sábado, 9 de mayo de 2015

Taller del Akash - 2ª Parte - Kryon

Canalización de Kryon por Lee Carroll
en Munich, Alemania, el domingo 26 de abril de 2015

Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro

Taller del Akash - 2ª Parte
Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
Este es el segundo de tres mensajes. Queridos, mi socio no les ha informado, y ustedes lo debieran haber visto, que existe mucha más efectividad en un grupo que la que hay en un individuo.  Ciertamente cada uno de ustedes es influyente. Cada uno tiene una consciencia que puede cambiar cosas en su vida. Pero si muchos se concentran en un mismo atributo, el paradigma de energía es totalmente diferente. Incluso lo han mencionado las antiguas escrituras: cuando dos o más de ustedes se reúnen con el mismo propósito, hay un enfoque concentrado, hay belleza, se puede lograr más.  Por lo tanto, este grupo puede crear un paradigma que cambiará al individuo.  Este es el designio de este día: no que te mejores a ti mismo por ti mismo, sino que se han reunido por el poder del grupo.  Esto se ejemplificará a la brevedad.
¿Cuál es tu expectativa? Esta es la pregunta; al sentarte aquí, ¿qué esperas?  Déjame contarte lo que algunos están pensando, aquí mismo en el salón, ahora mismo, porque yo los conozco. ¿Qué esperan? Algunos dirán: "Muy poco. Nada me ha funcionado, realmente no espero gran cosa." ¿Qué le acaban de decir a sus cuerpos?  El Innato está escuchando también sus pensamientos. Cuando emiten palabras en el aire, los elementos a su alrededor las oyen, la piel siente la vibración. Pero el Innato los oye a ustedes y a su falta de autoestima.
¿Qué esperas? ¿Sabías que puedes reescribir estos atributos de duda de ti mismo? Es un hábito, ¿no? Tal vez sea hora de cambiar el hábito. Hace largo tiempo te di un atributo de esperanza. Tres palabras: espera cambios benévolos.  ¿Qué esperas?  ¡Cambios benévolos!  Automático: sale de tu cerebro, sale de tu boca, incluso si no estás acostumbrado: esperas cambios benévolos.  Estamos aquí con tanto amor e información para darte, pero tú guías esto con tu consciencia; tus expectativas dan forma a tu realidad. Si no esperas nada, no recibirás nada. Esto se vuelve algo muy aceptable para muchos, porque el alma antigua tiene una falta de autoestima proveniente de muchas vidas de desilusión, y de pronto estás en la nueva energía y tienes que reescribir tu akash.
Incluso tu akash espiritual puede darte información que no te es útil: "Bueno, si nunca funcionó antes, por qué habría de hacerlo ahora?"  Es una batalla, ¿no? Esta es la luz que llevas a través de tu Yo Superior, que traes para dar otra forma a lo que esperas.  Ahora bien: para este grupo, mi socio y sus asistentes han dado a cada uno una hoja de papel, y te estamos pidiendo que en ese papel escribas una afirmación. ¿Qué esperas?   Qué profundo es, cuando tu instrumento de escritura toca el papel.  Empiezas a escribir el "Yo soy".  ¿Puedes sentir que estás escribiendo tu futuro?  ¿O es un pequeño ejercicio gracioso para este día? ¿Qué esperas?
¿Cuáles son las razones para que la sincronicidad no siempre funcione?  Porque tú no la esperas. Si haces planes de buenos resultados a través de cosas inesperadas, estás usando la sincronicidad. No es lógico, pero es el cambio de paradigma. ¿Qué esperas?  Estás por escribir la afirmación. Ten cuidado. Podrías obtener lo que pides. Lo que estableces sobre el papel, el Yo Soy, se espera que empiece a suceder. Vas a querer repetirlo en voz alta más tarde. Lo vas a recordar. Quiero que le des un número de meses para que entre en tu cuerpo y sea escuchado. Dilo tan a menudo como desees. Algunas de las mejores ocasiones son cuando despiertas y cuando vas a dormir, apreciando el ciclo de la luz y la oscuridad, tal vez una rutina que tenga sentido para ti. Te acostumbrarás a decirlo. Mírate en el espejo y a los ojos, y dila. ¡No ensayes; dila! Eres tú; ¡créelo!  No sigas mirando por encima del hombro para ver si sucede o no. Dios tiene tiempos que no son los tuyos. ¿Oíste eso?
Tantas desilusiones de los trabajadores de luz provienen de no entender los tiempos del Espíritu. Estuviste afirmando ciertas clases de cosas. Llegará un tiempo en que la mente humana dirá "Ya esperé lo suficiente. Me doy por vencido."  ¿Es tu caso?  ¿Comprendes que la sincronicidad es más grande que tú? ¿Entiendes que lo que estás proclamando puede muy bien involucrar a otros que están haciendo planes? ¿Qué pasa si haces una afirmación sobre relaciones o sobre el lugar donde vives? O tu ocupación. ¿Entiendes que eso involucra a otros? Podrías preguntar "¿Y cómo va a funcionar eso? ¿Ellos están haciendo afirmaciones?"  Queridos, este es un hermoso rompecabezas benévolo. Para que estas afirmaciones funcionen, el requisito es estar en el lugar correcto en el momento correcto. Esos no son tu lugar y tu momento. Significa que serás guiado al lugar correcto en el momento correcto a través de tu propia intuición. ¿Qué esperas? 
"Querido Espíritu, Yo estoy en la relación perfecta." Allí está.  La estás esperando. Esperas, y esperas, y esperas. Pero al poco tiempo ya esperaste bastante. "Bueno ¡eso no funcionó!"  Y lo descartas. Déjame preguntarte: ¿Qué te dijo tu intuición? ¿Dónde tenías que ir? ¿Dónde ibas a conocer a esta persona? ¿Esperabas que viniera a tu puerta y tocara el timbre? "Aquí estoy, tu relación perfecta."  (se ríe). Algunos dirán "¡Qué bueno sería eso!"  Te digo: vas a tener que participar en esto. Cualquiera sea la afirmación que vas a hacer en ese papel, tiene poder. ¡Pero requiere tu responsabilidad para escuchar!  Porque ahora tu Innato te va a hablar a través de la intuición, y puede decirte que estés en cierto lugar o ir a algún lado. ¿Qué esperas?
Es diferente de lo que crees. Algunos dirán, "Bueno, no soy muy bueno para escuchar mi intuición." Después de hacer tu afirmación sobre el papel, después del ejercicio del grupo contigo, tu cuerpo va a estar muy preparado para iniciarlo. ¿Vas a escuchar o no?  La intuición es escurridiza. Puede que no la entiendas cuando llega. Aquí van los atributos de la intuición:  No la analices. Decídete por el primer pensamiento intuitivo. No lo cuestiones.  Eso sería la mente sináptica decidiendo qué es lo que crees que oíste. Te convencerá de lo contrario.
En este salón hay algunos que ayer no sabían que vendrían. Verán, yo sé quién está aquí. ¿Qué los trajo aquí?  Algo sucedió.  Tomaron una decisión, y están aquí. Eso es sincronicidad. ¿Cuántas personas has conocido hoy? Con propósito.  No viniste con ellas. ¿Será posible que la sincronicidad ya esté aquí? Antes de que tu pluma toque el papel, el Espíritu sabe el potencial de lo que escribirás. Y puede haber una respuesta en el salón. ¿Miraste a tu alrededor, o viniste en actitud cerrada? ¿Comprendes lo que digo?
No se trata sólo de escribir algo en un papel y decirlo. En todo esto ciertamente  se requieren cosas que cambian paradigmas de la vida. Parte de ello: esperar cambios benévolos. Esto es tan difícil para el alma antigua.  El alma antigua siempre está mirando a la vuelta de la esquina, para ver qué energías oscuras se le van a echar encima hoy, porque ha vivido todas esas vidas en las que siempre la perseguían.
Me gustaría decirles algo sobre la energía oscura: actualmente está auto-destruyéndose en el planeta. Está ciega a la luz; hace tantas cosas equivocadas que llegará un día en que la consciencia más elevada ni siquiera le preste atención.  Está sembrando las semillas de su propia destrucción por la luz. Ya no está persiguiéndote, querido. Lo que te persigue es la incredulidad, los viejos paradigmas de pensamiento, y lo que tú esperas.
En un momento dejarás tu silla, habrá una pausa, y la posibilidad de escribir tu afirmación. Piénsalo. ¿Qué tal si estás escribiendo tu futuro?  Algunos de ustedes lo harán.
Yo soy Kryon, enamorado de la humanidad, por lo que ha hecho y a dónde se dirige.
Y así es.
Kryon
Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro