sábado, 27 de septiembre de 2014

Celebración del Coro de Tonos Pineales - Día 1 - Kryon

Tres canalizaciones de Kryon realizadas por Lee Carroll
en el Primer día de Celebración del Coro de Tonos Pineales
en el Monte Shasta, California – Junio 18, 2014

Desgrabación del audio y traducción:  María Cristina Cáffaro


Mónica Muranyi hace una breve reseña para el auditorio de cómo surgieron los tonos lemurianos, debidos a los recuerdos akáshicos de Yawee (Dr. Todd Ovokaitys), que han sido cantados por grandes grupos especialmente preparados, en localidades distintas, y se repiten en Shasta en esta fecha. Habla también de las zonas nulas y los nodos en la Tierra. Luego resume las canalizaciones realizadas en Shasta entre los días 12 y 15 de Junio.

Lee Carroll:

Miren, la única vez que canalizo de pie, es en los Coros.  Tal vez me vean sostenerme del micrófono, para no caerme, cosa que no quedaría bien en ningún momento (risas del público).

Mensaje Nº 1

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Aquí están ustedes otra vez; la ironía y la belleza es que básicamente ustedes no tienen idea de lo que están haciendo (risas del público).  Y ésta es la belleza: bendito sea el ser humano que no comprende plenamente la profundidad de lo que está sucediendo, pero se guía cada día, en un aparente vacío, a menudo en la oscuridad, para seguir directivas que son sagradas, que crearán un sendero para que otros sigan.  Ustedes son los precursores del futuro.  Si ustedes no estuvieran siguiendo estas directivas, y sin este Coro, llevando a pleno despliegue lo que algunos sienten raro y extraño, sin todo ello, no tendrían lo que llamaríamos la completa calibración de lo que va a seguir.  Cada año se aclara la información para ustedes.  Cada año revelaremos algunas de las cosas, que no se podían revelar en el pasado.  Miremos la cronología, aclaremos algunas cuestiones, antes que ustedes empiecen a cantar aunque sea una nota en esta ceremonia de celebración.

En el punto de equilibrio de la precesión de los equinoccios, se reunieron novecientos de ustedes, algunos de ellos están hoy aquí; esto fue  antes de que identificáramos los nodos y zonas nulas, anterior a presentar la información sobre cápsulas de tiempo, y ustedes estuvieron allí.  Sin conocer verdaderamente el porqué.  Pero ustedes sentían la profundidad del mensaje a enviarse quién sabe adónde, por novecientos de ustedes que se reunieron a cantar notas en el aire, que sus voces llevaban con una fuerza multidimensional.  ¡Una fuerza, no una energía!  Una energía existe;  ¡una fuerza viaja! Y la fuerza que ustedes presentaron cantando esos tonos de consciencia humana con intención, se unieron para crear una tercera fuerza que envió el mensaje.  Un mensaje de fuerza; es decir que no había receptores ni transmisores; este planeta estaba aislado, como una olla a presión cerrada, ¡aún no se había abierto!  Ustedes la abrieron.  Esto fue el comienzo.

Les dijimos que habían girado la llave en una cerradura; ahora les explicamos un poco más: la transmisión que hicieron en ese momento era decirle a la Fuente Central y a todos los planetas ascendidos de la Galaxia: “¡Hemos llegado!  Estamos al borde de un cambio de consciencia.  Lo hicimos. No nos hemos destruido a nosotros mismos, estamos preparados para más.”  En el último momento, al parecer intuitivamente, Yawee decidió revertir la polaridad de los tonos, para recibir en lugar de transmitir.  ¡Qué bueno que lo hizo! Porque en ese momento ustedes recibieron el Mensaje:  “Mensaje recibido.”  Y ustedes lo sintieron, ¿verdad?  Lo sintieron.

Aunque parece sencillo, eso prepara la escena para todo lo que vendrá. En ese momento, sin siquiera saberlo, había por lo menos uno a dos receptores de los que ahora llamamos cápsulas de tiempo que empezaron a sentir la activación que seguiría.  Y sucedió lo que yo llamaría una activación por defecto y calibración del primer conjunto.

De modo que el Coro Lemuriano envió el mensaje, activó un conjunto de cápsulas de tiempo que no tenía ni idea de que existían, y las calibró con la energía por defecto.  Y esa recepción pudo entonces llegar a la consciencia de Yawee con un conjunto más elevado de tonos que nunca hubiera podido dar sin que se lograra el primer conjunto.  Ahora bien; hay una enorme diferencia entre activar y calibrar las cápsulas de tiempo, como se explicó recién.  Las activaciones pueden hacerse aparte de los coros; se pueden hacer en lugares que ustedes no conocen, por gente de la que nunca supieron nada.  Pequeños grupos en el planeta, en el lugar correcto en el momento apropiado; incluso los eventos planetarios pueden activar un conjunto de cápsulas de tiempo.  La activación es como encender una radio; está lista para recibir.  Pero, como en la metáfora de la radio, en el planeta Tierra hay que girar el dial y encontrar la frecuencia en que la calibrarán para la recepción que necesitan.  La recepción y la calibración no se conocen por adelantado, y por eso Yawee está involucrado en tal grado.  Él es quien debe recordar; debe recibir por adelantado, para crear los tonos que calibrarán lo que se necesita para ese momento y para el planeta.

Ustedes han tenido tres coros;  ahora hay cuatro.  Cuatro cápsulas de tiempo identificadas, y la número cuatro es la energía de Gaia. Y estas cuatro habilitarán a las doce, para empezar entonces a recibir información de calibración, de modo que también pueda haber receptores en el futuro.  Había que calibrar cuatro para que este planeta comenzara a recibir algo.  Es el porcentaje que se necesitaba sobre los doce; mayor que treinta por ciento, similar a su ADN.

Entonces esta es la cronología;  de las cápsulas de tiempo que existen, las cuatro, ahora han sido todas activadas. Una en el Lago Titicaca, una con el Coro, una en Cancún, y una que está por activarse ahora.  Todas han sido activadas y calibradas excepto la cuarta – a la sombra de la montaña.  Están casi listos para hacerlo.  Ahora bien; escuchen: les dije que se necesita calibrar cuatro para que la Tierra empiece a recibir algo; eso significa que después de este fin de semana, el planeta comienza a recibir. Tenía que suceder en el año uno: éste es el año uno.

El año pasado fue un año de recalibración.  Ahora empezamos la calibración.  Estas cosas ahora son obvias y debieran serlo para ustedes, especialmente si vuelven a escuchar esta explicación.

Queridos, lo que ustedes están por hacer es calibrar las cápsulas de tiempo que existen: en la montaña detrás de ustedes, y en Turquía.  Y ambos lugares, el nodo y la zona nula, ahora mismo, están celebrando.  Quiero que ustedes lo sientan.  He aquí mis instrucciones para este día.  No se preocupen por los detalles: que si lo estarán haciendo bien, o si lo estarán haciendo mal.  Les diré que en cada silla hay un pleyadiano.  Ellos no están escuchando a ver si lo están haciendo bien; ¡están muy felices porque ustedes lo están haciendo! (Kryon se ríe). ¿Sienten la profundidad de este momento?

Hay sacralidad aquí.  Aquí está lo apropiado;  en este lugar hay júbilo.  Una celebración está próxima.
Procedamos.

Y así es.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Mensaje Nº 2

Y ahora continuamos.  Esta continuación trae educación.  Es hora de revelar lo que Yawee está realmente recordando.

Los pleyadianos desarrollan un papel muy importante en lo que ustedes están haciendo ahora.  Este enunciado de por sí los pone a ustedes en una categoría diferente de quienes están fuera del edificio.  Tal vez por primera vez, adecuadamente en el año uno, habrá quienes vean esto, que nunca lo vieron antes en los medios, pero que ahora está grabándose.  De modo que habrá quienes puedan verlo y no comprenderán nada.  De hecho, no verán lo que ustedes ven.  No comprenderían lo que ustedes comprenden, y de hecho juzgarán que esto no es para ellos ni lo será nunca.

De modo que revelaremos, un poquito tal vez, del sentido común que tiene para un pleyadiano  y lo que ustedes están haciendo aquí.  Ustedes están conectando este planeta con la biología seminal, la historia de la creación del planeta, de la humanidad, y por tanto, por primera vez hay una alianza para iniciar la comunicación con lo que es la constelación de las Siete Hermanas (N.T. Las Pléyades) de donde vienen los pleyadianos que están en estado cuántico dentro de la montaña, una cápsula de tiempo que no tiene tiempo; concepto ciertamente difícil.  Quien está en estado cuántico no tiene tiempo. No es que no comprenda lo que es el tiempo; es simplemente  que no lo tiene. (risas del público)

Eso significa que pueden colocar su consciencia en cualquier punto de tiempo deseado según el reloj de ustedes.  Esa es su capacidad.  En un estado cuántico, no se está gobernado por un marco de tiempo lineal,  sino que  se puede fácilmente manipularlo para estar en un lugar lineal cuando se quiera; puede ser en cualquier lugar y en cualquier momento. Ustedes pueden pensar que los pleyadianos han esperado esto largo tiempo. Para ellos no es realmente así.  La celebración con Adama y los otros en la montaña está empezando y empezó hace días.  Pero realmente no han esperado tanto, según su consciencia de estado cuántico.

Les contaré algo sobre la fisiología de los pleyadianos.  El ser humano nace con diferencias biológicas entre el chakra laríngeo del hombre y la mujer; ustedes incluso la ven, y dicen que “el hombre tiene la nuez de Adán.”  Por supuesto, eso se refiere al Adán metafórico de Adán y Eva, en la que Adán representa la parte masculina.  En el planeta, esa es una diferencia entre hombre y mujer.  También es una diferencia entre el hombre y la mujer pleyadianos: hay una diferencia en el chakra laríngeo.  La fisiología de las cuerdas vocales es distinta. En este planeta es lo mismo en hombres y mujeres, excepto que las cuerdas vocales de la mujer son más cortas, vibran más alto, las del hombre son más largas y la voz es más grave. Los pleyadianos tienen un caso diferente.  La mujer tiene un músculo en las cuerdas vocales que semeja lo que pasa cuando un humano pone su dedo en una cuerda de una guitarra para que suene más alto o más bajo.  La mujer puede hacer eso con ese músculo.  La mujer tiene un atributo que crea sonidos más altos que lo que puede percibir un humano.  Ahora bien; ya empiezan a tener alguna idea de porqué están ustedes produciendo estos sonidos.

Ahora tengo una revelación: algunos de los sonidos son del lenguaje pleyadiano.  Les daré un ejemplo.
En pleyadiano, una frase (produce un sonido semejante a júaouajá).  Aquí va otra: jíaríiiom-sajá (N.T.: difícil de escribir, no tenemos letras para esos sonidos).  Una significa “buenos días”, y la otra significa “no tienes buen aspecto”. (grandes risas del público).  Qué sutil, ¿verdad?  ¿Notaron eso de íííoruask? Eso es pleyadiano.  Los tonos no son sólo sonidos sagrados que ustedes están uniendo para crear otras energías; son saludos pleyadianos, queridos, ¡ustedes están cantándoles a ellos en su idioma! ¿Qué les parece eso?  (risas y aplausos).  ¡No es extraño que estén excitados! No es sólo que ustedes han despertado, sino que tienen un sacerdote lemuriano.  ¡Un sacerdote lemuriano!  que tuvo una madre pleyadiana y que está recordando los tonos y el idioma de su planeta, que la madre le enseñó cuando era pequeño.  Eso es lo que ustedes están haciendo ahora.  Este es el despertar que está sintiendo la montaña.  No es extraño que ellos estén excitados.  Habrá más.   (aplausos).
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
 Mensaje Nº 3

 Y esto continúa.  ¡Hay tanta información hermosa para impartirles!
Este es el año uno.  Seguimos repitiéndolo porque ya hay un modelo que se ha establecido muchas veces en esta Galaxia de lo que tiene lugar cuando un planeta ha sido sembrado por otro, y se le permite, con libre albedrío, llegar – o no – a un punto en que despierta a su propia consciencia y decide cambiar.

Me gustaría darles una lección de biología.  Y los científicos no van a estar de acuerdo. Sin embargo, hay cosas que ellos no pueden negar, porque las ven.  Buscan respuestas que no encuentran.  Ustedes no tienen ADN humano.  Desde que se identificó el ADN y se pudieron ver bien los cromosomas, surgió la idea de la fusión del cromosoma dos, fundido con el cromosoma tres, dicen algunos,  que le dio a la humanidad un conjunto de cromosomas totalmente diferente de los que son comunes a los otros mamíferos, especialmente los que se parecen a los humanos, o sea los monos.  Ustedes tienen veintitrés pares, en lugar de los veinticuatro que son comunes, y si paran allí y lo miran desde el punto de vista esotérico los invitamos a ver la numerología que está en todas partes.  Porque los cromosomas 2 y 3 suman cinco, y los pares son 23, que suma cinco; el cinco significa cambio.  Es una invitación a cambiar su ADN. No en su aspecto químico, porque el ADN está químicamente completo.  La invitación para cambiar el ADN es en forma cuántica.  La consciencia es cuántica, no es tridimensional; es un atributo, un elemento, una confluencia con la química, que incluso les da poder sobre la Física.

Los invito, ahora mismo, a mirar su propia historia.  ¿Cuál es la historia de los Maestros del planeta? ¿Qué les demostraron?  ¿Qué hicieron?  ¿Hicieron algo inusual?  ¿Algunos, por ejemplo, cambiaron la Física, caminaron sobre el agua, crearon cosas que no estaban allí antes? ¿Qué les dice eso?  ¿Solamente lo van a llamar “milagro”?  ¿“Gracias, Dios”  y lo olvidan?  O van a decir “¡Esto era un ejemplo! de un ser humano con un ADN diferente!”  Mejorado, tal vez, incluso operando a pleno nivel pleyadiano. Incluso hubo uno, entre los primeros, que eligió su propio momento de ascensión.  No dejó evidencias de su muerte, ni siquiera un cadáver.  Estos fueron los Maestros del planeta, mostrándoles  EL CAMBIO.

Ahora me gustaría invitarlos a conocer más sobre el ADN pleyadiano.  Los seres humanos tienen prejuicio.  ¿Les gustaría saber sobre la alta tecnología pleyadiana?  Tú, ser humano, buscas aparatos, ¿verdad?  Debes tener una tecnología basada en aparatos exteriores a la consciencia, combinados con lo que tú haces corporalmente para obtener tu alta tecnología.

¿Qué tal si les digo que los pleyadianos nunca hicieron eso?  En primer lugar, han de saber esto: la civilización pleyadiana tiene una edad diez veces más larga que la de ustedes.  Eso varía según de cuál planeta pleyadiano hablemos, hay tres, porque tienen nueve estrellas. Si yo les digo de qué se trata, no lo entenderían.  Culturalmente, la humanidad es muy diferente de las culturas de otros planetas, ¡incluso las dentro de la humanidad las culturas son diferentes!  Ustedes tienen lo que se llama “naturaleza humana”.  Los pleyadianos no fueron por ese camino; no fueron por el camino de la tecnología de aparatos y cosas.  Ellos fueron directo a la consciencia. Una consciencia elevada se vuelve hacia adentro, sobre sí misma,  y se combina con la física.  No sale de sí misma para crear un aparato.  Crea su propia tecnología dentro de sí misma.  Hubo críticos que dijeron que los lemurianos, por muy alta que fuera su montaña, nunca podrían haber tenido tecnología de superfrío, no podían tener templos de rejuvenecimiento porque no tenían los equipos.  Eso es un prejuicio humano, ¿lo ven?  Ustedes se dirigen por aparatos, ¿verdad?  Los pleyadianos no los necesitaban. Otra vez ¿qué les mostraron los Maestros del planeta?  ¿Cuál era el aparato usado para crear algo de la nada?  ¿Qué aparato usaban para caminar sobre las aguas?  ¿Qué aparato usaron para ascender en el momento apropiado?  El aparato era la consciencia, estaba adentro, ¡era una consciencia elevada que sabía cómo manipular la Física!

Los pleyadianos.  Ya lo dije antes: si ustedes ven naves en la montaña, son ilusiones creadas para ustedes porque es lo que ustedes quieren ver. (risas)  Ellos no las necesitan. La consciencia pleyadiana controla la Física, ellos se entrelazan cuánticamente con lo que sea necesario, pueden estar aquí o en cualquier lado, y estar en varios lugares al mismo tiempo.  Físicos: ¡ustedes saben de qué estoy hablando!  ¡Es tan diferente de ustedes!

Ahora les cuento el resto de la historia.  Una madre pleyadiana le canta una canción de cuna a su hijo.  No es sólo una canción, algo hermoso que se va transmitiendo.  La canción de cuna que le canta a su hijo, la canción que ella canta al niño, es una canción sanadora.  Desde el nacimiento, la madre pleyadiana está sanando a su niño.  Impregna en su niño la misma protección biológica de una tecnología de consciencia muy elevada, que ustedes no pueden entender que no tenga aparatos.

Ahora bien: ¿qué les dije la última vez que estuve aquí? Ustedes están cantando la canción de cuna, la están cantando en el idioma de ellos.  ¿Creen que haya una posibilidad de que esto afecte su ADN?  ¿Y de quién viene el ADN que ustedes tienen, exactamente?  ¿Ven lo que estoy diciendo?  El ADN pleyadiano dentro de ustedes despierta al mismo tiempo que la montaña.  Esta es una reunión de sanación.  Quiero que la aprovechen.  Su creencia mejora cada estructura corporal que tienen.  Ésta ve lo que ustedes creen.  Empieza a elevarse porque ustedes asumen la creencia; empieza a construir puentes en su propia consciencia, en su propia estructura celular, que alejará la enfermedad y sanará de nuevo lo que allí esté.  ¿Tengo que decirles cuántos están aquí? ¿Tengo que identificar a los que vinieron para ustedes?  Hay muchos.  Entonces, sólo les digo que ustedes están aquí en el lugar correcto en el momento correcto.  No se trata sólo de tonos; piensen por un momento en sus ancestros, los antiguos.  Piensen, tal vez, en su biología seminal, cantándoles una canción de cuna para sanar su cuerpo, para que vivan más tiempo.  Quiero que se vayan de este lugar diferentes de como llegaron.

Y por hoy, les digo:  Así es.

Kryon

Desgrabación del audio y traducción:  María Cristina Cáffaro