sábado, 27 de septiembre de 2014

Conferencia de la Luz del Verano 2014 - Parte 1 - Kryon

Canalización de Kryon por Lee Carroll
en Monte Shasta, California, Jueves 12 de Junio de 2014

Desgrabación y traducción del audio: M. Cristina Cáffaro

Conferencia de la Luz del Verano 2014 - Parte 1

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

¿Pueden sentir el mensaje?  Oyeron el tema de las canciones y las letras?  Se puede decir mucho con música; la canalización es música.  El mensaje es claro, ya no hay un enigma ante ustedes, ya no; en su lugar hay una realidad que pueden alcanzar y tocar si así lo eligen, y tal vez la música haya suavizado tu corazón. Podrías reconocer, darte cuenta, de que eres más grande de lo que crees.
            La canalización de esta noche es simple, no es larga.  Quiero preparar este escenario, darles algo de historia, quiero contarles cómo es esto.  Todos ustedes, reunidos en este lugar, a la sombra de la montaña, normalmente sentirían la energía de lo que llamamos Gaia.
            Gaia es uno de los atributos del ser humano; está aliada con la humanidad, ella le habla a la humanidad.  De forma hermosa; la naturaleza misma es hermosa para ustedes. Podrían sentarse a mirarla y oírla hablar con ustedes.  Pero aquí, ¡Ah! aquí hay más.  ¿Cómo se explica la historia de este lugar?  Aun dentro de la duración de sus vidas, cómo explican el peregrinaje de quienes llegan para subir a la montaña y simplemente sentarse en el suelo del planeta, extender sus manos, y escuchar?  ¿Cómo explican las energías que se sienten allí? Y se han sentido durante tanto tiempo! Tantas personas han venido, decenas de miles, ¿sólo para sentarse y escuchar?  Aquí hay más que lo que ven los ojos.  De eso deseamos hablar, en forma muy elemental, muy simple, tal vez repitiendo la historia que algunos ya oyeron, pero quiero que otros también la oigan.
            Yo sé dónde estoy. Todas las cosas que tuvieron lugar hasta ahora son una preparación para hoy, para mañana, para el futuro.  Es más profundo desde lo que ustedes conocen como esotérico que lo que pueden creer.  Estas cosas suceden lentamente y algunos ahora las están sintiendo. Hay belleza en este salón, y quiero que la sientan. Los mensajes de quienes hay hablado en este día, todos dijeron que aquí hay más de lo que se ve a simple vista. Es más que una recalibración; mucho más.
            Quiero llevarlos al pasado.  En tiempos antiguos, en la historia de la creación que les hemos contado ya tantas veces, en su belleza, en lo apropiado de ella, en el amor que contiene, donde ha existido en esta galaxia un sistema que permite literalmente la extensión de Dios dentro de los seres sintientes.  Les hemos dicho que este es el único planeta de libre albedrío. Que en esta galaxia, de a uno por vez, los planetas se alistan para – se podría decir para una prueba, en palabras de ustedes, pero no es una prueba en la que se puede pasar o fracasar – no, es más bien una experiencia que ustedes podían hacer con lo que decidan.
            Para que esto pudiera funcionar, la humanidad tenía que recibir la semilla y cambiar a algo más que una simple biología.  Ustedes estaban listos.  Eso no fue hace tanto tiempo; ya se lo dijimos.  Si quieren buscar hacia atrás los comienzos mismos de la participación pleyadiana, doscientos mil años, no es tanto tiempo;  si quieren volver atrás, a donde empezaron las culturas y ustedes empezaron a cambiar, no es tanto tiempo: ¿treinta, cuarenta mil años? No es tanto.  Si quieren volver atrás a lo que queremos tratar hoy, cuando estaba preparado y correcto para la primera civilización, aislada en forma única, es aproximadamente veintiséis mil años.
            Los pleyadianos vinieron, queridos, por todo el planeta; los saludaron, y los “sembraron”, se volvieron parte de ustedes y cambiaron su ADN.  Esta es la historia de la creación, está en todo el planeta, los indígenas la conocen, pregúntenles.  A veces la extensión de la historia, las metáforas, aparecen en sus escrituras; es la misma historia, queridos: que los seres humanos, preparados, sintientes, hermosos, evolucionaron, se les dio el conocimiento de la oscuridad y la luz.  Esa es la historia de la creación y vino de las estrellas, ya se lo conté antes.  No es asombroso, no es inusual, y ustedes no fueron los primeros.
            Los pleyadianos tenían lo que llamaríamos un planeta en ascensión; habían descubierto la energía cuántica, sabían cómo viajar hasta aquí en un abrir y cerrar de ojos. ¿Han visto una nave pleyadiana?  Les diré algo: es una cosa que diseñaron porque ustedes querían verlo (el público se ríe, Kryon también). Ellos podían estar aquí en un abrir y cerrar de ojos. Estando en estado de entrelazamiento cuántico unos con otros, se puede ir a cualquier lugar en forma instantánea, es algo que ustedes eventualmente descubrirán, porque este planeta está listo.  Empieza lentamente, como les sucedió a ellos, tuvieron una historia parecida a la de ustedes.
Quiero que sepan esto.  Cuando los padres pasan su infancia, crecen y maduran, encuentran pareja y tienen hijos, ellos imparten a sus hijos la sabiduría de lo que les pasó a ellos.  Y los pleyadianos tenían una historia como la de ustedes.  Después de un tiempo muy largo, cuando ellos pasaron el mismo punto decisivo que ustedes, en que habían creado la paz en sus planetas (son tres planetas), ellos se unieron y los encontraron a ustedes: el próximo planeta de libre albedrío.
 Ya les hemos contado que ellos tuvieron sus propios padres seminales, que a su vez tuvieron otros padres seminales, que a su vez los tuvieron.  Si ustedes quisieran buscar a sus abuelos y a los padres de sus abuelos, estaríamos hablando de millones de años antes de que en este planeta hubiera vida como ustedes la conocen.  Ustedes son los chicos nuevos del barrio; la vida no ha estado aquí por tanto tiempo, ustedes lo saben.  ¡Toda la historia de este planeta ha sucedido tan rápido!  Ustedes pasaron por las maquinaciones de su inmadurez, vinieron y se fueron, casi destruyéndose a sí mismos cuatro veces, reconstruyendo, destruyendo, una y otra vez hasta esta quinta reconstrucción.  Sólo que esta vez no se destruyeron.  La profecía decía que lo harían: no lo hicieron.
            Yo soy Kryon; llegué aquí hace veinticuatro años, inmediatamente después de la Convergencia Armónica; justo después, ya que el potencial era  que ustedes pasarían el marcador, y lo hicieron.
            Pero quiero contarles la historia.  Lemuria: fundada por los pleyadianos, era como una olla a presión: nadie podía escapar.  Así, a diferencia de otras civilizaciones del planeta, que también se desarrollaban a través de lemurianos y pleyadianos.  Ahora bien, ¿escucharon esto bien?  Miren, voy a contarles algo que no han oído antes.
            Me gustaría darles un panorama que no entenderán.  Ustedes han oído información contradictoria, incluso de mi parte (el público se ríe), pero no se contradice  (más risas); sólo se contradice en 3D.  ¿Quién está en la montaña?  ¿Lemurianos o pleyadianos? (Ahora se ríe Kryon).  Les doy la respuesta y les digo cómo funciona.  En Lemuria había un tipo especial de ser humano; no tan avanzado en ciertos aspectos, no culturalmente avanzado, eran los principiantes de la cultura humana, tenían dinastías en lugar de democracias, pero tenían una clase de dimensionalidad diferente de la de ustedes. Porque su ADN de inicio funcionaba al 50%.  Eso está bien.  Y de allí podía ir adonde fuera.  Se le podía permitir aumentar, y cuanto más alto el porcentaje de ADN funcionando, más alta la evolución de la conciencia en el ser sintiente.
            Queridos, la naturaleza humana es variable, no es estática.  A ustedes les dijeron que es estática.  Cambia cuando las civilizaciones deciden por sí mismas mejorar su ADN hacia un nivel funcional más alto, y en esa funcionalidad se abre la dimensionalidad.  Cuando eso empieza, queridos, todo cambia.  Es una puerta que, cuando se abre, ya no la puedes cerrar. Ustedes están próximos a abrirla en este año uno.  Los pleyadianos se aseguraron de que los lemurianos tuvieran su ADN funcionando a un 50%.
            Ahora bien: ustedes no van a entender esto, pero un ADN con cincuenta por ciento de funcionalidad es más que una extensión de la vida; es vida dentro de la vida.  Los pleyadianos vivían dentro de los lemurianos; ustedes no saben cómo funciona eso. Ya lo van a saber!
            ¿CÓMO es posible que el ADN cambie al grado en que uno no es uno mismo? “Kryon, quieres decir que mi alma no era mi propia alma? ¿Que estaba interferida con alguna otra alma de otro planeta y que estábamos juntos en esto, de algún modo?”   SI!  (risas del público)  Y ustedes dirán, “¡No estoy nada seguro de que me guste eso!” (más risas del público). Porque ustedes no lo han experimentado, no realmente. No ahora.  Pero algunos de ustedes sí.  Y saben cómo se siente, anhelan eso. ¿Quieren saber qué sienten que les está faltando?  ¡Eso es lo que les falta!  Porqué es que ustedes se sientan y dicen “Dios, tiene que haber algo más!  ¡Llámame! ¡Tiene que haber más!”  Lemuriano: tú sabes que sí lo hay.  Alma antigua: tú sabes que sí lo hay!.  Eso les está faltando.  Están por salir de la 3D.  Puede llevar generaciones; no importa.  Alma antigua, vas a estar aquí, no importa; tal vez tu apariencia sea distinta de ahora, pero vas a estar aquí. Vas a participar en todo esto. ¡En todo!  ¡Es hermoso!  Pregunten a un pleyadiano.  Es hermoso.
            Cuando Lemuria terminaba y era hora de irse, las canoas salieron al océano con los lemurianos acompañados de su consciencia multidimensional pleyadiana.  Les dije que no lo iban a entender.  Eso es lo que ellos eran.  Y fueron a muchos lugares diferentes del planeta, las corrientes marinas los llevaron por todo el océano.  Hicieron contacto con muchos lugares en los continentes; en Sudamérica, en islas lejanas, iban y venían, con las costas de Estados unidos y otros lugares.  Avanzaron en el territorio y vieron el monte Shasta.
            Ahora bien: aquí se pone bueno.  La parte multidimensional del lemuriano tomó decisiones basadas en lo que podría suceder, por designio, en el planeta.  Se colocaron a sí mismos dentro de la montaña, ustedes lo llamarían cápsula de tiempo, no es eso para ellos.  Vean, el tiempo no es lo mismo para ellos. ¿Son lemurianos o pleyadianos?  La respuesta es SI. (el público se ríe).  ¡Es hermoso!  No es extraño, no es raro; imaginen el amor de una raza que venga para infundir en ustedes su divinidad, cambiar su ADN, fundir los cromosomas 2 y 3 de manera que ustedes fueran distintos de cualquier otro mamífero del planeta, y avanzaran, y sentarse, y esperar.
            Quiero presentarles a una mujer a quien deseo honrar en este escenario esta noche. Aurelia Louise Jones.  Aurelia, quiero que vengas y te sientes a mis pies.  Quiero que los videntes en este salón observen la energía, porque ella está aquí. Ella ha esta esperando este momento, y no le importan los años en los que no se sentía bien. Ahora no, porque está aquí.  Cuando ella llegó a este lugar, esta mujer los vio.  Cuando se ven estas cosas, en la vieja energía es muy difícil no “tridimensionalizarlas”.  Ella conoció a Adama.  El le contó acerca de Telos, el nombre de la ciudad, todas estas cosas en metáforas, son hermosas.
            Louisa, quiero honrarte en este mismo momento, por haber publicado la información que hoy podemos ver y decir: Tenías razón, querida.  Todo gira alrededor de lo que tú dijiste y de lo que va a suceder.  Te agradecemos.  Es hora de honrar a los precursores de esta información, porque ella nos contó lo que dijo Adama.  Sí, Louise esperaba una ciudad, una ciudad real, en 3D, sí, esperaba verlos en forma corpórea, porque esto era un atributo de la vieja energía que no hace metáfora de las cosas.  Parecen tan reales, y a ella le parecieron reales: los vio!  Ella lo informó en su libro sobre Telos, que ustedes pueden aun hoy encontrar casi en todos lados.
            Louise, tenías razón.  Siempre estuvieron aquí.  Ella dijo que hay una profecía que Adama le transmitió, él fue delegado para transmitir los mensajes de la montaña y aún está aquí.  En este lugar hay excitación, porque este es el año uno.  Los pleyadianos recuerdan su historia, la han escrito, la celebran, hay ciertos momentos de sus años en que celebran haber pasado a una nueva energía, a una “tierra prometida”.  La metáfora de la ciudad en la colina, un tiempo que los espirituales dijeron que podría venir, que ellos lo esperaban, si ustedes llegaban al punto en que podían salir de la vieja energía. de La esclavitud, la dominación, el odio, todo eso va a cambiar.  Es lento, queridos, pero ustedes han pasado ese marcador.
            Aurelia: ¿qué te contó Adama?  Que llegaría el día en que los pleyadianos saldrían de la montaña y caminarían por las calles de Shasta. Esto es una metáfora, no se confundan; habla de un tiempo en que la energía de la creación podría desarrollarse en forma multidimensional y ser parte de ustedes otra vez.  Darles mensajes; gradualmente ser parte de su evolución;  que ustedes lentamente sientan que ellos vuelven a estar dentro de ustedes y cambiar la naturaleza humana.  ¿Ustedes son ustedes, o ustedes van a ser ellos? La respuesta es Sí.  Sabrán de qué estoy hablando.
            Quiero que le pregunten a Elías:  Elías entró al campo y ascendió por elección propia; ascendió. Ahora bien: aquí está la pregunta: Elías, ¿dónde está tu cuerpo muerto? ¿Estás vivo o estás muerto?   Sí.
            Tú, querido ser humano, en una forma corpórea tridimensional de singularidad, no comprendes estas respuestas. Te diré: si miras, y lees entre líneas, y miras por la grieta, te vas a preguntar ¿Será Elías como los pleyadianos?  No está muerto, porque no hay cuerpo. Sólo cambió de dimensionalidad.  Eso hicieron los lemurianos que entraron a la montaña.  Esa dimensionalidad gradualmente la compartirán con ustedes a través de las cápsulas de tiempo de las que hemos hablado, a través de invenciones que les serán entregadas, a través de la consciencia, de los tonos pineales, de facilitaciones, toda clase de cosas que les serán entregadas durante las próximas dos o tres generaciones, están en camino. ¿Ves, Aurelia, lo que tú empezaste?
            Quiero que ustedes honren a esta mujer: es su hora.  Le dije a mi socio: vuelve a Shasta.  Vuelve a Shasta en el año uno, hónrala a ella y honra a los que están en la montaña.  Algunos de ustedes han subido allá arriba y los han sentido. Hay excitación en la montaña, porque saben lo que ustedes han hecho, lo que están atravesando, y también las cuestiones de la recalibración. Lo saben.  Algunos de ustedes no están cómodos dentro de su piel; ellos lo saben, también les pasó. ¿Ustedes creyeron que sabían lo que era la nueva era? ¿Creyeron que sabían lo que era la nueva energía? ¿Pensaron que estarían bien con ella?  Y de repente, todo cambió.  Pues es tal como debía ser.  No pueden permanecer en 3D, sintiéndose igual y haciendo las mismas cosas.  “Kryon, ¿cuándo volverá esto a la normalidad?”  No volverá.  La normalidad es lo que va a cambiar.
            Este es un mensaje lleno de amor.  Si los pleyadianos son sus padres amorosos multidimensionales de las estrellas, como los que ellos tuvieron, si esto es verdad, queridos, ¿pueden sentir lo que ellos sentirán ahora, habiendo esperado tanto a que ustedes despertaran al conocimiento de la realidad que Louise les trajo?  ¿Qué pasaría si tus padres tuvieran que esperar tanto tiempo para que sus hijos despertaran?  Algunos de ustedes sienten que así fue (risas del público).  Y cuando lo hicieran, ¿qué les dirían? Cuando sus hijos los reconocieran como padres, como las personas amorosas que son, que les dieron el nacimiento y ellos ni siquiera sabían?  ¿Pueden imaginarse ese encuentro?  Quiero que sientan esto, ¿Mamá, Papá?  Eso es lo que va a pasar en la montaña.  Cuando ustedes suben, están buscándolos.  Ustedes no están buscándolos: ellos están buscándolos a ustedes!  Hay una reunión aquí, que es multidimensional; ustedes pueden sentirse raros,  que no se sienten exactamente los mismos, pueden preguntarse qué habrá pasado.  Eso es el amor de Dios, en un sistema que está aquí para quedarse.
            Finalmente, quiero decir otra vez...”Kryon, porqué repites tanto?”  Porque ustedes no están escuchando!  (risas del público).  No midan su crecimiento por lo que ven en las noticias. Eventualmente, las noticias cambiarán.  Quiero que miren por las grietas.  Vean las cosas buenas que hay en este planeta, que están desarrollando la alegría, la paz; la gente joven que no quiere repetir lo que les dijeron sus mayores, que les dijeron que repitieran sus odios. Quiero que miren estas cosas claramente, esotéricamente, y vean la verdad. Las cosas están cambiando.  Aquellos que están comprometidos con la vieja energía, la falta de integridad y todos esos sistemas que ustedes tienen, van a tratar de hacerlos retroceder. Les hemos dicho esto una y otra vez.  Eso es lo que les va a llamar la atención, no las cosas buenas.  Algunos de ustedes se retorcerán las manos y dirán, “No es verdad, no está sucediendo.”  Y yo diré: relájense, y déjenlo ser.  Ellos no tienen ni una oportunidad.  Esto es lo que quiero que ustedes sepan. La vieja energía, que ustedes llaman oscuridad -  o sea la forma en que funcionan las cosas en una consciencia inferior – luchará con ustedes; pero no tiene ni una oportunidad. Ya no. Nunca se lo dije antes, porque los potenciales decían que ustedes tenían que pasar el marcador antes que pudiera decirles que ellos no tendrían chance.  ¡Ahora ya no la tienen!
            Sí: ustedes controlan su propio futuro.  Sí: no hay predestinación, pero esta bola de nieve sigue rodando y va recogiendo nuevos seres humanos, nuevas almas antiguas, que se van despertando cada día; ¿cuántos de los que están aquí nunca habían estado antes en una reunión como ésta?  No levanten la mano; yo ya lo sé. (risas del público). ¿Qué los trae aquí, a ver esta cosa espeluznante? Un hombre en una silla, canalizando una energía del otro lado del velo, que tiene un nombre raro que nadie oyó jamás. Y sin embargo aquí están.
¿Ahora sienten lo que está sucediendo en este salón?
            Ahora nos estamos yendo.  Sin embargo, estamos infundiendo en este salón un entorno que va a permanecer hasta que las reuniones terminen.  Hasta que se hayan cantado todos los tonos.  Quiero que ustedes nos sientan.  Quiero que sientan que los rodean.  Que esto sea el comienzo de la infusión de los pleyadianos de la montaña, saliendo hacia este auditorio. Quiero que ustedes conozcan a sus padres.
            ¿Aurelia?  Mira lo que tú comenzaste.
            Este es nuestro mensaje: el mensaje de inicio de la conferencia.  Quiero que lo sientan. Quiero que entiendan verdaderamente la belleza, la simplicidad, la realidad de lo que ha ocurrido.  El designio comienza ahora. Tú eres parte de esto, alma antigua. Quiero que lo sientas y disciernas la verdad que contiene.  No me tomes la palabra simplemente; no digas que sí sólo porque los que te rodean dicen que sí.  Quiero que vayas, y en soledad les digas a tus propias células, “¿Esto es real y verdadero?”  Y permite que las células de tu cuerpo, que saben todo sobre los pleyadianos, vibren con escalofríos para decirte: “¡Por fin lo preguntas!”  (Kryon se ríe).
            Y este es el mensaje del día.  Salgan de este lugar preparados – preparados para cambiar.
            Y así es.

Kryon


Desgrabación y traducción del audio: M. Cristina Cáffaro