 de julio de 2015

Saludos, queridas damas, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
Lo diré otra vez: no permitan que la voz de varón las engañe.  No hay géneros del otro lado del velo; ninguno.  Solamente hay honor.
Ser un humano es específico de la Tierra.  Esta prueba que todas han atravesado tiene que ver con el libre albedrío.  Y cuando decimos libre albedrío queremos decir un consenso de la consciencia que se basa en lo que ustedes deciden como humanidad.  Nosotros no interferimos; parte de esta prueba es de la energía del planeta:  dónde empieza, es una cosa; a dónde va,  es otra.
Ahora bien; ya he dicho estas cosas antes.  Quiero que se relajen solo un momento conmigo. Meli-ha está otra vez con nosotros. Su akash resuena con la verdad de lo que les digo. Están interesadas en Lemuria; debieran estarlo: está en su akash.  No solamente en su akash; ¿pueden imaginar cuán profundo está grabado, metafóricamente, como algo que experimentaron una de las primeras veces que estuvieron en este planeta, enseñado por quienes les dieron la semilla de los pleyadianos?  Estar realmente con ellas, tener realmente la sensación interior de ser consoladas, de ver la benevolencia de todo lo que hacían, de tratar de imitar aquello que llamarían maestría.  Para algunas de ustedes, ellas parecían angélicas; sus enseñanzas eran asombrosas; de allí aprendieron lo que saben. ¿Pueden imaginar traer eso al día de hoy, reavivándolo y continuándolo?  Eso es la Hermandad; por lo tanto, hay una sensación de ustedes con ustedes, porque esto es lo que hacían y allí es donde estaban.
En un mensaje tras otro les hemos descripto cómo se sentaban en el hueco de la piedras con el agua casi a la temperatura del cuerpo, en círculos, haciendo las diversas ceremonias, en círculos de parto, cantando, todas estas cosas.  Les hablamos acerca de los hombres que salían a pescar, dependiendo de cómo ustedes los ayudaban con sus oraciones y con lo que habían aprendido de las Siete Hermanas, que influía en la energía de su pesca.  ¿Pueden imaginar ser un varón, responsable de alimentar a la aldea con lo que tuvieran la suerte de pescar? Al azar.  Pero sabiendo que la Hermandad estaba con ustedes, dirigiendo ese día en qué rumbo ir, ya era más que solo suerte.  Ellos dependían de las mujeres para todo. Les encantaba esta responsabilidad compartida que aceptaban.
Pero, como ahora, parecería que las mujeres hacían todo (se ríe). No solo eran responsables por la espiritualidad de todo el continente de Lemuria, sino que también criaban a todos los niños. Tenían mucho que hacer en ese entonces - igual que ahora. Eso no cambió.
A través de los miles y miles de años, lo que cambia en el planeta es gradual a través del libre albedrío; las cosas cambian porque ustedes cambian.  Lemuria fue la plataforma de lanzamiento del akash; en otras palabras, todo lo que tenían ustedes, todos los niños, incluso ustedes, era solamente una vida, y luego iban a renacer en un continente más grande, la mayoría de ustedes probablemente a Europa. ¿Qué creen que habría en su akash allí?  Ahora bien: sigan la lógica y el razonamiento conmigo: se encuentran de nuevo en el planeta. Esta es la vida nº 2; solo han tenido una vida para recordar, una sola, y fue una vida estelar; literalmente está en ustedes.  Está en ustedes de manera que no pueden sacársela; vuelven a las costumbres que tuvieron, y desarrollan una hermandad.  Aquí viene otra hermandad, y esta no está rodeada por el Océano Pacífico, de modo que ha de modificarse.  A medida que avanza la historia, no parece que los hombres necesariamente la necesiten; no salen de caza y recolección, no van a pescar.  Empiezan a construir edificios y hacen comercio. Empieza a haber todo un cambio en la forma en que funcionan las cosas.  El asunto de las mujeres es entonces suprimido.  Empieza a perderse, queridas, no por parte de ustedes sino por parte de los varones.
Es comprensible que la energía vaya primero en esta dirección; lo que sucedió es que nunca se recuperó. Solo empeoró.
Esto es libre albedrío.  Hoy les estamos diciendo que empieza a revertirse, a medida que la población de la Tierra ve y aprecia el rol de las mujeres en un lugar sagrado. Ustedes lo están reconociendo; están despertando, tal vez, a la posibilidad de que eso vuelva a ser asunto de las mujeres. Tiene que empezar en algún lugar. Empieza con ustedes. No necesariamente van a hacer las mismas cosas, sino que el concepto está allí para que se reúnan, discutan, celebren.  No tiene nada que ver con el poder de las mujeres. Tiene todo que ver con la sacralidad y el liderazgo de las mujeres para todos.  Hay una diferencia. Ustedes pueden reconocer una diferencia entre poder de género y liderazgo sabio.  La humanidad se siente atraída por el liderazgo sabio.  Dondequiera que esté , lo aprecian y lo ven.  ¿Ustedes entienden que son sus propios ancestros?
¿Qué sucedió? ¿Qué tuvo lugar?  ¿A dónde fue?  Hay mucho para discutir, pero déjenme darles una breve visión general.  Ahora teníamos una hermandad femenina subterránea.  Ustedes todavía tienen esto en su akash, para reunirse y trabajar con el planeta, y las rejillas, y las cosas que los lemurianos experimentaron y los pleyadianos les enseñaron están en un akash, luego está en dos, ahora está en tres, se construye  hasta que llega un momento en que ya no se puede sostener.  Es una amenaza para los varones tener mujeres que se reúnen y hacen cosas poderosas. Deja de existir.
Curiosamente, los varones toman el manto (se ríe) y arman una hermandad masculina, y esa hermandad se transforma en muchas cosas durante los años, incluyendo lo que hoy llaman masonería.  Podrían decir que los masones son un duplicado exacto, si quieren llamarlo así, de lo que solía ser el asunto de las mujeres.  Se apropiaron del manto de las mujeres; ahora bien, lo curioso es de dónde sacaron la idea.  Bueno, deben recordar que ustedes no son solo de un género;  lo recordaron de cuando ellos fueron mujeres.  Pudieron conectarlo: el asunto de las mujeres a la hermandad de los hombres.
Hay más.  En muchos lugares del planeta hubo un resurgimiento de lo que ustedes llaman ligeramente La Hermandad Femenina.  Este resurgimiento lo pueden encontrar y realmente ver en diversos lugares de la Tierra.  Algunas directamente al Sur de Hawái.  Ustedes reencarnaban tal vez en Sudamérica, de modo que no siempre era Europa. Encontrarán algunos restos de este asunto de las mujeres, lo que parece ser ceremonias sagradas de las mujeres, en Sudamérica.  Es un remanente de lo que empezaron en Lemuria.
Pero hubo un lugar en este planeta que parece que estaba bien para continuar esto, y así fue. Está en Europa. Nunca realmente se detuvo.  Y donde estuvo lo apalearon siempre, y por miles de años terminado, tal vez nunca recordado, una vida tras otra, lo perdieron; ahora lo están reavivando porque tienen un akash activo. Pero hay un lugar donde permaneció por un tiempo muy, muy largo. Meli-ha va a visitar ese lugar muy pronto - se llama Grecia (se ríe). En Grecia existe el asunto de las mujeres, de las diosas.  Nunca se detuvo, nunca fue clandestino. Incluso hubo algunas cosas que involucraron a los Iluminati.  El asunto de las mujeres estuvo allí también.  No dijimos que fuera necesariamente justo; dijimos que ustedes estaban reavivando algo que había funcionado anteriormente.  Es difícil describirlo; se estaba reavivando algo sagrado en algo cuyos motivos no lo eran.  Así es como funciona la vida. Su akash estaba recordando lo que eran capaces de hacer, no necesariamente dónde lo hicieron. Esta nueva energía lo está reavivando; una palabra que ya hemos usado cinco veces (se ríe). Esto de reavivar - ya van seis - es una recordación de la esencia. ¿Qué hacían? Realmente, ¿qué hacían?  ¿Cómo lo hacían? Pero aún más que eso, la sensación de orgullo porque se las necesitaba para hacerlo.  Se las necesitaba para hacerlo.  La humanidad las necesita para hacerlo otra vez.
Meli-ha, cuando regreses a Grecia serás bienvenida.  La energía te recordará.  En algunos lugares habrá algo de intensidad. Prepárate para eso, en tanto recuerdes que necesariamente comenzó con una parte de lo que tú lograste con la Hermandad.  Meli-ha fue la última líder de la Hermandad en Lemuria antes de que se hundiera.  Les contamos esto, también les contamos que ella no se fue; no podía, estaba dispuesta a hundirse con la isla si esta desaparecía completamente. Ella fue a su montaña favorita para esperar lo que para ella era inevitable.  Vivió más de tres vidas, más que cualquiera de ustedes, ayudada por el Templo del Rejuvenecimiento en la cima de la montaña. Esperó allí a que se hundiera - y se detuvo. Ella entonces estuvo encallada - si puede decirse así - en el paraíso, en la isla de Hawái.
Esta es su historia.  Y a ustedes ¿qué les sucedió?  A dónde fueron?  ¿Fueron parte de la Hermandad griega?  ¿La recuerdan?  Lo son; en todas esas vidas ustedes son sus propios ancestros. ¿Cuántas veces atravesaron esto?  Todo está ahora empezando a trabajar en su favor a medida que lo van  resolviendo en sus recuerdos del akash y a medida que lo entienden.
Número uno: estuvieron allí - no necesariamente juntas, a través de muchas vidas, en Lemuria. Cada una tuvo una vida durante un largo tiempo de modo que es probable que no fueran parte de la misma Hermandad allí.
Número dos: tenían la información original de la semilla; todavía la tienen. ¿Qué les dice acerca de lo que yo digo?  ¿Es exacto o no?
Número tres: son honradas por lo que hicieron.  Madres: la humanidad necesitaba lo que ustedes hicieron. Todas ustedes.  Quiero que eso se fije.
Esas son las tres cosas: quiero que queden fijas.  Nada más. No lo que hicieron después. No en qué se transformó, sino en lo original.
Hay más - queda para un una ocasión posterior.
Y así es.
Kryon
Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro