martes, 7 de octubre de 2014

Kryon en Hungría - Parte 4

Canalización de Kryon por Lee Carroll
en Budapest, Hungría, el Domingo 28 de setiembre de 2014

Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Les repito que ustedes no son un misterio para mí. Nuevamente establecemos la energía de este día con alegría y amor.  Quiero que hoy tenga que ver con el amor.  Los mensajes que daré serán sobre el amor. Quiero examinar algunas cosas en forma diferente de lo que imaginan. ¿Qué piensan cuando digo "amor"?  ¿Se puede definir el amor? Si un niño los mira y les pregunta qué es, ¿pueden realmente definirlo?  En algunos idiomas hay múltiples palabras para decir "amor." Está el amor de una madre por su hijo, el amor de un humano por otro humano, el amor fraternal, entre hermanos, entre hermanas, el amor de un ser humano por un animal, el amor de Dios.  Cada uno es diferente, ¿verdad?  Pero ¿qué saben realmente sobre el amor?  Saben que es un principio de energía; no es una palabra: es un concepto.

Aquí hay muchas madres. ¿Pueden describir el amor de cuando miraron a los ojos del recién nacido por primera vez, cuando tal vez fue apoyado sobre su pecho?  ¿Qué sintieron?  Es más que un concepto; es una energía.  Las hace llorar de alegría. No hay nada como eso, ¿verdad?  El parto es difícil, y también vale la pena.  Y miran al niño: ¿pueden describir esa energía para mí?  Madre, podrías escribir un libro, ¿verdad?

Cuando los humanos se enamoran, hay una energía.  A veces los poetas y escritores se divierten con eso: dicen que enamorarse conlleva tanta energía que es como una locura temporaria.  (se ríe). Actúas raro, dices cosas extrañas, tu mente no funciona adecuadamente, ¿cómo se describe eso?  ¿En qué se parecen las dos clases de amor que acabo de mencionar?  En una palabra, una sola:  alegría.

Y tenemos esto que es el amor de Dios para la humanidad, y el concepto principal es la alegría. Quiero hablarles hoy de eso y de cómo se aplica a sus vidas.  Tal vez pueda guiar este concepto a su consciencia y realmente influir en sus acciones.

Hablemos del trabajador de luz.  Uno de los atributos de la Maestría es el amor por la humanidad. De modo que examinemos a los Maestros. Hemos hecho esto muchas veces antes, pero nunca en este idioma. Necesitan oír esto, necesitan oír estos conceptos, incluso en la canalización corta.  Queridos, esta energía es diferente.

Va a requerir que los trabajadores de luz y las almas antiguas comiencen a cambiar.  Algunos se han apartado de la sociedad porque sus creencias resultan extrañas para los demás.  Algunos no se han apartado, pero los demás los consideran extraños, raros. (se ríe) Algunos de ustedes se enorgullecen de eso. Lo llevan como una distinción, y dicen: "Esta es mi verdad,  soy raro y extraño."  Ahora yo les pregunto: ¿Están conscientes de que las cosas se empiezan a mover? ¿Se dieron cuenta, tal vez, que su consciencia misma comienza a cambiar?  ¿Tomaron consciencia de que se les pide que den un paso hacia la luz?  ¿Se enteraron de que les decimos que ya no se requiere ser raro o extraño?  La humanidad está preparada para su amor. Escúchenme:  tal vez no estén listos para sus creencias, pero sí están listos para su amor.

Cuando los Maestros caminaban por este planeta, tanto hombres como mujeres, ¿acaso llevaban carteles sobre sus creencias?  La respuesta es no.  Caminaban llevando amor.  Atraían a millares, y si algo les enseñaban, era cómo amarse unos a otros. No daban doctrinas, no les decían cómo funcionaban las cosas. El amor era tan completo que hasta los animales los seguían. Las flores crecían bajo sus pies. Irradiaban el amor de Dios.  Ahora les pregunto:  ¿están listos para hacer lo mismo?  (se ríe). "Espera un minuto, Kryon. ¡No lo creo!  No tengo sus dones ni sus instrumentos, no puedo cambiar la Física ni sanar a las personas con sólo tocarlos."  No les estoy pidiendo eso.  Quiero saber si están preparados para amar a las personas a su alrededor. Tengo una pregunta:  si se han apartado de los demás, si resultan extraños y raros para los demás, ¿cómo están ayudando al planeta? ¿Pensaron en eso?
  
Verán: en esta nueva energía, tendrán que dar un paso hacia la luz; no como personas extrañas, sino como personas equilibradas.  Eso requerirá un cambio en su modo de pensar.  ¿Pueden amar a cualquiera que encuentren en la forma que Dios los ama a ustedes?  ¿Pueden mirarlos y ver al Dios dentro de ellos en primer lugar? No importa qué digan, no importa qué energía los rodee o qué crean, ¡incluso si están enojados!  ¿Pueden ver en ellos el amor de Dios primero?  Verán, eso es la familia.  Eso es el secreto de la Maestría. A los Maestros de este planeta  no les importaba quién venía, ni siquiera los que se burlaban de ellos, los incrédulos, los que dudaban; amaban a todos ellos.  Hay una nueva energía en este planeta, que va a cooperar con la Maestría. ¿Quiénes son las personas más difíciles para ustedes para convivir? He aquí sus instrucciones para el día: (se ríe) vayan, estén con ellos y prueben este principio: ¡Simplemente ámenlos!  No permitan que presionen sus botones de ira o sus botones de frustración.  Así es como se practica la Maestría.  Van a descubrir algo: su Yo Superior estará muy entusiasmado  con lo que estarán haciendo, van a tener mucha energía cooperando en lo que tratan de hacer, tendrán una burbuja de alegría a su alrededor, ¡tan completa que sus parientes se preguntarán qué les ha pasado que de pronto están tan equilibrados!  "¿Qué pasó que es tan fácil estar contigo?"  Y todo lo que ustedes hacen es amarlos.

¿En su trabajo hay personas con las que no quieren estar?  ¿Porqué simplemente no se equilibran y las aman?  Todo el día tendrá que ver con el amor.  Las cosas están cambiando; si se recluyen con otros de mente afín, eso no va a ayudar.  Serán separatistas, entonces; no van  a compartir nada con nadie; el resto del mundo pasa a su lado sin ver su luz; queridos, eso era la supervivencia.  Esa dispensación de la supervivencia ya terminó.

Espero que comprendan lo que digo en este breve mensaje. Incluso pueden decidir readaptar su personalidad e incluir un poco de Maestría en ella. Si lo hacen, les prometo que los demás lo van a notar. Incluso puede que les pregunten: "¿Qué te ha pasado?  No estás preocupado, no tienes miedo, siento tu alegría."  En ese punto pueden contarles acerca del Dios interior y permitirles que descubran el suyo si lo desean.  Así es como se enciende la luz en los lugares oscuros.  Es la nueva forma de hacer las cosas. Un humano por vez, llevando luz a los lugares a los que normalmente nunca irían, y cambiando  la energía hacia el amor.

 Volveré para darles más.

Y así es.

Kryon

Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro