viernes, 21 de agosto de 2015

Hermandad Femenina Lemuriana (6) - Kryon

Canalización de Kryon por Lee Carroll
ante la Hermandad Femenina Lemuriana (6)
En Salem, el 16 de mayo de 2015

Saludos, queridas damas, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
Sé dónde estoy, y también sé quién está aquí.  Obviamente, esto ha sido grabado antes de su reunión, pero yo sé quién está aquí.  Siento la calidez de sus personalidades, de sus expectativas, de los hermosos pensamientos que tienen. Conozco el talante de la dulzura que está aquí.
Tantas veces como hago esto, las llevo a una época específica en esas regiones que llaman Lemuria, y les recuerdo que Lemuria permaneció durante cierto tiempo, sin embargo nos concentramos en una época amable en Lemuria. Un tiempo antes que comenzara a sumergirse; tiempo de estabilidad, de madurez, un tiempo en que estaba activa la Hermandad.
La Hermandad Femenina no se llamaba hermandad; eventualmente les daré el nombre, pero no todavía, porque no quiero que cavilen sobre alguna clase de nombre que sería diferente de lo que imaginan; en cambio quiero que tengan la unión y sientan la camaradería estando todas juntas, porque ese es el propósito del momento.  ¿Es posible que ustedes, como grupo de mujeres, hayan sido parte de esta clase de cosa hace tanto tiempo? Nuevamente: sé quién está aquí. A lo largo de todos los eones, de los miles de años, ¿será posible que ustedes hayan estado juntas antes, tal vez con otros rostros, incluso con lo que ustedes llamarían "otras almas"?  La respuesta es sí; las trae aquí; la sincronicidad es completa, y otra vez sienten lo que es la hermandad de estar juntas. Esto no es una organización; es honrar a  la familia.
Y el tema del que deseo hablar en estos pocos momentos, esta noche, se refiere a Melli-ha.  Ella ha sabido el significado de su nombre, tan ajustado como se puede, en el lenguaje de Hawaii hoy en día, porque hay similitudes en el lenguaje de entonces y el de ahora, basado en algunas de las palabras originales que siguen usándose hoy.
Básicamente, su nombre significa la celebración de la vida; se celebra el aliento mismo de la vida, y ese es su nombre.  Ella tiene que saber que su nombre no es único; no hemos dicho esto antes; porque había ciertas sacerdotisas, es decir, líderes de la Hermandad, que como los reyes y las reinas recibían el mismo nombre.  De modo que Melli-ha no solo significaba cierta cosa, sino que le daba un estatus. Y ese estatus que ella tenía era el de líder de la Hermandad.  La Hermandad no era una reunión social; era una reunión espiritual, porque las hermanas se reunían en razón de la espiritualidad del continente de Lemuria.  De modo que había muchas hermandades, y ella tenía una.  Había muchas sacerdotisas que tenían todas el mismo tipo de nombre, y entonces se la llamaba la Hermandad de Melli-ha, y era exacto.  Se la conocía de esa manera, aun en esa época.
Después de la vida que tuvo, que abarcó una extensión de varias vidas normales lemurianas, su nombre fue pasado a su familia, y según la tradición ella seleccionaba quién la reemplazaría.  Ahora bien, quiero contarles que hoy es su cumpleaños en esta vida; esto es bien conocido por ustedes, de modo que quiero repasar con ustedes lo que sucedía a una mujer lemuriana en el día de su cumpleaños. 
No debiera sorprenderlas. Si yo les pregunto, basándose en canalizaciones anteriores, cómo creen que sería un cumpleaños para una mujer lemuriana y especialmente una de la Hermandad,  ¿cómo piensan que sería?
La última vez que hablé antes ustedes, conté como eran los nacimientos en Lemuria. Hablamos sobre la reunión, y el canto de las mujeres durante el proceso del nacimiento para aliviar el dolor, mientras se tomaban de las manos, y el nacimiento se hacía bajo el agua.  Hablamos de la belleza de esto, de la dulzura y la paz para el niño. ¿Pueden imaginarlo? El primer sonido para el bebé cuando emergía del agua y se cortaba el cordón era el canto de las mujeres.  Incluso para los guerreros,  los hombres, su primer sonido había sido el canto de las mujeres. Y esto era tranquilizador para ellos. Así era y todavía es apropiado que la Hermandad regresara al océano y el cumpleaños fuera una celebración del día del nacimiento. Y era una ceremonia en el agua; hermosa.  Simulaban esa salida del agua con los cantos. Esto era esperado, y había canciones específicas que cantaban para ti. Les garantizo, señoras, que si oyeran las canciones llorarían y su akash recordaría.
Así es el cumpleaños.  Para los hombres era lo mismo, pero levemente diferente, ya que también tenían una ceremonia emergiendo del agua, aunque no necesariamente con las mujeres cantando. Había una separación.  Pero ciertamente todos los cumpleaños en Lemuria se consideraban eventos en el agua, y el regreso al océano era parte de la celebración del día.
Muchas veces no se conocían las fechas, entonces estaba bien buscar una aproximación basándose en lo que se conocía por las estrellas y el sol. No era importante.
Ahora bien; Melli-ha, debes saber esto:  todas las Melli-has y las sacerdotisas involucradas en las Hermandades Femeninas, alrededor de ese lugar magnífico, tenían una segunda ceremonia.  Cuando habían terminado con las mujeres, y habían cantado las canciones y terminado con el proceso, hacían un viaje de tres días a la cumbre de la montaña, porque allí es donde se llevaba a cabo el proceso de rejuvenecimiento de las sacerdotisas y de algunos de la realeza cuyas vidas se extendían; hemos hablado de esto antes,  respecto a que el Templo de Rejuvenecimiento estaba en un lugar muy frío.  De modo que era tan importante como el cumpleaños, porque una extensión de la vida era como otro día de nacimiento.
Y aquí está lo que debes saber. No hablaré sobre cuántas veces se hacía el proceso en el Templo, pero siempre se hacía en tu cumpleaños. De manera que podrías decir que nacías de nuevo, o sea que tu rejuvenecimiento para la próxima vida y para la vida siguiente se llevaba a cabo en tu cumpleaños.
Tu cumpleaños en  esta vida tiene un equivalente numerológico de un 1, y eso es nuevos comienzos. Que este día sea para ti un nuevo comienzo, Melli-ha. Que también lo sea para aquellas que quieran unirse en la recordación de cómo era para cada una.  Tal vez debieran considerar volver a desarrollar una ceremonia  exclusiva para los cumpleaños, a través de la memoria de Melli-ha.  Tal vez, solo tal vez.  La canción también volverá a   ustedes.
Y así es.
Kryon
Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro