sábado, 7 de marzo de 2015

Felicitaciones - Introducción - Kryon

Canalización de Kryon por Lee Carroll
en Miami, Florida, el 28 de Febrero de 2015

Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro


Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
Siempre hay quienes vienen por primera vez, se sientan, y dicen: "Esto no puede ser así; es la misma voz, la misma cara, es el hombre en la silla montando un show."  Cada vez, lo que decimos es lo mismo: Eres libre para creer lo que desees. La belleza del amor de Dios para ti es tu libertad de objetar; la libertad de no mirar; la libertad de decir que es ignorante o estúpido; todo esto es tuyo.
Agregamos para quienes creen eso, lo hemos dicho tantas veces, que el mundo angélico los ama igual que a cualquier otro. En sentido figurado, igual número de ángeles te acompañan al salir que los que van con el canalizador.  El amor de Dios no es exclusivo, no tiene sesgos, es un amor que responde amando. Es para toda la vida. Puede que no creas que estas cosas sean exactas ni verdaderas; para nosotros no marca una diferencia.
Sé dónde estoy; lo he dicho antes.  Mi socio me lleva a lugares en los que conozco los potenciales de las almas antiguas. Hay algunos de ustedes, yo los conozco, que han venido a último momento; los conozco. Los que planearon estar aquí, alma antigua, cuando viste esto en la lista quisiste venir; te conocemos. Conocemos a quienes vinieron en incredulidad y en desesperación. Aquí hay uno que literalmente en el último...¡Ay, querido! al final de la cuerda, esperando "Es esto, o no hay nada."  Ya ven, sé quién está aquí.
Ahora, si algo va a pasar, ustedes y yo tenemos que llegar a un acuerdo. Discutamos en compasión, la de Dios, discutamos sobre ustedes.   Si han venido hoy aquí, y tienen lo que yo llamaría un filtro denso, eso significa que ya han decidido que no va a funcionar. ¿Eres tú ése? Estás tan incrédulo porque otras cosas no te funcionaron bien, y estás diciendo: "Esto tampoco lo hará." Si así es como va a ser, saldrás de aquí como llegaste. ¡Tienes que darle a Dios una oportunidad contigo!
Quiero decirte que lo que estás buscando no está afuera sino adentro. Por si no te lo dijeron: ¡naciste hermoso! ¡Naciste hermoso! Y la semilla de Dios está en cada ser humano porque en ese aspecto nacen iguales. Cada humano en este salón, o escuchando mi voz, tiene la semilla de Dios en sí.  Puedes haber pasado toda una vida oyendo que no tenías oportunidad, que no hacías esto o lo otro, o que Dios se enoja y te juzga; ¡estoy aquí para darte amor e información que es exactamente lo contrario!
¡Si tuvieras idea de cuánto amor hay para ti! Y puedes - si quieres - darle una oportunidad. Quita esa barrera de incredulidad sólo por hoy y mira si hay diferencia en cómo te sientes, en la paz, el consuelo, en las cosas que empiezan a tener sentido. Escucha: puede que no tengas solución para tu problema de hoy, pero obtendrás intuitivamente la información de que la tendrás. La tendrás. Y saldrás con una sonrisa y sabrás que las cosas son diferentes. Sólo abre la puerta a lo que siempre has tenido, que llamamos el Dios interior.  La humanidad fue creada para esto, para asociarse con el Divino, y podrías estar en un armario o ser un ermitaño, y tendrías la misma conexión con el Todopoderoso, como la tiene cualquier maestro espiritual.
¿Oíste eso? Todo lo que necesitas es a ti mismo. ¡Qué hermoso sistema! Si eres incrédulo, eres candidato para la enfermedad, ¿lo sabías? Tu biología no sabe sobre Dios, porque tú no sabes. Tu biología está escuchando todo el tiempo a la consciencia del ser humano: "¿Qué crees? ¿Qué debemos hacer?" Y el ser humano llora o está triste y dice, "Nunca lograré esto o aquello, más vale morir." Y la biología dice: "Está bien, empecemos con esta enfermedad." ¿Comprendes cuán poderoso eres?
Al despertar en la mañana, pones los pies en el piso, y la primera cosa: "Yo soy el que Soy, porque tengo a Dios adentro. Que este día traiga la compasión de Dios a mi vida en todo lo que yo haga." Y luego te levantas y empiezas tu día.
Tus células oirán algo diferente. Ya no oirán a la víctima llorando. En cambio, las células oirán la Maestría que eres. Y te sientas allí y dices: "Lindas palabras, Kryon; no sé si puedo hacerlo." Si no lo intentas, no sabes.  Me gustaría que empieces hoy. Quita esa barrera de incredulidad aunque sea por un rato. Incluso si las cosas te parecen estrafalarias y nunca las oíste antes, mi socio las dirá desde el escenario, ¡no cierres la puerta! Y al final del día, al final del mensaje, podrás cerrarla. Volver a ser como eras, si te gusta más.
Ése es el acuerdo que estoy pidiendo. No todos son incrédulos; son almas antiguas atraídas a este salón por una razón: porque quieren saber más. Y saben que algo está sucediendo en el planeta y tienen una madurez que les habla y dice: "Ve allí y escucha."
Todo el paradigma de la enseñanza va a cambiar. Llegará el día en que ya no vengan a una reunión como ésta, porque el puente entre ustedes y la semilla de Dios en ustedes será mucho mejor.  Tendrán la información intuitivamente en lugar de canalizada. Hacia allí se encamina la humanidad.
Queridos, sé dónde estoy. Sé quién está aquí. Sé qué han atravesado. Y la próxima vez que decidan arrodillarse a rezar, o meditar, quiero que sepan que estamos preparados, porque hemos pasado a su lado todo lo que atravesaron. Cuando lloran, nosotros lloramos. Cuando gritan de alegría, nosotros gritamos de alegría. Somos buenos bailarines (se ríe), ustedes no tienen idea de cómo celebramos cuando ustedes ríen. Es una energía que sólo puede comunicarse aquí y del otro lado del velo, ¿sabían?  ¡La risa y la alegría son divinas!
Ése es el mensaje. ¡Y dónde estás tú con esto?  "Kryon, me gustaría creer lo que dices, realmente me gustaría, pero no sé por dónde empezar."  ¿Por qué no empiezas por tomar nuestra mano? En sentido figurado.  Siente la energía del amor por ti que dice: permítenos trabajar sobre el rompecabezas, porque en este momento no nos dejas. No puedes ser una víctima teniendo a Dios adentro; allí es donde comienzas.  Toma la mano y luego déjalo ser; observa adónde va. La alegría y la paz deben comenzar primero.  La sanación será tuya, la situación será tuya, podría verte dentro de un año, si haces esto, y me dirías cuánto mejor es en ese momento que cuando entraste por la puerta.  En ti. No en mí. No en tu maestro. No en el canalizador. ¿Cómo se siente?
Y éste es el mensaje de Kryon para estos tiempos.  Volveré con más.
Y así es.

Kryon

Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro