martes, 30 de septiembre de 2014

Advertencias sobre la Maestría - Parte 2 - Kryon

Canalización de Kryon a través de Lee Carroll
en Munich, Alemania, 20 de setiembre de 2014 - Parte 2

Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro

Advertencias sobre la Maestría - Parte 2

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Mi socio se hace a un lado.  Hemos usado esta frase muchas veces. Describe al hombre, su consciencia, todos los filtros que tiene y que serán apartados por un rato.  Ha practicado esto durante 45 años, para llegar al punto en que es tan puro como puede ser.  Se aparta. El resultado es que la energía y la información que llegarán a través de su cuerpo, proceso llamado canalización, será de la mayor pureza que él puede manifestar.  Todavía no ha terminado, y no terminará nunca.  Porque el ser humano se esfuerza para captar la mente de Dios.  Todas las enseñanzas del pasado se enfocan y culminan hoy. Al decir hoy quiero decir esta época, un tiempo verdaderamente diferente para la humanidad. Usaré nuevamente esta expresión:  esto no es el esoterismo de sus abuelos; no importa qué crean que es lo que llaman creencia esotérica.  Realmente ha empezado a cambiar.  Durante largo tiempo hemos hablado de nueva energía.  Podrían decir que esta es la "nueva-nueva energía."  Hemos dado una clase tras otra; tanta información respecto a cuáles son los cambios, qué es lo que se aproxima.  No hemos hablado mucho en su idioma. Es cierto que pueden esperar una traducción, pero quiero darles esto ahora, en tiempo real, en éste, su lenguaje.
Esta canalización no será larga, pero voy a dar información - de un modo nuevo - que voy a llamar "Las Advertencias sobre la Maestría."  Quiero recordarles qué significa "nueva consciencia". Es un proceso muy elegante que elevará el pensamiento humano a un nivel más alto.  Una humanidad que cuide a todos los humanos, no sólo al grupo propio; una humanidad que vea a Dios en los demás; una humanidad que ya no se separe sino que se reúna.  Una humanidad que vea a la alegría como lo básico de Dios, no al sufrimiento.  Eso es lo que vemos.  Esto tiene precedentes: lo hemos visto en los otros planetas. Este planeta está atravesando un cambio que hemos visto antes; no es un misterio para nosotros. Ustedes llevan cosas ocultas en su akash; algunos incluso llevan un akash de otras constelaciones.  Su alma ha hecho esto antes.  Algunos reconocerán ésta como una época de despertar; no como un tiempo de confusión o frustración.  ¡Despertar!  Despertar a las energías que de algún modo esperaban - pero no todo está en su lugar todavía, ¿verdad? (se ríe).
¿Y si les digo que no lo estará nunca?  ¿Y si les digo que tendrán que fluir con la corriente? Alma antigua: estás equipada para eso.  Es lo que haces.  Dentro de ti hay toda una porción de consciencia que empieza a desbloquearse; una parte de ti que nunca estuvo disponible mientras estabas en una consciencia de supervivencia.  Empieza a ocurrir una suavización, especialmente se ablandan los corazones y las mentes de las almas antiguas, que empiezan a ser más tolerantes, más lentos para la ira; pero esto involucra más. Tenemos que establecer algunos hechos, darles algunas advertencias y recordarles algunas cosas.  Esto no es el esoterismo de sus abuelos.  Ni siquiera es el esoterismo del año pasado.
Hace una semana, en otro país, le dije a la audiencia que era hora de liberar los secretos. Ya no puede haber escuelas de misterio; el nombre mismo "escuela de misterio" señala secretos a guardar, ¡y no los hay!  Los secretos más profundos que se contenían, las revelaciones, revelaciones sobre Dios en ustedes, el poder disponible para el alma antigua, que ha estado esperando por esta época.  Les dijimos que liberen sus secretos.  En un lugar de la Tierra donde hubo muchas sociedades designadas para guardar los secretos para siempre, les dije que habían cruzado el umbral del tiempo, y que los secretos más profundos de índole esotérica debían ser ofrecidos a todos. Que dispersaran esas organizaciones que en el pasado fueron necesarias para proteger los secretos, porque ahora ya no los había.  El planeta está preparado; ustedes no serán perseguidos por tener el secreto de Dios. La consciencia del planeta está esperando que el alma antigua lo libere.  En ese proceso, empezarán a aprender los aspectos de la Maestría.  Los Maestros que caminaron por la Tierra son su ejemplo.  Me gustaría volver a presentarles un término: lógica espiritual; las cosas espirituales que tienen sentido.  No pueden apoyarse sobre la tradición, porque gran parte de la tradición que aprendieron fue creada en el miedo.
Permítanme explicarlo.  Les voy a dar ciertos atributos. Ya los di antes, tal vez no en este orden, tal vez no de este modo, pero es información actual. Muchos están escuchando, además de ustedes.  Yo los veo, escuchando ahora, aunque en el tiempo de ustedes todavía no están escuchando (se ríe). Ahora les estoy hablando a ellos, y también necesitan oír esto.
En las enseñanzas que brinda mi socio, llamadas "El Viaje a Casa," libro que canalizamos muchos años atrás, uno de los ángeles de la historia enseña los cuatro atributos del amor.  Esto reside en la esencia de la Maestría: allí debieran empezar.  No voy a listar los cuatro, les será fácil hallarlos; pero les digo que antes de ir más adelante necesitan echarles un vistazo porque explican los atributos de la Maestría, les muestran lo que es la consciencia de la Maestría.  Uno de ellos es:  el amor es callado.  Otro: el amor no se vanagloria.  Los Maestros no estaban orgullosos de ser Maestros; por eso la primera advertencia:  apártense de los que están orgullosos de su maestría; no son Maestros.  Usen su discernimiento, su lógica espiritual. ¿Tiene sentido para ustedes que un ser humano grite desde los techos lo bueno que es en la Maestría?  Es un contrasentido, no es lógico, va contra lo intuitivo en relación a la Maestría.  Estén alertas: nadie que enseñe la maestría mostrará el ego del orgullo, ni a ustedes ni al mundo.  Un Maestro sabe que está siempre aprendiendo. Es callado; si hay algún ego u orgullo, se lo asigna a Dios.
Un Maestro no sufre; ese no es el plan de Dios.  Los Maestros que han caminado por este planeta, si han sufrido, ha sido por lo que les hicieron los hombres, no Dios. La enseñanza de la Maestría no es sufrir; cuídense de los que les enseñan a sufrir: no son Maestros.  El sufrimiento es un atributo humano; no viene de Dios.  ¿Ustedes darían vida a sus hijos y les asignarían sufrimiento para toda la vida?  ¡No! Nunca harían eso.  Ahora, amplifíquenlo un millón de veces.  ¿Acaso el Creador de la vida, dentro de ustedes, les pediría que sufran?  Eso es una premisa hecha por los hombres; no proviene de Dios.  Habrá quienes digan "Sí, pero yo siento que sufro."  Quiero que tengan esto bien claro:  desechen las cosas de los hombres y vuelvan sus ojos hacia el Creador, donde no hay otra cosa que alegría, amor, aprecio, belleza, ayuda, unidad.  ¡No sufrimiento!  ¡No están buscando en el lugar correcto, queridos!  Alguien necesita oír esto aquí; yo sé quién está aquí. Es hora de detener la angustia. No hubo maestro que haya venido al planeta a decirles que debían estar tristes toda su vida. ¡Es lo opuesto!  Aparten sus ojos de las cosas de los hombres, usen su lógica espiritual y equilíbrense.
Aquí va otra premisa:  cuídense de los trabajadores de luz que compiten unos con otros. ¡En Dios no hay competencias!  El trabajador de luz, el alma antigua, al ver a otro con Dios en su interior, ¡se alegra!  ¡Es familia!  ¡Es hermoso!  ¿Competencias?  Eso es ego.  De factura humana;  es tradición, hábito; los Maestros no competían nunca; jamás.  Cuando ustedes andan por el planeta, ¿compiten por el aire que respiran?  ¿Hay alguien atrapando el aire para que otros no tengan?  ¿Robándoselo?  Cuando andan afuera y sienten la tibia luz del sol, ¿acaso los rayos de luz compiten unos con otros?  Claro que no.  Brillan igualmente sobre todos, representando la Física de Dios. Con Dios no hay competencias. Espero que comprendan estas premisas.  En la vieja energía había competencia; había trabajadores de luz compitiendo unos con otros; había una enseñanza de sufrimiento; eso era ego.  Ustedes pueden estar alertas a estas cosas; tienen lógica espiritual: ¡disciernan con los ojos de Dios!
Aquí va otra.  Ahora bien, puede que algunos que están escuchando digan, "Kryon, no tienes que decir eso."  Sí que debo decirlo.  Cuidado con los que les quieren cobrar dinero para revelarles secretos.  Los secretos son gratis.  ¡Los secretos son sin cargo!  Están disponibles de muchas maneras; ningún ser humano pueden secuestrarlos.  Quiero que sepan eso.  Los secretos de la Maestría no residen en los humanos.  Están expuestos en una hermosa alfombra en el portal de su Yo Superior, ante su consciencia; están allí listos para que ustedes los recojan y los usen, ¡en una nueva energía, hermosa, gratuita! Diseñada para el alma antigua.  ¡Diseñada para el alma antigua!
Aquí va otra.  Esto es obvio para quienes tienen discernimiento, pero hay algunos que deben oír esto.  Muchos objetarán, por no entender la nueva energía y el avance de la consciencia humana.  Cuidado con los que enseñan que conocen el único camino.  No hay un camino único.  ¿Están conscientes de eso? Quienquiera descubra el amor de Dios, en cualquier camino, es honrado.  No importa qué ropa usa, o en qué edificio está, si está de pie o de rodillas, o en una alfombra de oración.  Dios los ve como una familia perfecta, cada uno despierta a su manera a la energía del Creador. No hay un camino erróneo para amar a Dios. ¿Saben eso?  ¿Lo sienten?  ¿Pueden mirar a cualquier humano y ver a Dios en su interior?  Tal vez eso es un secreto de por sí, porque en la vieja energía resulta contradictorio; la vieja energía separa a los humanos según su aspecto, o su ropa.  La vieja energía los hace separarse por miedo, aferrarse a sus costumbres y tradiciones, y eso incluye lo que creen acerca de Dios. Cuidado con el que les dice que él tiene el único camino. ¿Saben ustedes cuántos caminos hay?  Actualmente, un poco más de siete mil millones. (se ríe). Cree que me entienden.  Todos ustedes tienen una relación personal; tienen la capacidad de descubrir a Dios a su propio modo.  ¿Sabían que pueden descubrir la perfección de Dios en ustedes, en sus células, y sentirla en la esencia de su existencia?  Es perfecta, y no hay que seguir una lista. ¿Cómo podríamos darles una lista, si todos son diferentes?  A menos que les diéramos siete mil millones de listas. (se ríe).  ¿Lo comprenden?
Aquí hay otra.  Cuídense de cualquiera que les enseñe con miedo.  Cualquiera que les enseñe a temer.  El miedo es energía oscura, les roba su discernimiento espiritual, absorbe la luz, es difícil escapar de él.  La luz siempre prevalece sobre la oscuridad, a menos que ustedes se le rindan. Cuando se rinden a la oscuridad, están entregándole su poder.  A quienes enseñan por el temor les resulta fácil conseguir creyentes.  El miedo tiene algo atractivo.  Atractivo para los que se sienten atraídos a él.  En su mayoría, consciencias más bajas, pero a veces no.  Porque son impostores que se dicen maestros, y les dan sutiles mensajes de miedo.  Dios nunca les dará un mensaje que los atemorice.  Nunca, jamás. Cada ángel que vino a este planeta - sea lo que sea un ángel para ustedes - hizo una declaración para toda la humanidad a la que contactaba, escrita en muchos idiomas:  No teman.  No tengan miedo.  Es una metáfora;  dice que antes de poder recibir un mensaje angélico, no debe haber miedo en sus vidas.  El miedo les roba incluso la lógica.  Cuídense de cualquiera que les enseñe algo atemorizante.
 Quiero que te sientes por un momento y pienses. ¿Cómo sería si pudieras abrir una puerta, ahora mismo, y vieras la luz más brillante que hayas visto jamás, que tal vez vendría hasta la puerta a recibirte? La reconocerías como el portal hacia la Fuente Creadora; tal vez incluso te extendería una mano; te conoce, conoce tu nombre, tú reconoces que algo de ella está en ti, es el Maestro en ti.  Y te dice algo:  "No tengas miedo del amor de Dios; toma mi mano. Esta es la Verdad."  Si algo puedes ver, mira eso.  No se ponen condiciones; no necesitas sufrir, no tienes que trepar escaleras, no tienes que pagarle a nadie, y lo puedes hacer solo - lo que tú creas que es "solo" (se ríe).  Nunca estás solo, siempre estamos allí.  ¿Cómo podríamos apartarnos de ti?  ¡Oh, eres una creación perfecta!  ¡Estamos junto a ti toda tu vida!  Pero tienes libre elección.
Finalmente, cerraré con esto.  Me gustaría decirles que la palabra "estructura" va a cambiar.  La palabra, de por sí, ha venido a significar algo que tiene compartimientos, jerarquía y sistemas. Y en una vieja energía, la estructura era necesaria, especialmente en las cosas espirituales.  Se necesitaba para que le encontraras sentido a todo.  Eso empieza a cambiar.  Vendrá un tiempo en que la estructura desaparecerá. Parece raro que se pueda tener un sistema de creencias sin ella.  Pero quiero que pienses en esto: en toda la Tierra hay almas antiguas como tú, hablan todos los idiomas que tiene la Tierra, su información esencial es la misma que la tuya.  Es intuitiva. Ven a Dios en el interior, sienten el cambio de las edades,  piensan lo que tú piensas, hacen las mismas preguntas, se vuelven conscientes. Y sin embargo, no hay un Libro Central, no hay una organización para afiliarse, no hay una doctrina que aprender, ni siquiera se conocen entre sí.  Sin embargo tienen los mismos pensamientos que tú respecto al Dios interior. ¿Esto tiene estructura? Sólo la Física del amor.  Hay cientos de miles que podrían llenar este salón ahora y sentirse cómodos con este mensaje, igual que tú. Sin estructura.  La Física de Dios es absoluta. Se posa sobre ti como una doctrina intuitiva: eres muy amado por el Creador, y es hora de soltar los secretos que guardas, y aprender sobre la Maestría.  Todo sin estructura - si lo deseas.
 Llevará largo tiempo para que ya no haya estructuras, pero hacia allí se encaminan.  Quería contarles esto, porque algunos aquí necesitaban saberlo, porque también lo han sentido. Esto entonces, va como validación de lo que ya saben.
¿Acaso podría ser más hermoso?  El ser humano tiene todo disponible a sus pies.  Sanadores, escuchen: siempre serán necesarios.  Siempre.  Los sanadores tienen dones, los lectores tienen dones, son las herramientas que las almas antiguas necesitarán en el futuro.  No representan estructuras ni organización, cada uno es una herramienta y tú en ella.
Esto es lo que queríamos decirles hoy.  Reflexionen sobre estas cosas.  Todas son parte de una nueva-nueva energía.
Quiero cerrar con esto.
 Cuando escuchan mi voz y oyen los mensajes, ¿pueden sentir lo que nosotros sentimos?  ¿Me sienten como un maestro?  ¿De veras?  ¿O me sienten como su mejor amigo?  Tengo en mí lo que ustedes tienen: una porción de la Fuente Creadora, hermosa  sin medida.  Yo no soy un maestro.  Soy su hermana, su hermano; hemos atravesado este Universo tomados de la mano desde siempre.  Tal vez es hora de que me reconozcan: soy lo mismo que ustedes, salvo que ustedes son humanos y yo no.  ¡Aprecio tanto eso!  Ustedes están haciendo el trabajo; yo sólo observo.  Por eso estoy enamorado de ustedes; veo lo que están atravesando; veo la luz que no pueden ver; mi meta es que puedan irse hoy diferentes de como llegaron, que vean la luz que verdaderamente está en su camino.  Si lo desean.
Algunos aquí ya pueden cerrar sus burbujas, y pueden irse igual que como llegaron.  No se juzga ni un poquito.  Procesen la vida en forma cómoda para ustedes; esto no es algo que deban aprender o hacer.  El amor de Dios es paciente, y sabe quiénes son ustedes.  Es paciente; sabe quiénes son.  ¿Y ustedes lo saben? (se ríe).
Y así es.

Kryon

Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro