miércoles, 30 de septiembre de 2015

El Cocinero Cósmico - Reedición - Kryon

Canalización en vivo de Kryon por Lee Carroll
Chicagoland - Woodridge, Illinois el 26 de Julio de 2015

La información precedente es gratuita y está disponible para que la impriman, copien y distribuyan como deseen. Sin embargo, sus Derechos de Autor prohíben su venta en cualquier forma excepto por el editor.
Para ayudar al lector, Lee volvió a canalizar a Kryon, quien efectuó adiciones para que los conceptos adquieran mayor claridad. Muchas veces, las canalizaciones en vivo contienen una energía implícita que conlleva un tipo de comunicación que no está presente en la página impresa.
Así que disfruten de este mensaje mejorado presentado en Chicagoland, Woodridge, Illinois
el 26 de julio de 2015
EL COCINERO CÓSMICO
Saludos, queridos, soy Kryon del Servicio Magnético.
Querido Ser Humano, no estás en nuestra dimensionalidad y lo reconocemos. No puedes vernos como te vemos nosotros. Parece que se aproxima una prueba y tú lo sabes. Sin embargo, no es una prueba del Ser Humano sino más bien una prueba de la energía. ¿Cuán lejos irás con la energía divina que estás descubriendo dentro de ti? ¿Cuánto extenderás tu mano para encontrarte con la mano del Creador dentro de ti?  Eres una pieza de la Creación benévola de la Tierra,  disfrazada de Ser Humano en forma corpórea, no sabes de tus semillas creativas  ni de cómo llegaste aquí. Eso es quién eres. Y sin embargo, en esa forma lineal, sigues haciendo todas las preguntas lineales comunes: "¿Cómo hago esto o aquello? ¿Cuántas veces lo debería hacer? ¿Con qué frecuencia? ¿Por cuánto tiempo?”
Todas serían preguntas maravillosas de hacer, si nosotros fuéramos lineales. Pero no lo somos. Muchos de ustedes están confundidos respecto a qué hacer después y cómo hacerlo. También están preguntando continuamente cuánto tiempo requerirá.  No sorprende que estén haciendo estas preguntas lineales, porque demuestra que están conscientes de su sendero espiritual. ¡Se lo honra! Pero repetimos que incluso si están preguntando en forma lineal, intelectual, nosotros solo podemos contestar en forma intuitiva, conceptual.  No obstante, como ustedes solo oyen de forma lineal, no van a comprender todo, ya que su antena de comprensión es lineal.
Están esperando la lista en 3D de qué hacer o esperando una respuesta lineal y práctica a una pregunta práctica. Pero lo que les demos serán conceptos que los conducirán a cosas que están incluso más allá de las que piden. Constantemente les estamos dando los  conceptos de amor, incluso cuando están preguntando "¿Cuánto, cuánto tiempo falta?".  Queremos que se relajen -todos ustedes- en los brazos de Dios, ahora mismo.

Separación del Espíritu
Las creencias espirituales organizadas de este planeta están en una energía muy vieja de supervivencia. Eso coloca al alma en una posición aislada, en una caja humana lineal.  Sus sistemas espirituales no ven en absoluto a su alma como una parte de Dios.  Está suspendida de algún modo en un lugar donde va a sobrevivir o no. Si no hacen la cosa humana lineal correcta, su alma eterna será castigada o recompensada de acuerdo a ello.  Queridos, ¿esta información suena como proveniente del Creador o como algo que los hombres crearon para ustedes?  Quiero que se liberen del concepto de que su alma está de alguna manera en la oscuridad y ligada a la acción humana.  Su alma es parte de ustedes y de mí.  Estamos aliados; somos lo mismo a lo largo de toda la historia, y hay una nueva energía en el planeta que literalmente les grita a través de un transmisor con el que aún no se han sintonizado bien.  Quiero que se relajen y sientan el amor de este gran cambio de paradigma.  ¡Es muy importante que comprendan cuán integrados con ustedes estamos!
Hay mucho malentendido respecto a la verdadera relación entre los Humanos y Dios. Cuando meditas, has de saber que hemos estado contigo todo el día. Comprendes eso, ¿verdad? Estamos enterados de tu vida y de todas tus circunstancias. ¡Dios conoce plenamente tu existencia y tu alma!
Quiero que abordes las cosas más cuidadosamente y con más paciencia y comprensión. Tal vez podrías decir: "Querido Espíritu, no entiendo qué está pasando y no comprendo qué tengo que hacer ahora. Estoy algo confundido. ¿Qué tendría que hacer?"  ¿Qué esperas que te digamos?  ¿Camina cuatro pasos, gira a la izquierda y respira profundamente cinco veces?  (se ríe) No va a ser así.  Nuestras respuestas vienen de la sincronicidad, del cambio y de conceptos para ti.
"Kryon, ¿cómo son los tiempos de mi situación?"  La respuesta a esta pregunta es siempre la misma. Ten paciencia mientras se despliega la sincronicidad.  Pero esta no es una respuesta lineal y muchos están frustrados por esto.  Después de todo, esta respuesta no está en ningún calendario ni reloj.  Queridos, es hora de comprender más plenamente la sincronicidad.

La metáfora del cocinero
Entonces  presento una metáfora nueva. Vamos a cocinar una comida.  Ahora bien, esto pone muy nervioso a mi socio, ya  que no sabe nada de cocinar.  Solo relájate. (le habla a Lee).
En este planeta, cocinar una buena comida es un arte. Ustedes disfrutan de la comida y los mejores cocineros son los que empiezan temprano y preparan, preparan, y preparan. En una cocina profesional hay varios cocineros, pero en esta metáfora hay uno solo. 
Tal vez hayan cocinado para una familia numerosa, y ahora quieran preparar alguna comida exótica, tal vez un poco distinta de otro tipo de recetas existentes. Tal vez son el tipo de cocinero que crea sus propias recetas y usa su intuición de cocinero. Cualquiera sea el caso, a menudo empiezan reuniendo los ingredientes para la preparación.  Algunos de ustedes realmente pondrán los ingredientes en recipientes,  preparándose para combinarlos en lo que se va a cocinar en el momento correcto. Al principio, no los mezclas todos juntos. En vez de eso, pueden tener un tazón de lechuga, uno de arroz y tal vez algunas verduras.  Luego están las salsas y los jugos o caldos en los que se cocinará la comida, y que serán agregados otra vez más tarde.
Algunos ingredientes se colocarán en la comida principal mientras se cocina a temperatura baja, y luego se sacan cuando se aumenta la temperatura.  Pueden ponerse a un lado y luego darles la cocción final más tarde, cuando termine la principal. Luego están los condimentos - antes, durante y después de cocinar.  Los pondrás en diversos recipientes y tazones también. Como un gran chef, tal vez incluso mezcles los condimentos por anticipado.
Tal vez hasta la prepares la noche anterior, porque ciertas partes de la comida necesitan remojarse o marinarse de cierto modo, tal vez incluso pre-cocinarse, para que estén en el momento justo para la terminación final de la comida.  Eventualmente, todo se combinará con belleza y elegancia.  El aroma será encantador, y estará lista para consumirse con un delicioso sabor. Cuando se combina con ciertos tipos de salsas y de bebidas, es un festín, llena de amor y enorme aprecio.  ¡Felicitaciones!  Porque, como cocinero, realmente sabes lo que haces. 

La cocina cobra vida
Ahora voy a alterar la metáfora, así que presta atención.  Nuestra historia metafórica continúa, y el paradigma de la realidad de tu cocina acaba de cambiar. Cada ingrediente en cada tazón ahora tiene una consciencia singular.  Ningún ingrediente de ningún tazón tiene idea de lo que estás haciendo - ninguna.  Los ingredientes ni siquiera tienen idea de cuál será la comida final. Solo son ingredientes, esperando allí,  ¡pero como ahora tienen consciencia, también pueden tener una actitud! Bueno, no necesariamente una actitud negativa, pero seguramente curiosa.
Tú eres el cocinero y el creador de la comida. Como cocinero, has puesto los ingredientes a tu alrededor en tazones y envases cerrados, preparándolos. Por ejemplo, la lechuga. Quizá sea lo primero a prepararse porque tiene que ser enfriada. ¡Quizá se haya envasado y puesto en el refrigerador 24 horas antes de servir la comida! Allí está, sola, enfriándose en el refrigerador - ¡y de pronto se queja!  "¿Por qué estoy en el refrigerador? Mira, estuve observando y allí están pasando otras cosas.  Yo estoy completamente sola. ¿Qué está ocurriendo? ¿Por qué estoy aquí en este refrigerador y cuánto falta para que me encuentre con las verduras? Esto es inaceptable."
Ahora bien; las verduras están enojadas, porque también esperaban que sucediera algo (así suelen ser las verduras). Esperan y esperan, pero el cocinero está por allá preparando otra cosa: la salsa. La salsa no tiene idea de nada (así es la salsa). Está feliz de estar allí, sea lo que sea. No sabe por qué la están batiendo ni qué sucederá. Está acostumbrada a cualquier cosa que suceda, pero se da cuenta de que la están mezclando con un aderezo extraño. Está algo ansiosa (no hay nada peor que una salsa ansiosa).
Queridos, en esta metáfora, el Espíritu está cocinado con ustedes una comida para su vida, pero siempre ha de cocinarse con otros. La metáfora es esta: ¿En qué tazón o envase están?  ¿Cómo se están preparando?  ¿Cuánto falta para que los demás ingredientes se junten con ustedes de cierta manera, para que se cocine la comida final?  ¿Están tranquilos con el hecho de que puede haber cierta preparación? Puede que ahora los junten con otros tazones, pero todavía no se termina y las cosas están paradas.  ¿Cuánto tardará? A veces se combinan los tazones, ¡solo para seguir esperando!
Todo este planeamiento con los demás depende de la sincronicidad. También ha de ser coordinado. Cuando ciertos tazones de ingredientes se combinan y están listos, se preparan ahora. Pero luego la mezcla puede guardarse por un tiempo.  Si eres la lechuga y dices, "Querido Espíritu, ¡he estado esperando! ¿Cuánto tiempo requerirá? ¿Qué debo hacer? ¿Estás ahí?"  La verdadera respuesta es "¡Enfríate, lechuga!"
 (Risas)
Suele ser entonces cuando te vuelves religioso y frustrado y dices: "Reza, lechuga" (N.T. juego de palabras que suenan igual en inglés: "Lettuce pray" Reza, lechuga y "Let us pray", Oremos)
(Esta broma es de Lee, no de Kryon)  (Más risas).
Los ingredientes de esta maravillosa comida se reúnen y preparan bellamente y con elegancia. Participan al ritmo de un verdadero chef. Pero cada ingrediente ignora completamente cómo será mezclado o si nunca sucederá.  Ustedes son impacientes, ¿verdad? Como ingredientes,  quieren saber cuándo, dónde y  cuánto tiempo falta  El cocinero lo sabe, porque maneja todos los ingredientes y conoce el plan. Cuando todo se junta, queridos, sucede en forma inesperada y todo a la vez. Pero aun entonces hay más acción, porque  nuevamente habrá ciertos ingredientes que se deben agregar a mitad de la cocción, ¡incluso en la mesa!
¿Cómo te va con esto?  ¿Estás implicado en la preparación previa o luego, durante la cocción? ¿Eres la sal, que entra última? No lo sabes, ¿verdad?  Esa es la cuestión. ¿Cuánta confianza tienes en el cocinero? Todo esto se reduce, bromas aparte, a confiar en el Creador, el gran chef,  porque la comida que se cocina es la solución final que has pedido.  A dónde vayas con esto, sin importar qué sea, siempre involucrará a otros. Incluso si estás pidiendo una sanación personal, siempre involucrará a los que te rodean. Es una comida que se está preparando con muchos ingredientes. ¿Comprendes que para que tengas una respuesta, estarán implicados otros Seres Humanos? ¿Comprendes que ellos tienen libre albedrío?
¡Entonces ahora compliquemos aún más esta comida! Cada ingrediente tiene no solo una actitud, ¡sino que ahora tiene libre albedrío!  Puede decir que no.  Imagina lo que se le presenta al cocinero en este punto.  ¡Las verduras se rehúsan!  Va a tener que conseguir nuevas verduras. Ahora bien, eso va a demorar un poquito la comida.  Se presentan nuevas verduras y entonces las prepara. ¡Vaya! Estas verduras son aún mejores!  De modo que todos los demás ingredientes deberán esperan un poco más, pero ellos no saben por qué. Ahora la lechuga está más frustrada que nunca, encerrada y esperando en la fría oscuridad.  Pero la comida siempre está en proceso porque, verás, el cocinero es muy paciente.
El sistema es elegante. ¡Hermoso, e incomprendido por casi todos ustedes! ¡Quieren que la comida se termine ya!  Sé que comprenden esta metáfora.   Entonces, ¿dónde están en este escenario? ¿Cuánto tiempo lleva en progreso esta comida?  ¿Se puede prever el final? ¿Ya están impacientes? ¿Quieren que termine ahora?  ¿Hubo un desvío aparente?  ¿Pueden saborearla, aunque no esté aquí todavía?
Queridos, el cocinero conoce su nombre. El cocinero los ama, queridos, y todo lo que les hemos dicho es benévolo para ustedes. ¡Qué tal si realmente son la lechuga y han esperado durante tanto tiempo! Los enfriaron, y tal vez hasta los cortaron. ¡Luego salieron, pero algo pasó, y los enfriaron de nuevo!  Y luego, de repente, el cocinero descubre que los ingredientes realmente se han unido de un modo inesperado y la comida de pronto cambia de rumbo. ¡Va a ser otra cosa! "¡Lechuga, allí vuelves al refrigerador!"
Lo que finalmente sucede es algo que nunca podrías haber proyectado en forma lineal. Contra todas las probabilidades, el resultado puede tomar una dirección diferente - incluso mejor que la comida que se planeó originalmente, porque los nuevos ingredientes que entraron la hicieron más completa. Verás, el cocinero ve todos los ingredientes, todo el tiempo.  Tú solo ves uno: tú.  Nada es demasiado complejo para el cocinero.
¿Qué tal?  ¿Están dispuestos a comprender la sincronicidad?  Ver cómo funciona todo requiere paciencia y fe en el cocinero.  Hemos pedido esto antes, incluso en cosas que parecerían inmediatas, como la sanación.  A veces, los procesos en el planeta que requieren respuestas inmediatas son sencillamente parte de una perspectiva mayor.  A veces ustedes no comprenden por qué se retiran las verduras, o incluso por qué parece triunfar la muerte.  La comida final es más grande de lo que puedan imaginar, queridos. Pero durante todo este proceso, queremos que sepan que nunca nos hemos desentendido de ustedes - nunca jamás. Verán: conocemos su nombre. Somos su familia.  ¿Puede quedar más claro que les tendemos nuestra mano?  La comida es buena. Confíen en el cocinero. ¡Paciencia!
Y así es.
Kryon
 Traducción: María Cristina Cáffaro

Edición: Susana Peralta